¿Cómo se soluciona esto? Leguina dice cosas muy interesantes.

El socialista se acerca mucho a la respuesta correcta.

Leguina

¿La solución es el federalismo? Ni hablar. A Leguina no le gusta. Al filósofo Ortega y Gasset, tampoco. A nosotros, igual. Dice Leguina en su tuetánico libro Los 10 mitos del nacionalismo catalán:

¿Una reforma federalizante de la Constitución? Tengo para mí que realmente lo que se pretende con esta frase, cuyo contenido nunca se explicita, es meter por la puerta de la Constitución lo que no se pudo colar por la ventana de aquel Estatuto de 2006. En otras palabras, se trata de reformar la Constitución para que quepa en ella el, así llamado, “federalismo asimétrico”, en el cual se incluyen conceptos tales como el monolingüismo para Cataluña y el País Vasco”.

Entonces, ¿qué?:

“Antes de dialogar (yo también soy partidario del diálogo, pero no de la rendición) conviene, a mi juicio, que las cosas maduren en Cataluña y pienso que van a madurar, y lo van a hacer -a corto plazo radicalizándose las posiciones políticas. La dirección ya no está en el ‘derecho a decidir’, se ha desplazado a otro lado, al de la independencia sí o independencia no (…) Lo separatistas han puesto, al fin, las cosas claras: ‘o sopa o teta'”. Así que cuando Junqueras gobierne en la Generalitat “será el momento de dialogar, pero no con ERC, sino con los catalanes que conserven su seny. Con aquellos que no estén dispuestos a tirarse por el barranco ni a que otros los tiren al abismo. Y pasado el calentón, es muy posible que vuelvan a ser una mayoría aplastante.

¿Cuanto peor, mejor? En este caso, quizás sí. (…) Por suerte, en los últimos tiempos se ha ido construyendo un corpus de doctrina inequívocamente contraria al separatismo que es preciso difundir y apoyar aquí y acullá”

Pues eso: que mande Junqueras y haga una DUI, que la CUP salga a la calle, que CiU se escinda, que el PPC deje de depender de “Madrid”, que C’s pase de verdad a la acción de los grassroots, que Podemos irrumpa, que Duran monte un partido nuevo, que el PSC se liliputezca, que IU se residualice… Quizás entonces, a la vista de los excesos, las exageraciones y las llamas, entendamos las consecuencias del nacionalismo y vuelva el seny. En Dolça Catalunya lo conservaremos; aquí estamos en el último párrafo del libro de Leguina: “construyendo un corpus de doctrina que es preciso difundir y apoyar”.

Dolça i estimbada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , ,

17 comentarios

  1. El P.S.O.E.=P.P., Se han visto bastante claro su BIPARTIDISMO y que ambos PARTIDOS, vinierón a la POLÍTICA, por los SILLONES y LOCOS/AS, POR TRINCAR, los/as sabemos todos/as y quienes más se BENEFICIARÓN de este ENTUERTO, fuerón , FELIPE GONZALES y AZNAR.
    AYER, ambos PARTIDOS entrarón en la POLÍTICA, con una mano puesta por DELANTE y otra puesta por DETRÁS y HOY, engañandos a los ESPAÑOLES/AS, cón su CIRCO, se hán HECHOS RICOS, ambos DIRIGENTES a costa de los demás.
    Estos mismos, que hán ARRUINADOS a nuestra NACIÓN y al conjuntos de todos/as los ESPAÑOLES/AS.
    Estamos PAGAMOS su CRISIS, sus CHORIZEOS y los FAVORITISMOS que se les dierón al INDEPENDESTIMOS, por las obtenciones de sus SILLONES.
    Estos SACRIFICIOS, NO, deberían de ser solo culpa nuestra, a estos dos, GOBERNANTES, había que pedirles RESPONSABILIDADES, bueno se me olvidada el CHIKILICUATRE, que también tubo bastante CULPA.

  2. Lo que de dice Leguina lo venimos diciendo muchos desde hace tiempo. Discrepo en cuanto al tiempo. Creo que el Estado se debe ocupar ya de los no nacionalistas. Y es con los únicos que hay que dialogar y proteger del régimen. Los nacionalistas sólo quieren una cosa que un país nuevo, con ellos nada hay que negociar y mucho menos, como pretende el PSOE, ir a un estado federal, ya que eso, además de lo comentado por Leguina, sería la antepuerta de la idependencia para Cataluña y Euskadi, pero además con porcentajes del “Si” sobre el censo del 30%, lo cual es una tremenda locura e injusticia para el otro 70%. El Gobierno debe lanzarse a contrarrestar la ofensiva nacionalista, demostrando las falsedades y la utopía que mueven a los nacionalistas. Y lo debe hacer en Cataluña principalmente. Ya que en Euskadi, como decimos muchos, ya tiene una independencia subvencionada por el Estado español y será complicado que el PNV (que todavía no ha perdido la brújula) llegue a la situación de C.I.U..

  3. Apreciado Sr. Blazquez: da usted por supuesto que la campaña estaría mal hecha puesto que los resultados serían malos. Me gustaría pensar en una campaña “bien” hecha con asesores y comunicadores de nivel, con transparencia, incluso buscando el cuerpo a cuerpo (intelectual) para desmontar mitos e Historia reinventada, asistiendo y fomentando tertulias con contrastes de pareceres elegantes y democráticos, eso hubiera cambiado, hecho desde el momento oportuno, hubiera cambiado digo los acontecimientos actuales. Tengo amigos universitarios que han cambiado sus ideas en los últimos 3/5 años porque no ha habido ningún contrapeso en el otro platillo de la balanza. Si por lo que se ve es posible cambiar el criterio de los informadores a base de subvenciones pues habrá que subvencionar también en sentido contrario para conseguir no mentiras como hacen ellos sino neutralidad. Etc., etc., etc., etc., etc..

  4. Ejemplos hay en la historia sobre esa dolencia catalana de la “rauxa”, que finalmente acaba en el “seny” suplicando una vuelta a la realidad.
    Así ocurrió en 1640, cuando Pau Claris se entregó a Luis XIII y Richelieu, y al cabo de unos años sus sucesores en el cargo fueron a suplicar a su señor natural el rey de España Felipe IV que les librara de los “cerdos” franceses (así ha quedado el dicho catalán de que ‘a cada cerdo le llega su sanmartín’), y bien que los catalanes intentaron liberar el Rosellón y la Cerdaña tras la Revolución Francesa, lo que se dice que quedaron vacunados contra el “pauclarismo”, así como en 1808 se enfrentaron a la invasión napoleónica. Y no digamos de la trágica verbena del 6 de octubre de 1934, que duró 10 horas y acabó con todos los sublevados detenidos.
    Ahora, la situación está muy clara para el observador ciudadano que la quiera ver con imparcialidad. El prusés, la consulta, el 9-N, etc, son una pantomima que se han inventado los políticos y que sólo sigue una parte minoritaria de la población. El resto de la ciudadanía, en la vida diaria, pasa olímpicamente de esos delirios separatistas. Y unas próximas elecciones pueden dar una respuesta contundente. Al tiempo.

  5. Tal como esta ahora la situación lo q dice el Sr. Leguina…es lo único sensato q se puede hacer.
    Los catalanes necesitamos comprobar…lo q nos ocurrirá al paso q vamos…
    Es la única forma de vivir tranquilos durante otro período de años!!!

  6. Para encontrar soluciones hace falta, por parte del Gobierno, mucha valentía, serenidad, buen asesoramiento en las formas y, sobre todo, que no haya retrocesos ni dudas en las acciones que se emprendan. Creo que tenemos un verdadero problema de comunicación hacia el exterior y hacia el interior, (para eso son artistas los británicos), así es que parece evidente que sería necesario plantearse la forma clara de llegar a todos incluido el resto de Europa. Es cierto que de haberse hecho una campaña hubiera sido utilizada por los nacionalistas pero seguro que existe la fórmula de poner en evidencia ese oportunismo, las verdaderas razones de unos y las necesarias razones de los otros. Supongo que queda claro que en esto, como lamentablemente en muchas más cosas, la desidia,el temor y la ambición egoista han jugado y juegan un papel primordial ¿cómo vamos a cambiar todo eso?. Está claro que una muy importante es saber elegir a aquellos que tienen que representarnos, informándonos bien de cuales son sus objetivos y no votar al de siempre por costumbre o porque “creamos” que se acerca más a lo que nos gusta o conviene y otra seguir haciendo lo que estamos haciendo ahora, manifestar nuestras opiniones, leer las de los otros, intentar aportar positivismo, acciones como manifestarnos, reunirnos en pequeñas o grandes asociaciones con espíritu constructivo, ejercitar aquello de querer aprender más que querer enseñar y mil pequeñas cosas que seguro llegarían a ser grandes cosas.

  7. No dudo que un modo de luchar contra la droga sería dejar que nuestros hijos se inyectaran heroina y esnifaran coca hasta acabar en la UVI. Luego seguro que escarmentaban, completamente de acuerdo… ¿Pero no sería mejor buscar alguna alternativa? Si la solución del problema catalán es que cinco millones de ciudadanos pasemos por este calvario a lo mejor será cuestión de ir haciendo las maletas.

  8. Estoy de acuerdo con lo que dice pero todo este proceso nos va a costar a todos mucho sufrimiento tanto personal como económico. Pienso que el estado tendría que haber hecho una campaña hace tiempo para neutralizar el nacionalismo y sus mentiras puesto que en el terreno de juego, el nacionalismo y sus medios subvencionados han jugado con una gran ventaja.

    • No fue tan fácil en el pasado hacer un frente contra el separatismo. Es difícil luchar contra los sentimientos que arraigaron, a base de mentiras y adoctrinamiento. Aún lo que aceptan que la separación es una bobada se niegan a hablar de ello porque piensan que los de ‘Madrit’ son intratables, con su chulería y su ‘tal y tal’.
      En mi opinión la solución está en el ‘eje’ ‘Madrit’-Bruselas, algo que la tradicional chulería madrileña se niega a considerar por suponer ‘otra’ (y van muchas) cesión de soberanía.
      La solución ‘Susanitaria’ está lastrada por la corrupción andaluza y el Sánchez haría bien en tentarse la ropa y ponerse un tapón alli mismo antes de seguir por ese camino.

    • Francesc, dices que el estado tendría que haber hecho una campaña hace tiempo para neutralizar el nacionalismo… ¿Sabes cómo se habría interpretado tal cosa desde los nacionalistas? Pues muy sencillo: como represión. Eso habría sido darles piedras para lanzar a nuestro propio tejado. Es lamentable, pero es así.

    • De acuerdo. Una campaña inteligente para neutralizar al independentismo hubiera sido lo más inteligente. En cambio el PP, desde la oposición al gobierno del PSOE, montó una campaña contra la reforma del Estatuto catalán con el lema ‘Todos tenemos derecho a opinar’. Esta campaña, y lo digo desde la experiencia, se convirtió en una campaña contra Catalunya, buscando unos réditos electorales por parte del PP. Pero esos réditos fueron aprovechados por el independentismo, para poner un ladrillo más de victimismo, en el muro de la separación. Incluso los que estamos más alejados del independentismo, se nos abrieron las carnes al ver como se retroalimentaban el PP y el nacionalismo más radical, mientras el PSC se iba diluyendo.

    • Bueno, eso tiene un problema y es que la derecha española ha cedido el espacio público ideológico a la izquierda y la izquierda española está abducida por el nacionalismo. Jamás oirá a un dirigente del PSOE con mando en plaza hablar en contra de la inmersión lingüística, por ejemplo.

      Lo de la derecha soy capaz de entenderlo, por complejo, pero lo del PSOE escapa a mi compresión. Si la relación de Cataluña con España que les gustaría es la del PSOE con el PSC “andamos aviados”

    • Por cierto, yo firmé contra la reforma del estatuto, nunca consideré estar atacando a Cataluña. Me pareció, eso sí, dañino por ser una reforma constitucional encubierta.

Deja un comentario