La Generalitat nos dicta cómo celebrar la Navidad: «preferentemente tono de voz normal»

Nou seguit de parides llazis, entre les quals ens agrada molt la «bombolla del Nadal».

La gestión de la peor crisis sanitara desde la posguerra por parte de la Generalitat, que es quien tiene las competencias, es un auténtico desmadre. A molts nacionalistes que s’havien empassat allò de somcollonuts se’ls hi han obert els ulls. Fueron los nacionalistas quienes montaron la mani lazi del 29F en Perpiñán y la hombrefóbica del 8M, aglomeraciones que multiplicaron los contagios. En mayo la reichpubliqueta era la región con más muertos por millón, y hasta Oriol Mitjà dice que «tenemos la tasa de mortalidad más alta del planeta». La Generalitat es culpable de adoptar medidas de chichinabo, convertir los asilos en una especie de campos de concentración abandonados, rechazar la ayuda del Ejército, bloquear hospitales de la UME, no acudir a desinfectar cuando llaman los ciudadanos, mantener colapsado el 061, no facilitar pruebas PRCR, comprar material EPI defectuoso o no facilitarlo en absoluto.

Sus “protocols de la mort” “dejaron morir a la gente según su calidad”como dijo una exconcejal de JxC. Bajo racisTorra van morir de coronavirus al menos 12.500 catalanes; 4.100 de ellos en residencias de ancianos gestionadas por la Gene, cuyos asilos se convirtieron en trampas mortales para los abuelos; en algunos, como el de Els Pallaresos, la situación fue de película de terror. Hoy mismo hemos sabido que en una residencia de Tremp han muerto 22 ancianos en los últimos 10 días, en una reedición en miniatura de la escabechina de marzo-abril. Hasta Oriol Mitjà ha tenido que decir que «las personas que han estado al frente han sido peligrosamente incompetentes».

Les normes de la Generalitat s’han basat en una sola cosa, a més de la improvisació: en ser diferentes al resto de España. Si allí hay fases, aquí hay «tramos». Si allí hay toque de queda a partir de las 00:00, aquí desde las 22:00. Si allí abren los restaurantes, aquí cierran. Tot val, també el virus, per crear un fetdiferencial que ens faci «nació». No olvidemos que Xavier Vendrell (ERC) le dijo a Pere Aragonés (ERC) que había que aprovechar el virus para favorecer al separatismo“aquí el independentismo necesita salir con ventaja de la crisis… porque si no, no podemos… no podemos marcar paquete. No, no… cómo le quieres hacer creer a la gente que con la independencia estaremos mejor, no me vale decir porque no tengo todas las competencias”.

Todo es una gran chapuza como el «pla d’obertura progressiva d’activitats» aprobado en noviembre por la Generalitat. I la cosa segueix. Ara ens han fet una altra llista de normas, en aquest cas «Mesures especials per festes de Nadal», como si fueran graciosas concesiones de los poderosos que han contribuido a arrebatarnos la salud, el patrimonio y hasta la vida social. Hi trobem parides com aquesta:

  • La Gene nos dice con quién podemos celebrar la Navidad: «cada bombolla de convivència haurà de definir la seva ‘bombolla del Nadal’ (máximo 2 otras bombolles de convivència) con quienes celebrará el período navideño». ¿Comunicamos a Aragonès nuestra «bombolla del Nadal»? ¿Espiará la Generalitat con quién nos reunimos? ¿Se creen que esta majadería reducirá los contagios? Es pot ser més idiota?
  • La Gene nos dice con cuántos podemos vernos: 10 personas. ¿Y si nuestras «bombolles» tienen 15 miembros? ¿Con quién de ellos podemos vernos? ¿Celebramos la Nochebuena con el tío Carlos y sus 2 hijos mayores, y dejamos a los 2 pequeños en el coche? Cal ser burro.
  • La Gene nos dice cómo comer en Navidad: todos con mascarilla «sempre que no es mengi o es begui», «ventilació durant i després» (habrá que comer con anorak), «grans espais» (se creen que todos vivimos en sus palacetes de la Cerdaña), «no compartir» tenedores, «to de veu normal» (i en català, és clar), «fumar lluny d’altres persones»… La lista de majaderías es interminable.
  • La Gene nos dice con cuántos podemos comer en restaurantes: 4 por mesa, menos el 24, 25, 26, 31 y 1, que se valen 6. En esos días el virus ataca menos. Ah, y «2 metres de separació», para que en vez de pasarte el pan te lo lances.
  • La Gene dice cuándo tenemos que acabar la cena en el restaurante: antes de las 21:30, y en fin de año la 1:00. ¿Por qué?
  • La Gene les dice a los abuelos cuándo pueden salir del asilo: solo los días 24, 25, 26, 31, 1, 5 y 6.  Porque la Vergés lo vale.
  • La Gene nos dice cuándo podemos salir de casa: a las 22h todos en casa, menos en Reyes (23h), Nochebuena y fin de año (1:30). ¿Alguien conoce el criterio científico que lo justifica?
  • La Gene nos dice cómo y cúantos podemos rezar: ir a misa «sempre que sigui possible a través de mitjans telemàtics».

Con lo fácil que es decir: «los grupos de riesgo que intenten protegerse y salir poco, el resto a trabajar y a disfrutar de las Navidades con prudencia. No os dejéis solos y cuidaros. Es vuestra responsabilidad, la nuestra es tener 3.000 camas UCI listas para serviros, y para eso hemos redistribuido los recursos convenientemente. Tranquilos».

Però és que el nacionalisme va d’això: jo et dic en quina llengua parlar, què va passar al passat, qui són els dolents, cuándo has de manifestarte, con qué camiseta y en qué tramo, qué debes creer, qué sexo tienes… Un aclaparador totalitarisme que ens manlleva cada cop més drets sense que ningú no faci res.

Dolça i totalitària Catalunya…

 

 



Categories: Virus de Wuhan

Tags: , , ,

6 comentarios

  1. Es lo propio de todos los dictadores camuflalodos de libertarios y es que te dan normas indicando la hora, el modo, el lugar, el papel…de como debes ir al WC….seria para hacer una tesis doctoral de como la imbeciidad se ha instalado como regidora del sentido comun ern la sociedad

  2. Estoy muy preocupado, veo que hay muchas cosas de mi vida cotidiana que no vienen reguladas…no sé si seré o no un buen catalán sumiso y obediente…(no voy a concretar por si acaso…)

  3. Hoy en día, en estos tiempos covidianos, lo que más se acerca a la libertad es una cajetilla de tabaco con el mensaje «fumar mata».

    Pues no es un obligación el dejar de fumar, es solo una recomendación.

    Los políticos que obligan a la gente a llevar mascarillas abusan de su poder y por ello algún día deberán ser juzgados y condenados por delincuentes.

  4. Cuando un poder se pone a dirigir la vida privada de las personas, ese poder se llama totalitario.

  5. …¿pero no notaís que ya hasta se nos están poniendo los ojos de chino cucaracho?…
    Exactamente todo esto va de eso, de crear una serie de plurinaciones absurdas bajo una férrea dictadura a la china, donde vamos a ser esclavos, produciendo barato para China y friendo salchichas por cuatro perras para el sector hostelero, ya comprado bien baratito por simpáticos chinitos, y otros de las logias asociadas.
    Ya no se puede hacer nada, la gente está zombificada, se están dejando matar a cambio de ver netflix cada noche. Eso sí, seremos esclavos NO ASPANYOLS, y eso nos hará libres en nuestras taradas mentes. Que dice el Foro de Davos que seremos todos pobres, pero muy felices. Tracatá.

  6. Insisto, se están riendo de nosotros a ver hasta dónde aguantamos (o es que realmente se creen que esto ya es una Reichpública dictatorial…) ; pues saben qué les digo?, pues como que no han publicado esa sarta de tonterías en mi lengua (tienen la obligación) yo ni caso (tal cual hizo Colau para que le retiraran una multa por no estar en castellano).
    Pd: y gritaré más que nunca en la cena de Navidad porque es mi tono normal ante estas tonterías escritas por un mono de feria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: