Por qué muchos nacionalistas no podrán dejar de serlo, y otras cosas que aprendemos del testamento de Hitler

Ceguesa, odi i aparença de bé que allunyen de la realitat.

La matinada del 29 d’abril de 1945 Adolf Hitler escrivia el seu testament polític; és el seu darrer document, perquè es va suïcidar al dia següent a les 15:30 d’un tret a la boca, al costat del cadàver de la seva amant que ja s’havia emmetzinat. Empieza así:

“Desde que, en 1914, puse mis modestas fuerzas como voluntario al servicio de la Primera Guerra Mundial impuesta al Reich, han transcurrido más de 30 años. Durante estos tres decenios, en todos  mis pensamientos, actos y en toda mi vida solo me ha movido el amor y la lealtad hacia mi pueblo. (…) Pasarán siglos, pero de las ruinas de nuestras ciudades y monumentos seguirá brotando, renovado, el odio contra el pueblo que, en última instancia, es el responsable de todo esto: ¡el judaísmo internacional y sus secuaces!”.

Y acaba literalmente así:

“Ante todo, comprometo al Gobierno de la nación y a todos los compañeros al estricto mantenimiento de las leyes raciales y a la implacable resistencia contra el veneno de todos los pueblos, el judaísmo internacional.

Què en podem aprendre?

  • Primero, que la ideología incapacita para ver la realidad: a punto de morir en el búnker, derrotado en todos sus frentes, con 6 millones de judíos gaseados en campos de concentración y 50 millones de víctimas en todo el mundo, Hitler sigue con su monomanía victimista acerca de los judíos. Tot es culpadelsjueus, que ensvolenaixafar. Nos damos cuenta de que es difícil pedir a tantos lazis que dejen la victimización y la engañosa ideología que da sentido a su vida; seguramente muchos no consigan liberarse de ella.
  • Segon, que tots els nacionalistes diuen que fan les seves animalades “per amor al poble”. Y esto no debe sorprendernos, pues ya Aristóteles (y mejor santo Tomás de Aquino) decían que el hombre no puede querer el mal en cuanto mal, sino solo bajo apariencia de bien. Estem fets així, i cal saber-ho per no deixar-nos enganyar. Recordémoslo cuando declamen percatalunyes y tapen sus vómitos con la bandera.
  • Tercero, que mientras al patriotismo lo mueve el amor, el verdadero motor del nacionalismo es el odio. Que no ens sorprengui quan als nacionalistes -sí, a la gran majoria- els acabi sortint el hitlerito.

Charlando sobre Hitler, el general Beck le dijo a Meinecke en los años 30 que “este hombre no tiene patria alguna”. S’havia adonat de la diferència entre la realitat i la ideologia, entre patriotisme i nacionalisme.

Lo terrible es que durante los últimos años el nacionalismo catalán ha mostrado las mismas conclusiones que señalamos en el testamento de Hitler. Pensadores del nivel de Margarita Rivière, Teresa Freixes o Javier Marías han señalado sin reservas las actitudes nazis del catalanismo, i cada dia veiem coses a Catalunya que ens fan estremir.

Fugim del nacionalisme abans no embogim tots.

Dolça i nazificada Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , , ,

8 comentarios

  1. Educar a los niños en el odio a España me parece tan miserable que, sí, seguro acaba siendo una enfermedad, es imposible que sea otra cosa.

  2. “Estos hombres no tienen patria alguna”: Puigfugit…Torratitella…Más…Pujol… etc, etc…su patria es sus intereses

  3. Los lazis, por mucho que se les haga ver la similitud que guardan con la ideología nazi, no cambiarán y seguirán con su ceguera inducida hasta que el nacionalismo catalibán caiga de una vez en el descrédito total, sin nadie que le siga el juego y sea palpable la vergüenza que realmente genera. Será cuando los Lazis sientan vergüenza de su movida como les pasó a los alemanes tras la segunda guerra mundial.

  4. ¡Que cambiado esta el Torra! ¿no? Para mi que le ha sentado muy bien que lo emplumen para ganar sus “perricas” como jubilado. Ya me gustaría a mi cobrar lo que este elemento como jubilado, pero resulta que no tengo el cuajo, vamos, que no, para qué vamos a engañarnos.

  5. Todas las barbaridades, animaladas, tropelías, imprudencias, atrocidades, actos vandálicos o acciones temerarias que puedan ejercer los separratistas catalanes, no son más que el escalafón de unas mentes enfermas, aturdidas de una psicosis furibunda que les enuncia en todo momento que “tot es per Catalunya”, y con esta banal y ridícula premisa se permiten dormir hasta tranquilos. A partir de aquí el que me siga diciendo que el nacionalismo no es una enfermedad, mejor que se lo mire, porque no existe ninguna explicación plausible que pueda justificar este aberrante fenómeno.

  6. NO DA TANTO MIEDO LOS NAZIS DE HOY COMO SUS VALERDORES
    MUCHO ME TEMO QUE AQUEL PODEROSO CAPITAL QUE LES DIO SOPORTE EN LOS AÑOS VEINTE/TRENTA TIENE IGUAL INTERÉS EN ALIMENTAR LA MALA BESTIA QUE NOS TOCA VIVIR HOY
    ¡QUÉ MARAVILLA PODER REPETIR EL PASADO CON LA MAESTRA HISTORIA !
    UN DOLÇO SALUDO A TODOS Y A JAVIER MARÍAS LE DARÍA EL NOBEL
    NO SE PIERDAN SU ÁRTÍCULO NAZÍSTICA ENTRADO AQUI EN 2018
    TAN CLARO COMO EMOLEDOR

  7. La similitud con el caso de los independentistas catalanes es abrumadora y, cómo no, todo es culpa del otro! (que no piensa como yo ni hace lo que digo, hola Sánchez! Que tú también cabes en el mismo saco).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: