El espectacular programa de un catalán de Santpedor para superar el nacionalismo

Josep Ramon Bosch está en racha.

bosch

És difícil trobar un diagnòstic de la situació actual i un pla d’acció per superar el nacionalisme tan clarivident i escrit en 3 paràgrafs. Però és lo que fa en Josep Ramon Bosch a La Raó del passat diumenge:

El nacionalismo sigue su plan aprovechando la división de los partidos nacionales y la creencia generalizada entre los españoles de que “ha bajado el suflé”. Mientras Madrid se comporta como una corte de intrigas palaciegas y olvida su obligación de ejercer de capital de un Estado moderno, la prioridad de los separatistas es doble: por un lado intensificar la propaganda pagada por la Generalitat para llegar a un mínimo del 50% de los votos en la próxima cita electoral, que puede ser otras autonómicas u otra “consulta” cuando ellos quieran; para ello el nacionalismo usa los medios del Régimen con encuestas trucadas del CEO, las proclamas y las campañas de odio de la ANC, y otras tretas y artimañas. Por otro lado la prioridad son los “hechos consumados”, crear un Estado paralelo (estructures d’estat) y leyes que lo deben sustentar, como si el marco institucional y legal español no existiera (…)

El plan es simple: mientras se avanza hacia el “golpe de estado pseudodemocrático” (lo llamó así Reuters), un “golpe de fuerza contra la democracia” (según “Le Figaro”), el proceso se desarrolla de forma unilateral, negando la soberanía nacional de los españoles. En nombre del “pueblo” los separatistas se sitúan por encima de la ley, los tribunales y las instituciones democráticas. Este golpe está organizado en nombre de la patria (Cataluña) y ejecutado por una minoría (partidos votados por el 37% del censo, 2 millones frente a 3,5 millones de catalanes que no han votado separatismo), a la que la ley electoral ha otorgado el 53% de diputados. Esta situación provoca inseguridad jurídica en Cataluña al situarse el poder ejecutivo y parte del legislativo por encima de la ley, además de una clara inestabilidad económica, laboral y social, y una fractura de la convivencia que va in crescendo. Todo ello con el añadido de la sumisión a la agenda rupturista de la extrema izquierda sovietizante de la CUP, cuyo papel será el desorden en la calle.

¿Cómo se ha llegado hasta aquí? La ley no se ha aplicado (educación, banderas, 9N) y no ha habido consecuencias para los infractores. Lo dijo Artur Mas: “El 9N el Estado estuvo contra las cuerdas como el 23F”. Ningún Estado democrático y social de derecho se mantiene con el laissez faire como política ante quienes amenazan su existencia. Para evitar la catástrofe se requiere primero unidad absoluta del arco constitucional (al menos PP, PSOE, Cs, que son el 69% de los votos y el 73% de los escaños); empezar a distinguir entre catalanes libres de nacionalismo y nacionalistas catalanes; actuación firme y rápida del Estado que emita mensajes claros para restablecerlo en Cataluña (entre otros proteger la seguridad, bienestar y convivencia de los catalanes, inhabilitación de los golpistas para cargo público y afectación de su patrimonio según lo previsto en la ley), todo ello evitando excitar el victimismo; abandonar los pactos con el nacionalismo en temas de Estado que han agrietado nuestra convivencia; priorizar recursos de verdad para contrarrestar la permanente campaña de propaganda nacionalista; y por último desarmar legal e institucionalmente el programa de “nation building” que el nacionalismo lleva 36 años implementando”.

Pues solo falta que el que todos sabemos apague el puro. ¿Alguien tiene un plan mejor?

Dolça i clarivident Catalunya…

bastoncillo



Categories: Dando el golpe, Pensando bien

Tags: , , , ,

19 comentarios

  1. “¿Alguien tiene un plan mejor?” se nos pregunta desde Dolça Catalunya en referencia al artículo del Sr. J.R. Bosch…
    …A lo que yo respondo, y aun a riesgo de que alguien me tache de inmodesto: “Síííííí…yo tengo un plan muuuuuucho mejor”.

    Un plan que se resumiría en los siguientes puntos:

    1- Combatir frontalmente a los principales responsables del desastre actual, que no son los separatistas, sino quienes, durante los últimos 40 años. han sido sus cómplices y consentidores (desde la Corona a todos los partidos llamados “constitucionalistas”, viejos y nuevos, sin excepción alguna). Acabar con dichos cómplices será la única manera de poder, acto seguido, tratar de acabar con los separatistas. De lo contrario, esto último se me antoja imposible.

    2- En consecuencia, dejar, de una vez por todas, de reclamar que “se cumpla la Constitución”. Cuanto más se cumpla, peor estaremos, pues en el articulado de dicha Constitución se encuentra, en mi opinión, el germen principal de los males de los que tanto nos quejamos.

    3- En esta misma línea, dejar de pedir que “el del puro -o quien sea- haga algo”… !Hagámoslo nosotros!…y no perdamos más el tiempo pidiéndole peras al olmo.

    4- Y hagámoslo creando una alternativa al sistema que sea realmente ilusionante. Criticar al sistema sin proponer nada a cambio, no sirve de nada. Como tampoco sirve quejarse amargamente de los efectos perversos del sistema -pongamos por caso el separatismo-, sin darse cuenta (¿o tal vez sí?, lo cual sería aún mucho más grave) de que es ese mismo sistema, al que se pretende desesperadamente apuntalar, la causa principal de dichos efectos indeseados.
    En tal sentido, ahí van -aunque sea de manera telegráfica y, consecuentemente, muy matizable y ampliable- algunas de las propuestas de mi “plan”. Al menos algunas de las que, en modo alguno, se vislumbran en el “plan” propuesto por el Sr. J.R.Bosch.
    Uds. mismos, queridos amigos Dolcos, podrán juzgar cuál de ambos “planes” les parece mejor.

    -Instauración de un régimen republicano y, a la vez, profundamente nacional (nada que ver -aclaro- con la nefasta II República Española, que de república tenía poco, y de española aún mucho menos).
    – Supresión de los partidos políticos como herramientas que se arrogan en exclusiva la representación de la soberanía popular (habría que votar a las personas, no a los partidos).
    – Establecimiento de unas pruebas mínimas de nivel cultural y político tanto para ser elector, como para ser elegido (mucho más exigentes en este último caso, y tanto más cuanto más alto fuera el cargo que se pretendiera ocupar).
    – Supresión total de las ruinosas autonomías y potenciación de los entes locales según el conocido, y mucho más económico, principio de la “subsidiaridad”.
    – Reducción drástica del número de funcionarios “burócratas”,
    – Recuperación de la soberanía nacional (salida inmediata de la OTAN y de la UE), sin perjuicio del establecimiento de las mejores relaciones posibles con el resto de la comunidad internacional, pero siempre, repito, defendiendo ante todo nuestra soberanía y nuestra libertad como nación.
    – Restablecimiento de todas aquellas medidas de protección social para con los asalariados y los más desfavorecidos que se han ido perdiendo en la últimas cuatro décadas, sin que ello significara caer en el asistencialismo clientelista, ni en la depredación del ciudadano por parte del Estado a través de una presión impositiva confiscatoria (la fácil receta socialista que hasta el momento han adoptado, sin excepción alguna, todos cuantos han gobernado España en las aludidas cuatro últimas décadas).
    – Pena de cadena perpetua irrevocable, incluyendo trabajos forzados para resarcir -aunque fuera no más en parte- el daño causado, para los delitos de alta traición a la Patria, corrupción política y terrorismo.

    5- Y ya en lo personal, y en referencia a la errática trayecoria del Sr. Bosch en los últimos años, en mi “plan” no cabría, de ninguna de las maneras, reunirme con todos los máximos responsables del desastre -incluyendo a Artur Mas en primer lugar- para sacarme sonrientes fotos con los mismos y para “chupar” muchos minutos de televisión y prensa. Tampoco admitiría recibir financiación encubierta por parte de “fondos reservados” de ningún tipo (ni públicos, ni privados), y mucho menos si dicha financiación supusiera una cortapisa a mi libre actuación en el campo de las ideas o de la actuación política.
    Y es que, en referencia a este último punto, el triángulo formado por la Fundación Juan Boscán (de la que el Sr. J.R.Bosch es aún Vicepresidente), Societat Civil Catalana (de la que el mismo fuera fundador y Presidente) y ciertos generosos aportes de dinero que han sido “vox pópuli”, creo que merecería una amplia explicación aclaratoria por parte de sus protagonistas.

    • Yo lo comparto, Sr. Llopis. Pero, al día siguiente de tales medidas, dirían por ahí que España es una dictadura, que había masacrado a no sé cuantos, que tiene armas de destrucción masiva, o cualquier otra milonga similar, y seríamos bombardeados sin discusión previo boicoteo de todos los mercados. Sus medidas están bien, a las que yo añadiría la expulsión de toda la chusma / paisanaje que los políticos / oligarcas nos han metido. Pero deben llevarse a cabo a la vez en toda Europa y, a ser posible, con el apoyo de Rusia. Si no, nos empujarán otra vez a una guerra fratricida.

    • Para poner en práctica todo eso es imprescindible un golpe de estado militar, algo que ni los militares ni la gran mayoría de los ciudadanos aprobaría.

  2. Fui uno de los que en el 11-S del 2014 estuve en el foso Romano de Tarragona portando la Senyera, y escuhe atento al señor Ramón Bosch, y ahora que ha dejado la SCC es cuando me doy más cuenta lo valioso de su Labor en pro de Cataluña Libre de Nazis. Gracias Sr. Bosch

  3. El Estado no actua desde hace años y no sabemos la verdadera razon.

  4. no hay más ciego que el que no quiere ver. Y en España llevamos muuuuuchos años sin querer ver las verdaderas intenciones de los nazicatalibanesmononeuronalesbarretinados o lo que es peor, si las hemos visto hemos sido unos cobardes dejándoles hacer, los primeros nuestros dirigentes

    • Bueno Curro,

      Yo creo que los españoles no son tan miópes como quieres dar a entender.

      Esto ya viene de lejos y no es nuevo.

      Además, insisto, que, en mi opinión, los verdaderos culpables de lo que ocurre en Cataluña hay que buscarlos en Madrid y no aquí, en los gobiernos de España. De lo contrario, explícame cómo hemos llegado a donde hemos llegado.

      Una de las causas principales de la desintegración de España ha sido la corrupción, y es un error focalizar la corrupción sólo en la política.

      Salut

  5. Absolutamente de acuerdo con Hugo Rodríguez, pero toda la culpa la tiene la provisionalidad del Gobierno por culpa del psoe que bloquea la investidura del nuevo Gobierno.
    Votar psoe es votar inestabilidad.
    En cuanto al C,s, mejor que desapareciera. (Dividete y serás vencido)

    • ¿Insinúa, entonces que hay que votar al PP? ¿Al partido que se abstuvo en lo de que CiU tuviera grupo parlamentario?. ¿al partido que cogió mi voto en 2011 y lo tiró a la basura traicionándome? Ni harto vino le vuelvo a votar mientras siga el tripartito del percebe, la sor-aya y el arriola.

      • Y conste que no voté a C’s, pero le doy las gracias por votar en contra de que CiU tuviera grupo parlamentario propio e impedirlo con su voto.

      • No te molestes, Lucusaugusti; el señor Ramón de L’Espluga tira la piedra y se esconde. Jamás contesta las preguntas que se le hacen. Pues verà, don Ramón, ya que usted piensa que es mejor no dividir el voto, yo tengo una idea mejor: votemos todos en masa a Ciudadanos, un partido nuevo y limpio.

        Confieso haber votado al PP en alguna ocasión , pero le aseguro que no pienso volver a hacerlo porque me representa mejor C’s. Usted puede hacer lo que quiera, por supuesto, pero le aseguro que su voto sería mucho más útil si se lo diese a este joven y no corrupto (por lo menos por ahora) partido; el suyo no puede presumir de lo mismo ( además de haber contribuido a la situación actual de España pactando con separatistas). De verdad, don Ramón, a veces pienso que nos toma por tontos.

      • … Tic tac tic tac tic tac… efectivamente, el señor Ramón no contesta.

        Mafalda, a veces me pregunto si el señor Ramón no será un forco y entra aquí para divertirse… bueno, exactamente igual que el señor fotoski, ¿será la nueva forma de atacarnos de los Racó Català y los VilaWeb de turno? Saludos.

  6. Efectivamente lo clava…pero no dice nada que no sepamos, que no hayamos leído o comentado en este blog innumerables veces. ¿Por qué quien o quienes pueden hacer algo contundente no lo hacen? La duda de qué hacer o no hacer, con qué contundencia etcetera es, me parece a mí que es el verdadero problema, el miedo a victimizar todavía más al nacionalismo y por ese miedo se actúa siempre con muchísima laxitud, en las formas y en los tiempos….o no se actúa. Y el nacionalismo catalán lo sabe y se aprovecha.

  7. Si , lo que dijo Vidal Cuadras hace unos años .
    El 10 de octubre su todo continúa igual , se suspende la autonomía catalana .
    Si toman la calle , ya se cansaran .
    Y los mossos a reprimir las manifestaciones ilegales .

  8. Más claro agua: Sres. de Madrid: EL QUE CALLA OTORGA, así que hagan algo y empiecen a arrancar el bulldozer para destruir todo el protoestado que está montando a la chita callando el catalanismo.desde hace cuarenta años. Lo he dicho muchas veces y lo vuelvo a repetir: se debe actuar sin miedo y sin complejos, pónganse en marcha y empiecen a aplicar la Ley hasta sus últimas consecuencias, sólo así se podrá detener el golpe de estado a cámara lenta que estamos viviendo. PP: mueve el c… de un vez y actúa, Ciudadanos: tu razón de ser primordial fue parar al nacionalismo catalán, ahora tienes una oportunidad de oro para poner en práctica tus principios, PSOE: esperamos que tengas sentido de estado y no pongas trabas a la operación de demolición.

  9. Resulta decepcionante que el precedente de Viladecans. con su declaración anti-separatista, parezca no haber tenido seguidores en otros ayuntamientos catalanes. A primera vista, el “remolón” sería el PSC. Es prioritario que se reactive la iniciativa.

  10. ¡ Estupendo análisis…!¿Recabamos firmas para enviarlo a los tres mosqueteros del PP+PSOE+C´s….?

  11. Ciencia-ficción si consideramos lo que hace “Madrit” a día de hoy. 🙁

  12. Mano dura contra los golpistas, inhabilitacion de cargos publicos y las sanciones economicas que correspondan y si fuera necesario, la intervencion de la autonomia. Si no se toman este tipo de medidas y actuaciones, estamos abocados a un conflicto civil sin precedentes de imprevisibles consecuencias.

Deja un comentario