Per què els polítics poden mentir-nos i no passa res?

Puebla da otra vez en la diana.

Si es ud una persona corriente, mienta ud a un tribunal o a su jefe y verá lo que le pasa. Si es ud un político, mienta a sus gobernados prometiéndoles lo que quieren oír y luego incúmplalo. No tendrá que rendir cuentas a nadie; y como es ud quien controla los medios de comunicación mediante el dinero de todos, podrá seguir engañando todo lo que guste.

Tots hem vist les mentides d’en Sánchez però curiosamente ningún cargo socialista dimite abochornado por  la indecencia de su jefe.

Gente como Sánchez lastima nuestro sistema político y nuestra convivencia, i en Puebla ho ha vist i ho ha dibuixat.

Al final tot és un problema de decència.

Dolça i despotitzada Espanya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: ,

15 comentarios

  1. Los políticos pueden mentirnos y no pasa nada,

    1) porque todos los políticos mienten.

    2) Al final las políticas de unos y otros son muy parecidas, por lo que realmente da igual a quien
    votes.

    3) porque premiamos a estos mentirosos por mentirnos y arruinarnos la vida con salarios
    vitalicios de ex-Presidentes, oficina, secretario y coche oficial (seguro, gasolina, impuestos y
    chofer incluidos)

    Es decir, les estamos animando a mentirnos, traicionarnos y robarnos.

    Cosas del corrupto PP-SOE, nuestra ingenuidad democrática y nuestra buena fe.

    Ahora, que después de 40 años seguidos de estafa continuada, ruina económica e invasión proletaria subvencionada… ya va siendo hora de decir basta, impedirles que nos roben y empezar a desparasitarnos.

  2. Sí, Junts, puro sometimiento.

    Lo que no entiendo es por qué nadie dice nada. Es noticia de ayer mismo.
    En sábado y en julio. 😠
    ¡Vivan las vacaciones..!

  3. Qué raro, Rufus me somete a su control.

  4. Para Mario: En España, el problema es la falta absoluta de moral. Refresquemos cuál es el verdadero significado de moral: aparte de la disciplina filosófica que reflexiona sobre el comportamiento humano, y de la cual procede el concepto de justicia, la moral es (textual) el “Conjunto de normas y costumbres que se consideran indispensables para el sostenimiento de una sociedad”. Es la sociedad, en su conjunto, la que exige el sometimiento de todos los ciudadanos a esas normas básicas (no robar, no mentir, no delinquir); pero aquí, empezando por los votantes, continuando por los medios de comunicación y terminando por eso que se conoce como sociedad civil, no le exigimos el cumplimiento de esas normas a nadie. Hoy mismo, en Alemania, se ha montado parda porque la líder del Partido Verde falsificó su currículo y ocultó ingresos al Bundestag. Aquí no tenemos un miembro del Gobierno que no haya mentido respecto a su currículo. No hablemos ya de las mentiras a sus correligionarios (“Este Gobierno jamás pactará con Bildu”; “Este Gobierno jamás llegará a un pacto con los golpistas catalanes”; “Este Gobierno jamás pactará con Podemos, porque no podría dormir tranquilo si lo hiciera”). Lo que pasa es que los dos altavoces que, teóricamente, tiene la sociedad para hacerse oír (los partidos políticos y los medios de comunicación) son altavoces del poder. No nos tratan como a ciudadanos capaces, sino como a cosas informes y estúpidas que solo servimos como número para sumar escaños y a los que cobrar impuestos por todo. Y eso es así porque nosotros se lo permitimos por ignorancia, pero sobre todo por sectarismo: no hemos aprendido que el mal no tiene nada que ver ni con el cielo, ni con el infierno, ni con las derechas, ni con las izquierdas, sino con la condición del ser humano.

  5. No hay ningún control a las mentiras, no hay ninguna reparación, no existe ningún castigo. Luego, por qué no mentir si saco beneficios, por qué no mentir si dispongo de suficientes “vototontos”, y es que siendo que somos los ciudadanos los únicos que podríamos hacerles pensar, no lo hacemos, pues será que nos gusta ser masoquistas, por no tirar por lo más soez.

  6. Para Javier: seríamos exactamente lo que votamos si tuviéramos una verdadera libertad de elección, pero no es así, porque solo podemos elegir entre las pocas opciones que se nos ofrecen, que están aún más acotadas que nuestra libertad de pensar qué es lo que nos conviene. No me acuerdo ya de las veces que he votado con una pinza en la nariz, solo porque la otra opción era mucho más pestilente todavía. Tienes razón al decir que, si no proyectamos seguridad y confianza, difícilmente haya quien confíe en nosotros. Pero nuestros políticos no son hombres cabales y honrados, sino ilusionistas que tratan de sacarnos el dinero de la entrada y, después, si te he visto no me acuerdo.

  7. Somos exactamente la basura que votamos; de la misma manera que la escritura de uno es única, personal e intransferible.

    Es decir, como cualquier otra actividad, lo que hacemos es expresión de la personalidad del que lo hace.

    Por tanto, si hemos votado al inútil y mendaz compulsivo de Pedro Sánchez (o Rajoy, Zapatero, Aznar, Felipe González ) es que nosotros somos exactamente así.

    Es lo que en psicología se llama “proyección”.

    Pero ese no es el problema, sino la realidad. Somos así.

    Ahora,

    ?queremos seguir siendo así?

    ?O preferimos ser personas maduras y autorrealizadas?

    Pues todo tiene sus pros y sus contras.

    Pero si alguien prefiere intentar engañar a sus vecinos y amigos para conseguir un fin (como hacer trampas en un partido de baloncesto del Estudiantes para ganar el partido y ser así alabado por las fans), cuando se trata del tráfico comercial o la política es desastroso, porque nada funciona y nadie puede confiar en nosotros.

    Al interrumpirse el comercio y al no funcionar la administración, la vida comercial y de servicios administrativos se para y se crea paro.

    Los americanos dicen que votamos al que creemos que es como nosotros. Y sin duda es verdad. Aunque no tengamos al Maquiavelo inmoral de Iván Redondo para ayudarnos.

  8. An: Lenin lo dejó muy claro: cuando tu incapacidad no te permita abrirte camino por ti mismo en la sociedad, asalta el poder mediante la violencia, y subyuga a toda la sociedad desde el poder para ponerla a tu servicio. En eso estamos.

  9. Junts:
    Pues disfrutemos mientras podamos de nuestra capacidad de pensar y decidir, que dentro de poco podrán movilizarnos, expropiarnos, dejarnos sin casa o sin empresa, podrán ocuparla por tiempo indefinido, tendrán a la prensa censurada y a sus pies, contando y diciendo lo que la autoridad les indique etc, etc.
    Y pueden (o no) indemnizarte por las expropiaciones, y como ellos decidan si así lo deciden.
    También estarán sometidos los juristas y todos los estamentos.

    Todo ésto en cualquier momento con cualquier excusa de “crisis” social, económica, pandémica, o de cualquier tipo que decida el Gobierno.
    Esa es la nueva Ley de Seguridad Nacional. Pura Dictadura.
    ¿Pero qué es ésto?
    ¡Hay que echarlos ya, movilizarse todo el mundo, todos!
    ¡Hasta aquí hemos llegado!

    Lo van a aprobar ya, la semana que viene.

  10. ¡Grande Puebla!
    Grande grandísimo; qué bárbaro.
    ¡Mira que hasta Pinocho, se rinde ante el maestro de la mentira!
    😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂
    Cómo le ha pillado…
    😂😂😂😂😂😂😂😂😂

    Pero tranquilos, que aunque la nariz le creciera, no se le caería la cara de vergüenza.
    Menuda jeta de hormigón armado.

  11. ¿Por qué me declaro en contra de todas estas ideologías absurdas que se nos venden como corrientes de pensamiento político? ¿Por qué estoy en contra de los nacionalismos, los feminismos y los socialismos y todos sus etcéteras? Porque todos ellos constituyen una aberración intelectual que exige mi eliminación como individuo, como ser autónomo, como ciudadano inteligente que conforma su concepto moral y vital por sí mismo. Lo primero que me piden es que renuncie a mi libertad de pensar; lo segundo, que me convierta en un esclavo de su manera de entender el mundo. Intentan imponer una dictadura en la que solo cabe una forma de vida: la suya. Una forma de vida que, además, está sometida a un absoluto control por su parte: me dicen cómo tengo que pensar, cómo tengo que hablar, qué expresiones puedo y no puedo utilizar para manifestar mis ideas, y por si fuera poco se arrogan el derecho a prohibirme ser yo mismo mediante leyes opresivas destinadas a excluirme de la sociedad a la que pertenezco, con la evidente intención no de legislar por el bien común, sino de castigar al disidente. Como diría el eximio filósofo murciano Antonio Brutus, “Andá a cascala”.

  12. Que nadie dude que se va a votar en clave autodeterminación de Cataluña, sea como un nuevo Estatut como el que declaró inconstitucional en determinados artículos el TC, o un Estatut aún peor para los intereses de todos los españoles o alguna formula de una consulta no vinculante que de hecho si lo será: los taimados socialistas de principios variables y amoldables, en ellos prima el poder, son especialistas en disfrazar la verdad que luego, con grandes dosis de intoxicación y propaganda pretenden hacernos tragar como inevitable. Bien, veamos que pasó con el Estatut de 2006 promovido por los socialistas, no se olvide, claramente inconstitucional en muchos artículos.
    El PP se opuso y consideró que debía votarse NO.
    Ciudadanos, entonces en fase de constitución, acuñó el eslogan : “Si vas a notar, vota NO”, fórmula que contentaba en parte a los que pensábamos que había que abstenerse
    El resultado fue que votaron SÍ al nuevo Estatut el 36% de los catalanes con derecho a votó. Ganó la abstención.
    El Pradva-El País tituló el resultado: “Cataluña vota a favor del Estatut de forma rotunda pese a la abstención del 50,59%. Hay quién opina que El País es un periódico serio. imaginemos como serán los otros cercanos al social nacionalismo.
    Habrá que posicionarse ante se engendro de consulta y visto los antecedentes ningún constitucionalista debe ir a votar en Cataluña a esa consulta sea o no vinculante, lo más digno será no participar, la abstención. El debate debe abrirse cuanto antes: cuando Pedro Sánchez niega que vaya a hacer algo es que acabará haciéndolo como con los indultos.

  13. Pues está muy claro. Mienten porque les sale gratis, es el modus operandi del bipartidismo desde hace más de 40 años: quítate tú para ponerme yo. Yo no aireo tus 💩💩 y tú no aireas las mías…
    Y los votontos mientras les quiten la mascarilla y les abran los bares, ya no se informan de las leyes, decretazos y modificaciones de la constitución que nos meten por la puerta de atrás…
    Al pueblo, pan y circo…

  14. Es la mejor forma de acabar con los principios, normalizar lo execrable.

  15. Hoy, más que nunca, quien se traga una mentira es porque quiere. Jamás ha sido tan fácil comprobar lo que a uno le dicen.
    En el caso del Felón quienes le creen y le apoyan se declaran, implícita y explícitamente, como malas personas.

    Leonor: https://t.co/N7aDBdcFAC?amp=1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: