” …los aires muy dulces como en abril en Sevilla…”

Lunes, 8 de octubre 1492.

carabelas-3

“Navegó al Oessudoeste y andarían entre día y noche once leguas y media o doce, y a ratos parece que anduvieron en la noche quince millas por hora, si no está mentirosa la letra. Tuvieron la mar como el río de Sevilla; gracias a Dios, dice el Almirante. Los aires muy dulces como en abril en Sevilla, que es placer estar a ellos: tan olorosos son. Pareció la hierba muy fresca; muchos pajaritos del campo, y tomaron uno que iba huyendo al Sudoeste, grajaos y ánades y un alcatraz.”

Del Diario de Cristóbal Colón.

Dolça i sevillana Espanya…

bastoncillo



Categories: Historia

Tags: , , , , , , ,

9 comentarios

  1. Según la historia inventada antiespañol Cristóbal Colón no era español y llega a Huelva al Monasterio de La Rábida para convencer a Isabel La Católica desde Portugal, ¿Cómo es que Cristóbal Colón escribe todas sus cartas en Español y establece analogías con abril en Sevilla donde supuestamente no había estado en primavera en Sevilla?

    • Nadie sabe dónde nació Cristóbal Colón. No hay documento histórico que lo pruebe, y mira que se ha indagado todos estos siglos…

      Lo cierto es que hablaba una jerigonza de castellano, lengua franca del mediterráneo, portugués, catalán,genovés y latín, pero sin dominar ninguna de las lenguas citadas.

      Los italianos se apropiaron de la nacionalidad de Colón, por todo el morro, aduciendo de la gran cantidad de navegantes genoveses que había en España en esa época, gracias a las pragmáticas que Castilla concedió a su aliada la Armada Genovesa, en el siglo XIII. Pero no dan más pruebas fidelignas.

      Lo cierto, es que Colón navegó en Nombre de Castilla y Aragón, y él fue Almirante de la Mar océana de este Reino.

      Los italianos a llorar a la casa cuna, aunque se aprovechen del Columbus Day en NYC. El mismo lugar donde llaman “latinos” a los sudamericanos ???

  2. Respuesta debida a In-da-pan-densiá
    ***************************************************
    ¡Bravo! Yo también tengo mis peleas abrazo partido con el robot nacionalista. A base de reintentar y de protestar a los grandes jefes de esto, van saliendo mis comentarios. Modestia aparte – en este caso, la modestia es un estorbo – lo siento por Dolça Catalunya y sus fieles lectores, pues al igual que los tuyos, mis comentarios, bastante “currados”, no tiene apenas desperdicio.

    Lo tuyo con el nacionalismo es de libro, de libro de memorias autobiográficas; lo mío, en comparación, es adquirido por dejarme querer por mis novias barcelonesas, todas ella, antinacionalistas. Y bueno, también hay mucho de análisis racional, de pensamiento crítico y de rabioso e irrenunciable liberalismo.

    Espero que lo de los abuelos y los nietos que me cuentas, tenga pronto arreglo; entiendo la situación pues mis cuatro nietos viven lejos de Alcobendas, Madrid, donde habito (pero te aseguro que no ejerzo de madrileño).

    A veces me han preguntado que qué tenía yo en contra de Heavy Metal, el Rock y la música de los años 80. Y solo puedo responder que no he tenido tiempo para escucharla, tan interesado estaba en la ópera y en la música clásica en general Así que no puedo opinar sobre tus gustos musicales.

    Me gusta también mucho el Jazz y como me he pasado media vida en EE UU, he tenido oportunidad de disfrutar como un diablo del Jazz en vivo, del mejor.

    Si puedes entrar de facebook, mira en mi página, o “muro” o como se llame, y podrás oler algunos perfumes de mi melomanía. En mi familia ya hay tres generaciones de apasionados por la ópera, incluyendo mis nietos mayores. En facebook podrás ver una foto que me llena de satisfacción y gozo: mis dos nietos mayores (8 y 5 años) fotografiados junto a la estatua de Rossini que hay en ¡La Scala de Milán!, el templo mayor de la lírica italiana (y casi del mundo) , teatro que fue durante dos décadas como mi segunda casa. Me sale una sonrisa de oreja a oreja cuando los veo en La Scala 32 ó 33 años después de mi primera “serata scaligera”.

    • Gracias por tus amables palabras hacia mis comentarios.

      El jazz también me gusta. Suelo viajar a los EEUU con frecuencia por trabajo.

      Mi familia política es antinacionalista, por eso mis suegros quieren pasar más tiempo en Madrid, por sus nietos y por quitarse de ese ambiente tan tribal.

      Mis hijos pasan de la música actual. En casa oyen lo mismo que yo y por eso desprecian la música actual tan de laboratorio.

      Comprendo que te dientas orgulloso por tus nietos. Saludos.

  3. Lamento decirlo por Maese Cristóbal Colón, Almirante de la Mar océana, al que Véneto e idolatro ???

    Pero también era un rato CURSI ???

    • Puede ser que Las Casas embelleciera su relato. O que la versión del diario transcrita fuera escrita con sus patrones (los Reyes Católicos) en mente. Pero sí, era cursi.

    • No es cursilería, es como se expresaba entonces la gente. El manejo de la palabra tenía mucho más peso que ahora. No sólo era medio de comunicación, era entretenimiento, era ejercicio mental. Sin radio, ni televisión, ni música que no fuera la que uno mismo cantara, ni luz artificial, salvo la de cuatro velas, bajo un cielo inmenso y después de días avanzando por un océano que no se acababa nunca, a merced de los elementos, con un final incierto, tener que transmitir todo eso… Póngase en su lugar. Además el diario de a bordo debía reflejar fielmente lo que se iban encontrando y es normal que lo comparara con algo conocido que según su vivencia fuera equiparable, y que lo hiciera con nostalgia. Abril en la Sevilla de entonces, sus patios, sus flores… la América caribeña, aunque aun no lo supieran… me parece una comparación fantástica.

      • Colón no expresó correctamente en español según las crónicas de la época, por tanto tuvo un amanuense. En el siglo XV la literatura era muy escatológica, con lo cual sigo pensando que el relator era un rato cursi. No es para menos, si yo descubriera un nuevo mundo todo sería apasionante a mis ojos, y caería en la cursilería. Como Campoamor pero con infinitamente menos talento ???

Deja un comentario