Si le llaman «feixista» es que quieren «eliminar el sentido básico de la realidad»

Stanley G. Payne torna a analitzar brillantment el timo de l’«antifeixisme».

Fa un any el professor Stanley G. Payne, hispanista i catedràtic d’Història Jaume Vicens Vives – Hilldale en la Universidad de Wisconsin-Madison, publicó en First Things una imprescindible reflexión sobre lo que estaba pasando en EE.UU. con los disturbios woke. Que resulta se parecía mucho a lo que hace años que vivimos en Cataluña, y desde aquí en toda España. La pieza se titulaba Antifascismo sin fascismo, y sostenía que

«Un antifascismo sin fascismo hace posible crear o imaginar exactamente el tipo adecuado de enemigo, uno que en realidad no existe. Esto tiene la utilidad añadida de justificar aparentemente una llamada a la violencia y a la adopción de tácticas cada vez más agresivas, que imponen un poder cada vez más centralizado y condiciones de censura, y logran objetivos difíciles de alcanzar mediante el discurso racional y el análisis. No hay manera más sencilla de estigmatizar y afirmar verbalmente el poder sobre un oponente».

Ara el professor torna a publicar una interessant reflexió a la revista nordamericana, titulat Antifeixistes després del feixisme:

«Lo que distinguió históricamente al fascismo genérico no fue el autoritarismo ni la violencia -ambos al principio todavía más característicos y más extremos en la Unión Soviética-, sino su énfasis en el objetivo moral y cultural de una ‘revolución antropológica’ radical. (…) 

En el siglo XXI las políticas progresistas asumen cada vez más un tono redentor y salvífico, como una especie de religión de sustitución. (…) 

El objetivo principal del progresismo contemporáneo no es, por supuesto, derrotar un fascismo que no existe, sino demonizar cualquier residuo de tradición, religión, cultura y gobierno histórico constitucional, hasta eliminar el sentido básico de la realidad. En los esfuerzos para imponer la ideología transgénero, por ejemplo, vemos al estado empuñado como un instrumento de transformación cultural e institucional, en algunos aspectos más ambiciosa que las transformaciones intentadas por los estados clásicos comunistas y fascistas. (…)

El antifascismo contemporáneo es en algunos aspectos más radical que el fascismo -o que el comunismo- sobre todo con respecto a la revolución antropológica«.

Ja ho sap: quan li diguin «feixista», volen dir:

  • No se atreva a hablar
  • Porque queremos cambiar la naturaleza humana
  • Y si no acepta nuestra nueva religión, se lo haremos pasar muy mal.

Pues puro prusés, escolti.

Dolça i entifada Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , ,

9 comentarios

  1. El separatismo ha perdido el 30% (casi 1 de cada 3) de los votos que obtuvo en 2017: de 2.079.000 a 1.456.000, més de 623.000 catalans han dit adéu al prusés, la secesión ya no les ilusiona, no ven necesario movilizarse.Y JORDI C. (OMNIUM) DICE :» VICTORIA HISTORICA.»NO COMMENTS!

  2. Manuel Pastor ha escrito en varios artículos sobre este asunto del fascismo y los antifascistas o “antifa”:

    «Los socialistas, especialmente en España, ignoran que el fascismo fue una herejía socialista, fundada por Mussolini, líder del socialismo italiano, admirado por Lenin.
    El fascismo de Mussolini seguirá siendo anti-capitalista, anti-liberal, y anti-parlamentario. Prácticamente, el mismo perfil de ciertas tendencias autoritarias en el Psoe tras la 1ª GM, tras la 1ª Internacional y durante la 2ª República.

    J. Besteiro, socialista, insinuó que el antifascismo de Largo Caballero y los radicales del Psoe durante la insurrección de octubre de 1934 era más parecido al fascismo que la propia Ceda, cuya victoria electoral -democrática- e incorporación al gobierno fue el pretexto o justificación para la agresión violenta y anticonstitucional de las izquierdas. ..

    Cuando Carmen Calvo llama fascistas a los de Vox expresa una opinión generalizada en el Psoe, compartidos con sus aliados izquierdistas y separatistas. Tezanos, insinua que las derechas españolas pueden compararse con los nazis (23-3-2019).

    La extrema izquierda se considera «antifascista» y utiliza el insulto «fascista» contra liberales y conservadores, con una agresividad retórica -y a veces, violencia material- Son burdas técnicas subliminares de la vieja Komintern, para justificar la eventual ilegalización de sendos e insufribles enemigos.

    Volviendo al lamentable 7-4-2021 vallecano ( agresión de la extrema izquierda en el mitin de Vox). Rigurosamente, el antifascismo puede presentar rasgos de fascismo, pero esencialmente es comunismo (ambas ideologías usan por sistema la violencia y el terror).

  3. Priede: «¿Son comunistas el PSOE y Podemos?» Ellos mismos lo dicen. Pablo Iglesias: «Soy leninista». Yolanda Díaz: «El comunismo ha defendido dos valores fundamentales: los derechos humanos y la democracia» (que se lo digan a Pol Pot, por ejemplo). Alberto Garzón: «El único país cuyo modelo es sostenible es Cuba». Errejón: «En Venezuela se come tres veces al día» (como si eso fuera verdad, y, aun siéndolo, como si eso bastara para que un país sea libre y joconudo). La pregunta que le hago a usted es la siguiente: ¿Sabe usted diferenciar comunismo de fascismo, y por qué? Estaré atento a su respuesta. No importa lo larga que sea, la estudiaré con interés, y prometo responderle, no basándome en mi opinión personal, que al fin y al cabo es el escalón más bajo de mi conocimiento, sino en la contrastación de hechos, datos, teorías, ensayos, dogmas o noticias de hemeroteca, que es como me enseñaron que se deben confrontar las ideas, más allá del porque yo lo digo, que a eso se limita la opinión personal de cada uno.

  4. Príede, lo de que no existe el comunismo, se lo dices a Iglesias admirador incondicional de LENIN, Stalin, y Mao juntos, o a Potemo, o a Enrique Santiago, todos colaboradores del narcomunismo venezolano, y del resurgir del comunismo en Sudamérica atraves del doro de Sau Paulo, o a los so Lis de la Cup, o a los etarras de Otegui, mantenidos y amparados en la acuna castrista y con sicarios al lado de Chaves. O díselo a Zp, y sus minas de oro del narcotrafico, que fue el que firmó la hoja de ruta con los etarras, que nos trajo hasta aquí. Que no existe el comunismo? Hay que estar muy ciego para no quererlo ver, o ser muy cómplice. Y en China claro que existe el Comunismo, otra cosa es que además se haya fusionado con el capitalismo salvaje, que no es otra cosa que ambos esclavistas! Y que otra cosa ha sido el Comunismo, si no esclavistas, y asesinos genocidas?

  5. Que serán muchos eh Burgalés, porque pasando Miranda son todos aberchales…

    Qué hipócritas los burgaleses, en las Comunidades de Castilla ausente y a lo suyo, en 1936 sede del Gobierno de Franco y en 2022 ciudad antifascista, jaja

  6. Más que puro «prusés», me atrevería a decir que ésto es una «ley del embudo» en toida regla, totalitarismo en estado más que puro al que hay que combatir antes que deje más coquipelada a esta Comunidad Autónoma que es Cataluña.

  7. Muy bien, ahora faltan los que tiran del otro lado de la cuerda, los ‘anticomunistas’ (¿son comunistas el PSOE y Podemos?) que culpan a los excomunistas como Putin, o donde el comunismo ya es difícil de encontrar (China), o que si existe les importa un rábano el problema de España (Corea del Norte; por cierto, Cao de Benós es contrario a los separatistas). Un ejemplo bien claro: ¿Quién dirige La Sexta? Los mismos que Antena 3. ¿Se entiende ahora de qué va el comunismo y el fascismo del que tanto nos hablan liberales y progres?)

    José Antonio Abellán dice que la mayor parte de los medios están en manos de italianos (algunos ligados a la masonería, caso de Berlusconi), y que mañana, tarde y noche se dedican a machacar todo lo español, incluso sus ídolos populares: muere Santana o Rocío Jurado y empiezan a lanzar porquería contra ellos; inimaginable algo así en Italia con Celentano o cualquiera de sus ídolos populares.

    A partir del minuto 6:
    https://podcasts.google.com/feed/aHR0cDovL2ZlZWRzLmZlZWRidXJuZXIuY29tL2l2b294L3dCY1g/episode/aHR0cHM6Ly93d3cuaXZvb3guY29tLzgwNDM2OTM4

    Nunca hubo tanto antifascistas ni anticomunistas como ahora, cuando resulta que ya no existe ni comunismo ni fascismo.

    Mientras tanto ‘nuestros amigos y aliados’ de ‘Uropa’ dan asilo político a los fugados por el golpe de Estado en Cataluña, o arman a nuestro único enemigo, Marruecos, y ahí está lo de Israel, Reino Unido y EEUU.

    A quienes nos quieren triturar, los mismos de hace dos siglos, les está saliendo la jugada mejor de lo que podían imaginar.

  8. Para reenviar a todos mis amigos antifascistas, gracias.

  9. Tomarse en serio lo que digan los catalufos, esos trastornados …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: