Ya tenemos obispo lazi

Un altre Novell: el bisbe Planellas (Tarragona) posa a l’Església al servei de la doctrina nacionalista.

En 1990 salió a la luz el plan de Jordi Pujol para infiltrar la sociedad con la ideología nacionalista. Era el Programa 2000 y consistía en un meticuloso plan de «nation building» que afectaba a todos los rincones de la antaño indomable sociedad civil catalana: escuela, universidades, asociaciones, empresas, infraestructuras… y sí, també la part de l´Església Catòlica que estava lliure de nacionalisme. El Programa ha sido un éxito completo y hoy los obispos catalanes funcionan como apéndices nacionalistas, mientras lo que queda del pueblo cristiano sobrevive alrededor de sacerdotes que predican a Cristo y no al idolete lanació.

Así se entendió mejor el nombramiento en 2019 de Mn Joan Planellas Barnosell como obispo de Tarragona, dicen que impulsado por el qué-dirá-la-prensa cardenal Omella. Venía de ser párroco de Jafre, en el Ampurdán (390 almas), donde colocó un mástil en el campanario con la cubana, bandera inventada por un amoroso sujeto que firmaba evangélicamente como VICIME («Visca la Independència de Catalunya I Mori Espanya«). Cuando unos vecinos de Jafre se quejaron a su obispo, Planellas explicó a los periodistas de ABC que «estos señores no son de la parroquia. La estelada [volia dir cubana] se puso porque el pueblo la pidió. Y no puedo ir contra el pueblo. Que se pongan la bandera española en su casa, si quieren”. Planellas también ordenó que tañeran las campanas de la iglesia en acontecimientos separatistas, siguiendo las instrucciones de la ANC. Además decoró otros de sus campanarios con la cubana. Una pastoral inclusiva, abierta, universal, libre del poder político y con delicioso olor a oveja.

Església de Colomers, regida per en Planellas

Campanario de Jafre, parroquia de Planellas

El pasado domingo 11 de septiembre la hoja dominical de la diócesis de Tarragona traía en 1ª página la carta de su obispo Planellas titulada La Iglesia y Cataluña. El prelat la llegia també ell mateix al seu canal de Youtube, donde en el minuto 1:46 aparecen incluyó varias cubanas:

 

En su carta dominical el obispo empieza por recordar con acierto que el cristianismo engendró Cataluña. Menciona que «las demarcaciones territoriales más antiguas de Cataluña son las diócesis» y habla de los mártires de Tarragona del siglo III. De allí se salta 500 años, hasta Carlomagno. No menciona al reino hispano visigodo; ni que el arzobispo de Tarragona era el primado de las Españas; ni que Tarragona fue sede de una diócesis que abarcaba 1/3 de España; ni que Hermenegildo, hijo del rey Leovigildo y hermano de Recaredo, fue decapitado en Tarragona; ni la Reconquista contra el moro (cal ser políticament correcte, oi sr. bisbe?). No, lo que ens va agermanar amb tota Espanya no existeix per al bisbe.

Y empieza la proclama lazi:

«Somos los herederos de este legado». ¿Se refiere a la fe? No, a Cataluña, pues el legado está «reconocido por la Constitución misma» al hablar de «autonomías [sic] de nacionalidades y regiones (art.2)». El obispo cita expresamente el art.2, pero solo ese párrafo final: olvida intencionalmente el inicial, que habla de «la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles». Cataluña nación, España no.

Demana després «respecte i protecció» per al català, como si no fuera la lengua impuesta en los ámbitos educativos, escolares, universitarios, funcionariales, administrativos y mediáticos de toda Cataluña; como si millones de catalanes no hubieran sido privados de su derecho a vivir en nuestra lengua habitual y mayoritaria: el español.

Insiste el obispo en que somunanació «componente» de un «Estat plurinacional espanyol». ¿Queda claro, macos? Cataluña nación, España Estado. Y eso es casi un dogma, porque -afirma Planellas- lo dice nada menos que «el magisterio de los obispos catalanes en los últimos decenios». ¡Que Cataluña es una nació es parte del Magisterio de la Iglesia, señores! 

Llega entonces el anhelo misterioso: «les institucions pròpies han de ser viscudes com a resposta a unes aspiracions històriques, profundes, irrenunciables que han de ser, a l’ensems, font de realisme i d’esperança». A estas alturas cualquiera sabe que en el argot nacionalista, esa «esperança» y «aspiración» es laindependència.

La conclusión es de traca: «Para nosotros, los creyentes en Jesucristo, la presencia constante de la Iglesia en la historia de nuestra tierra debería ser no solo un testimonio de fidelidad histórica, sino un estímulo a la hora de mantener esta fidelidad encarnada en la lengua, la cultura y la identidad de esta nació conocida con el nombre de Cataluña». ¿De qué fidelidad habla el obispo? Monseñor quiere ser ambiguo, pero solo hay 2 opciones:

  • fidelidad de los cristianos a Cataluña, el català i la cultureta. Pero ¿los cristianos no son los fieles a Jesucristo?
  • fidelidad de los catalanes a Cristo. Pero ¿esa fidelidad solo se puede mantener desde el nacionalismo, el català i la cultureta? Los que no somos nacionalistas ¿ya no somos fieles cristianos?

De cualquier manera, parece que para el obispo se trata de someter la fe al nacionalismo.

Recapitulemos la Carta Dominical del obispo:

  • El Magisterio de la Iglesia obliga a aceptar que somunanació.
  • España no es nación, es «Estat plurinacional».
  • La lengua catalana está desprotegida y no es respetada. De la lengua mayoritaria de los catalanes, ni un sol mot.
  • Hay que mantener la esperanza en laindependència.
  • El legado de los catalanes no es el cristianismo: es Cataluña.
  • La fidelidad de los cristianos es a Cataluña; la fidelidad a Cristo solo puede mantenerse profesando la doctrina nacionalista.
  • Ni una mención a las políticas anticristianas de los políticos nacionalistas, que han convertido Cataluña en la tierra más cristofóbica de España.
  • Ni una menció a la necessitat de que Catalunya revitalitzi les seves arrels cristianes.
  • Planellas no menciona una sola vez a Dios. Ni una a la Virgen María. A Jesucristo solo para hablar de «los creyentes en Jesucristo».

Lanació antes que Cristo, la Iglesia como un instrumento del nacionalismo. No es una carta pastoral, es un manifiesto político nacionalista.

Quizás por eso en Tarragona solo quedan 61 curas en activo, solo hay 2 sacerdotes ordenados en los 3 últimos años y 3 seminaristas, a Planellas se acaba de pirar su nº2, y los datos sacramentales se hunden. Normal: ¿para qué quiero a la Iglesia, si ya tengo al idolete lanació?

¡Qué daño sigue haciendo el nacionalismo a la Iglesia y a los cristianos! ¿Cuándo se liberará la jerarquía de la ideología nacionalista? ¿Cuándo romperán con el sometimiento servil a los políticos que practican desde los años 80? ¿Cuándo dejarán de ahuyentar a los católicos? ¿Cuándo defenderán la sencilla fe del pueblo? Quan s’estimaran més les ovelles i deixaran d’anar de bracet amb els llops?

Dolça i descristianitzada (pels bisbes) Catalunya…



Categories: Alma

Tags: ,

22 comentarios

  1. No entiendo que para la archidiócesis de Tarragona pongan a uno de Gerona.

    ¿Es que no hay gente capaz y santa en Tarragona?

    ¿O es que no encuentran gente bastante pujolera?

    ¡Queremos obispos tarraconenses!

  2. Esa mirada torva me da repelús.

    ¿Se imaginan que el Primado de las Españas llegue a cardenal?

    ¡O a Papa!

    ¡Veremos cubanas colgando de los campanarios de San Pedro!

    Y la Guardia Suiza disparando a quemarropa a los charnegos…

    Habrá que dormir con un revolver debajo de la almohada…por si vienen a por ti, que no te dejes atrapar:

    Antes muerto que vivo.

  3. Solo le falta lucir la cubana en el alzacuellos y hacer de «caganer» en el próximo pesebre de la Colau.

    Jerome-I de Costa Brava

  4. Guantazo de San Pedro se llevará en el Juicio Final por traidor al Evangelio.

  5. Yo le recomiendo leer *Mi diario de guerra* del beato Pere Tarrés Claret.
    Para que se le aclaren las ideas sobre el.nacionalismo y su deriva maligna.

  6. Fa la mateixa pinta que el lampista del meu poble!!! Quina retirada!!!

  7. La próxima generación de catalanes obedecerá a la sharia.

  8. Lo pujolistas son irredentos, no importa que sean católicos o no, su reino es del «inmundo».

  9. Es increíble ver como se han echado a los brazos de los que en el 36 hicieron todo tipo de perrerías como bien debe saber Mosén Planellas.

    Se trata de algo muy sencillo, no repetir la historia. Si entonces fueron víctimas del nacionalismo, ahora forman parte del sistema, aunque vaya contra los más elementales principios del cristianismo. Se ponen al lado del opresor contra el oprimido.

    Yo, por si acaso, ya hace años que he dejado de contribuir a la Iglesia de ninguna forma. Una pena. Y como dice el refrán, en el pecado llevan su penitencia.

  10. No hay que desesperar, todo lo que está pasando es real y es fruto del intelectualismo (sociología, antropología, pdicología) que anima a estos pastores incompetentes porque han olvidado la humildad ante el misterio del Espíritu.
    Qué estará pasando en los seminarios que producen estas birras.
    Ante las grandes pruebas que se avecinan confío en los corazones y las mentes de quienes se abrazan a Cristo: harán milagros.

    • El problema es el intelectualismo o mente libresca, aunque no sea de leer libros de caballería y sí de sacarse diplomas, créditos y másteres.

      La solución no es sólo la humildad, sino la práctica del camino de santidad.

      Aquellos que tienen cargos de gobierno necesitan también práctica, sentido común y prudencia. Aplicando siempre, en el caso de los clérigos, los ejemplos de vida del Salvador.

      Estamos cegados con el intelectualismo, gracias a los intelectuales, masones e ilustrados por una parte y a la necesidad de estudiar para poder ser alguien en la vida, por otra.

      Pero hasta hace muy poco la humanidad ha avanzado en cualquier dominio y actividad por la inteligencia y la observación aplicadas a la acción.

      En la Iglesia esto ha resultado fatal, si vemos los horribles resultados.

      Y eso que desde siempre, hasta el posconcilio, los seminaristas recibían una exquisita educación humanista (paideia) en latín.

  11. La iglesia catalana lo tiene crudo. Ya antes de toda esta movida, mi hermano, sacerdote que ha pasado su vida entre los hispanos de Nueva York, para lo que estudió sociología en la Universidad y sacó una plaza de asistente social para estos barrios, que pasó unos cuantos años en Haití,( aprendió creole) Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico, con lo que estaba de vuelta de todo, se extrañó, cuando le dijo a un párroco de Vilasar, que si quería decía él la misa.
    -¿En catalán?
    No, en español.
    -No, ya la digo yo.
    Pero antes de empezar, les recordó a los feligreses (no muchos) que había que arreglar el tejado, en español y que se necesitaba dinero.
    Cuando se acabó la misa volvimos a saludar al cura, y le preguntó.
    -¿Por qué has hecho la petición del inicio en Español?
    -Así se enteran mejor.
    No se despidió, dio media vuelta y se marchó, entre enfadado y asombrado.
    Este fariseismo, ataca a los cristianos, y es una falta de «caridad» y desprecio para ellos.
    Es una pena.

    -¿por qué has dicho

  12. Cuanto daño ha hecho el separatismo eclesiástico catalán a la iglesia católica. Yo hace años que no piso una iglesia. Y la conferencia episcopal unos p* cobardes.

  13. Oído el vídeo, aún me queda la imagen de cabrejat que tiene, menos mal el
    ligero rictus cercano a la sonrisa, al final. Como diciendo ahí va éso. Y ni una referencia al carácter más allá de catalán del obispado de Tarragona., de la ciudad imperial de Tarragona. Miopía casi ceguera del teólogo/mosen de Girona
    Oyéndole, está claro q la Iglesia ya no es universal, católica y romana.., es otra cosa.
    Si Pablo levantara la cabeza.!!

  14. Hasta ahora había sido cuidadoso.
    Tiene el síndrome del ahogado, que cuando ve que se hunde, se agita más y más y acelera el hundimiento.
    La Iglesia en Gerona y Tarragona ya está definitivamente muerta.

  15. Cuidado que este cura se cree lo que dice, va de super dotado aunque se le escapa que Tarragona no participó en la Marca Hispánica por eso no tuvo condados, y que el catalán que se pudiera escribir en el siglo XII, todo suponiendo que se escribiera algo, no tenía nada que ver con el mensaje lingüístico que intentó dejar programado el señor Pompeu Fabra en el siglo XX. Es un cura que quiere sentirse protagonista programando un independentismo catalán que en el fondo ni va con él, ni tampoco con la profesión que un día decidió ejercer. Por lo visto le va la fiesta a este párroco que ha llegado a ser obispo de Tarragona, que tiene además la facultad de ir en contra de la unidad humana que programaba siempre Jesucristo, ya que para mosén Planellas en los cristianos catalanes debe prevalecer el nacionalismo separratista por encima del mismo cristianismo, y que el cristiano catalán que quiera venerar la bandera de España mejor que se vaya a ponerla en su casa. Crea esta división entre cristianos, alejándose de la unidad cristiana que siempre predicaba Cristo, dando la sensación de ser un sacerdote que emite sus homilías inflado a porros de mariguana. En fin, a esto la izquierda separratista lo llama libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: