San Juan Pablo II habla a Cataluña.

Haremos bien en escuchar al nuevo santo.

lf_papamoreneta

La Iglesia ya tiene a dos nuevos santos, san Juan XXIII y san Juan Pablo II. Cientos de miles de personas han abarrotado Roma para asistir a esas canonizaciones y han sido numerosos los artículos publicados en la prensa glosando las figuras de estos dos nuevos santos de los que muchos tenemos recuerdos directos.

San Juan Pablo II visitó Cataluña en su primer viaje a España, en octubre de 1982, y trató en diversas ocasiones de los problemas planteados por el nacionalismo y el derecho de autodeterminación. Vale la pena que en este día tan señalado nos detengamos brevemente a escuchar lo que nos tiene que decir el nuevo santo. Empezando por su célebre discurso ante el plenario de la Asamblea General de la ONU el 5 de octubre de 1995, en el que advirtió:

El nacionalismo, especialmente en sus expresiones más radicales, se opone por tanto al verdadero patriotismo, y hoy debemos empeñarnos en hacer que el nacionalismo exacerbado no continúe proponiendo con formas nuevas las aberraciones del totalitarismo”.

Y en el mismo discurso, san Juan Pablo II afirmaba, en referencia al derecho de las naciones a existir:

“Este derecho fundamental [de las naciones] a la existencia no exige necesariamente una soberanía estatal, siendo posible diversas formas de agregación jurídica entre diferentes naciones, como sucede por ejemplo en los Estados federales, en las Confederaciones, o en Estados caracterizados por amplias autonomías regionales“.

Otro de los discursos en los que abordó el problema provocado por el nacionalismo fue el discurso al Cuerpo Diplomático el 14 de enero de 1984. Allí dedicó su atención a “países soberanos, independientes desde hace tiempo o recientemente, se ven a veces amenazados en su integridad por la contestación interior de una fracción que llega hasta intentar o reclamar la secesión”. O sea, que trató un caso de aplicación directa a la situación que vivimos en Cataluña.

¿Y cuál fue la respuesta de San Juan Pablo II? Lo sentimos por los separatistas, pero el nuevo santo dejó muy clara lo que siempre ha sido la doctrina católica: los derechos de las naciones deben ser limitados por “el derecho de los Estados a su integridad y soberanía.

Esperamos que esta canonización sirva para aclarar conceptos, especialmente para ese clero nacionalista empeñado en hacernos creer que los Papas y la Iglesia apoyan su proyecto sepratista. Desengáñense, déjense de politiqueos y dedíquense a predicar a Cristo con la fuerza de los santos, como hicieron Juan XXIII y Juan Pablo II y antes tantos santos catalanes.

20140416-103808.jpg

 

 

 



Categories: Alma, Catalunya de tots, Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , ,

2 comentarios

  1. Los husmeadores de la Doctrina Pontificia deberían conocer esto, aunque creo que el sectarismo les ciega. Mosén Joan Costa Bou afirma todo lo contrario de lo que dijo San Juan Pablo II, y eso que mosén Costa es del Opus; otro husmeador que se las daba de muy enterado era mosén Antonio M. Oriol Tataret, recientemente traspasado; esperemos que la infinita Misericordia de Dios le haya dado su luz. Los separatistas no ganan para disgustos; de todos lados les arrean desengaños. El próximo y más doloroso desengaño les vendrá de las urnas en las próximas elecciones anticipadas. Y será el definitivo. ¡Aleluya!.

  2. Por eso el separatismo se ha ido alejando progresivamente de la iglesia católica. Recordad que las primeras acciones de Jordi Pujol siempre estban amparadas en movimientos católicos.

Deja un comentario