5 años del obispo Omella: los católicos de Barcelona se desploman del 50% al 40%

No són bons fruits, senyor cardenal.

Hemos hablado mucho del impacto del prusés en la economía y en la convivencia. Però no són aquests els pitjors efectes del nacionalisme, sinó els que afecten a la vida espiritual dels catalans, porque esta ideología -no lo olvidemos- funciona como un nuevo culto. Así lo decía claramente el expresentador de TV3 Salvador Alsius: Me he hecho independentista, mi nueva fe, no ya la religiosa”.

La tasca dels bisbes és molt senzilla: predicar Crist i confirmar els cristians. No és pas lo que han fet els bisbes catalans aquests anys de prusés, i tampoc els anys anteriors, sino todo lo contrario. En demasiadas ocasiones han preferido someterse a la ideología de turno y ahuyentar a los cristianos. Esa actitud ha provocado la erosión de 2 formas: espantando a los que veían el cristianismo convertido en ideología nacionalista, y convirtiendo a los cristianos nacionalistas en nacionalistas a secas.

Tots els bisbes catalans en són responsables, però el de Barcelona -por importancia numérica e influencia en el resto- tiene una responsabilidad especial.

El bisbe Joan Josep Omella es va fer càrrec de la vida cristiana a Barcelona al novembre de 2015, ara fa 6 anys. Como dice Jesucristo en el Evangelio que “por sus frutos los conoceréis”, sería bueno ver el fruto que ha dado el pontificado de Omella. ¿Hay más cristianos? ¿Son más fieles? ¿Hay más vida espiritual? ¿Surgen comunidades de fe vibrantes? Els joves tenen fe? Augmenten les iniciatives cristianes de caritat? La vida del alma es difícil de medir, pero sus manifestaciones se constatan. Así que por un lado tenemos el prusés, la fase aguda de nacionalismo, la nueva religión oficial de Cataluña que ha desplazado al cristianismo; y por otro la tarea del obispo cristiano. Veamos sus frutos.

En noviembre de 2020 la Generalitat realizó su último Barómetro sobre la religiosidad en Cataluña. Ya sabemos que el CEO es un instrumento para impulsar cambios sociales en el sentido que apetece al poder, pero nos sirve para comparar los resultados con los de las mismas fechas de 2014, un año antes de que el cardenal Omella asumiera la responsabilidad de confirmar en la fe a los cristianos barceloneses. Eso sí, son datos de toda Cataluña.

El percentatge que es declara catòlic es manté estable al voltant del 53%. Pero con respecto a 2016 baja del 58% al 53%:

Pero para el 85% de los catalanes la fe no tiene apenas incidencia en su vida cotidiana:

El número de practicantes (sin distinguir confesión) ha bajado del 48,8% al 46,5%, y la asistencia a actos de culto se desploma: los que van al menos un día a la semana bajan del 12% al 9,7%, y los que acuden alguna vez al mes caen del 11,8% al 5,3%. Los que no van jamás pasan del 65,8% al 68,1%.

Finalment, cada cop menys catalans educa o educaria els seus fills segons la seva fe. Los que dicen que no lo harían pasan del 31,3% al 47,3%, y los que sí lo harían del 31% al 23,6%. De hecho, los que educan o han educado a sus hijos según los preceptos de su fe se hunden del 60,9% al 46,3%:

Quines dades tenim de Barcelona ciutat? La Encuesta de Servicios Municipales de Barcelona de noviembre de 2015 (just abans que arribés el bisbe Omella) decía que el 12,7% se consideraba católico practicante, y el 37,8% católico no practicante: un total de 50,5% de católicos. En 2020 solo hay ya un 11,9% de católicos practicantes y un 28,5% de católicos no practicantes. Es decir: desde que llegó Omella, los católicos de Barcelona han pasado del 50,5% al 40,4%.

Pues encaja bastante con la percepción que tienen muchos católicos: Omella -i la resta de bisbes catalans- no ho han fet gens bé. Se ha dedicado a escribir cartitas políticas escoradas hacia el nacionalismo, ha permitido que sus iglesias se llenen de simbología ideológica, ha ignorado o eliminado las realidades católicas más vibrantes y fructíferas de la diócesis (lo último ha sido cargarse la adoración perpetua del Tibidabo, la más antigua de España), ha apostado por experiencias fallidas desde los años 60, ha encumbrado a carcamales responsables del desplome de la fe en Barcelona, y el seminario aguanta de milagro. Ah, i també s’ha dedicat a difondre autoajuda barata en lloc de l’Evangeli, com aquesta de fa uns dies:

Este es el balance visible de 5 años de episcopado del cardenal Omella; el invisible lo sabremos en la otra vida. Evidentemente hay inercias de 50 años anteriores, però també responsabilitats evidents. Li resten encara 3 anyets més a Barcelona, durante los cuales parece que el sr. cardenal ha decidido proseguir con el hundimiento de la fe de su grey mediante la nefasta gestión espiritual de la epidemia, la polémica reestructuración parroquial, los documentitos pro-nacionalismo, el apoyo a los divisivos indultos de políticos golpistas, la pasividad ante las leyes anticristianas de la Generalitat o la supresión de la vida eucarística del Tibidabo.

No són pas bones notícies. Una cultura nace del culto y muere cuando le falta. I del culte nacionalista ja vam veure al segle XX lo que va sortir.

Ell sabrà com vol passar a la història, però de fruits no n’hi ha gaires. No, no serà pas Omella qui redreci la vida espiritual de Barcelona; però és just demanar-li que no n’acceleri la seva desaparició.

Dolça i descristianitzada (pels bisbes) Catalunya…

 

 

 

 

 



Categories: Alma

Tags: , ,

14 comentarios

  1. -VOLEM BISBES CATALANS

    -COMO SOMOS MAYORÍA,
    LOS QUEREMOS DE ALMERÍA.

  2. Aun supuesto que esa estadistica fuera exacta ,no creo que sea justo culpar al Cardenal Omella de un fenomeno global como es la secularizacion. Los laicos, las familias estamos tan implicados como el que mas y no podemso evadir nuestra responsabilidad echando la culpa a otros. Omella es un Obispo no centrado en la politica sino en la pastoral y por cierto devoto fiel de Nuestra Madre la Virgen. Los frutos llegaran antes o despes si todos rezamos y ayudamos.
    La Nueva Evangelizadion que nos pidió San Juan Pablo II no se hace en un dia…

  3. Sigue en el limbo un comentario mío por llamar al pan pan y al vino vino.

  4. Necesitamos también otro aliento desde Roma, pues el actual es estéril y timorato, y por supuesto, nada que ver con la altura intelectual y teológica del añorado Ratzinger.

  5. Vicente Torres
    jueves, 8 de julio de 2021 • 7:06
    Your comment is awaiting moderation.

    Lo de siempre

  6. An
    miércoles, 7 de julio de 2021 • 20:19

    Buenos días, An:
    No todos los catalanistas se pegan la gran vida del rufián, sólo unos pocos logran hacerlo a costa de los demás, así que se da en ellos lo que se conoce como servidumbre voluntaria.
    Les recortan libertades al transformar en dictadura lo que era democracia, les recortan los salarios mediante unos impuestos abusivos, cuya finalidad es sojuzgarlos más, humillarlos más, someterlos más a la obediencia.
    Lo que están haciendo con Cataluña no tiene nombre. Que un buen número de catalanes se deje es otra cuestión. Hay teóricos además que hacen estudios sandios sobre esto y se los pagan bien.
    Saludos.

  7. Es cierto que la íntima unión Iglesia-nacionalismo solo ha resultado en legitimizar el nacionalismo con el prestigio bimilenario de la Iglesia y en el consiguiente vacío de las iglesias (para partidos políticos, al final la gente opta por los auténticos y deja los falsos: la Iglesia)

    (además el odio, el racismo y el supremacismo inherentes por definición en todo nacionalismo son totalmente contrarios al catolicismo)

    Pero hay más:

    La doctrina del Concilio prohíbe el proselitismo.

    (además, cuando el Concilio declara que todas las religiones son iguales y que todas llevan a la salvación, no hay necesidad de predicar la Palabra de Dios ni de convertir. Por eso mismo Bergiglio pidió perdón en América por la evangelización española)

    Es decir, los misioneros ya no bautizan (solo “acompañan”) y en los paises católicos ya no promueven activamente la fe.

    y si no promueves la fe, cuando los catolicos mueran no hay nadie mas que sea católico. El pais se descatoliza solo.

    Es el sueño de la masoneria y una de las causas por las que acusaron a Bugnini y Montini de ser masones.

    Nacionalismo, comunismo y Concilio son el típico producto de los intelectuales e ilustrados que creen que con la sola fuerza de su intelecto pueden doblar cucharillas de te y por tanto estan legitimados para imponer sus paridas a la población inocente y castigarla a sangre y fuego (por el crimen de haber hecho caso a esta partida de inútiles llenos de conocimiento libresco y sin una mica de sentido común)

  8. Este obispo no e un pastor, sino un zorro que se está comiendo a las ovejas.
    La única duda es si lo hace porque no cree en Dios, o si es un mero anhelo crematístico.
    A ver si el Papa lo jubila pronto y el siguiente busca la Verdad y no el olor a dinero.

  9. Vicente Torres:
    No coincido del todo con ese tuit, porque hoy en día, no es que sea un pueblo sumiso que aguanta lo que le echen, por desgracia se ha convertido (salvo 4 dolços) en un pueblo traidor. Son independentistas la mayoría.
    Y son ellos los culpables de lo que ahí ocurre. No es casualidad que lleven años y años gobernando. Siempre, en realidad.
    Que se lo deben al programa 2000, pues sí, claro, pero eso es lo que hay.
    Votan lo que quieren votar, y forman parte del rodillo nazi.
    Sumisos al régimen, sí, algunos, pero es porque ya están dentro de la secta, o viven y trabajan en ese rodillo; y sí que votan lo que votan, por tanto ya pertenecen al sistema.
    Porque los dolços no somos sumisos ni tragamos, y sobre todo votamos en contra.
    A las elecciones me remito, y fueron hace muy pocos meses.
    ¿Porque a estas alturas, nadie creerá que el PSC no es indepe, verdad?
    Pues eso.
    Cuenta escaños de Vox, Pp y Cs, y luego cuenta todos los demás: PSC, Esquerra, Junts, CUP, etc, etc, etc.
    Ese pueblo sumiso quizá lo fué hace 40 años, hasta que fueron entrando en la rueda, pero una vez dentro disfrutan de las prebendas, del ambientillo de paz y amor, y de sentirse parte del mismo pople. Y han criádo a sus hijos y nietos en lo mismo; aún peor: hijos y nietos violentos, capaces de saltarse las leyes, de acosar y secuestrar a la policía (y a la secretaria judicial) de apedrearla, de incendiar las calles, de parar el tráfico y de dar las 3 generaciones un golpe de estado callejero, insurrecto y sal vaje.
    Yo sí que no me olvido. No eran 4 gatos, al revés, los 4 gatos somos nosotros. Lo que nos diferencia es que vamos con la ley y no usamos la vio lencia. Por eso, además, no se nos nota.
    No nos engañemos.

  10. No le habrán cambiado una letra??
    No será OMEYA en lugar de OMELLA??
    Le pega más…

  11. La Iglesia catalana, con pocos sacerdotes y dedicados en cuerpo y alma, a sus fieles.. alguno de éllos.
    Y entregados al buenísimo, al coleguismo, y a los nacionalismos muchos.
    Hoy a mi se me hace difícil entrar después de leer los mensajes con que las suelen empapelar.
    Si es obra del Espíritu Santo, me pregunto ¿cuál es el camino?
    Si no hay tal… preparemos un cierre espectacular.. y los muchos interesados en sus recursos, al acecho.
    Y mientras otras fes, religiones, creciendo.

  12. Sé que Dolça Catalunya tiene una base católica muy importante y no me gusta andar provocando, no tiene ningún sentido y no es, en absoluto, mi intención. Pero lo cierto -y a los hechos me remito- es que el nacionalismo/separatismo se cuece en las sacristías; a veces, acompañado de alguna que otra metralleta o algún que otro saco de amonal: quiero decir materialmente, no como un simple modo de hablar. Es verdad que hay excepciones -decorosas e incluso heroicas, en algún caso- pero insuficientes para desvirtuar la regla general.

    El nacionalismo – lo siento, querido Barraycoa, lo siento sin el menor sarcasmo- tiene sus orígenes en el carlismo y el carlismo fue impulsado esencialmente por el clero como cabeza visible del conservadurismo más extremo, en la más cerril acepción de la palabra “conservador”. Y si nos fijamos en las áreas -catalana, vasca- en las que el nacionalismo/separatismo tiene mayor predicamento popular, veremos que son casi milimétricamente coincidentes con aquellas en las que el carlismo enraizó más profundamente.

    Que no se la coja el cardenal con papel de fumar, no hay término medio: o limpia su iglesia de separatismo o la verá cada día más limpia… de fieles.

  13. Por sus frutos los conoceréis
    (Lc. 6.43-44)

    15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

    16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

    17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

    18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

    19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

    20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

  14. Omella debe de rimar con algo que se me escapa. No sé si el rufián me lo sabría explicar. Pero he dicho antes que esto lo traería más veces y aquí está, no por última vez:
    Esto que ha dicho un conocido tuitero lo añadiré más veces
    https://twitter.com/VicenteTorres/status/1412742620145672192

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: