Patético: Marta Rovira revela los secretos de su intervención en el Congreso.

Ahora ya sabemos por qué rechazaron su petición.

La portavoz de ERC, conocida como la demóstenes de Vic, fue uno de los 3 separatistas que se fue a Madrid a pedir un referéndum por la secesión. En el Congreso dio vergüenza. En Vic, explicando sus intimidades 3 días después, da pena. Los que la vimos explicando con balbuceos cómo se financiaría la secesión nos lo imaginábamos, pero esto…

Estos son los políticos de Tercera Regional que nos llevan a Catadisney.

Dolça i dissortada Catalunya, que t’ha fet aquesta gent?

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , ,

13 comentarios

  1. ¡La Demóstenes de Vic! JAJAJAJAJA. Muy aguda la ironía. Desde luego que sí, que bien lejos está esa señora de aquel gran orador ateniense, quien incluso llegaba a meterse piedras en la boca para superar sus problemas de dicción y aprender a vocalizar. 😀

    Que tras más de dos mil años hayamos llegado a… hayamos llegado a… a esto, a poner en una tribuna a algo o alguien como Marta Rovira, es como para echarse a llorar. Y constituye una buena prueba de que la sociedad catalana está enferma. Gravísima. La susodicha también utiliza piedras, sí: pero no para ejercitarse en arte del bien hablar, sino para lanzarlas contra la convivencia y la Ley. Menudo retroceso.

    • Era Cicerón el de las piedras, este personajete no habla; balbucea. yo creo que ni metiéndose una piedra de molino articularía una frase con coherencia. Además fue a “representar” a Catalunya, increíble al Parlamento ( donde se habla) así nos va.

  2. Me ha salido mal una parte. Yo no defiendo a los independentistas. Quería decir que diferencio. No puedes escribir y atender una llamada a la vez, está claro.

  3. A que esperáis para meterlos en la carcel, a poder ser catalana, para que se den cuenta y prueben su propia medicina. Rezo a Dios para poder ver esto.

  4. No podem tolerar ni un xic que parlim en nom de tots. En de ser molt acurats amb el llenguatge tot recordant continuament la seva condició de nacionalistes, ultranacionalistes i separatistes. Generalitat nacionalista, govern nacionalista, pretensións nacionalistes, PROBLEMA nacionalista, mots i dits nacionalistas, lèxic nacionalista-separatista, estrategia nacionalista etc i fomentar l’orgull de esser la resistencia al nacionalisme.

  5. Per cert, el testimoni d’aquesta noia a la Ciutat dels Sants, és en una església camuflada? quina?

    • Sí que sembla una església, i no pas petita. I l’altar i els laterals ben tapats (3’38”). Com a catòlic m’agradaria saber a quin lloc es permet que es polititzi aquest espai sagrat i a més dinant o sopant (botelles de vi ben buides). Quina vergonya.

  6. Ja em disculpareu si em faig pesat, però és que el cas de Marta Rovira és paradigmàtic del desastre a què estem abocats amb tota aquesta bombolla separatista. De debò, qualsevol persona amb un mínim de seny ho pot fer milions de vegades millor que aquests indocumentats, manipuladors i com bé dieu, polítics de tercera regional, del Junqueras “vagadunasetmana”, i de la Marta Rovira “abrazosparatodos”.

    • A mil y pico kilómetros de Barcelona, sin que tenga que alegar que tenga parientes catalanes o estancias largas allí, aunque si clientes y proveedores a los que nunca preguntó nada para evitar escenas borrascosas, no puedo menos que decir, ¿no tiene ERC algo más presentable? Bosch es alguien con el que se puede hablar, aunque le sobra la sonrisita sardónica y perdonavidas; el Tardá dan ganas de mandarlo a la escuela, a la de buenos modales y a la otra. En fin, ¿no hay nada mejor?

    • Me temo que no. El nivel de los políticos catalanes (al igual que los del resto España) ha caído a mínimos históricos por el simple hecho de que todo vale para formar parte de una lista cerrada en unas elecciones. Los partidos políticos no exijen una mínima formación política ni profesional, ni cultural, ni nada, de nada. Y sé de lo que hablo porque he conocido unos cuantos, y no por la TV. En un país como éste que un personaje como Clos (por poner un ejemplo, del PP y del PSOE habría unos cuantos) haya llegado a ministro, significa que cualquiera es apto para el cargo.
      En el caso de ERC, partido minoritario de per se, pero que ha tenido algún acierto como recoger parte de un electorado desencantado de los partidos mayoritarios (CiU) y calar con su discurso lineal (nunca se han escondido en lo que pregonan) en parte de la sociedad, jóvenes y no tan jóvenes. Evidentemente, a la que uno empieza a rascar en el ideario y escuchar las perlas de sus primeras espadas se da cuenta que el discurso no tiene ninguna consistencia y que se cae por su propia peso, pero a parte del electorado medio no creo que eso (por desgracia) le importe mucho. Alguien les promete Catadisney con submarinos japoneses incluidos y se lo creen.
      Tardà, Junqueras y unos cuantos más hablan como si estuvieran discutiendo en cualquier café “de poble” porque tampoco necesitan más ya que el medio no se lo exije, no nos engañemos. De vez en cuando sale alguno como Bosch para que le dé una patina de pretendido academicismo pero en fin, tampoco hay gran diferencia.
      ¿Vosotros os imaginais el discurso cumbayá de la Rovira en el Bundestag? Oi que no?

    • Donde se lee “submarinos japoneses” debía decir “submarinos chinos”. Disculpas por el error.

    • Estimado Chorch: Lo que Ud. está diciendo es que ERC al fnal obtiene los votos por el mismo sistema de Le Pen en Francia y demás partidos de extrema derecha; el desencanto de un grupo más o menos joven al que le ofrecen una serie de posibilidades demagógicas e incumplibles. Yo siempre afirmo que los partidos independentistas (que yo defiendo de los catalanistas) son la extrema derecha; me confirmo en ello. Lo más reaccionario y cavernícola de la zona. Se disfrazarán de lo que quieran, pero son lo que son.

    • Estimado también, JJGD, no hay sólo una cara del prisma para explicar el voto de parte electorado catalán, favorable a ERC, ya que éste como indico también se ha beneficiado de parte importante del voto nacionalista de CiU y afines, no sólo el voto del electorado jóven al que se promete el paraiso cuatribarrado y chupiguai.
      Para mi el signo político es lo de menos: extrema izquierda y extrema derecha son ideologías sectarias y totalitarias las dos. Tan cavernícolas y reaccionarios son los unos como los otros. Por ello no es raro el encontrar varias similitudes en sus métodos entre las tácticas de los nacionalsocialistas alemanes de derechas de los años 30 y las de los independentistas radicales identitarios de izquierdas de ERC o la CUP.
      Un saludo desde Barcelona.

Deja un comentario