Sergio Fidalgo: «Fui gilipollas, canté L’Estaca»

Intolerable.

Lo de Fidalgo en OkDiario hay que leerlo cada semana:

«Todos tenemos un pasado. Servidor (…) también fui gilipollas. No por ser comunista, vicio que nunca tuve, pero sí porque compré algunos de los clichés de la presunta izquierda, por eso de ser más “guay” y estar en el presunto bando correcto de la historia. Como buen charnego semi-agradecido (…) cuando era joven llegué al extremo de aprender ‘L’estaca’, del plasta Lluís Llach, aunque en mi descargo he de confesar que solo la cantaba en noches de borrachera, entre el Asturias patria querida y La abeja Maya. (…) como buen gilipollas, pensaba que los nacionalistas solo querían la buena convivencia entre catalán y español, que la cosa no iba – como realmente fue desde el inicio – de eliminar al castellano para imponer la llengua de l’imperi. Y que cantar ‘L’estaca’ era una forma de mostrar mi comprensión hacia los ‘oprimidos’. (…)

Los que no éramos pujolistas éramos muy felices pensando que el PSC algún día ganaría a Convergència y, mientras, aprendíamos ‘L’estaca’ deseando que ganaran los “nuestros”. Como ya saben, los “nuestros” se aliaron con Esquerra a la que tuvieron oportunidad (…)

Para entonces, ya no cantaba L’estaca en mis borracheras, ya era votante de Ciudadanos, y comencé, gracias a Antonio Robles y su monumental ‘Historia de la Resistencia al nacionalismo en Cataluña’ a conocer lo que realmente había pasado (…) Y Lluís Llach pasó de cantautor ‘progre’, a sacerdote fanático, de los que llamaban a la guerra santa contra el hereje, en este caso contra los “españolazos”. Dejó de susurrar para dormir a las ovejas para gritar todo su rencor hacia los “colonos”. (…) Y cada vez que oía a Llach con sus letanías recordaba lo gilipollas que fui (…) Que quede este testimonio por escrito, por si sirve para salvar a alguien de la gilipollez. Con que solo sea uno, ya quedaré redimido en parte».

Aviam, Sergi, tot es pot perdonar. Te perdonamos haber cantado L’estaca, aunque fuera para dormir a un bolardo.

Dolça i despertada Catalunya…



Categories: CATchondeo

Tags: , ,

7 comentarios

  1. Bueno ya que hoy va de confesar pecados, yo también entono el mea culpa. En el 77 fuí a un concierto de Luís Lago y confieso que canté «L’Estaca» como si no hubiera un mañana… ja,ja,ja,ja….
    Éramos jóvenes recién llegados a algo que nos vendían como «libertad», también iba al «Cine de Arte y Ensayo» a ver películas como Sacco & Vanzetti», etc…
    Eran otros tiempos y la juventud y los ideales nos podían. Suerte que con los años triunfó el sentido común…

  2. Todos tenemos un pasado, cierto que los del 78 salíamos de un régimen autoritario y como éramos pobres no habíamos ido a Paris-68, éramos unos analfabetos en esto de la política por lo que debemos ser los primeros en ser disculpados. Y los que vinieron detrás, también, eran jóvenes. «Si a los 20 años no eres un revolucionario es que. . . pero si a los 40. . . «.

  3. Yo también fui gilipollas, canté «La gallineta» creyendo en la revolucion de no se qué. Y mira en que se convirtió, en la revolucion de los burguesitos que aspiraban a un mundo mejor amb una Catalunya independent llenando sus bolsillos y realmente los llenaron a costa del poble oprimir.

  4. Yo tambien me confieso. Cuando era joven fui a un concerto del Lluiset, pero era por que iba de tras de una moza y el soldadito necesitaba meterse en la trinchera

  5. Bueno, Sergio, si no te quedaste dormido con Luisete, es que no eres cap «berberchu».

  6. Admiré mucho a Lluis Llach y sigo reconociendo que musicalmente fue muy bueno, pero hace años que no soporto sus peroratas entre canción y canción.
    En cierta ocasión le oí decir «no sabéis lo difícil que es hoy en día ser nacionalista y de izquierdas en Cataluña»

    Vaya hombre, y yo que pensaba que lo difícil en Cataluña en los últimos 40 años era ser españolista y de derechas…

  7. Ese es el problema con los «tontos útiles». Sin ellos nunca el mal hubiera triunfado.

    Al menos se da cuenta que el verdadero oprimido es él y que los pujoleros quieren expulsarlo, asimilarlo o algo peor.

    Pero tiene narices que las víctimas se crean los verdugos…Y no es un maleficio de bruixa.

    Seguro que en Alemania muchos judíos creyeron con toda lógica que ellos eran los malos y que los nazis eran las víctimas oprimidas. Y por la misma lógica que los nazis tenían el derecho humano a defenderse de los oprimidos.

    El problema es que Sergio Fidalgo no fue el único…

    ¿Cómo lo hicieron los pujoles?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: