¿Es este el bus que Òmnium/Òdium usaba con la aprobación de Franco?

Patatús nacionalista amb lo foto del bus franquista de l´Òdium.

Òmnium/Òdium/bÒdrium/mÒmium Cultural es un chiringuito creado legal y públicamente en pleno franquismo “opresor” y arropado por Fraga, para supuestamente estimular la cultura catalana. Lo aceptó Franco y  Fuera lo que fuere, ahora se dedica a estimular el odio a “Espanya” y está pilotada por el nacionalismo más fanático. Explica Josep Ramon Bosch:

Ómnium Cultural fue fundada en 1961 por Fèlix Millet i Maristany, un banquero y ex combatiente franquista, promotor del nacionalismo catalán católico que huyó a Burgos en 1936, al ver amenazada su vida por la CNT, los otrora radicales socios del separatismo burgués que gobernaba con ERC. (…)  

(…) Tras la muerte de Franco se convirtió en una asociación promotora del nacionalismo cada vez más ultra (…) Una organización que olvidó sus orígenes culturales y se convirtió en un agente de propaganda y agitación separatista, financiada generosamente por las Administraciones públicas. En abril de 2005 adquirió por 3€ millones un edificio en la calle Diputación de Barcelona, entre 2005 y 2010 recibió 10,5€ millones en subvenciones (…), entre 2011 y 2013 la cifra se dispararía a más de 13€ millones y en 2014, en pleno proceso separatista, ingresó más de 6,6€ millones”.

Hoy los Millet son conocidos por la corrupción nacionalista y el bÒdrium es un refugio de jubilados fanáticos, aburridos nacionalistas que han encontrado en el separatismo un sentido a su vida y un motivo para esquivar el tedium vitae. Una organització radical que promou, amb els diners dels pepets i les maries, l´enfrontament entre catalans.

Òdium ha fet un bus d´odi que paguem tots per fer propaganda política i enganyar els turistes a Barcelona. A diferencia del bus de HazteOir, la Colau no ha puesto pegas: 

Resulta que en los años 60, en pleno apogeo franquista, los del Òmnium también ponían autobuses de propaganda. La foto debe haber pasado por el Photoshop porque tots els missatges eren en català, i ja sabem que si parlaves català amb en Francu te metían en la caverna de FuManchú antes de fusilarte al amanecer:

No, seguramente se trata de una foto falsa. Tan falsa como estos cientos de premis de literatura catalana que es van atorgar quan en Francu encenia la llumeta al Pardo.

Prou troles, Òdium, i bon vent.

Dolça i mentidera Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , , ,

40 comentarios

  1. Francu no sabía en lo que iba a devenir después de su muerte esa organización…para él era sólo algo folclórico…en aquél momento, el catalán, la sardana y el Farsa eran del todo inocentes…pero se pretende, maliciosamente, vincularlos con el “horrible” franquismo, para dar gusto a la izmierda y que se coman mejor el argumento…Aquí se hablaba catalán, se bailaban sardanas y se era del Farsa normalmente, como mi familia pudo comprobar en persona al llegar aquí en 1946…Basta ya de películas de miedo, por favor…

  2. https://latribunadelpaisvasco.com/not/9430/la-falacia-de-la-lengua-propia/

    Ernesto Ladrón de Guevara
    Martes, 31 de julio de 2018
    La falacia de la lengua propia
    Guardar en Mis Noticias.
    inCompartir

    Una de las excusas más prodigadas por los nacionalistas, aunque se vistan de izquierdas, para imponer la lengua de su territorio, es llamarla “propia”, como si la propiedad de las lenguas la ejercieran las hectáreas y no fuera de las personas.

    Cada uno de los ciudadanos tiene como lengua matriz la llamada lengua materna que es la propia de esas personas. Luego, o paralelamente, puede ir adquiriendo nuevas lenguas que se incorporan al bagaje de lenguas propias de ese individuo. Pero siempre hay una lengua que es más propia que las otras, aquella que ha recibido en el seno de la familia y que forma parte del legado cultural de su entorno próximo. Una persona puede ser el más catalán del mundo y tener como lengua propia otra distinta de la lengua oficial de su comunidad autónoma, y por eso no ser menos catalán que sus convecinos. Lo mismo un vasco, o gallego, o valenciano o balear. Por eso que la lengua propia es una falacia mitológica más de los secesionismos, que esgrimen como excusa para la diferenciación y para trazar fronteras artificiales.

    La lengua propia de las comunidades lingüísticas es aquella que se habla en las relaciones cotidianas, que no tiene por qué coincidir necesariamente con la oficial de esa comunidad. Es el caso del País Vasco, cuya lengua de comunicación habitual más generalizada con diferencia sobre la oficial de esa comunidad es la española o castellano.

    ¿Y cómo se sabe eso? Pues una forma de indagarlo es la estadística de las relaciones administrativas de los ciudadanos con las instituciones. En su día, a demanda de un grupo parlamentario, se trasladaron por el Gobierno Vasco a la Cámara Vasca los datos de solicitudes y documentos emitidos por los ciudadanos en relación a las administraciones públicas, por ejemplo para el pago de impuestos. En ningún caso llegaba al dígito porcentual el número de actos administrativos emitidos en “batua”, es decir en la lengua de laboratorio del País Vasco. Después de aquella información no se ha vuelto a saber nada, lo que quiere decir que guardan celosamente la realidad de esa estadística, que es reveladora.

    Recientemente un diario del País Vasco informó sobre el número de personas que realizaron el examen teórico para la obtención del carné de conducir. De las aproximadamente 22.000 personas que concurrieron, solamente el 2%, es decir unas 450 personas, lo realizaron en vascuence. Por provincias, en Guipúzcoa, de 6.157 examinandos solamente 243 lo hicieron en euskera, un 4 %; en Vizcaya, de 11.129 lo hicieron 124, lo que es el 0,9 %; y en Álava, de 4.080 cumplimentaron el examen en euskera solamente 60, lo que representa el 0,68 %.

    Hay que tener en cuenta que de forma abrumadoramente mayoritaria las personas que sacan el carné de conducir son jóvenes, lo que significa que han cursado sus estudios en modelos de inmersión, lo que hace más relevante el dato de la ausencia de uso social y de la artificialidad de argumento de la demanda social del euskera. Lo que prueba que este idioma se estudia por obligación no por devoción.

    Curiosamente, y para ver la evidencia de esta constatación, por parte de diferentes ayuntamientos, se ha estado subvencionando a quienes intentaran sacarse el carné de conducir en euskera, con una cuantía que podía llegar a los 400 euros. Lo que revela la preocupación de los nacionalistas porque la población da a la espalda a las imposiciones totalitarias. Lo cual da un reflejo de esta barbaridad que estamos pagando de nuestros bolsillos todos los ciudadanos españoles, pues con el dinero del Cupo vasco se financian estos lujos asiáticos para crear barreras de comunicación, chiringuitos y dificultades de muchos jóvenes para acceder a puestos de trabajo en las administraciones públicas. Y no digamos barreras artificiales para la movilidad de personas y trabajadores entre los diferentes territorios del Estado español.

    Esa es la realidad. Con la anuencia del Partido Socialista Socialista, Podemos, PP, Ciudadanos y demás caterva nacionalista nos venden la impresión de que hay un patrimonio cultural perfectamente arraigado en la población y que sirve de requisito indispensable para acceder a puestos de trabajo o para lograr subvenciones, bienes culturales, y demás efectos logrados con el esfuerzo de los impuestos de todos los ciudadanos, de los que una parte no insignificante siempre se ve excluida. Y no es verdad. Nos cuentan cuentos. Nos dicen que el rey va vestido y va desnudo. Esa es la verdad. Y es de justicia defender la verdad, no los camelos al uso.

    • Vascongadas otro sitio a donde no voy… Si no es por pura casualidad hace dos años estuve en Bilbao por una escala…
      No gaste ni un solo euro ni un imán me lleve de allí, ni una coca cola tome.
      Todos los q se junten con etarras… Para mi no existen…
      Lo mismo digo con todos las regiones q sigan el rollo antisolidario de igualdad entre seres humanos… La excusa de los hechos diferenciales no me sirve… Lo idiomas son para hablar y comunicarse no para obtener ventajas en contra de otros… Y de paso unos cuantos poderosos aprovecharse y siendo unos patatas sacar buenos cuartos hasta ser bimillonarios en dinero e influencias…
      Si todos los trabajadores hiciéramos lo mismo a la chita callando se les acababan tantos humos…

  3. https://latribunadelpaisvasco.com/not/9456/la-ejecucion-de-zaplana
    Manuel Molares Do Val

    En España estamos asistiendo en silencio a la ejecución de un preso preventivo con una gravísima leucemia al que una jueza le impide ser tratado en el hospital donde recibió un trasplante de médula que lo ha dejado con mínimas defensas a las infecciones.

    El condenado a la pena de muerte en una cárcel se llama Eduardo Zaplana, tiene 62 años, fue alcalde de Benidorm, presidente de la Generalitat valenciana, ministro de Trabajo y portavoz del PP en el Congreso, y está encarcelado por la presunta corrupción de alrededor de diez millones de euros en el caso Erial.

    Un delito gravísimo, sólo presunto de momento, pero acelerarle la muerte es una ejecución que por decencia la sociedad española no debería tolerar.

    Qué contraste con el caso de Josu Uribetxeberria Bolinaga, el sádico secuestrador de Ortega Lara, liberado por padecer cáncer tres años antes de su fallecimiento.

    Detenido preventivamente el pasado 22 de mayo, la defensa del preso Zaplana ha presentado informes de Guillermo Sanz, jefe de Hematología Clínica del Hospital de la Fe, en Valencia, que dirigió el trasplante en 2015; advierte que debe ser atendido en su centro porque puede sufrir una infección “con riesgo vital cercana al cien por cien”.

    Lo repite el canario Guillermo García-Manero, jefe de Sección de Leucemia del Hospital Anderson Cancer Center de Houston: “Si recae, la tasa de mortalidad es cercana al cien por cien. No hay tratamientos de rescate para estos pacientes”.

    Aunque lo atienden en la enfermería de la prisión valenciana de Picassent sin especialistas como el Dr. Sanz, los problemas laborales como la importante falta de personal y los incidentes graves o muy graves que ocurren allí –856 entre julio y diciembre de 2017– no auguran un buen pronóstico, teniendo en cuenta que el pesimismo de cualquier enfermo como el expolítico incrementa por si sola la gravedad del mal.

    • Conocí Ernesto hace años, más o menos cuando nació C’s. Ayudó con su saber y estar a la consolidación de aquel movimiento. Lo que dice hoy ya lo decía entonces.

    • En el sentido anterior, yo creo que muchos vascos están cayendo del burro y se van dando cuenta de la encerrona que le han tendido los nacionalistas con su reduccionismo. Lo digo por vascos que trato desde hace años.
      En este sentido también creo que Cataluña esta mucho mas atrasada y el fanatismo está estabilizado y no hay ningún movimiento en sentido contrario.

  4. https://eldiariodelaeducacion.com/blog/2018/02/26/derecho-escoger-la-lengua-escolarizacion-tus-hijos-no-existe-espana/
    Entrevista a Albert Branchadell. Decano de la Facultad de Traducción e Interpretación de la UAB:
    Entrevistas
    “El derecho a escoger la lengua de escolarización de tus hijos no existe en España”
    El decano de la Facultad de Traducción e Interpretación de la UAB constata la efectividad de la inmersión lingüística en Cataluña aunque abre la puerta a una mayor flexibilidad. Sobre el plurilingüismo en España, afirma: “Si nos comparamos con Francia, somos el paraíso; si lo hacemos con Bélgica o Suiza, queda mucho camino”.

  5. Me recuerda a aquel que visitando un lugar turístico ,veía anuncios que decían For Sale ,For Sale y de pronto le dice a su amigo: oye te has dado cuenta de cuantos forsales hay aqui ? pues eso, cuantos fredom tienen estos payos que hasta los anuncian en autobuses por la ciudad ?

  6. http://www.periodistadigital.com/ciencia/educacion/2017/10/22/el-espanol-no-es-solo-la-lengua-del-estado-es-la-unica-lengua-nacional-de-espana.shtml
    Jon Juaristi (autor vasco y también en euskara)
    A nación histórica española se forjó en la lucha contra el islam.

    A pesar de su división en reinos distintos, antes del año 1000 España era ya una nación según los criterios suficientes para reconocer la existencia de una comunidad de ese tipo: una religión común, una horizontalidad social (sin divisiones sociales extremas que impliquen incomunicación cultural entre los distintos estamentos), una lengua común o, en su defecto, un lenguaje cultural, icónico y simbólico compartido, y, finalmente, un texto escrito, un libro con el que todos los miembros de la comunidad se identifiquen.

    Este modelo se basa en la primera comunidad nacional que la tradición cristiana admitía como tal desde la Baja Antigüedad: el pueblo de Israel del Antiguo Testamento.

    El medievalista Adrian Hastings sostiene que, según dicho criterio, Inglaterra, a pesar de carecer de unidad política, era ya una nación histórica antes de la invasión normanda (por la extensión de la lengua anglosajona, la debilidad del feudalismo y la influencia de la Historia de Beda el Venerable, escrita en latín).

    En España, dos siglos después de la invasión musulmana, los reinos cristianos, cuya ininterrumpida expansión guerrera dificultaba la estratificación feudal, poseía un estilo cultural común, el mozárabe, y un libro, también latino, copiado y adoptado en todos los reinos como vector colectivo del proyecto de reconquista, los Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana.

    Por supuesto, una nación histórica no es todavía un nación en el sentido político. España llegó a serlo siglos después de que las dos monarquías ibéricas más importantes alcanzasen su unidad dinástica con los Reyes Católicos, y tras la fase de agregación imperial.

    Aunque ya en el XVIII la nueva dinastía borbónica intentó incorporarse al nuevo orden de comunidades políticas, no fue hasta la guerra contra Napoleón cuando apareció la nación política española, es decir, la nación liberal que se dio a sí misma la Constitución de Cádiz.

    La nación liberal, la primera comunidad política española de ciudadanos libres, se formó en y a través del castellano, que como lengua de relación, verdadera koiné o lengua común en todo el ámbito de la España peninsular e insular y en la América hispana, era la única que podía garantizar, en la práctica, la igualdad de los españoles ante la ley.

    El antiliberalismo, la resistencia armada a la soberanía nacional, recurrió a las lenguas particulares, al vasco y al catalán. En España la revolución liberal hablaba en castellano, y la reacción absolutista exaltaba el vascuence y el catalán como preservativos contra las ideas disolventes nacidas en el Cádiz de las Cortes.

    Nada tiene de extraño que los separatistas hayan seguido utilizando hasta nuestros días las lenguas regionales para minar la unidad nacional.

    De la reclamación de cooficialidad, que la Constitución de 1978 y los Estatutos de Autonomía de ella emanados les concedieron, pasaron en poco tiempo a la inmersión lingüística obligatoria y a la exclusión del castellano en la enseñanza pública, requisitos indispensables para un adoctrinamiento secesionista y virulentamente antiespañol.

    De la hipócrita reclamación de un bilingüismo que el régimen franquista ya toleraba ampliamente desde los años cincuenta del pasado siglo, el nacionalismo vasco y el nacionalismo catalán pasaron, en sus respectivos feudos autonómicos, a la fase de la discriminación positiva de las llamadas «lenguas propias» en todos los ámbitos de la vida pública, y de ahí, directamente, a la exclusión y a la persecución de la «lengua del Estado», es decir, de la lengua materna de la inmensa mayoría de los españoles.

    • Gracias por tus comentarios, muy al hilo con lo que DC comenta, y es que debemos conocer la historia real y no la posthistoria, o no sé ni cómo llamar a las nauseabundas fantasías del separatismo. Si hablas con gente de cierta edad no lobotomizada por la glándula mamaria lazi, todos te comentan lo mismo… El relato independentista es intencionadamente maniqueista, revanchista y FALSO.
      Nuevamente, te felicito por tu nivel, y agradezco que lo compartas. Saludos.

  7. https://www.lanuevacronica.com/lenguas-espanolas

    5/04/2018 AA
    Imprimir
    ¿Lenguas españolas?
    Imagen de Santiago Trancón PérezPor Santiago Trancón Pérez
    Siempre me ha sorprendido la ambigüedad del artículo 3º de nuestra Constitución que dice que “el castellano es la lengua española oficial del Estado” y que “las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas”. Y: “La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”. Con lo fácil que hubiera sido decir que «el español es la lengua oficial del Estado» y no ese retorcido enunciado que, de un plumazo, hizo desaparecer el ‘español’ para sustituirlo por el ‘castellano’ y, de paso, elevó a otras lenguas peninsulares (no dice cuáles) a la categoría de lenguas ‘españolas’.

    Veamos y desenmascaremos el pufo, tan burdo como indisimulado. El castellano hace siglos que se convirtió en el español, asimilando las modalidades lingüísticas cercanas e incorporando léxico de las hablas americanas. Hoy es una lengua universal por la extensión y el número de hablantes. Llamarle castellano es pretender encerrarlo en un espacio originario que ya ni siquiera existe, algo tan forzado e inapropiado como llamar romano al italiano. Esta maniobra no ha sido inocente. Su efecto inmediato es despojar a España de su única lengua común y, por tanto, la única a la que se puede considerar, con propiedad, española. Al remitirla a su origen se quiere hacer visible que no es, en realidad, una lengua de todos, sino sólo de Castilla, que es quien la ha impuesto al imponer su dominio. Este es el contexto sugerido.

    Pero, mientras se le niega el nombre de español, se equipara al “castellano” con “las demás lenguas españolas”. Las lenguas regionales pasan a ser españolas, y el español, en cambio, no deja de ser una lengua (regional) más. Este es el equívoco, el cambalache semántico abiertamente dirigido a despojar al español de su rasgo de lengua común. Pero digámoslo sin miedo: ni el vasco, ni el gallego, ni el catalán son lenguas, en rigor, españolas; se hablan en una parte de España, junto al español, pero no se las puede atribuir un calificativo que sólo es apropiado para el sustantivo, o sea, España. Es llamativo que sean, no los nacionalistas, sino los demás, quienes se empeñen en afirmar que esas lenguas regionales son también españolas. Para los nacionalistas sus lenguas, no sólo no son españolas, sino, en realidad, ‘antiespañolas’, incompatibles con el español, al que nunca ellos considerarán, en recíproca coherencia, otra lengua vasca, gallega o catalana. El español es para ellos lengua foránea, extranjera, impuesta, impropia.

    Los federalistas y partidarios de la tercera vía (¿la de tres raíles?), creen que con ese gesto de buenismo lingüístico convencerán a los independentistas de que sus lenguas (y ellos) son amigablemente acogidos por el resto de españoles (¿por qué no castellanos?), y que así se sentirán más a gusto en el ‘Estado español’. Tamaña ingenuidad es hoy ya abierta estulticia, si no maldad disimulada. La misma que el propio artículo 3º de la Constitución encierra, pues es imposible pensar que un texto tan confuso, científica y políticamente insostenible, se haya podido colar por torpeza o despiste. No. Por esos gestos, por este enseñar la patita, sabemos que los secesionistas introdujeron ‘caballitos de Troya’ acá y acullá en el articulado de la CE, y ha sido esa ‘apertura constitucional’ la que han aprovechado para meternos en el lío actual, en el que hasta una rebelión y sedición manifiesta, todavía encuentre dificultades legales para definirse y castigarse como merecen.

    La otra rendija, convertida hoy ya en portalón del corral identitario, es eso de «las distintas modalidades lingüísticas de España» que deben ser protegidas y respetadas. Imposible definir ni cuántas ni cuáles, pues cada montaña, valle, riachuelo, peñasco o legajo sirve hoy para marcar la frontera de una nueva lengua. Ahí están esos intrépidos salva-lenguas (o linguas), oportunistas en busca de un cargo de recuperadores y normalizadores de las lenguas oprimidas, dispuestos a que la gente hable lo que ellos inventan con zurcidos y remiendos, del bable al lliunés, del mañico al castúo o el andaluz. Todo con el propósito de usar la lengua como instrumento político para inventarse una identidad con la que poder controlar el espacio social más libre y democrático que existe, como es el del uso de la lengua.

    Tanta aberración fatiga. Tanta confusión desespera. Tanto fanático y político oportunista empieza a ser turbador. Si no reaccionamos impulsando la sensatez, defendiendo la libertad de hablar lo que resulta ser más propio y natural, la lengua común, el español, sin perder ni el tiempo ni el dinero en la conservación artificial de modalidades lingüísticas (dialectos) minoritarias, reinventándolas e imponiéndolas “contra natura” y “contra communicatio”, pronto acabaremos en manos de verdaderos cabestros que nos dirán hasta cómo hemos de mugir para sentirnos distintos, especiales, dueños de nuestra propia identidad.

  8. El rumor de los desarraigados, una historia peligrosa del español
    https://www.yorokobu.es/desarraigados/

    Y volviendo a España, ¿cómo ves la convivencia del español con las otras lenguas peninsulares?

    Pues qué quieres que te diga: mal. Mal por las actitudes de los tirios y también por las de los troyanos. Vayamos por partes. El español es una lengua vehicular que se habla y entiende en todo el estado español y que en el siglo XVI también era comprendido en Portugal, según nos confirman algunos testimonios como el de la Grámatica de la lengua vulgar de España, publicada en Lovaina en 1559. Esto, guste o no guste, es así. ¿Razones? Hasta los decretos de Nueva Planta (siglo XVIII), en los que se impone a los territorios catalanohablantes por la fuerza, su progreso obedeció a una necesidad comunicativa y su empleo siempre fue libre. Esto quiere decir que el mapa con el que se suele ilustrar la variedad lingüística peninsular en los manuales está desenfocado. Por mucho que coloreemos Galicia, Euskadi y Cataluña-Valencia-Baleares con colores diferentes de los del resto, esto no significa que sean territorios monolingües. España no es ni Bélgica ni Suiza, se parece más a Rusia o a Gran Bretaña.

    Estos son los hechos. Ahora viene la política. Si de lo que se trata es de independizar esos territorios coloreados de manera diferente, interesará ocultar su condición bilingüe todo lo posible. Y en eso estamos, aunque no tengo duda de que por su propio interés la independencia traería consigo un apoyo a la enseñanza del español porque es la lengua mundial que dominan y el pretender que se vuelvan anglohablantes constituye una utopía. Mas los troyanos no son los únicos insensatos, los tirios tienen su parte de culpa igualmente. ¿De verdad creen –en Madrid, en Sevilla, en Zaragoza, en Salamanca…– que los catalanes, los valencianos, los gallegos o los vascos aceptarán seguir siendo españoles si su lengua propia, en el mejor de los casos, se tolera y, en el peor, simplemente desaparece? Miren, eso no va a ocurrir de ninguna manera; primero porque es imposible; segundo, porque sería injusto y tercero, porque resulta innecesario. El catalán/valenciano, el euskera y el gallego no son una extravagancia. Son patrimonio de todos los españoles, exactamente igual que el río Ebro, la mezquita de Córdoba o la propia lengua española. Admitirlo y obrar en consecuencia es la única actitud inteligente. Y, desde luego, si alguna vez se logra la unidad política peninsular, el viejo sueño iberista, no esperen conseguirlo con la cutre visión centralista y casticista predominante.

  9. (personalmente no me hubiera supuesto ningún trauma que hubieran desaparecido tanto la lengua como el nacionalismo vasco antes de mi nacimiento, me hubiera facilitado extraordinariamente la existencia, pero para los que sientan curiosidad por como lo ve un autor que no pertenece a la galaxia de intelectuales orgánicos abertzales y asimilados

    https://gaizkafernandez.com/2013/01/19/702/
    El euskara durante la dictadura franquista

    Antes de acercarse siquiera a la situación del euskera durante la dictadura franquista es necesario constatar algo que ya dejé caer en el anterior post: no existe, que yo sepa, ninguna monografía sólida y rigurosa sobre dicha cuestión. Por tanto, todo lo que se diga aquí es provisional y muy generalista, sin entrar en detalles ni en la casuística local. Para saber más solo puedo recomendar este trabajo, junto otros del mismo autor en el que ha tocado el tema tangencialmente:

    -PABLO, Santiago de (2010): «Lengua e identidad nacional en el País Vasco: Del franquismo a la democracia», en LAGARDE, Christian (ed.): Le discours sur les langues d´Espagne. El discurso sobre las lenguas españolas, 1978-2008. Perpignan: Presses Universitaires de Perpignan, pp. 53-64.

    Para tener un panorama realista y objetivo sobre lo que ocurrió o dejó de ocurrir durante los 40 años que median entre 1936 y 1977 haría falta una investigación profunda: una tesis doctoral o el trabajo de todo un equipo de profesionales. Creo que no menos se merece el euskera o vascuence (“vascuence”, “vascongado” o “Euskal Herria” eran términos que se utilizaban mucho antes de que naciera Franco, careciendo de las connotaciones políticas que luego la autodenominada “izquierda abertzale” les ha pretendido dar)

    Lo que no faltan, por desgracia, son libros con una perspectiva ad probandum, esto es, escritos para demostrar retrospectivamente, y sin la metodología adecuada, ciertas tesis que vienen bien en el debate partidista del presente. Evidentemente eso no es historia, sino pura propaganda. Me refiero tanto a la idea, muy extendida entre los nacionalistas vascos, de que durante la dictadura el euskera (y la cultura escrita en dicha lengua) sufrió un genocidio cultural, como a su antítesis, propagada por algunos “historiadores” revisionistas, de que ocurrió lo contrario y el vascuence fue siempre respetado.

    Ambas son erróneas, pero no basta con recurrir a un “punto medio” entre las dos. Los relatos históricos equidistantes (como todas las “medias”) suelen ser injustos. Y ocultan cosas. Además, resultan inútiles cuando nos enfrentamos a una realidad tan diversa: la muy plural sociedad vasconavarra de 1936 no tiene nada que ver con la de 1977, pero es que tampoco el régimen franquista fue el mismo durante la Guerra Civil y en los años 60.

    Conviene retener un primer dato: la base política y sociológica del franquismo en el País Vasco y Navarra era, en su gran mayoría (aunque no solo, claro está, ya que había también monárquicos y falangistas), carlista, autóctona y… euskaldun (vascoparlante). Requetés alaveses, navarros y, en menor medida, guipuzcoanos y vizcaínos, se sumaron voluntaria y entusiastamente al denominado “Alzamiento Nacional”. Y lucharon en sus filas, siendo los que conquistaron el País Vasco fiel a la II República, es decir, Vizcaya.

    Pero, aunque esta vez ganaron la guerra, los carlistas, como se suele decir, perdieron la paz. Fueron incapaces de impedir la supresión de los Conciertos económicos de Vizcaya y Guipúzcoa y vieron como su propio bando arrinconaba (Euskaltzaindia, la Real Academia de la Lengua Vasca) o prohibía (Sociedad de Estudios Vascos) varias de las iniciativas culturales que habían impulsado algunos de los prohombres de la derecha vasca. Además, sufrieron la hostilidad hacia al vascuence, que fue vista como una incomprensible traición. El régimen apostó por “España, una, grande y libre”. Y, por descontado, monolingüe en castellano. Es cierto que nunca llegó a existir una prohibición oficial y expresa de hablar en euskera, que, como recuerda S. de Pablo “hubiera sido imposible de hacer cumplir”, pero se marginó el idioma en la cultura y en la enseñanza. Por añadidura, en el plano local, algunas autoridades hicieron gala de una tremenda confusión entre vascuence y abertzalismo que llegó hasta extremos grotescos, como los que aquí se recogen, sacados de Euzko Gaztedi (Caracas) de 1949 los dos primeros y de un Azkatuta de 1950 el tercero.

    Imagen

    Imagen

    Imagen

    Además de un crimen, como reza el titular, fue un error estratégico del franquismo, que así dejó el campo libre al nacionalismo, que a la larga consiguió patrimonializar el folclore y las tradiciones autóctonas, la cultura en vascuence e incluso la identidad territorial. En el interior de Guipúzcoa y en el norte de Navarra una gran porción del carlismo sociológico fue abandonando el legitimismo monárquico para sumarse a la comunidad abertzale. Baste el ejemplo del luego presidente del PNV Xabier Arzalluz, que provenía de una familia tradicionalista y euskaldun. Fue su experiencia en la escuela, donde toda la enseñanza se hacía en castellano, lo que le llevó a la conversión nacionalista. En sus propias palabras, renegó y se volvió “no solo contra Franco sino contra España” (MEDEM, Julio (2003): La pelota vasca, la piel contra la piedra. Madrid: Aguilar).

    Evidentemente no todo fue así y hay que tener cuidado con las generalizaciones. Verbigracia, a partir de 1950 la revista literaria Egan, que había nacido dos años antes, se escribió íntegramente en euskera. Otro ejemplo, es este campeonato de bertsolarismo (poesía) que recoge un Euzko Gaztedi de 1949:

    Imagen

    Pero ni lo uno ni lo otro puede llamarnos a engaño. El euskera sobrevivía en el medio rural, pero retrocedía día a día en todos los ámbitos. Y los euskaldunes eran conscientes de esta pérdida que, muchas veces, como se denunciaba en medios abertzales, estaba causada porque ellos mismos dejaban de enseñar el idioma vernáculo a sus hijos. Por ejemplo, Federico Krutwig llamó “falso nacionalista” al lehendakari Leizaola por escolarizar a sus retoños en francés. Ese sentimiento agónico es uno de los varios motivos (otro día hablaré de cuáles son los otros) que explican la aparición de una nueva generación de nacionalistas radicales, que, aunque no dejó atrás el antiespañolismo y la xenofobía, estaba más preocupada por la lengua que por la raza y los apellidos, algo que todavía obsesionaba a una parte del PNV. Estos jóvenes tenían unas evidentes ansias de acción, de hacer. De ahí el primer nombre del grupo, Ekin, que luego, tras su fugaz paso por las juventudes del PNV, dio lugar a ETA (1958). En 1968, después de algunos ensayos previos, ese “hacer” se tradujo en asesinatos. Pero ni el euskera ni el País Vasco, conviene subrayarlo, tienen la culpa de las barbaridades que se han hecho en su nombre. Los responsables fueron los etarras.

    La dictadura fue evolucionando con el tiempo, volviéndose relativamente más abierta y menos represiva, aunque a finales de los 60, debido a su torpeza, la conflictividad laboral y los atentados de ETA, volvió la mano dura. Durante aquella década su actitud hacia el euskera fue tornándose más positiva, aunque quizá el adjetivo sea exagerado. De ahí los carteles de “25 urte pakea” o que se permitieran las noticias (Radio Popular, Diario Vasco, etc.) o las publicaciones en vascuente, como Zeruko Argia (1963), Anaitasuna (1967) o Agur (1972). Se semitoleraron otras iniciativas, aunque estas nunca fueran legales, como las ikastolas (la primera de ellas apareció en 1954). Aumentó también la edición de libros en euskera (entre 1900 y 1939 habían sido apenas 1.000 obras mientras que durante la dictadura se superó esa cifra, aunque concentradas en los últimos lustros) y se creó la Feria de Durango en 1965. Por no hablar, claro está, de la música, con Mikel Laboa, Benito Lertxundi o Ez Dok Amairu. Euskaltzaindia, que había pervivido gracias al esfuerzo de carlistas y sacerdotes, se revitalizó. Todo eso posibilitó el renacimiento cultural en vascuence, que, todo sea dicho, no estaba impulsado por el régimen, sino por ciudadanos particulares y asociaciones.

    No todos los promotores de la lengua eran nacionalistas, ni mucho menos, pero con el tiempo el abertzalismo acabó haciéndose hegemónico en el medio euskaldun. Por dejación de los no nacionalistas, pero también por la agresividad de la corriente más intransigente de la autodenominada “izquierda abertzale“. De ahí el acoso que en determinadas ikastolas sufrieron los profesores no nacionalistas o la campaña de boicot contra el grupo musical Oskorri, cuyo cantante era militante del Movimiento Comunista. De igual manera hay que entender las muestras de agresividad verbal que tuvo que sufrir el poeta euskaldun Gabriel Aresti, comunista y abertzale heterodoxo. Véase al respecto:

    -ESTORNES ZUBIZARRETA, Idoia (2010): «Una polémica sobre el vascuence en tiempos de silencio», Cuadernos de Alzate, nº 42, pp. 92-110.

    En fin, eso ya es otra historia. De cualquier manera, el asunto que nos ocupa es demasiado complejo como para ventilarlo así. Demasiados casos particulares. Recuerdo que mi abuelo, que había inmigrado de La Rioja a Bilbao, me contaba que a él (o a un amigo, no estoy seguro) le habían echado una multa en el autobus por saludar en euskera. Por decir “agur“, vamos. Hay historias mucho peores. Y otras que las contradicen o, cuanto menos, las matizan. No se puede tomar la parte por el todo. Necesitamos, repito, un estudio serio y riguroso que nos revele qué pasó y cuándo pasó. Con detalles y amplitud de miras. Esperemos que tarde o temprano alguien se ponga en faena, antes de que una de las versiones tergiversadas del pasado se convierta en historia oficial.

  10. TOP SECRET
    Este informe no debe hacerse público bajo ningún concepto.
    Oficina Central del CNI
    El Teniente X llamando a sus mejores hombres Manolo & Benito de Manolo & Benito Corporeisob
    TX ” Benito que habéis hecho con las avispas asesinas que teníais que haber soltado en KRASTY LUÑA ?? ”
    Benito ” KRASTY LUÑA ???? pero no nos dijo que PERCEBEKISTAN ? ”
    TX ” no imbécil KRASTY LUÑA hay que diezmar a la población como sea ”
    Benito ” esto es cosa de Manolo que no se entera ….( pasa una chavala ) te voy a comer to lo negro ”
    TX ” y lo de las medusas asesinas que había que soltar en las playas de KRASTY LUÑA ???
    Benito ” oño pues nos las hemos comido …pensábamos que eran sepias y las hemos hecho a la plancha. ….”
    TX ” joer y estos son los mejores …”

  11. el pasado de los cristianos coptos de Egipto es nuestro futuro

    The Dhimmi in the Mirror
    by Raymond Ibrahim
    PJ Media
    July 30, 2018

    https://www.meforum.org/articles/2018/the-dhimmi-in-the-mirror
    From the start, many in the West have failed to understand this hostage-like relationship. For example, years before the First Crusade was launched, Peter the Hermit (b. 1050) was ill-abused by Muslims while on pilgrimage to Jerusalem. When he finally reached the Holy Sepulchre, “he saw many forbidden and wicked things occurring there. … [So] he sought out the patriarch of the holy church of Jerusalem and asked why gentiles and evil men were able to pollute holy places and steal away offerings from the faithful, using the church as if a stable, beating up Christians, despoiling pilgrims through unjust fees, and inflicting on them many sufferings.” The frustrated patriarch threw up his hands in exasperation: “Why do you reprimand me and disturb me in the midst of my fatherly cares? I have but the strength and power of a tiny ant when compared to those proud men. We have to redeem our lives here by regular tribute payments [jizya] or else face death-dealing punishment.”

    Then and now, not a few eastern Christians have also had to “redeem their lives” by, among other concessions, not tarnishing Islam’s image — even as Westerners wonder why they don’t “speak up.”

    Which leads to the real question: If Christian minorities living under Islamic authority have little choice but to speak well of their “coexistence” with Islam, why are Western leaders, politicians, and talking heads of all varieties — who are notunder Islamic hegemony — also behaving like cowed dhimmis?

    If the Coptic pope is hostage to his Muslim masters, then consider Pope Francis, who covers up for Islam even more: who or what holds him hostage?

    un autor que hay que seguir porque aporta datos y analiza el fenómeno de la sumisión voluntaria de Occidente al Islam. Soy español hasta decir basta pero encuentro bastante más terrible vivir bajo los clerigos wahabitas o chiitas que bajo la cleptocracia de los Pujol

  12. Al marge que he col•laborat amb Omniun per ensenyar català a immigrants, quant encara es podia respirar, si m`ha cridat l`atenció una frase molt encertada i inteligent. La reprodueixo perquè es tot un tractac psiquiàtric digne de figurar en un marc: “bÒdrium es un refugio de jubilados fanáticos, aburridos nacionalistas que han encontrado en el separatismo un sentido a su vida y un motivo para esquivar el tedium vitae”. Desitgo felicitar de cor a la persona que ha pensat aquesta frase, ja que dòna al mateix centre de la diana.

  13. Tengo un amigo que debió nacer en 1950. Me dijo que en su casa sus padres hablaban entre ellos en catalán y a él y a sus hermanas les hablaban en español. Le pregunté por qué y me dijo porque el catalán estaba prohibido. No es un lumbreras mi amigo.

    ¿Es necesario que estos de Odium se levanten docenas de millones de euros del erario?

    • Prohibido en familia y amigos por quien???
      Por sus propios padres y demás familiares???
      Que dice???
      Mi madre nació en 1.925 siempre hablo catalán con la familia y amigos lo mismo q con nosotros sus hijos.
      Soy nacida en los 50 del siglo pasado en el cole – de monjas-en el recreo y en la calle hablabamos en catalán sin ningún problema.
      Trabaje en una editorial catalana siendo joven…editaba libros en catalán desde los años 40…los ejemplares antiguos de esas épocas con “depósito legal” según la legalidad de la época se pueden encontrar todavía en librerías de segunda mano de libros antiguos…
      Añado q a nivel particular como individuo se tenía bastante más libertad que ahora…
      Y NI SOY Franquista ni facha ni cuentos paranoicos propagandísticos… de gente q como no hace nada a favor del pueblo llano trabajador se inventan historias para como quitar las placas de las viviendas de protección oficial que hizo D. Paco Franco…
      Lo de la memoria para histéricos Del historia es otro cuento para tapar q. No hacen. Nada por el pueblo…
      Y Si se han. Sabido subir un. 30% el sueldo pq ellos lo valen…
      Mucho morro!

      • Cuando me contestó lo de que el catalán estaba prohibido en 1950 le contesté que mis yayos y mi padre hablaron en catalán entre ellos desde 1933 ininterrumpidamente y nunca nadie les llamó la atención.

        Luego le expliqué lo de las publicaciones en catalán que nunca dejaron de editarse. Lo del teatro, el Palau de la Música… El hombre no lo sabía

    • A mí me contaron familiares valencianos que en época franquista la gente con posibles o que tenía estudios hablaba en español, y la gente más humilde y la de pueblo que nunca había salido del terruño hablaba en valenciano.
      No había prohibición linguística pero sí había predominancia del español sobre el valenciano en el terreno académico, profesional, y económico. Así que si querías ascender debías de hablar en español, aunque familiarmente te expresaras en valenciano.
      Supongo que con el catalán sería algo similar.

      • Supongo que cuando decían que la gente más humilde hablaba en valenciano, es que solo hablaban en esa lengua, que eran monolingües, porque no habían podido ir a la escuela.

    • Confirmo. En 1969 recién llegado. Cataluña me dio por aprender el catalán porque oía en el metro ciertas frases que me sonaban a gallego, como “baixa vosté” y otras palabras sueltas. Luego me daba cuenta que no se trataba de gallego sino de catalán.
      En la librería Bosch, calle Balmes vi una gramatica-diccionario en el escaparate, entré y la compré. En el metro camino del trabajo lo estudiaba. Entonces para vivir desahogadamente había que trabajar 12 horas. Llegué a entenderlo oral y escrito y me defendía hablando. Y aún hoy no tengo ninguna dificultad con él.
      Franco sería muy malo, pero con la lengua catalana se metía poco, al menos en lo que yo viví.

    • mi más sincera opinión es que en el País Vasco la población hablante de español y de origen étnico no vasco hemos salido perdiendo mucho con la recuperación y promoción impuesta desde los poderes públicos y una constante presión social de una lengua que nunca podrá permitir acceso a los mismos contenidos de saber y entretenimiento que ninguna otra lengua estatal europea y mucho menos serte útil si tienes que desplazarte fuera de los estrechos límites de las tres provincias y la zona vascófona de Navarra. Suena muy romántico lo de los derechos de las lenguas (sólo deben tener derechos las personas) y que no cuesta esfuerzo aprender si se presta atención pero es falso. podéis consultar cualquier página en Internet de aprendizaje de euskara (por ejemplo, la declinación de los nombres o la conjugación de los verbos) y luego me decís si es fácil y se aprende simplemente escuchando en la calle o en la tele. nos han excluido de las profesiones docentes y de la administración pública y culturalmente tampoco queda ya mucho que se exprese en español y no sea nacionalista. quizás deba ser así pero, cuando eres tú – como en mi caso – el que ha visto sus oportunidades en la vida considerablemente mermadas por el fomento dado a los nativos que hablan en la lengua tribal, piensas que había dos posibilidades mejores
      1) haber extirpado la lengua desde tiempos al menos de los Borbones, que la hablen en casa o la usen en juegos florales pero ningún apoyo público
      2) haberles concedido la independencia y que se aliaran con quien les viniera en gana pero sin atraer a masas de trabajadores a cuyos hijos y nietos se les ha privado de su lengua materna, de su identidad y de su historia

  14. Òmnium fue creada por gentes que habían luchado en el bando de Francuuu durante la guerra civil… contra San Companys, el subproducto del nacionalismo de la Lliga.

    Que no me vengan los de Òmnium Cultural y ANC con el victimismo de siempre, porque tienen que ver ellos con régimen de Franco, y no muchos castellanos que lucharon hasta el último día de la guerra en el bando republicano (Pedro Simón Llorente, el líder maquis Donate… por citar dos).

    Al hablar de la guerra y el franquismo, la pregunta es “qui prodest” o “a quién beneficia”. Y ya sabemos a quién benefició (burguesía catalana que maneja los hilos del “procés”) y a quién utilizó (mano de obra castellana, andaluza, extremeña, gallega…).

  15. Muy bueno este artículo de investigación por parte del equipo de Dolça Catalunya. Un buen golpe bajo la línea de flotación de estos impresentables sepaRATAS.

  16. Como ha cambiado (y subido ) el nivel automovilistico… como se nota que llegan las subvenciones desde arriba.

  17. Esa foto es en la Plaça Catalunya de Girona , mirando hacia Avenida Sant Francesc…curioso . Como siempre gracis Dolça …

  18. La endogamia de los mismos de siempre, a la hora de hacer negosi mande quien mande. A la hora del trinque ellos están los primeros. Y la pasta siempre la ponemos los mismos. Con Franco se hablaba y se estudiaba el catalán con total normalidad. Sin Franco se estudia y se obliga a hablar en el castrado dialecto barceloní. Con Franco el motor de económico de España, era Cataluña. Hoy ya nadie quiere invertir en Cataluña y hay fugas de capitales e industria. Por no ir ya no van ni turistas. Esa es la diferencia. Y la culpa la sigue teniendo Francu.

  19. Grandisimo documento, dolços.

    Vale mas una imagen que mil mentiras.

    • Pillada un fraganti….jajaja

      Casi parece ver a los Pequeñuelos Jordis comprando chucherías .. jajajaja

      • Si. Jorgito Sanchez seria uno de esos discriminados castellanoparlantes con los que la Ferrusola no dejaba jugar a sus hijos catalanes de raza pura.
        Seguramente por eso se radicalizó, como todos estos charneguillos con experiencias similares, lo que puede provocar el sentirse discriminado por tu procedencia.

        Te suena esto, Rufiancillo?

  20. Òmnium, un chiringuito tolerado por el régimen de Franco y creado por gentes que lucharon a favor de Franco durante la guerra civil frente a almas cándidas como San Companys y toda la ralea de ERC y Estat Català

    Los separatistas de base continúan nadando en la ignorancia o bien son unos cínicos que mienten más que hablan, aunque más bien es lo primero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.