El Cottolengo, desbordado por la ayuda: “muchísima gente se ha ofrecido para ayudar… Gracias a todos”

Els barcelonins recolzen els més necessitats.

 

Dissabte passat vam publicar una entrada explicant les meravelles que passaven al Cottolengo. Contábamos que monjas y trabajadores estaban desbordados, y que algo habría que hacer para ayudar a quienes entregan su vida a los retrasados, a los que nos adelantan en todo lo importante.

Lo que ha passat aquests dies ens ho expliquen al mateix Cottolengo:

“Buenos días a todos. En primer lugar, como dicen las Servidoras de Jesús: Deo Gratias! El Señor realmente provee, y ha traído al Cottolengo mucha Providencia. Muchísima gente se ha ofrecido para ayudar. Ha sido impresionante: estudiantes, niños, gente mayor a la que no le importa correr riesgos… Gracias a Dios, se ha podido ‘escoger’ y hay suficientes voluntarios, que se van a quedar a dormir aquí, con los más necesitados. Jóvenes (sin riesgos), con experiencia en el Cottolengo (no hay que enseñarles a cuidar a este tipo de enfermos) y además con posibilidades de hacer cuarentena, cuando pase todo, en lugares donde no pongan en peligro a otras personas. 

Por lo tanto, gracias a todos… Y también pedir que no llaméis más, para poder dedicar al teléfono solo el tiempo necesario. Tenemos mucha gente buena en reserva por si hiciera falta. Los enfermos están muy bien. Hoy en la sala de adolescentes, durante la comida, entraba la luz del sol por las ventanas… Uno de los enfermos se ha puesto a cantar: ‘al pecho llevo una cruz, y en mi corazón lo que dice Jesús’. No paraba de repetirlo y repetirlo. Los demás se han puesto a cantar o a reír… ¡¡Cuánto amor!! Gracias a todos. (Y de momento no hace falta que llaméis más…)”.

I és que una societat viva no descarta mai ningú, i menys aquells que més ens necessiten. Gracias, dolços! Y gracias, hermanas, trabajadores y voluntarios del Cottolengo. Un beso a todos sus huéspedes.

Dolça i caritativa Catalunya…



Categories: Alma

Tags:

4 comentarios

  1. Que lección !
    Nadie se queda atrás…
    Nadie se descarta…
    Nadie es menos… no porque no seamos todos unos “lisiados” de alma o de cuerpo… sino porque el mismo Dios dió su VIDA por estos “trozos de carne con sentimientos y defectos” que somos todos…
    Esas monjitas no hacen protocolos de quien se queda y quien se va… porque a Tomás o a Maripí o a Mohamed se les conoce por su nombre… se les velan las noches y los días… se llora cuando no llega para su sustento… cuando aprietan las facturas… se reza de rodillas para que la Providencia alcance y… cuando se es fiel a los principios de Dios: ALCANZA !.
    El destino de los pacientes es el destino de los que los cuidan
    No hay vuelta atrás, No hay atajos, No hay justificaciones baratas.
    Se está o no se está y en el Cotolengo lo segundo no tiene cabida… la luz entra por las ventanas y entra desde los corazones.
    Ahora sería fácil hacer comparaciones… en el Cotolengo está el Cielo.
    Fuera reina la oscuridad.
    A la M… con la oscuridad.
    A lo mejor lo más inteligente es irse a vivir al Cotolengo, en la Luz.
    Muchos mayores estos días preferirían estar en el Cotolengo que en las Residencias Rumbosas de mucho espabilado.
    Acordaros te esto cuando os pidan el voto y vuestro corte de mangas llegue a oirse hasta en San Petesburgo.

    Qué queréis, hace días que las monjas del Cotolengo no llevan a sus ilustres pequeños al hospital y se intentan valer en lo que pueden por si mismas… ¿por qué? ¿Son unas desalmadas?… NO!, saben que se aplica el protocolo de descarte que estamos “disfrutando” y sus pequeños mueren en una esquina. Los están protegiendo, no solo ahora, desde hace mucho tiempo.

    Hace dias que un grupo pequeño de sanitarios ha estado practicando el descarte y ahora se estan pegando una Horgía con sus M… protocolos.

    YO NO SALGO A APLAUDIR A LAS 20:00 h, podríais suponer que me gustan los descartes.
    Yo estoy con los pequeños y el segundo espíritu de la Legión:
    El Espíritu de compañerismo: Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo, hasta perecer todos.

  2. Es la razón por la que la Caridad siempre es superior a la Compasión: es activa e implica riesgo para el caritativo. Ser compasivo, todos podemos serlo desde la distancia sin mancharnos.

  3. Lo mejor de lo mejor, la solidaridad sin nada a cambio. La generosidad de arriesgar por otros. Mi más sentido abrazo y apoyo para todos esos voluntarios. Son un ejemplo, en tiempos de egoísmo, son un ejemplo para aquellos que viven de sembrar el odio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: