Josep Pla se carga el mito “Catalunya, la regió més europea de la península”

Cataluña tiene “una tradició més aviat de resclosiment o almenys d’indiferència”.

El nacionalismo es una ideología del siglo XIX que subordina la vida personal y social al idolillo lanació. Un dels manaments de la doctrina nacionalista és Somcollonutso sea, el vicio de la soberbia convertido en virtud, el entronizamiento del supremacismo y la vanidad. Aquest somcollonuts el trobem a tot arreu en diverses formes, una de les quals diu que Catalunya és i ha estat sempre la part més avançada i europea d’Espanya. Lo cual no solo es falso, sino que las 7 guerras antiliberales que luchó Cataluña en tan solo 80 años demuestran lo contrario: Catalunya era la part més medieval d’Espanya. Medieval, claro, en su auténtico sentido, que es el de una sociedad participativa, con los poderes bien separados, la autonomía de sus instituciones y la vitalidad de la sociedad, tot ben contrari al despotisme il.lustrat, l’absolutisme i l’estat modern omnipresent.

Por eso es tan gratificantemente escandaloso para los cursis i els nacionalistes recordar la veritat que ens ensenya la història: Cataluña representa como ninguna otra región la actitud española frente lo que Elías de Tejada llama “Europa”: Lutero, que rompe la unidad religiosa; Maquiavelo, que paganiza la moral; Bodino, cuya idea de soberanía mata la vida social autónoma y la somete a un poder real único y omnipotente; Grocio y Hobbes, que expulsan a Dios del derecho e idealizan al salvaje; Spinoza, Puffendorf y Rousseau; y incluso los autores del tratado de Westfalia, que establecieron la vida internacional según el mecanicismo de las alianzas. O sigui, que de Catalunya “europea” res de res.

En su Prosperitat i rauxa de Catalunya, Josep Pla repasa el nacimiento en 1900 del semanario modernista y catalanista Joventut, recordando que los hombres que la hicieron provenían de la Unió Catalanista, y “vivían del recuerdo” de los mismos que defendieron el proteccionismo y crearon La Renaixença o las Bases de Manresa. Curiosamente Pla asegura que la revista “fue el primer núcleo real de la izquierda catalana”. I hi comenta quelcom de molt significatiu referit a aquella època:

“Rompiendo una tradición más bien de ‘resclosiment’ o al menos de indiferencia, este país tendió a sentir el latido del extranjero. Fue el momento de aquellas editoriales. En los decenios que siguieron, la curiosidad se ensanchó considerablemente. Cribar si el hecho fue un mal o un bien no sería sencillo. La lectura de los grandes autores [extranjeros] es siempre positiva. Ahora: el alud de literatura de ínfima categoría que esta apertura ha proyectado sobre el país ha sido inmensa. En conjunto ha permitido decir en varios lugares que Cataluña ha sido un punto de enlace entre Europa y la Península Ibérica. Algo debe haber, desde el momento que este enlace ha ahuecado algunos espíritus de este país. Hay enlaces que a mí, personalmente, me dejan en suspenso”.

En definitiva: que la tradició catalana és d’indiferència i “resclosiment” vers l’exterior, y que la “apertura” a Europa se produjo en pequeños sectores ideologizados desde principios del siglo XX. Y que su resultado fue degradante.

No hay nada como volver a los clásicos catalanes como Pla para superar las paridas del nacionalismo.

Dolça i resclosida Catalunya…



Categories: Historia, Pensando bien

Tags: , , , , ,

8 comentarios

  1. En unas poquitas cosas si Cataluña era más europea que el resto de España. Un ejemplo, la persecución de las brujas, bueno supuestas brujas.
    Junto una reducida comarca del norte de Navarra, el único lugar de España donde se produjeron estas barbaridades no de forma puntual sino sistemática, fue en nuestro Principado.
    Eso si, en el momento en que se impuso la Inquisición castellana y la autonomía en esta materia se quitó… se quitó la tontería y dejaron de perseguir a esas pobres mujeres

    https://elpais.com/cultura/2016/01/25/actualidad/1453751389_918669.html

  2. Personalmente, sin tener la inteligencia, sagacidad y extensa cultura del Sr. Pla, para mi los Catalanes del norte al igual que Vascos por su proximidad con Francia sí que pueden tener más conexión con el resto de Europa, o hayan mirado más hacia allí …pero, pero son… (sean conscientes o no de ello) parte fundamental de esa diversidad que a la vez es parte fundamental de una Unidad que configura España, para mi única en el mundo y que va muuuuchooo más allá de lo político … por eso es tan difícil pienso cualquier forma política que implique separación definitiva … por que es algo que no pertenece al puro intelecto … es algo mucho más profundo que va más allá, incluso aunque estemos el globalizado, economicista y tecnológico siglo XXI.

    Es algo difícil de explicar.

    • A mí personalmente me parece una memez. Y a los entendidos en Historia que frecuentan este lugar aún se lo parecerá más. Las palabras y razonamientos de Pla son contundentes. Estas palabras presuntuosas sobre Europa sólo rebelan racismo puro y duro. Además los nazionatas, tanto los vascos como los navarros, que son los que se arrogan la representación de sus territorios, son unos rancios avinagraos que a la hora de la verdad no se llevan bien con nadie.

      Por aquí aún nos estamos riendo de unas declaraciones de Mas de hace unos años, diciendo “nuestro norte es Europa”. Pues nada, nada, para ti los ingleses borrachuzos de la Saloufest. Racistas acomplejados, no son ninguna otra cosa.

    • *tanto los vascos como los catalanes, quería decir.

    • Como decía mi abuela, hay mucha gente que ha salido del pueblo, pero eso no significa que el pueblo haya salido de ellos. Ir de un lugar a otro no te hace viajero, de la misma manera que leer libros no te hace más culto. Lo importante son tus capacidades de asimilación, comprensión y reflexión. Estar cerca de un tonto no te hace más tonto; estar cerca de un listo no te hace más listo; estar cerca de Francia no te hace más francés. Solo serás lo que tú seas capaz de ser. Que yo sepa, la ósmosis no contribuye al crecimiento del cerebro: tan solo, y si acaso, al maquillaje por imitación. O sea, que contribuye a la mentira.

  3. Independientemente de si se puede cuantificar y verificar la cantidad de “europidad” en cada región, está por ver si eso es una virtud, o un defecto, o una característica como otra cualquiera. Y aparte, como dice Junts, no hay ningún mérito a nivel individual en haber nacido en un entorno concreto.

    Hace años vi un pequeño reportaje que me encantó. Era de un atleta keniata. Rechazó ofertas millonarias para vivir en EEUU porque él amaba entrenar subiendo hacia el Kilimanjaro, y terminar el entrenamiento dándose un chapuzón en una piscina natural espectacular. Quería llevar una vida sencilla en su tierra, el dinero no le suponía nada. Tenía una pequeña empresa de turismo rural-africano, cultivaba sus fresas (no se me olvidará la escena de sus enormes manazas negras mostrando con delicadeza el fruto en la mata), y visitaba a su madre, una señora que vivía en una pura choza y despotricaba en una lengua africana sobre su hijo que estaba “todo el día corriendo para arriba y para abajo”, mientras el hijo sonreía divertido. Yo desde luego no me siento superior a estos africanos, y por supuesto no me siento inferior a los belgas, los suecos y todas esas nacionalidades con su porcentaje natural de majaderos y cantamañanas.

  4. Ser europeo tiene, por sí mismo, el mismo significado que ser asiático, africano, norteamericano, de izquierdas o de derechas, varón o mujer, catalán o extremeño: ninguno, más allá del azar geográfico, político, cultural o sexual que te haya tocado al nacer sin que ni siquiera hayas hecho nada al respecto. ¿Pablo Iglesias, por ejemplo, no nació con un sexo, en un ámbito, en una familia determinada y con determinados antecedentes que condicionaron su comprensión del mundo? ¿Y este tipo no es el que me cuenta que son esas circunstancias las que me hacen culpable de lo que él quiera culparme? Lo más sorprendente de todo es que este tipo de discursos primarios sean los que dirigen el porvenir del hombre. Y que el hombre esté tan pagado y convencido de su inteligencia.

  5. Efectivamente, el de la marisqueria, con la cabra de la legión seria suficiente…
    Aunque yo no me creo nada de todo esto porque por muy Imbeciles que sean los “indepes” me cuesta creer que lleguen a estos niveles…aunque …todo es posible en Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: