Dalí, catalán universal, no tiene calle en Barcelona. El inventor de la cubana, sí

Mañana hace 25 años que nos dejó un español universal, catalán sin complejos.

Salvador-Dali-museo-mallorca

El món sencer el reconeix com a geni. Només els nacionalistes catalans l´ignoren. Massa gran per la seva petitesa

Salvador Dalí y Doménech: pintor, escultor, escenógrafo, escritor, genio polifacético, ampurdanés, excéntrico y marqués. De Figueras se fue a estudiar a Madrid, donde intimó con Lorca y Buñuel. Fue expulsado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando por afirmar que no había nadie en ésta en condiciones de examinarlo.

En París conoció a Picasso y vivió con los surrealistas. Creó el método paranoico-crítico, el cual, según se decía, “ayudaba a acceder al subconsciente, liberando energías artísticas creadoras“.  Rompió con su padre violentamente. Se casó por lo civil con Gala, una inmigrante rusa 11 años mayor que él. Evitó la Cataluña de Companys. Escandalizó a Nueva York cuando se presentó a un baile en su honor llevando una caja de cristal colgada sobre el pecho con un sostén dentro.

Expulsado en 1934 del movimiento surrealista por su negativa a adscribirse a las ideas políticas de izquierda, declaró solemnemente: “Yo soy el surrealismo”. Días más tarde se presentó a impartir una conferencia en Londres con traje y escafandra de buzo, sosteniendo un taco de billar y con dos sabuesos rusos.

Se dice que un fraile italiano le realizó un exorcismo en Francia en 1947: Dalí le regaló agradecido una escultura de Cristo crucificado. Una mañana lanzó una bañera contra el vidrio de un escaparate en Nueva York por no respetar su idea creativa: el juez le absolvió por entender que fue una protesta “en defensa de sus derechos de autor“. Siempre en las vanguardias artísticas, cultivó la holografía e integró en su obra el ADN y el hipercubo, participó en un anuncio de chocolates Lanvin y diseñó el famoso logotipo de Chupa-Chups. Andy Warhol le reconoció como una de las influencias más notables del pop-art.

En la posguerra Dalí se acercó más al catolicismo. Regresó a España en 1949, en pleno Franquismo. Su hermana Ana María había sido torturada en las chekas de Companys y ERC durante la guerra. Se casó con Gala por la iglesia y pintó la “Crucifixión”. Aquejado de Parkinson fue visitado varias veces por Juan Carlos I, declarado admirador suyo. Siempre se sintió muy catalán y español. Son muy recordadas sus últimas palabras en televisión, con voz débil pero emocionada, un homenaje a lo que más quería: “Els genis no tenim dret a morir, perquè fem falta pel progrès de l’Humanitat. Viva el Rei, viva Espanya, viva Catalunya!”.El 23 de enero de 1989 le llegó la muerte mientras escuchaba una ópera de Wagner. 

La estima que le tiene España toda crece con el tiempo. El año pasado se organizó una monumental exposición de su obra en Madrid: las colas rodeaban el museo. En prueba de la mezquindad nacionalista ninguna calle honra su recuerdo en la capital de su Cataluña natal, Barcelona.

Hoy no tenemos a Dalí entre nosotros. Pero tenemos al iluminado Artur Mas, al rústico Quico Homs y al fanático Oriol Junqueras. Son los únicos genios que puede producir el nacionalismo. En su pequeñez no cabe más.

Dalí lo intuyó. Por eso quizás ignoró las zalemas de Pujol y legó su obra al Estado Español y no a la Generalitat. Una de las consecuencias de la independencia sería que toda su obra saldría de Cataluña.

Descanse en paz este català de rauxa y español de seny.

dolca



Categories: Catalanes universales, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , , ,

12 comentarios

  1. Dalí era demasiado grande para las mentes pequeñas del nacionalismo.

    Este artículo me toca la fibra sensible. Que el inventor de la “bandera estelada” tenga una plaza (por humilde que esta sea) y Dalí no, me explica como es la política catalana y me saca de quicio.

    No sé de donde sacais tanta información pero os quiero conocer y ya jajajaja 🙂

    Felicidades a Dolça Catalunya 😀

  2. Felicitar el autor del articulo. Plasma a la perfección el estilo de Dalí: El surrealismo. ¿por dónde empezar? Nada bueno puede salir de un articulo dónde se mezclan arte y nacionalismo de una forma tan precaria. Personalmente, no se donde observa este “boicot” catalán hacia Dalí; sin ser un entendido ni un nacionalista (ojo no soy nacionalista) me fascina las obras de arte de Dalí (en Figueres hay un museo bien xaxi). El arte es arte y otra cosa a diferenciar es su biografía y posición política.
    Evidentemente, y eso, sorprendentemente, lo capta bien el autor del artículo el nacionalismo catalán no tiene entre sus símbolos más característicos a Dalí. Pero eso es de esperar! ¡Dalí dió su apoyo a un régimen fascista que, entre otras cosas, bombardeó el 1938 la población civil catalana, en concreto, Barcelona. ¿Debería tener, aún así, una calle en barcelona? ha ha….
    Con independencia de sus razones para dar soporte al régimen ( y esto daría mucho que hablar), parece evidente que no puede ser un símbolo del nacionalismo por más buen artista que sea. Pondré otro ejemplo: Heidegger, el rector de las universidades nazis, es uno de los grandes de la filosofía de la historia y del XX. ¿Entonces porque no el autor pide a Alemania que lo exhiba con orgullo?
    Mucho me temo que hay genios que hay que adorar con la puerta cerrada.

    • Buenas tardes, porfavor….

      Hablando de mezclar, no se si sabe que el president de la Generalitat Lluis Companys, máximo representante de ERC, aupado al poder por vía democrática, precisamente como Hitler, ejerció una política totalitaria, inspirada en el fascismo europeo que entonces florecía. A nivel local, en lo de ultra y fanático, sólo rivalizaba con Josep Dencàs, su lugarteniente del Estat Català.

      Con el “aliento” directo del President, durante su mandanto “democrático”, los pelotones de ERC, comunistas y anarquistas, organizados en “checas”, procedieron al exterminio de 9000 personas en Cataluña, sólo entre 1936 y 1939. Sin contar los torturados, entre los cuales la hermana de Dalí, por el terrible delito de ser de miembro de una familia católica y burguesa de Figueras.

      Pese a tales antecedentes, a fecha de hoy, los políticos nacionalistas que gobiernan Cataluña, visitan la tumba de Companys para depositar ramos de flores. La verdad es que nos han salido un tanto necrófilos. ¿Qué extraño no? ¿Qué otro líder totalitario y fascista es honrado en Europa, a día de hoy, por políticos democráticos?. A ello debe añadirse el buen número de calles, plazas y estatuas dedicadas en todo el Principado, al mayor fascista de Cataluña en toda su historia.

      En ese sentido, no me negará que los criterios adoptados para el callejero en Barcelona están bastante sesgados, al igual que Vd. parece desinformado, si como afirma no es en realidad un manipulador secesionista. Así que le ruego que se haga mirar sus principios morales.

      En cuanto a la demás basura que pretende arrojar sobre la figura de Dalí, que se sepa este gran pintor a quien tanto dice “admirar” no fue nunca rector de una Universidad nazi, ni de la España de Franco, ni de la Cataluña de Pujol, ni falta que le hizo. En toda su vida sólo dependió de su genio, de su arte y de su extremado concepto de la libertad personal, para expresar lo que le pareció oportuno y hacer lo que consideró conveniente con su vida y con su obra.

      Vd. es muy libre admirarlo o no, pero para mi es un genio de la humanidad para descubrirse y un gran catalán y español, por mucho que les pese a los separatistas catalanes. Y seguramente, hoy por hoy, sería una deshonra para él figurar en el callejero de Barcelona.

      Un atento saludo

  3. Es lo que tiene la “cultureta”, que a un genio como Dalí lo ignoran. Y tantos otros…
    Hay que tener incubadas toneladas de odio hacía lo español para llegar a “atentar” de esta forma contra la cultura, retratados quedan los “salvadores iluminados”.
    Hélos ahí, al nivel de Millán Astray

    • Tu última frase no viene a cuento. Mal empleada. Gran militar y gran persona Don Millán Astray.

    • Veo que de Millán Astray te has quedado sólo con la anécdota de Unamuno en la Universidad de Salamanca que fue en plena guerra y donde además de mezclarse lemas de la legión el mensaje de fondo supongo que era que la guerras se ganan luchando. Culturalmente no estaba mal formado, mucho mejor que la mayoría de militares e incluso sabía escribir en francés. Fundó la Legión hace casi 100 años y para la época fue un cuerpo moderno y modélico en algunos aspectos. Si no es por el no ganamos la guerra de Marruecos donde demostró tener un par ( evidentemente de ojos no…) siempre en primera linea del frente no como ocurre ahora con los políticos avestruces

  4. ¿Para qué querría Dalí, que estaba más cuerdo que todos los nacionalistas juntos, que pusieran su nombre a una calle en Barcelona, o en cualquier otro sitio?.

    Su nombre y valía artística, conocida y reconocida universalmente, prestigia a sus compatriotas catalanes en particular y españoles en general, y en tal sentido el honor se traduce a la inversa, para quien quiera hacerlo propio, con la sana admiración y el orgullo por un artista “de los nuestros” .

    Por ello, si el Ayuntamiento quiere represaliarlo, omitiéndolo del callejero, por no ser a su juicio “bon català”, el tiro le sale, desde luego, por la culata……es para ponerlo, como curiosidad, en las guías turísticas de Catalunya. Buen ejemplo del “cerrilismo paleto e intolerante” que predomina entre la clase política local.

  5. Que nos la traigan a Zaragoza, la exhibiremos con orgullo y respeto. Y prometemos no usurpar al artista, como hacen los catalanes con nuestro Pablo Gargallo.

  6. Pocas veces ha habido más buitres que los largos meses de Dalí en su lecho de muerte para ver si cambiaba el testamento donde donaba sus bienes al Estado Español. Los albores del Pujolismo y uno de los primeros reveses

    • ¡Qué va! Por lo visto inicialmente Dalí había dejado sus bienes y su obra repartido, al 50% entre el Estado Español y la Generalitat de Cataluña porque se sentía catalán y español.

      Sin embargo, una vez senil, debieron darle tanto la matraca nacionalista, para que modificara el testamento a favor de la Generalitat y para que desheredara a “España”, que debió pensárselo mejor y accedió a cambiar el testamento.

      Cuando murió, y finalmente se desveló el testamento, resulta que ¡lo había cambiado todo, declarando heredero universal únicamente al Estado Español!.

      Del patatús que provocó tal noticia en el Molt Honorable President, Jordi Pujol, se cuenta que procede el tic incontrolable que sufre en un ojo, y que sigue padeciendo hasta la fecha.

      Así era D. Salvador Dalí i Morera, ¡genio y figura hasta la sepultura!.

  7. Gran Español y mejor Catalan. Un genio y adelantado a sus tiempos e incluso adelantado en esta época.

  8. “Viva el Rei, viva Espanya, viva Catalunya!”

    Estas palabras, a Pujol, le debieron sentar como una patada en el bajo vientre, y si ademas lego toda su obra a España, es logico que el gran Dalí, sea un repudiado por el nacionalismo catalan.

    Gran figura la de Dali.

Deja un comentario