Recordando a Artur Mas, el trilero del carrer Tuset

Mañana se acaba la inhabilitación de este político irresponsable y tramposo

El daño que Artur Mas ha hecho a Cataluña es incalculable. Con su falsa sonrisa de anuncio y sus trampas al solitario, nos metió en un prusés que nos ha dejado más divididos, más empobrecidos, peores personas, desprestigiados a lo largo y ancho del mundo entero. Un auténtico desastre.

Quien quiera seguir sus hazañas puede poner su nombre en nuestro buscador. Les advertimos: la esperiencia puede ser letal. Es difícil digerir tanta estupidez, tanta prepotencia, tanta mentira, tanta irresponsabilidad de una tacada.

Salvador Sostres, que le conoce muy bien, escribió en ABC un resumen de sus fechorías que vale la pena recordar: “El resumen de la carrera política de Artur Mas es muy fácil de hacer: todo lo que ha tocado lo ha destrozado“.

El 23 de diciembre de 2010 Artur Mas fue investido presidente de la Generalitat; su 2º era Oriol Pujol, porque Mas debía ser solo una transición hasta que el ninyato de la famíglia estigués net de temes judicials. El PSC es va abstenir. Això és lo que va dir en Mas en el seu discurs sobre la possibilitat de reclamar la secessió:

“Lo que hace es crearnos un problemas dentro de Cataluña que además es irresoluble, porque tendrá la mitad del país a favor de que Cataluña tenga un estatpropi, y la otra mitad en contra. Y entonces el problema ya no estará en Madrid: el problema lo tendremos aquí”.

Lo sabía. Sabía que rompería Cataluña. Sabía que nos dividiría, arruinaría y enfrentaría, que crearía un problema sin solución. Y lo hizo: se llamó prusés.

Valentí Puig lo explicó muy bien en su día:

“Es manifiesto que Artur Mas, sin paliativos, ha sido uno de los políticos más nefastos de Cataluña y el daño causado al pluralismo de la sociedad catalana es muy nocivo”.

Mas estuvo en los orígenes de una concatenación casi “ad infinitum” de desacatos y afrentas al Estado de Derecho: la impulsó y acabó dejándose llevar por los derrumbes de la demagogia secesionista.”

Luego llegaron, en un disparatado espectáculo callejero del “aún hay más”, un par de personajes estrafalarios y trastocados, el Motxo y racisTorra. Algunos, contemplando a estos grotescos personajes, pueden incluso albergar una cierta nostalgia hacia el trilero del carrer Tuset. No nos engañemos: sin sus trampas, sin su irresponsabilidad, Cataluña no estaría en el hoyo al que la han lanzado los políticos nacionalistas.

Dolça i amb memòria Catalunya…



Categories: Dando el golpe, Fe de Ratas

Tags: , , , , , , , , ,

5 comentarios

  1. Es el ejemplo de persona ambiciosa sin escrúpulos ni remordimientos que no tiene problemas en abrazar la ideología que haga falta o pisotear a quien haga falta para alcanzar el poder. Es un energúmeno de mucho cuidado, fiel discípulo de los mafiosos Pujolone-Ferrusolone and company.

  2. Pues sí, tenéis razón, Artur Más es un impresentable, sólo ha buscado dinero, dinero y más dinero, como Pujol y family. El pruses nos ha hecho daño, nos ha distanciado, ha emponzoñado nuestra sociedad, nuestra convivencia, un irresponsable que no ha pensado en los que no piensan como él. Por favor, que se vaya a donde sea, que desaparezca y que se lleve al maldito Pujol con él.

  3. Artur más solo Queria dinero y como no se lo daban echaba más gasolina hasta Quemarse solamente el

  4. Debo reconocer que soy un fan de Salvador Sostres. Es que tiene salidas que para mí son antológicas. Y esta que reproducís aquí es una de ellas. ¡Y es que la clava! Aquí sí que no puedo evitar pedir perdón por mi pasado del que me arrepiento. Sí, hubo un tiempo en que yo votaba a Pujol y aconsejé a mis queridos suegros, que me pedían opinión, votar a Mas como el digno sucesor del MH. I am so sorry!

  5. https://www.libertaddigital.com/opinion/cristina-losada/la-eutanasia-sale-barata-87611/

    Estos días es visible en España la presión para legalizar la eutanasia, como lo fue en 2004 aprovechando la película Mar adentro, a cuyo estreno asistieron el entonces presidente Zapatero y varios de sus ministros. No era la primera vez que se utilizaba el impacto de una película para esa finalidad. Hay un film alemán (Ich klage an) que persuadió a muchos alemanes de las bondades de la eutanasia. Cuenta el caso de una hermosa y joven mujer, esposa de un médico, a la que se diagnostica esclerosis múltiple. Cuando su estado empeora, su marido, a petición de ella, le da muerte y es juzgado. Dicen que es una cinta conmovedora. Podían reponerla en las cadenas de televisión que están tan entusiasmadas con la eutanasia. El único problema de esa película es que se hizo a instancias de la jerarquía nazi.

    La eutanasia tiene historia, y la parte nazi hay que saberla. Cierto, los nazis, bajo el nombre de la eutanasia, perpetraron el asesinato de decenas de miles de pacientes hospitalizados y muchos otros. Fue el Programa T-4 y sentó el precedente –y los métodos– para los posteriores planes de exterminio. La motivación fue tanto ideológica (racial) como económica. Pero antes del nazismo existía ya en Alemania el caldo de cultivo para la eutanasia. Lo prepararon las ideas del darwinismo social y la eugenesia, que igualmente tuvieron influencia en otros países. Los nazis se nutrieron de aquellas ideas. Luego las recondujeron de acuerdo con sus siniestros propósitos. Hoy, son otros los sesgos ideológicos de los que quieren abrir la puerta a la inhumanidad disfrazada de humanitarismo.

    Un pequeño acertijo. Un extracto de una noticia publicada:

    El Ministerio de Justicia, en un memorándum detallado (…) hoy anunció su intención de autorizar que los médicos pongan fin a los sufrimientos de los pacientes incurables. El memorándum, que todavía no tiene fuerza de ley, propone que “se haga posible que los médicos pongan fin a la tortura que sufren pacientes incurables a petición suya, en el interés de la verdadera humanidad”.

    Los partidarios de la eutanasia no tendrán nada que objetar. Todo suena bien. Perfecto. Maravilloso. El único problema, ¡otra vez!, es que así es como anunció el régimen nazi, en octubre de 1933, que iba a legalizar la eutanasia. Su modo de anunciarlo, igual que toda su propaganda, usa los temas y argumentos que siguen sustentando esa causa. Ya sólo por eso, las actuales campañas pro eutanasia deberían estar bajo escrutinio público mucho más de lo que están. Los medios tendrían que mostrar las facetas más ocultas del problema: no sólo las que quieren enseñar los activistas. Porque suelen ser los activistas quienes asesoran a las personas que sufren los casos dramáticos y preparan su proyección a los medios. Una operación que se puede resumir así: captar el favor de la opinión pública por la vía de la emotividad y esconder sistemáticamente los riesgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: