Susto entre los republicanos al enterarse del último que vivió en el Palacio Real

De odio y envidia, todo; de Historia, nada.

azaña

Un treballa a Palau; l´altre hi va viure i treballar. El Rei s´ho fa tot a un xalet.

No importaba lo que dijera, separatistas y bolisoviéticos le iban a criticar de todas formas. No importaba dónde lo dijera, a los políticos odiantes de España no le iba a gustar. Ser Rey hoy en España tiene estas cosas.

Rufián, nuestro Catalan Psycho (habla como un corderito mientras reparte puñetazos en su partido), quizás bajo los efluvios del cava con que celebraba su nuevo sueldazo de diputado (mínimo €8.000 al mes), se metió de lleno en el charco: “una imagen indecente dando lecciones en un palacio más grande que las casas de la mayoría de los españoles”. A veure,  rufià:

el Palacio Real no es más grande que las casas de “la mayoría de los españoles”; es más grande que las casas de todos los españoles. I per molts anys.

-el Palacio Real pertenece a Patrimonio Nacional. Es un bien público puesto a disposición de la Corona. Es de todos los españoles. També és teu, rufià.

Artur Mas se dirigió a los catalanes en su mensaje de fin de año pasado desde el Salón de la Virgen de Montserrat en el Palacio de la Generalitat. Este suntuoso salón gótico es la antesala del despacho habitual de Mas. Y sí, es “más grande que las casas de la mayoría de los españoles”. Una imagen indecente, oi psycho?

El Rey vive en un chalet, en la Zarzuela. Allí trabaja y despacha; jamás ha vivido en un palacio. Jordi Pujol vivió una larga temporada en el Palacio de la Generalitat, durante los años 90. Artur Mas trabaja, despacha (y conspira) en el Palacio gótico cada día.

Jordi Pujol abrió cuenta en la Banca Lombard Odier de Suiza desde su mismísimo despacho en el Palacio de la Generalitat, en presencia de Javier de la Rosa y del presidente de la banca, el sr Thierry Lombard. Su hijo Junior abrió una cuenta en el HSBC de Suiza en 1991 a nombre de “Iniciatives Marketing i Inversions”, proporcionando la dirección de…el Palacio de la Generalitat, “plaza de Sant Jaume 4, Barcelona”.  Tot plegat indecent, oi rufià?

el Catalan Psycho cobra del paro mientras trabaja para ERC. Ahora ganará más de €8.000 al mes gracias a “Espanya”. Indecència?

II República

Reunión del gobierno de la II República en el Palacio Real

Y una última cosita que el jerarca y rufián republicano, y el bolicaudillo nacionalpodemita olvidan: el último jefe de Estado que vivió en el Palacio Real no fue el monarca Alfonso XIII. Fue el Presidente de la II República Manuel Azaña. Que , por cierto, se alojaba en el Palacio de Pedralbes cuando venía a Barcelona. “Som república”, oi Rufià?

Azaña palacio real

Azaña, presidente de la República, escoltado hasta su vivienda: el Palacio Real

Els hipócrites de l´austeritat critiquen al Rei mentre celebren Sant Esteve omplint-se la barretina; els separatistes el critiquen mentre fan un ús barroer, impropi i il-legal del patrimoni de tots. Pur populisme demagògic.

El Patrimoni Nacional és per fer-ne un bon ús. Per això ho tenim i ho mantenim. I els catalans ens sentim orgullosos i recordem assenyadament la nostra grandesa.

Gràcies, Majestat.

Dolça i decent Catalunya.

bastoncillo

PS: Gràcies @FerranAntequera



Categories: Pensando bien

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

27 comentarios

  1. Usted olvida decir que Azaña también usó el palacio del Pardo, como era normal, al ser edificios adscritos al uso del Jefe del Estado.

    Esto es algo normal en todos los países, que según su patrimonio, sus jefes de Estado y ministros disfrutan de alguna o de otra forma.

    (aunque me pareció descarado al enterarme de que De Gaulle y sus ministros cazaban en los bosques nacionales en horas de trabajo, todo tiene un límite)

  2. Pues yo creo que alguien que reina pero no gobierna no vale para nada.

    Hablemos claro y no seamos hipócritas, en países donde hay problemas territoriales como puedan ser España, Reino Unido, Bélgica, Noruega, Suecia hacen falta estas instituciones por si cae todo el sistema haya alguien responsable y quien reina pero no gobierna tendría todo el poder absoluto para que no se desintegre el país. Con ello no quiero decir que esté en contra, simplemente digo porque están estas instituciones. Un ejemplo claro, si hubiera una caída del sistema en Italia habría un problema serio puesto que no tiene esta institución y es un país con problemas territoriales también. Otro caso seria Dinamarca en donde quizás no haga falta la institución de la monarquia pues creo que no tiene problemas territoriales, la excepción confirma la regla.

    • De todas formas viendo lo que hizo Alfonso XIII huyendo de España no se si la monarquía sirve de algo. Nos quedamos sin rey pero España no se desintegró.

      Quizás las monarquías sean propias de países que no tienen confianza en si mismo.

      Creo que es un largo debate pero tiene que haber libertad para hablarlo y se tiene que hacer. No creo que peligre la cabeza, físicamente hablando, del monarca hoy en día si se destituyera la monarquia, aunque nunca se sabe con los cafres estos de los……¿Cómo llamarlos, nacionalistas, catalanistas, separatistas, izquierdistas, podemistas….?

  3. Sr. Llopis, en su comparación entre el presidente de una república y un monarca, ha olvidado algo de cierta importancia:
    El Monarca es imparcial políticamente hablando, no tiene color, reina pero no gobierna. El presidente de una república es un político con color, partidista, y con todo el poder (que no tiene el monarca). Con la saga de políticos que tenemos en este país, apañaos estaríamos, si además el Jefe del Estado fuera uno de ellos.

  4. Buenas noches:

    En mi opinión un “presidente de la República”, desde un punto de vista político o democrático, no estaría más capacitado, ni mejor dotado, ni sería un líder más idóneo, ni más democrático para representar al conjunto de la nación española.

    Por mucho que hubiera sido elegido en las urnas, sería representante de un único partido y de una única ideología y por tanto no despertaría tantas adhesiones ciudadanas como sucede con la monarquía.

    Que el Presidente de la República fuera bueno o malo al frente de la más alta magistratura del Estado, es una cuestión sometida al azar, tanto o más que sucede con la sucesión dinástica,dónde al menos los herederos son preparados desde la infancia para someterse a una disciplina que les permita conducirse de manera apropiada al cargo de por vida y en todas las circunstancias. Caso por ejemplo de Don Juan de Borbón, abuelo del actual rey que en mi opinión fue el auténtico artífice del restablecimiento de la monarquía en España, tras la dictadura del General Franco.

    Las dos Repúblicas que se han sucedido en España a fines del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, se han caracterizado por potenciar el desgobierno y la inestabilidad del país. No digamos el vacío de autoridad que provocó la inacción de las instituciones repúblicanas entre 1934 y 1936, por ejemplo frente a los excesos nacionalistas y régimen de terror anarquista-comunista-nacionalista desarrollado esencialmente en Cataluña, que está entre las causas que desataron la Guerra Civil.

    En mi opinión, desde un punto de vista representativo y democrático, la monarquía es una institución mucho más legitima desde el punto de vista histórico, social y territorial, para representar e identificarse con el conjunto de los españoles y más aún, la monarquía española, como institución histórica es un referente sentimental y cultural para los países hispánicos de todo el mundo.

    En mi opinión la monarquía española representa mucho mejor que nadie al conjunto de la Nación, garantiza la fidelidad y la ecuanimidad de las Fuerzas Armadas, al mandato democrático. Es un símbolo irreemplazable de estabilidad y de continuidad de la unidad nacional. Y los mejores momentos de la historia de España están ineludiblemente relacionados con la monarquía española. Y esperemos que el futuro siga siendo brillante para todos.

    Un saludo.

    • Apreciado Noé mis felicitaciones, es un buen resumen de una realidad.

      ” Lo bueno si breve, dos veces bueno ”

      Un cordial saludo.

    • Sr. Noé. Discrepo con Ud. al 100%. en su defensa de la legitimidad e idoneidad de la monarquía, y muy especialmente discrepo en su conclusión: “En mi opinión la monarquía española representa mucho mejor que nadie al conjunto de la Nación”: Pues siga Ud, confiando en la Monarquía y verá Ud. cómo, dentro de muy poquito, no queda ni rastro de la Nación española.
      Y si lo que ha de quedar es como lo que queda ahora, pues que paren el tren…que yo me bajo. La actual España, la que nos ha legado en herencia Juan Carlos I tras casi 40 años de reinado y continúa agonizando bajo el reinado de su hijo Felipe VI, troceada, depauperada, corrupta hasta la náusea y cuya soberanía ha sido entregada a los poderes internacionales, no es la mía. No me interesa.

      Por cierto, dos puntualizaciones históricas:

      – Entre 1934 (diciembre de 1933, para ser exactos) y1936 (febrero), y al contrario de lo que Ud. apunta, fueron los únicos años del período de la II República en los que el gobierno, de centro-derecha en dichos años, tomó algunas medidas efectivas para frenar a los separatistas e izquierdistas que deseaban cargarse la legalidad republicana.

      – Y, por lo que respecta a la Monarquía actual, dejémonos de rodeos y de negar la realidad. Quien la trajo fue Franco, y sólo Franco (en lo que, a mi juicio, fue el mayor error cometido en toda su vida). Don Juan de Borbón no pintó nada en la decisión de Franco. Antes al contrario, siempre se opuso a la misma al no aceptar que Franco eligiera a otro que no fuera él mismo, por más que ese otro fuera su propio hijo.

    • Buenas noches:

      Muchas gracias Quis ut Deus por elogiar mi comentario y muchas gracias F. Llopis por su atención y por su respuesta que considero bastante lógica. Naturalmente dentro de su punto de vista republicano, lo cual redunda en la patente subjetividad de su planteamiento.

      Es evidente que no trato de convencer a nadie y por tanto también me parece muy respetable que Vd.discrepe de cuanto yo pueda aportar con mi humilde opinión en esta entrada.

      Sin embargo no negará que la monarquía es la institución política más antigua atestiguada en España, caso del Reino de Tartessos y las monarquías ibéricas (cfr. Julio Caro Baroja, “La realeza y los reyes en la España Antigua”, Estudios sobre la España antigua, Madrid, 1971).

      La primera mención de Hispania como nación de los hispanos es recogida en los textos latinos por ejemplo al referirse al origen familiar del Emperador romano Teodosio el Grande, o al Papa Dámaso.

      También en los textos de Isidoro de Sevilla, la monarquía gótica de Spania aparece como garante de la “patria de los hispanos”. Y es evidente que los reinos cristianos peninsulares tenían en común la restauración de esa patria hispana arruinada por la invasión islámica. Así que más bien parece que la nación hispana está en originada en el devenir de la institución monárquica y no al contrario.

      Por ejemplo Cataluña no tiene ninguna razón de ser histórica, ni por supuesto nacional que no es otra que la nación común de Hispania, si no se admite una verdad incontestable y es que su origen como entidad política, reside en la gestión autónoma de los territorios adscritos a la casa condal de Barcelona, que como Vd. sabrá, son los antepasados directos la familia real española.

      No diré nada de la comunión que ha existido durante toda la época moderna entre la idea de España y la monarquía española, esencialmente desde la unificación de Castilla y Aragón propiciada por los Reyes Católicos. En definitiva la monarquía española acumula una larga tradición de legitimidad institucional que hasta la fecha no tiene relevo y que en definitiva no puede ser desestimada tan fácilmente con argumentos esencialmente populistas y en mi opinión poco o nada informados.

      En cuanto a los regímenes republicados que, por desgracia, ha padecido la nación española, sólo recordarle que en la larga historia de España, la Primera y la Segunda Repúbica ocupan juntas como mucho un lapso de diez años. Y en ningún caso puede afirmarse que hayan fenecido de éxito, ni parece que ningúno de esos periodos haya merecido la más mínima nostalgia por parte del pueblo español, más allá de opiniones excéntricas o demagógicas que siempre las hay y las habrá.

      Por ejemplo, la coalición de centro-derecha que detentaba el Gobierno republicano entre diciembre de 1933 y febrero de 1936, que Vd. alude, acabó derrumbada por sus propias contradicciones internas y esencialmente por la corrupción institucionalizada entre los Radicales Republicanos . El otro gran partido de la coalición, esto es la CEDA, simplemente estaba compuesta de políticos monárquicos, aunque respetaban la legalidad republicana.

      Por tanto, al margen del disparate revolucionario y sanguinario del Frente Popular, que fue la excusa de ERC para impulsar un régimen nacional-separatista en Cataluña, anticipado con la Revolución de Octubre de 1934, tampoco parece que ningún Gobierno instituído durante el periodo republicano en España haya gozado de alguna dosis de ejemplaridad institucional.

      Incluído el primer presidente de la II República el señor Niceto Alcalá-Zamora, el cual sumido en sus propias preferencias políticas personales, parece que no tuvo el acierto de ser un referente moral para evitar la degeneración política, social y revolucionaria de izquierdas que sufrió España y la nación española durante la II República que acabó en baño de sangre.

      Pues mire, qué quiere qué le diga, yo me quedo con la monarquía española. Me parece que lo tradicional funciona mejor que las aventuras a niguna parte. Como dicen “el infierno está lleno de buenas intenciones” y me parece que esto de la República Española siempre ha sido cosa de “buenas intenciones”.

      Un saludo.

  5. todos sabemos que detrás de los catalanistas está su odio, envidia y complejo de inferioridad, era natural que vomitarán al ver todo el esplendor del palacio real y claro Catalunya nunca por sí sola ha sido nada

  6. Reblogueó esto en generalwageny comentado:
    el último jefe de Estado que vivió en el Palacio Real no fue el monarca Alfonso XIII. Fue el Presidente de la II República Manuel Azaña. Que , por cierto, se alojaba en el Palacio de Pedralbes cuando venía a Barcelona. “Som república”, oi Rufià?

  7. La ignorancia es muy atrevida… y ridícula para quien la ejerce… Rufián da muestras de ella en cada una de las situaciones en las que habla…no saber que el Palacio Real es Patrimonio de los españoles…es la última de sus meteduras de pata…y comparar el un rey con un español de a pie es una de sus “consignas” demagógicas cotidianas…
    Los republicanos españoles no dan la talla…
    Ni sus razonamientos son justos y coherentes… hablando de la monarquía de estos tiempos modernos…
    Una monarquía parlamentaria…hoy en día es igual que una República Presidencial…muy parecida…las diferencias…según creó son mínimas…
    Antes de hablar sería necesarios que NOS explicaran las diferencias entre Monarquía Parlamentaria y República Presidencial…
    De esta manera sabríamos la diferencia …
    Por otra parte la experiencia que tenemos muchos de la II República…no puede ser peor…no fue jauja…para el pueblo llano…
    normal y corriente…sin ideología política…
    Los políticos de la época fueron nefastos…tan malos como los de ahora o peor!!!

    • Apreciada amiga Zenaida:

      Creo que comete Ud. algún error en sus apreciaciones, tal vez de modo inconsciente y fruto del incesante machaque propagandístico al que todos estamos sometidos (con todo afecto y respeto se lo digo). Machaque éste que tiende a confundir el concepto de república (para mi deseado y deseable) con el de bolchevique-república (que yo jamás desearía para España).

      En tal sentido, dice Ud.:

      – “Los republicanos españoles no dan la talla”.
      A lo que yo le respondo que, por favor, no nos coloque Ud. a todos los republicanos en el mismo saco. No me compare Ud. a mí -modestamente lo digo- con el rufianeso Rufián, por poner un ejemplo.

      – “Una monarquía parlamentaria…hoy en día es igual que una República Presidencial…muy parecida…las diferencias…según creo son mínimas…Antes de hablar sería necesario que NOS explicaran las diferencias entre Monarquía Parlamentaria y República Presidencial”.

      Pues voy a tratar de explicarle a Ud. a continuación, aunque sea muy brevemente, alguna de esas referencias.

      – Mire Ud., en una república presidencial el presidente lo es por mandato popular, mientras que el monarca lo es exclusivamente por herencia. Ya sólo por ello estimo que hay una evidente disparidad en cuanto a la legitimidad de ambos mandatarios.
      – En una república presidencialista el presidente, además, puede ser cambiado cada cuatro o cinco años si el pueblo así lo decide (en muchas, incluso, tiene un límite máximo de años para el ejercicio del cargo). Con la monarquía esto no puede suceder y el rey, bueno o malo, lo es hasta el final de sus días o hasta que decida abdicar o renunciar. Y así, por otra parte, habrá de suceder, por los siglos de los siglos, con todos sus sucesores/as al trono, independientemente que que alguno de ellos pudiera ser un delincuente o un retrasado mental -dicho sea esto último con todo mi cariño hacia dicho colectivo de personas y sus familias.-, como ha sucedido con frecuencia en la historia de la realeza española.

      – En una república presidencialista el presidente puede ser juzgado, e incluso destituido, si comete un delito. Recordemos así, por ejemplo, cómo Bill Clinton estuvo a punto de perder la presidencia de los Estados Unidos -!ahí es nada!- por haberle mentido al Congreso de su país en relación a su lío de faldas con su secretaria Mónica Lewinski, o, sin ir más lejos y siguiendo con el ejemplo norteamericano, lo que le pasó a Richard Nixon.
      Sin embargo, nuestro monarca es intocable e inimputable ante la Justicia. Puede robar, matar, violar, etc….que nada ha de temer.

      – En un república presidencialista (Francia, Estados Unidos, Argentina, Brasil, y un largo etcétera) el presidente está al frente del Poder Ejecutivo. Es decir, se gana el jornal tomando difíciles decisiones, conduciendo y gobernando a su país. En nuestra monarquía parlamentaria, por contra, el monarca es sólo un cargo simbólico que no puede tomar decisiones políticas. Es tan sólo un cargo protocolario. Cargo absolutamente prescindible, a mi entender. Y más en tiempos de crisis como los actuales.

      – En una república presidencial el Estado mantiene al presidente y a su familia más cercana tan sólo mientras ejerce el poder. En el caso de nuestro monarca le mantenemos a él y a toda su “augusta” y amplia familia de por vida.

      Y podría citarle a Ud., amiga Zenaida, muchas otras diferencias. Pero, por el momento, creo que estas ya son suficientes para poder aseverar que, evidentemente, una república presidencial y una monarquía parlamentaria son dos cosas muy distintas.

      Y por lo demás, no caigan Uds., señores de Dolça Catalunya, en la misma demagogia que quieren combatir.
      Evidentemente, todos lo sabemos, nuestro actual monarca no vive en un simple “chalet”. Y si lo suyo es un “chalet”, el del Presidente de los Estados Unidos no lo es mucho más grande (y creo que hay diferencias en torno al peso político mundial de ambos mandatarios).
      A mi me parecería muy bien que nuestro Jefe del Estado viviese en un “chalet” si hubiese sido elegido por el pueblo. Pero, si lo tiene que ser por simple vía hereditaria, me da exactamente igual si reside en un gran palacio, en un chalet o en una chabola hecha de lata y cartón. No porque tenga una vivienda supuestamente más modesta nuestro monarca va a ser más legítimo a mis ojos.
      Y además, en nuestro caso concreto, junto al “chalet” del actual monarca, los Pepets y las Marías de turno -como Uds. gustan tanto decir en Dolça Catalunya- estamos también manteniento el “chaletito” donde reside el monarca emérito, y por el que la reina emérita se deja caer de Pascuas a Ramos. Por no hablar ya de los “chalets” de las queridas, que ahí la cosa aún se pondría mucho peor…

      Igualmente, Sres. de Dolça Catalunya, les digo a Uds. lo mismo que al principio le apuntaba a la amiga Zenaida. No metan Uds. a todos los republicanos en el mismo saco….que no todos somos tan ignorantes ni desmemoriados (ni, por supuesto, antiespañoles).
      Así por ejemplo, a mí no me sorprende nada lo que Uds. cuentan en torno al hecho de que Manuel Azaña residió el Palacio Real (Palacio Nacional, se le rebautizó en la época) o en el Palacio Real de Pedralbes cuando, por los avatares de la Guerra Civil, pasó a residir en Barcelona. Eso algunos republicanos ya lo sabemos de memoria.
      Como también sabemos que fue el propio Azaña quien, con sus .adláteres masones, socialistas y comunistas se cargó la II República. Empezando por su irregular nombramiento (19-Febrero- 1936) como Presidente del Consejo de Ministros sin que ni tan siquiera se hubieran abierto las actas con los resultados electorales de las elecciones celebradas tres días antes. Y culminando con su no menos irregular acceso a la Presidencia de la República (11-Mayo-1936) tras la destitución de Niceto Alcalá Zamora.
      Todo eso lo sabemos algunos republicanos. Y no por ello dejamos de serlo. No por ello dejamos de anhelar la llegada de un régimen republicano honesto y no sectario, en el que España no esté en manos de los caprichos de una familia (por muy famia real que sea) ni en manos de las fuerzas que tanto la odian.
      Claro está que para el triundo de estas últimas no es ya necesario que llegue la IIi República. Los 40 últimos años de nuestra Historia nos demuestran bien a las claras que con un par -o a lo sumo tres- de Borbones tras la muerte de Franco es más que suficiente para poder acabar con la Nación española.

      !Viva siempre España!
      !Viva la República Nacional Española!

    • Apreciado F:Llopis:

      La amiga Zenaida quizá por abreviar ha dejado de concretar su escrito ” en las diferencias son mínimas……” deduzco por lo que leo habitualmente de ella y sus antecedentes familiares, que lo que desea expresar no es una uniformidad en las formas sino en los objetivos y finalidad que buscan ambas formas de estado, si son buenas, que es el bienestar de los ciudadanos. Respecto a ” los repúblicanos no dan la talla ” se refiere a los que así opinan,entre ellos ERC y algunos podemistas.

      Zenaida es una persona con criterio, responsable, muy sincera y coherente con sus principios, algo que admiro en estos tiempos de superficialidad.

      Sr. Llopis te agradezco la información que nos has dado de lo que es una república presidencial.

      Permitéme que te hable con sinceridad, la forma de estado ya sea república o monarquia me preocupa muy relativamente, lo que si me preocupa y es prioritario para mí, es la gente sin trabajo, la corrupción generalizada, los marginados, los sueldos de miseria, los pocos valores éticos de nuestra juventud, el materialísmo y la poca humanidad y justicia social.

      Yo ya soy viejo. Mi padre era una persona de orden, repúblicano, demócrata, hasta la médula, amo sus principios e ideales, pero muy decepcionado y frustado con las expectativas que anhelaba para la II República Española.

      Hay una serie de realidades como la República no ganó las elecciones el 14 de abril de 1931, ni en la primera ni en la segunda vuelta. Alfonso XIII se exilió para evitar una guerra civil. Hubo inacción y desgobierno, quema de conventos, salida de presos comunes de las cárceles, rivalidades cainítas entre partidos políticos, en algunos periodos falta de libertad en prensa, asesinatos, luchas de clases, . No deseo para España un futuro similar republicano donde hubo al menos 9 presidencias de gobierno en tan corto periodo de tiempo. Llopis con personas respetuosas como tú una II República hubiera sido diferente.

      Soy práctico si una cosa funciona, mejor no tocarla. Yo voté libremente la Constitución PARLAMENTARIA actual, que es la de todos, un sistema demócratico, que propicia la libertad de pensamiento, la economía de mercado y el estado de bienestar. Mientras el Rey cumpla las funciones que tiene asignadas en la constitución ya me va bien, está claro que sino es así, si lo hace mal ya se encargará la ciudadanía y los partidos políticos de ponerlo en vereda haciéndolo abdicar o proclamando la república. Tampoco con una república presidencialista en Brasil, Argentina, Méjico etc., han acabado con la corrupción y la pobreza.

      En principio Felipe VI pinta bien, está preparado, da muestras de sensatez,modernidad, buena imagen de concordia y de país y lo principal en un rey inteligencia y honradez.

      Me uno a tu despedida con un ¡ Viva siempre España !!, deseándote lo mejor para tí y tu familia. Recibe un cordial saludo.

    • Respuesta a Quis ut Deus (Quién como Dios, si mi olvidado latín no me traiciona):

      Apreciado amigo o amiga:

      Agradezco mucho el tono de su respuesta a mi post de ayer noche y, por supuesto, le devuelvo también mis mejores deseos para Ud, y para su familia.
      Sé, por otra parte, que la decepción que sufrió su padre con la II República la sufrieron tantísimos otros españoles de buen corazón y nobles intenciones (empezando por intelectuales de la talla de Ortega y Gasset, Marañón, Përez de Ayala, Unamuno, y un largo etcétera).
      Pero eso no convierte en buena a ninguna monarquía. Y mucho menos a la actual.
      Todos los males que asolan actualmente a nuestra Patria (separatismo, corrupción, políticas carentes de todo principio ético y moral, etc…), y de los que tanto nos quejamos en portales como este, están acaeciendo bajo un régimen monárquico, no lo olvidemos.
      Sabemos, obviamente, que esos males también pueden suceder en un régimen republicano (ejemplos de ello no faltan en el mundo de hoy ni, como se ha dicho, en nuestra propia Historia) pero, sin embargo, ello no quita para que, a mi entender, el régimen republicano sea intrínsecamente mucho más legítimo y deseable que el monárquico para cualquier país.
      De hecho, son ya muy pocas las monarquías que quedan en el mundo (aunque algunas de ellas lo sean en países tan importantes como el Reino Unido, por poner un ejemplo). Y es que los tiempos en los que el más fuerte de entre los diversos nobles (es decir, normalmente el que más “garrotazos” pegaba) se auto-proclamaba rey de un determinado territorio, invocando por lo general al designio divino (con bendición o no del Papa para ello), me parece a mí que ya están bastante desfasados.
      Como bien dijo un joven político español, que empezaría siendo monárquico para acabar siendo republicano, y que sería asesinado en Alicante el 20 de noviembre de 1936 por los mismos que tanto daño harían al buen nombre y prestigio de la causa republicana en España; “La monarquía es una institución gloriosamente fenecida”.
      Por lo menos, así lo entiendo yo.

  8. Lo que faltaba para ensuciar la situación: la basura podemita bate records. ¿Dónde alojaremos a esta piara?

  9. Canita brava tiene mas neuronas que este trozo de carne con ojos indepen de neuronas.

  10. Es tontería. Con ésta gente no se puede ni hablar. Menos razonar. Aquí lo único realmente eficaz es aplastarles por medio de LEYES que les obligen a un determinado NO comportamiento o abstenerse de ciertas cosas perseguidas por las leyes o de lo contrario cárcel

  11. La inyección del odio y la mentira permanente durante muchos años, es una de las armas vorazmente utilizadas por los nazionalistas independentistas para que personas no preparadas caigan en sus manos y a verdad decir, que hay muchas y muy aletargadas ante esta sinrazón de estos gobernantes de extrema derecha y extrema izquierda unidos, pero la influencia de la enseñanaza en Colegios (sin dret a decidir), las TV3 y Periódicos y periodistas de euro subvencionados, hacen el resto.Pobret catalans

  12. El que ignora su pasado no sabrá qué hacer con su futuro. Estos que quieren un futuro independiente y lleno de libertades y blablá están dispuestos a imponerlo a costa de despreciar el sufrimiento de todos. (De todos los demás, claro). No saben nada, tampoco el ridículo que hacen.

  13. Aplaudo el discurso del rey y todos los cuidados aspectos en que se enmarcó.
    Aplaudo también estos acertados comentarios de DC.

    Y, al hilo de lo dicho, os pongo al corriente de que el banco HSBC es el banco que crearon los ingleses en Hong Kong para mover el dinero proveniente del tráfico del opio. Hoy en día sigue siendo el principal banco de los traficantes internacionales de droga. O sea que además de todo, el que el nada honorable Pujol eligiera ese banco es muy significativo.

  14. De que le vendrá a este Rufián, hablar en publico cuando no sabe ni donde tiene su mano derecha, como no sea para ponerla y cobrar un desmesurado sueldo para alguien que los únicos estudios que tiene es un odio visceral a España y a los españoles.

  15. cuanta maldad veo en muchos que odian terriblemente a catalunya!!!!!!!!!

    • Aquí solo se publica la maldad de los que odian a España. ¿Te enteras?

      Este elemento, fernando galobardes vial, ha publicado en el hilo “Indignación de la sobrina de Bultó por la apología del terrorismo en TV3” este comentario:

      javier grasset vive en mi escalera -por tano es mi vecino en concreto dos psos superiores al mio- y siempre ha sido un buen vecino y amable y simpatico, eso es lo unico que tengo que decir, los veconos lo respetamos mucho.

    • Ya sabemos, fernando galobardes vial, la doble vara de medir que tenéis y que nunca reconoceréis nada, solo lo que os interesa.

      De todas formas me alegro que nos leas, a ver si te sale el hígado por la boca.

      Bona nit, fernando (en minúscula, como te haces llamar tu seguramente por gandulería de mover el dedito a la tecla mayúscula)

  16. Ignorancia, Más Rufián = Jx3%
    Muchos estamos ya desafectados de esta gentuza y sus fechorías, y lo cierto es que nos lo estamos pasando de lo lindo.
    Y por cierto, no lo decimos lo suficiente, pero gracias Dolca Catalunya por ser un lucero en el camino para muchos catalanes.

Deja un comentario