Un análisis impecable del sistema político español: «despotismo partitocrático»

Magnífics 40 anys de Razón Española.

Gonzalo Fernández de la Mora -un dels intel.lectuals espanyols més sòlids i brillants del segle XX- y sus amigos fundaron Razón Española en 1983. Quería ser «el hogar espiritual y órgano de expresión de todos los pensadores e intelectuales españoles auténticamente independientes». Este año la revista cumple 40 años, la seva tasca és imprescindible y su último número de aniversario es de premio.

Allí encontramos una pieza inolvidable de Fernández de la Mora acerca de la «partitocracia» como especie de democracia. Se trata de la conferencia que impartió en Poblet el 12-10-1990. Les idees que hi trobem ens ajuden a definir les tares del sistema polític del 1978, que está conduciendo a la destrucción de nuestra convivencia.

Veamos algunas ideas de Fernández de la Mora:

  • Què és la democràcia? «Solo hay una forma real de gobierno, la oligarquía, entendida en su sentido etimológico como ‘mando de unos pocos’. En todas las áreas de la convivencia aparece una élite que decide el rumbo dominante (…) La democracia no es otra cosa que una forma de gobierno en la que de algún modo y de tarde en tarde, los gobernados pueden intervenir en la designación o destitución de los gobernantes. La democracia es una oligarquía arbitrada periódicamente por un censo electoral de entidad variable».
  • Què és la partitocràcia? Es «una oligarquía en que los partidos monopolizan la representación política (…) La partitocracia es aquella especie de oligarquía arbitrada por los gobernados en que los aparatos de los partidos monopolizan la elaboración de candidaturas y, por tanto, dictan la reducida lista de personas que pueden ser votadas. (…) La característica esencial de las partitocracias es que el árbitro popular no designa libremente al mandatario, sino que simplemente opta entre las alternativas -en la práctica dos o tres- a que le reduce el sistema partidista (…) convierte al supuesto elector en un simple optante (…) a esto se reduce en tal modelo el ilusorio postulado del ‘gobierno del pueblo'».
  • El modo de contabilizar los votos lo cambia todo. «Entre el voto depositado en  una urna y los resultados oficiales se interpone un mecanismo arbitrariamente decidido por el legislador. Ese mecanismo (…) en modo alguno es neutro. Con los mismos votos triunfarán unos partidos u otros, o se eliminará del parlamento a un partido, según la forma de escrutinio que se haya adoptado». Y todo será «democrático».

Fernández de la Mora expone después una interesantísima caracterización de la partitocracia:

  1. Oligarquización de la estructura interna de los partidos, estructurados de arriba hacia abajo. Sus bases son séquito, «el impulso no es popular, sino autoritario». Lo estamos viendo de nuevo en el PP catalán, donde todos aguardan la nominación del candidato por las opacas y autoritarias oligarquías de Génova. Els partits són una màfia.
  2. Profesionalización del político partitocrático, experto en la lucha por el poder, que es su forma de vida. Son un «intercambiable comodín administrativo que lo mismo está dispuesto a presidir un banco oficial que una red de ferrocarriles o un servicio hospitalario, y a asumir una senaduría, una embajada o una dirección general de correos o energía atómica». Per això Iceta, que no ha acabat cap carrera univesitària, pot ser ministre de Política Territorial, de Cultura i ambaixador a la UNESCO. Y mañana director general de Correos o ministro de Universidades.
  3. Políticos no independientes, sino sumisos al aparato del partido. Algú coneix un polític independent?
  4. Depauperación de la clase política. Los partidos premian a quienes son fieles al aparato, promoviendo una selección inversa de mediocres y corruptos, de forma que «los partidos van degradándose hasta que, en el límite, se reduen a unos cuantos demagogos o astutos, y aun séquito de adocenados o conformistas». Esto explica el encumbramiento de Puigdemont, Aragonès o Illa. I especialment d’en Sánchez y sus Koldos de putiferio.
  5. Mendacidad sistemática: «las promesas solo los ingenuos pueden tomarlas en serio». Lo acabamos de comprobar con las mentiras del PSOE sobre los indultos o la amnistía a los golpistas que jamás se producirían. Por eso «sin decoro político cualquier tipo de democracia se convierte en un sarcasmo».
  6. Expolio del electorado. Las posibilidades de elegir son mínimas. ¿Alguien ha votado, por ejemplo, la última reforma de la Constitución, cocinada entre los partidos?
  7. Degradación ética de la sociedad. Los gobiernos, que controlan los medios de comunicación, la enseñanza y el poder, son los máximos responsables de la moralidad pública. «Las partitocracias prefieren sociedades indefensas, sin pulso y sin capacidad de reacción», que convierten en «masa política inerte y amorfa» a la que pastorear sin cortapisas. Ho veiem cada dia.
  8. La ética queda reducida a 3 mandamientos: no romperás el oligopolio partitocrático, pagarás todos los impuestos que se les ocurran a los políticos, financiarás a los partidos con dinero público. Qualsevol oposició a aquests manaments és «antidemòcrata i feixista».
  9. Instrumentalización del parlamentario, que se presenta como sacrosanto portavoz de los votantes, aunque solo repite las consignas que le ordena el líder del grupo. Los desviacionistas son expulsados del partido. ¿No ha visto a todos los diputados del PSOE votar a favor de la amnistía al golpismo?
  10. Hipocresía del transfuguismo. Se permite que un diputado se pase a otro partido porque dicen que representa a la nación y sigue un mandato nacional, pero en realidad comete un fraude contra los líderes que le han seleccionado para que siga el mandato partitocrático.
  11. Devaluación de Congreso y Senado, donde no se delibera para logran un raciocinio correcto, ni se controla al Gobierno, ni aparece muchas veces el Presidente del Gobierno en las sesiones parlamentarias, ni se defiende al contribuyente de la voracidad fiscal partitocrática. Al seguir todos la disciplina de partido, «sería más operativo y muchísimo menos costoso» sustituir las cámaras por «una pequeña mesa en torno a la cual tomaran asiento los portavoces de los partidos con su número de votos». Además ya no legislan, «las cámaras han dejado de ser legisladoras, se han transformado en una especie de notaría colectiva donde se da fe pública de lo que se ha decidido en otro lugar», en la cima oligárquica del partido. Así funcionan hoy nuestras Cámaras.
  12. Irresponsabilidad del Gobierno y sus políticos, porque todo lo hacen según «el mandat del poble». La oposición no pinta nada y el Gobierno hace y deshace impunemente. La cosa és tan evident que fins i tot es fan ells mateixos lleis per evitar respondre de delictes. Lo acabamos de ver con los indultos, el cambio del Código Penal para suprimir la malversación y la sedición, y ahora mismo con la amnistía.
  13. Politización de la Administración: los funcionarios son nombrados y actúan según las directrices del partido. ¿No hay una mayoría de ERC y CUP en la enseñanza pública? No són tots amiguets i clerecia llazi a la Generalitat? I així arreu de l’admnistració.
  14. Fusión de poderes: «en las partitocracias el poder ejecutivo asume el poder legislativo y tiende también a influir en la interpretación y aplicación de las leyes (…) intervenir en el nombramiento y la remoción de los magistrados (…) Cuando el partido mayoritario designa a todos o a la mayor parte de los miembros del órgano de administración de la magistratura (en España del CGPJ), la justicia será mejor o peor según el respeto del Gobierno hacia el Derecho y la equidad; pero no será independiente». Además los miembros del Tribunal Constitucional son designados por los partidos políticos. Pues es lo que estamos viviendo ahora mismo, con el TC, Fiscalía, Tribunal de Cuentas, etc controlados por el ejecutivo, hoy del PSOE.

Conclusió tumbativa? «La fusión de los 3 poderes en un ejecutivo partidista es lo que los clásicos denominaban tiranía».

No és pas el retrat de l’Espanya actual?

Podemos seguir adorando nuestro Sistema de la Transición, un «despotismo partidista», una partitocracia que va destruyendo nuestra vida juntos y degenerando sin embozos en tiranía. O podemos corregirlo a fondo, sense por. En Fernández de la Mora dona moltes idees, que quizás trataremos otro día y que cualquier dolço conoce.

Dolça i partitocratitzada Espanya…

 



Categories: Pensando bien

Tags: ,

12 comentarios

  1. VOX denuncia que Canal Terrassa blanquea a un prófugo de la justicia y hace propaganda electoral a favor de Junts.

  2. Sistema proporcional de elección debe ser abolido.
    Es demencial en el contexto actual que vivimos que unas minorías tengan la representación suficiente para imponer sus canalladas a todos.

  3. La Democracia española, como lo es le del resto de paises de UE.y occidentars en general, es una democracia representativa: cada ciudafano, un voto.

    LaForma (Modelo) de Gobiermo del Estado de Derecho del pais es la Democracia parlamentaria. El Parlamento del.pais es la sede representativa de la viz del pueblo soberano.

  4. FEDERICO ENLOQUECE CONTRA VOX Y ABASCAL / InfoVlogger LIVE

    • Este hombre está enfermo…

      ¿se creerá de verdad que es Dios?

      ¡O peor aun, NAPOLEÓN!, con el sobrerito hecho de una hoja de periodo plegada…

      (en vez de contener castañas calientes contiene sesos recalentados)

      ¡Dios le libre de caer en sus propias manos!

      (las de Federico Omnipotente)

  5. Bueno, eso mismo es lo que lleva denunciando este blog desde su inicio…

    Pero, como es natural, los corruptos políticos se hacen los suecos…

    Pues ha llegado el momento de «name & shame»:

    Hay que exigir a los responsables de nuestra ruina responsabilidades:

    Pedro Sánchez, Rajoy, Zapatero, Aznar y Felipe González…

    Además de retirarles las pensiones vitalicias de ex y cualquier otro privilegio, porque claramente no se los han merecido…

    De esta manera, el que venga detrás será más responsable, nos robará mucho menos y pararemos la caída del pais dentro de la categoría de Estados Fallidos y Repúblicas Masónicas Bananeras…

  6. La democracia actual es victoria tras victoria alternativa de los partidos encumbrados, hasta su derrota final por la realidad…

  7. Brillante disertación la que hace D. Gonzalo Fernández de la Mora, sobre la oligarquía, trampa con la que los dictadores siguen con el protagonismo y, falsamente, se nos dice ha salido su elección de las urnas. Ni el votante eligió la lista y menos, que la formación que elegiste, esté pactando la gobernabilidad, con quienes tú nunca votarías.
    La democracia es de las mejores formas de gobernarse una comunidad, pero a kilómetros de ser perfecta. Si permite, por ejemplo, que un delincuente que va contra esa democracia, utilice las tribunas democráticas, cobrando además, de la democracia lanzando en su simpleza sin piedad y mucha soberbia su gana de destruirla, todos los días y todas las horas insultando a los que quieren vivir en democracia lo que antes, los cristianos llamaban vivir en hermandad, que si se aproximaba y se aproxima a la perfección de la convivencia.
    Que hoy en Cataluña o Euskadi, estén gobernando dictadores violentos e insensibles al pueblo que dicen gobernar, dice todos los demás contras que tiene una democracia.
    Con frecuencia los falsos demócratas que gobiernan usan trampas para cazarnos como se hace con las alimañas.

    • Muy acertado comentario a un artículo interesantísimo. En realidad, hay toda una gama de depravación política, que puede ser más o menos leve o llegar a aberraciones como las actuales e incluso ir más lejos (no quiero imaginar dónde estaremos dentro de 20 años, si aún estamos). En realidad este proceso de degradación no es exclusivo del sistema político español, sino común a todas las demo-oligocracias europeas. Lo que pasa es que en España la cosa ha ido más rápido, tanto porque el proceso empezó más tarde, con la instauración del nuevo régimen (en 1978 mientras en el resto de la Europa Occidental lo hizo en 1945), como porque en España se han quemado etapas y el país ahora está entre los más «avanzados» en una corrupción que afecta a todo el mundo occidental.

  8. Estaria bien que Razón Española, estuviera en internet. Gran ejemplo decintelectuslidad contrarrevolucionaria, antisistema,

    • Sí.

      Yo encuentro que muchos artículos pueden tener valor, de esta revista y de otras muchas.

      Es una pena que la gente no pueda acceder a ellos, salvo los investigadores y en bibliotecas especializadas.

      En caso contrario siempre estamos condenados a inventar la rueda, cuando podríamos dedicarnos mejor a investigar o pensar sobre lo no conocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.