Pedro Sánchez pide magnanimidad a los españoles, nosotros se la exigimos a él

Premiar als colpistes mentre es desprecia a les víctimes no és pas magnanimitat.

¿Magnanimidad? Muy bien, ojalá sea la palabra de moda en este 2021. Pero magnanimidad de verdad, no un uso tramposo de la palabra para justificar traiciones, corruptelas y cesiones indignas.

Podemos empezar esa magnanimidad por premiar a todos los policíanacionales y guardiaciviles que nos protegieron cuando los separatistas atentaron contra nuestro Estado de Derecho. Con premios para aquellos que malvivieron en barcos o cámpings y, por supuesto, con sueldos vitalicios generosos para quienes fueron heridos defendiendo nuestros derechos y libertades.

Y podríamos seguir siendo magnánimos con todos aquellos que se han jugado la vida, el trabajo, el prestigio, su dinero, en la defensa de España frente a la ofensiva nacionalista. ¿Para cuándo un homenaje a quienes se dejan la piel por el bilingüísmo en la escuela? ¿Para cuándo condecoraciones para los que se juegan el pellejo limpiando de propaganda separatista nuestras calles? ¿Y a los chavales y profesores que mantienen la libertad en la frente a los cederres en la universidad? ¿Para cuándo un apoyo claro y con recursos a las asociaciones y medios que hacen frente al totalitarismo lazi en Cataluña?

¿Magnanimidad? Pues claro, pero empiece por aquellos que más la merecen, Sr. Sánchez.

Dolça i abandonada Catalunya…



Categories: Sentenciados

Tags: ,

15 comentarios

  1. ?No era a este policía al que no le reconocen la paliza como accidente laboral?

    En todo caso el comentario tiene miga:

    !Así que la pensión vitalicia de ex-presidente más chofer, coche oficial, oficina y secretaria es UNA M*!

    Entonces, ?cómo califica este narcisista mendaz sin escrúpulos ni moral la pensión media de jubilación de un español?

    ?Lujo asiático?

    Este señor nunca ha sido votado por el Pueblo para ser Presidente del Gobierno y su pésima gestión de la pandemia ha causado miles de muertes inocentes y miles de quiebras inocentes.

    ?Merece entonces una principesca pensión vitalicia de ex-presidente?

    ?O merece mejor el lujo asiático que reserva a los españolitos de a pie, aunque hayan cotizado toda la vida?

    La democracia no era para esta estafa tan burda.

    Y en mi pueblo decimos:

    “el que la hace, la paga”

    (No vamos a desear que este necio engreido tenga empatía con los trabajadores heridos porque es un imposible. Para este tipo de gente lo único que importa es “yo”, “yo” “y nada más que yo”)

  2. El que pide magnanimidad sin ser magnánimo, sino más bien todo lo contrario, es evidentemente un ventajista: quiere para él la generosidad de criterio que niega sistemáticamente a los demás. Pide comprensión para sus propios errores -porque errar es de humanos- cuando se niega a perdonar el error del adversario -al que no le basta con ser humano, sino que tiene la obligación de ser perfecto-. Exige, en fin, la ley del embudo: sed comprensivos con mis debilidades, mientras yo me aprovecho de las vuestras. Pide generosidad quien vino a desenterrar a un muerto indefenso que llevaba más de cuarenta años fallecido; viene a pedir magnanimidad quien, al día siguiente de pedirla, retira los nombres de Juan de la Cierva o Ramón y Cajal de los premios de ciencia por franquistas, cuando nunca lo fueron; viene a pedir magnanimidad quien cambia el nombre de las calles -por ejemplo, la del Almirante Cervera- por franquista y fascista, cuando el almirante Cervera murió en 1909, cuando Franco era un adolescente de 17 años y aún faltaban trece años para que se inventara el fascismo; viene a pedir magnanimidad quien promueve una Ley de Memoria Histórica que prohíbe hablar de todo aquello que naciera en España antes de la II República española, desde Viriato hasta Séneca, pasando por Blas de Lezo, Hernán Cortés, los Reyes Católicos, Antonio de Nebrija, Cervantes, Elcano, Trajano, Felipe II, Goya o Velázquez, entre otros, porque todo aquel que haya nacido antes de Largo Caballero es un fascista, y todo aquel que, naciendo después, no esté de acuerdo con sus ideas, es un nazi. Joé con Pedro Sánchez, el Mágnánimo, y sus secuaces generosos.

  3. Magnanimidad no tiene nada que ver con comprar la estancia en la Moncloa a los independentistas.

    Magnanimidad es una virtud que se ejercita voluntariamente desde una posición de fuerza, nunca es una cesión a un chantaje.

    Tampoco ejercitar esta virtud significa condenar nuestro futuro. Al menos tenemos que asegurarnos de que esta medida de gracia no nos va a dar más problemas -y menos otro golpe de Estado-.

    El inmoral y venal de Iván Redondo miente y sabe que miente.

  4. Y otra más: Pedro el Resiliente

  5. P.S. también pasará a la historia como Pedro el Magnánimo (entre otros apelativos)

  6. Quiere pasar a la posteridad como
    Pedro Sánchez, el magnánimo.

    Y es todo lo contrario.

  7. Por cierto, ¿Han leído el artículo publicado en ABC el pasado 26 de mayo? sobre el doctorado del Dr. P. Sanchez.
    Léanlo , no tiene desperdicio.
    ( Bad request)

  8. Cualquier día piden para el Dr. P. Sánchez el Premio Novel de la Paz ( y la magnanimidad)
    (Bad request)

  9. De Magnanidad nada, es la manera de rapar sobre lo q de verdad es: IMPUNIDAD PARA LAS MAFIAS POLÍTICAS, siempre q sean Separatas o de Izquierdas! Apluquese la Ley, como se la aplican a cualquier españolito de a pie que deje de pagar a HACIENDA. NADIE POR ENCIMA DE LA CE! Y ninguna ley en contra de los fundamentos de la CE. IGUALDAD ANTE LA LEY, que aún no han cumplido!!

  10. Pedro Sánchez Castejón nunca se ha presentado a unas elecciones generales, nadie le ha votado en unas elecciones, sólo ha alcanzado el poder por componendas de intereses partidistas. Sería justicia (poética) que cayera claramente derrotado en las próximas elecciones generales.

  11. Pedro Sanchez vió la película mucho antes de producirse y lo tuvo claro.
    Vosotros, estáis faltos de fe. Creer en P. Sanchez, pekadores de la pradera..
    -Modo ironic off-

    Jerome-I de Costa Brava

  12. El magnánimo es una persona consciente de su forma de ser y de su valor personal, también tiene una gran autoestima.
    En el nivel humano, como explica Aristóteles, también está el caso del hombre insaciable, que es considerado un hombre magnánimo cuando en realidad, no tiene una esencia tan noble.
    La pequeñez del espíritu se opone a la magnanimidad, es decir, a la grandeza del alma.
    Como valor personal requiere que demos más de lo que normálmente damos. Ser un valor púramente espiritual no se refiere a cuestiones materiales.
    Mucha gente confunde este valor con el de dar más limosna, o ser más espléndido en los regalos de Navidad. Nada de eso, la magnanimidad es el valor que hace que el corazón sea grande y el latido de su corazón se acelere cuando hemos llevado a cabo una acción de ayuda humana.

    Sacado de la misma Espasa.

  13. Magnanimidad:
    …..Es la virtud que más mueve a la alabanza porque tiene por objetivo de su ejercicio, las cosas grandes realizadas conforme la recta razón.
    Es el mejor apoyo a la esperanza y la resistencia más eficaz contra la desesperación.

    Sus extravíos dan en las ridiculeces o verdaderas locuras de la soberbia.
    Pero en sí, la magnanimidad es singulármente opuesta a las manifestaciones viciosas conocidas con el nombre de vanidad.

    Tomo 32, Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (Espasa).

    Sigo ahora con Aristóteles.

  14. Im-pe-ca-ble. Nada que añadir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: