Gimferrer, el gran poeta catalán que no encajaba en el provincianismo nacionalista.

Lo mejor de la cultura catalana se siente muy a gusto de ser catalana y española

20140119-144646.jpg
El nacionalismo hegemónico que usurpa la representatividad de Cataluña tiene un problema: la realidad de Cataluña no es como ellos pretenden y el mundo de la cultura catalana en lo que tiene de más valioso se desmarca continuamente de una cultureta provinciana y obsesionada con la identidad.

El último ejemplo es Pere Gimferrer, probablemente el mejor poeta catalán vivo, demasiado grande para el estrecho mundo nacionalista. Ahora, en una entrevista concedida a Sergi Doria y publicada en ABC, vuelve a mostrar que existe una cultura catalana valiosa e hispánica. Algunas de las afirmaciones de Gimferrer son:
El nacionalismo catalán se nutre de historias apócrifas como las cuatro barras”.
Verdaguer es inseparable de Milà i Fontanals, que inspiró el concepto de España de Menéndez Pelayo: una nación integradora”.
Víctor Balaguer es otro ejemplo. Todos sus discursos en la Real Academia hablan de las aportaciones de Cataluña a la Hispanidad“.
Los toros volverán a Cataluña. No olviden que Ausiàs March ya hablaba de un toro en la dehesa en el siglo XV”.

Lo dicho: un intelectual verdaderamente catalán, que por ello es auténticamente español y universal. Por mucho que les duela a los fanáticos de la cultureta nacionalista y subvencionada.

dolca



Categories: Catalanes universales, Pensando bien, Tradiciones

Tags: , , , , ,

1 comentario

  1. Los grandes de la Cultura tienen una visión amplia de la realidad. Los mediocres son los que generan segregación con su mirada a ras del terruño, con su nacionalismo sectario. Aquí viene bien una estrofa anónima que corre por la red.
    Los catetos regionales
    tienen un defecto innato:
    que se creen principales
    y que por liebre dan gato.

Deja un comentario