Felip Puig Godes, exPresidente de ADIGSA, no conoce el “caso ADIGSA”

También era Conseller d´ Obres Públiques…quina mala memòria té aquest home!

felippuig3

“Jo no tinc res a veure, estic tot net”

Felip Puig i Godes declaró el lunes 4 de agosto que  “todos los procesos de adjudicaciones de la Generalitat fueron impecables”. Algo debe saber del tema, pues Puig fue durante por lo menos 11 años uno de los máximos responsables de la obra pública en Cataluña. Fue Consejero Delegado (1988–1992) y Presidente (1988–1996) del Consejo de Administración de ADIGSA, empresa pública de la Generalitat que en 1985 recibió los traspasos de competencias del Estado en materia de vivienda pública. Entre 2001 y 2003 llegó a la cúspide y fue nombrado Conseller de Política Territorial y Obras Públicas.

Puig debe pensar que los catalanes nos chupamos el dedo. Que hemos olvidado que a mediados de julio pasado la Fiscalía concretó sus acusaciones -después de una investigación de más de 9 años- contra tres exresponsables de Adigsa durante el gobierno de CiU por malversación, fraude, tráfico de influencias, prevaricación y falsedad documental. La investigación se inició a raíz de la acusación de Maragall del trespercent: el auto judicial ratifica que las comisiones existieron pero que no eran del 3% sino del 20%. El fiscal pide diez años de cárcel para quien fue Consejero Delegado de Adigsa, Josep Antoni Fontdevila y 9 años y medio para su responsable económico Xavier Sala y para su director técnico Jordi Huguet. También dirige su acusación contra otras cuatro personas, entre ellas el comisionista José María Penín, pariente lejano de Felip Puig y militante de CDC, quien pedía a los constructores que cargaran un 20% más en las facturas.

Lo de Penin es del más puro estilo Pujolgate. En el informe policial que acompañó la querella del fiscal se aseguraba que los máximos directivos de la empresa ahora procesados conocían “el parentesco de Penin con el consejero, su militancia política y la falta de cualificación académica para desarrollar esas tareas”. En su primera declaración ante el juez, Penin afirmó que tanto el entonces consejero de Obras Públicas, Felip Puig, como el ex número dos de Convergència,Oriol Pujol, estaban al corriente de las irregularidades de Adigsa. Declaró que después de enviar un e-mail a Puig a través de su secretaria, cobró los trabajos que tenía pendientes. El intermediario sin embargo -oh curiosidad- , no se ratificó ante el juez y el caso quedó limitado a los responsables de la empresa pública.

El presidente de Adigsa, Ferran Falcó, diputado de CiU, estuvo imputado, admitió haberse reunido con Penin y reconoció que quizás hubo alguien, yo no, que cobró alguna comisión en Adigsa” pero que él “no sabía“.

Ya lo ven: la empresa de la Gene que se encarga de vivienda pública es investigada durante 10 años, tres altos cargos de CiU sentados en el banquillo y Puig tiene la desfachatez de decir que “todos los procesos de adjudicación fueron impecables”.

Ja veurem el que anirà sortint, però si les primeres declaracions d´en Puig després del Pujolgate ja són mentida, ens podem esperar el pitjor. 

Dolça i enganyada Catalunya.

admin-ajax.php

 

 



Categories: Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , , , , , , , , , ,

8 comentarios

  1. Ahir a Cuatro, el constructor Salgado va dir que va haver de pagar el 20% (no pas el 3%), i que aquests diners tenien com a destinatari un familiar de Felip Puig.

  2. La desvergüenza de esta gentuza clama al cielo. Confío en que esta vez se hará justicia y terminarán en la cárcel tras devolver ELS DINERS. Es importante que se les obligue a devolver lo robado.

  3. Debería ser la puntilla de muchas cosas.

  4. Ya tenemos la explicación de por qué lo pusieron a dirigir a los Mossos. Para que no los dirigiera en su contra.

  5. Vergonzoso todo lo que está sucediendo esto será el fin de CIU. La pena es que parte de sus votantes pasarán a votar a los fanáticos de ERC.

  6. Ai Puig, Puig! aviat podràs aplicar-te tu i els de Conveniència una variant d’aquella frase que tant us agradava dir: Avui paciència… demà penitència.

Deja un comentario