¿Referéndums lazis? Mejor la tiranía nacionalista

La realidad es que la mayoría de  los catalanes damos la espalda a los separatistas.

Ha vuelto a pasar. ¿Se acuerda de lo que ocurrió en Tortosa? Los separatistas querían derribar el monumento que recuerda la batalla del Ebro y montaron un referéndum perquè el poble parli. Y habló: un 68% de los tortosinos votó en contra de la retirada del monumento y a favor de que permaneciese uno de los emblemas de la ciudad. Això sí que no! Alegando no sé qué leyes, los nacionalistas decidieron seguir adelante con sus planes. Porque ya se sabe, el famoso dretadecidir va ser una enganyifa per veure si així cola allò de trencar Espanya i declarar-nos extrangers a casa nostra. Pero si el poble diu una altra cosa, el dret a decidir puede irse a freir espárragos.

El poble son ellos y lo que decidan, que así funciona el despostismo democràtic llazi.

Ahora ha sucedido algo similar en San Carlos de la Rápita. Lo explicamos aquí hace unos días.

Resultat? Votaron 3.328 personas (el 26,7% de un censo trucado, que incluía a adolescentes de 16 años). Y solo el 67,5% votó a favor del cambio de nombre, unos misérrimos 2.246 vecinos del total de 14.953. És a dir, un 15% dels veïns i un 18% del cens trucat volia canviar el nom del poble segons els gustos del batlle. Alucinante, porque en las municipales de 2019 el alcalde de ERC obtuvo 3.279 votos. No s’aconseguí l’objectiu del 20%: un fracàs absolut.

I qui és aquest despotilla batlle de San Carlos de la Rápita? Se llama Josep Caparrós García (sisplau voti el nom de sa mare al catalanitzador de cognoms) y en marzo de 2018 lo pillaron hablando por teléfono con Lluís Salvadó, secretario de Hacienda de la Generalitat y procesado por el golpe de Estado. Conversaban sobre quiénes serían las próximas consejeras de la Generalitat: «coges aquí a la que tiene las tetas más gordas y ale, se lo das, ya está»Así son los despotillas nacionalistas, sempre disfressats de demòcrates. Doncs res, Josep, perquè no et treus el Josep i et quedes amb un Caparrós i prou?

Tortosa, San Carlos de la Rápita… tenemos ya muchas pruebas de que el dretadecidir y los butifarrèndums son un cuento. Y la prueba del nueve: ¿Por qué no hacer un referéndum para votar laimmersió?

Dolça i despòtica Catalunya…



Categories: En el Butifarrèndum

Tags: ,

5 comentarios

  1. La Constitución no era para esta estafa continuada.

    No nos ha dado más que problemas y ha arruinado Cataluña.

  2. El referéndum habría que prepararlo bien con antelación y plantearlo en serio para formar la nueva comunidad autónoma de Tabarnia, verás como así se les acaba la tontería a los lazis.

  3. – Carlitos, de qué quieres el bocadillo?
    – de Nocilla mamá
    – pues toma uno de salami

  4. El dret a decidir, el som una nació, o la imposición de la lengua catalana como único idioma oficial en Cataluña, son tabús que cada vez van convenciendo a menos catalanes. Confiemos que de una vez esta percepción que trato de manifestar, se revele definitivamente en las urnas.

  5. O sea, que este memo desde el principio ya sabía que sólo iban a participar los fanáticos y puso el listón muy bajito, para inventarse legitimidad.
    Todo es una farsa. Las supuestas feministas no protestan, las mujeres catalanistas tampoco, nadie dimite…
    Y siguen queriéndose burlar del resto de los españoles y llamando democracia a lo que no lo es, ni lo puede ser.
    Lo malo de todo esto es que nos cuesta mucho dinero a todos y ha surgido rencor donde antes no había.
    Y los curas catalanes colaboran con esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: