Carta de Pedro J. a la fiscal Magaldi: “saben que sólo mediante la violencia podrán alcanzar la independencia”

La violència nacionalista contra els fiscals ja va aparèixer el 1934.

Durante el juicio de Artur Mas en el TSJC por prevaricación y desobediencia al organizar el butifarrèndum del 9N, 40 fanáticos nacionalistas acorralaron e insultaron a la fiscal jefe Magaldi, conminándola a abandonar Cataluña por “feixista”.

Hoy Pedro J. Ramírez recuerda en El Español que no és pas el primer cop que això passa a territori nacionalista:

Me llamo Manuel Sancho y fui el fiscal que ejerció la acusación pública el lunes 10 de septiembre de 1934 en el mismo Palacio de Justicia de Barcelona contra un abogado separatista llamado Josep María Xammar, dirigente de Estat Catalá. Era un caso de desobediencia, por lo menos tan de libro como el de Mas, pues en un juicio anterior el tal Xammar había arremetido contra el tribunal por estar formado por jueces que no hablaban catalán, ridiculizándoles al tener que recurrir a un intérprete y haciendo caso omiso de sus requerimientos y advertencias.

Yo pedía que se le impusiera una multa de mil pesetas o subsidiariamente dos meses de arresto. La vista se desarrolló en un ambiente muy caldeado. (…) La sala en la que, como sabes, caben unas doscientas personas, estaba atiborrada, y al menos seiscientas más se quedaron en los pasillos y espacios adyacentes. Muchos de los congregados tenían la misma actitud agresiva y decían las mismas cosas que los que se encararon contigo.

Xammar contestó a mis preguntas con evasivas, alegando que había tanto ruido en la sala que no había escuchado las reconvenciones del tribunal. Los testigos tampoco aportaron demasiado y los tres magistrados se retiraron a deliberar. Media hora después, sobre las dos de la tarde, regresaron para leer la sentencia que era condenatoria, aunque rebajaba a un mes el arresto sustitutivo. Acababan de hacerlo cuando un letrado gritó: “¡Visca Catalunya lliure!” y el público no sólo le secundó sino que comenzó a lanzar mueras a España.

En medio de un gran pandemonio un grupo de exaltados invadió el estrado, golpeó al presidente del tribunal, Luis Emperador, con un pisapapeles de cristal y lanzó un tintero contra un ujier que vio embadurnada su camisa. Pese a que el presidente dio orden a los guardias de asalto de despejar, los agentes allí destacados -habría una docena en la sala y treinta más en el edificio- permanecieron impávidos mientras eran los magistrados quienes se veían obligados a marcharse de forma bastante indecorosa.

Fue entonces cuando me dirigí al Comisario de Orden Público de la Generalitat, Miquel Badía, allí presente. Era un treintañero alto, de nariz recta, ojos grandes, rasgados y pelo rizado, peinado hacia atrás. Más que un policía, parecía un galán. (…) Es cierto que recriminé con vehemencia a Badía la pasividad de sus hombres ante los actos de violencia contra el tribunal. Es posible que dijera algo parecido al “¿qué coño hace aquí esta policía de mierda de la Generalidad?”, que Badía hizo constar en el atestado, aunque yo no recuerdo los tacos. Pero aquel tampoco era un hombre cualquiera.

Por su arrojo y chulería le llamaban el Capitá Collons. Había sido condenado a doce años de cárcel por participar en el complot del Garraf, encaminado a asesinar a Alfonso XIII, poniendo una bomba en el túnel al paso del tren real. Después había creado los escamots del Estat Catalá, a imagen y semejanza de los camisas negras de Mussolini, y se decía que había sido amante de una rubia explosiva llamada Carme Ballester, que militaba en ese grupo y que habría pasado de sus brazos a los del presidente de la Generalitat Lluis Companys, ya cincuentón. Además, y esa clave me sublevaba, Badía era íntimo amigo de Xammar.

(…) poco después, cuando salía del recinto, tres agentes de los Mossos se acercaron y me comunicaron que estaba detenido y que tenían orden de trasladarme a comisaría. Si tú te sentiste ofendida en tu dignidad como representante del Estado cuando te increpaban, imagínate mi estupor y el del personal del Palacio.

(…) No había precedentes de la detención de un fiscal en el desempeño de su cargo, aunque, claro, tampoco había precedentes de que un fulano como Badía pasara poco menos que de la cárcel a la jefatura de Orden Público de la Generalitat, una vez amnistiado por el débil gobierno Berenguer. Cuánta razón tenía, por cierto, Ortega con lo del “error Berenguer”.

(…) Mi detención sólo duró cinco horas porque el juez de guardia me puso en libertad tras tomarme declaración esa misma tarde. Badía tuvo que dimitir porque los fiscales se pusieron en huelga y los magistrados amenazaron con pedir masivamente el traslado fuera de Cataluña. Pero a los pocos días le tributaron un acto de desagravio en el Palau de Bellas Artes al que asistieron el propio Companys y el conseller de Justicia Lluhí.

Imagínate que los Mossos identificaran al energúmeno de la cara de odio que se lanzó a la carrera hacia ti y que ese Puigdemont que tenéis ahora le recibiera con todos los honores o acudiera a un homenaje que le tributara su propio partido. Aunque tengo que reconocerte que lo que hizo Puigdemont, encabezando la marcha que acompañó a Mas y los demás justiciables hasta la puerta del tribunal para intimidaros y encima haceros esperar, como se trata a un subalterno, fue casi peor. Por eso es tan importante que los gobernantes de hoy aprendan las lecciones de lo que yo viví. (…)

Entenderás que me haya acordado de todo esto cuando escuché el jueves a Mas acusarte nada menos que de contribuir a “identificar” el separatismo con la “violencia”, para crear un clima que propicie la “intervención” del Estado en Cataluña. Su argumento de que a él también le insultan y no lo denuncia no podía ser más cínico, teniendo en cuenta que los que te gritaban “¡fascista!”, “¡mierda!”, “¡vete de Cataluña!” estaban allí porque los había movilizado él, azuzándolos contra vosotros, jueces y fiscales, como su azuza a los perros de presa. 

La violencia siempre ha sido parte de lo que Gaziel denominó, poco después de la tragicomedia del 6 de octubre, “el cuadro clásico de la conocida anormalidad de Cataluña”. Los separatistas saben que sólo mediante la violencia podrán alcanzar la independencia y tratan de endosarle al Estado la responsabilidad de la espiral que pretenden desatar. (…)

Si no dan marcha atrás, a Mas, Puigdemont, Forcadell y Junqueras sólo les quedará elegir si salen por las alcantarillas o lo hacen por el tejado, camino de la inhabilitación o tal vez de algo peor. Y cuando la nueva representación teatral se acabe, harán falta esas “antitoxinas” de las que sois portadores los funcionarios con sentido de la legalidad y del deber, los catalanes íntegros como tú, que llevas ese pitillo desafiante entre los dedos y esa sonrisa serena, diamantina en su dignidad, rematada por el corindón amarillo de tu pelo. Amiga Anna, bona nit i bona hora”.

Molt bonic, Pere Jota. Sólo mediante la violencia… y gracias a los medios que -como El Españoldivulgan cebos nacionalistas como las encuestas trucadas del CEO. Però avui t’ho perdonem, que l’article que has escrit ens ha agradat.

Dolça i violenta Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

19 comentarios

  1. El naZionalismo lleva el sustrato de la violencia, discriminacion del vecino y corrupcion.

  2. “el separatisme és una actitud de ressentiment col.lectiu incompatible amb tota missió universal”. JVV

  3. TV3, en otro alarde de manipulación, reprodujo un vídeo en el que cortó los momentos en los que la fiscal fue prácticamente rodeada. La secuencia fue: la fiscal baja sola la escalinata y seguidamente aparece ya enfilando la calle acompañada por el mosso de paisano. El mosso acudió a ella cuando se vio rodeada … ¿alguien me puede decir dónde puedo encontrar el vídeo de este momento?. Gracias.

  4. «Molt bonic, Pere Jota. Sólo mediante la violencia… y gracias a los medios que -como El Español– divulgan cebos nacionalistas como las encuestas trucadas del CEO. Però avui t’ho perdonem, que l’article que has escrit ens ha agradat».

    Esta carta novelada en primera persona está muy bien, ya que recuerda antecedentes que nos hemos empeñado en olvidar —¿para volver a repetirlos?—. Pero hay que tener cuidado con Pedro J. Ramírez porque es de los que le ponen una vela a Dios y otra al Diablo.

    La mejor definición acerca de él se la oí a Alfonso Rojo, mano derecha suya durante un tiempo en El Mundo (hasta que le despidieron), y por otra parte, personaje tan mediocre como poco fiable. Pero lo bordó el día en que dijo:

    «Había uno tan tonto, tan tonto, que se creía que Pedro Jota era su amigo».

    Como complemento a lo apuntado arriba por DC, quiero contar que en una ocasión le pregunté a Pedro J. Ramírez a través de Twitter por qué acababa de escribir «Lleida» en un tuit, si jamás le había visto poner «London» o «New York» (lo cual es, además de una cursilada y un acto de sumisión a los dictados nacionalistas, algo gramaticalmente incorrecto: http://lenguajeadministrativo.com/toponimos/). Y el tipo jamás me respondió. Eligió retuitear mi interpelación para que su jauría de acólitos me acribillara (aunque también hubo bastantes de entre sus seguidores que me apoyaron dándome la razón, y tachando de «acomplejado» al susodicho, todo hay que decirlo).

    En fin, que… ¡ojo con este!

    • Sin desmerecer el escrito, coincido con lo de Pedro J., aunque hay que reconocer que por desgracia, el periodismo independiente en España sólo se encuentra ya en publicaciones de medios minoritarios, por no estar subvencionados, o mejor dicho untados, por lo que los grandes medios y periódicos impregnan sus editoriales del dictado de sus mecenas políticos, con ayuda de sus columnistas a sueldo. Con ello quiero decir que un dia dicen a y mañana será b, como bien sabe el conde de Godó, con su antigua “La Vanguardia Española”. Pedro J es uno más ni mejor ni peor que muchos. Recuerdo otro caso con César Vidal, un divulgador histórico con cierto interés pero que cuando hablaba de algún aspecto de Cataluña subía el pan…

  5. La Historia nos da lecciones. Y Manuel Sancho nos acaba de dar una de ellas.

  6. Los fanáticos – y los nacional separatistas lo son- siempre hacen lo mismo; imponer sus ideas al las buenas o algo las malas…
    Lo de dialogar…es una falacia MÁS!
    Por lo tanto nada nuevo…
    Ah! por cierto algún día se analizará con tranquilidad de donde salieron muchos miembros de la Guardia de Asalto de la II República Española???
    Que pruebas pasaron como fue la selección etc. etc…

  7. Cómo acabó el tal Miquel Badia del que habla el artículo : “El 28 de abril de 1936, a las tres y media de la tarde, fue asesinado junto con su hermano Josep Badia en la calle de Muntaner de Barcelona por miembros de la FAI como represalia por su anterior campaña de asesinatos contra miembros del anarquismo catalán”. Fuente wikipedia.

  8. Violencia es si agreden a un separatista; mientras que agredir a un catalán no separatista, eso no es es violencia ni delito, eso es ser amoroso, es la revolución de las sonrisas.

    Ni con violencia ni sin violencia, Catalunya es parte importante e inseparable de España, como siempre lo fue desde el principio de los tiempos. ¿Qué no entendió el separatismo de esta realidad?

    …Que dios los guarde muchos años a todos los separatistas, pero en sus tumbas rezará: nacieron y murieron siendo españoles, y esa es su gran honra y su gran suerte.

  9. Echamos de menos más “escraches pacíficos” como el sufrido por la senyora Anna Magaldi”; pero, hechos a Turull, Cabús, Mas, Junqueras, Homs, Grasset/TV3%, Terribas… A ver qué opinaban ellos, igualmente, de los mismos en su caso.

  10. Ahora estamos en la antesala de la VIOLENCIA. Ahora es INTIMIDACION, listas negras, Inspecciones y algun i demasiados actos de violemcia verbal por parte de los separatistas. Lo vemos cada dia en Tv3% y sus satelites.

  11. No si lo que faltaba que a perro rabioso breivik caspaliban Y sus malditos bastardos les nombraran jefes de los mozos…
    Cosas veredes amigo Sancho .

  12. Este periódico de español tiene poco. Además Pedro J. Ya forma parte del pasado mediocre que padecemos, manifestándose ahora en su máxima expresión purulenta. A él le ha ido muy bien. CETA es lo nuevo, supongo que lo sabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: