Cuando Franco premiaba libros en catalán.

El nacionalismo nos han contado que se exterminaba la lengua catalana. Pues va a ser que no.

premiosantjordi

Todo vale para excitar el victimismo y el agravio constante que estimula la ideología nacionalista. Pero después está la verdad. Nos la cuenta el riguroso blog La Historia sin historietas, listando los numerosos premios y publicaciones en catalán bajo el régimen de Franco. ¿Lo contarán en TV3?

Premio de Honor de las Letras Catalanas
◦ 1969 Jordi Rubió i Balaguer (historiógrafo y bibliólogo).
◦ 1970 Joan Oliver (Pere Quart, escritor).
◦ 1971 Francesc de Borja Moll i Casasnovas (filólogo y editor).
◦ 1972 Salvador Espriu i Castelló (escritor).
◦ 1973 Josep Vicenç Foix (escritor).
◦ 1974 Manuel Sanchis i Guarner (filólogo e historiador).
◦ 1975 Joan Fuster i Ortells (escritor).

Premio Joaquim Ruyra de narrativa juvenil
◦ 1963 Josep Vallverdú, por L’abisme de Pyramos.
◦ 1964 Carles Macià, por Un paracaigudista sobre la Vall Ferrera.
◦ 1965 Desierto.
◦ 1966 Robert Saladrigas, por Entre juliol i setembre.
◦ 1967 Emili Teixidor, por Les rates malaltes.

Premio Josep Pla
◦ 1968 Terenci Moix, por Onades sobre una roca deserta.
◦ 1969 Baltasar Porcel, por Difunts sota els ametllers en flor.
◦ 1970 Teresa Pàmies, por El testament de Praga.
◦ 1971 Gabriel Janer, por Els alicorns.
◦ 1972 Alexandre Cirici, por El temps barrat.
◦ 1973 Llorenç Villalonga, por Andrea Victrix.
◦ 1974 Marià Manent, por El vel de Maia.
◦ 1975 Enric Jardí, por Historia del cercle artistic de Sant Lluc.

Premio Prudenci Bertrana
◦ 1968 Manuel de Pedrolo, por Estat d’excepció.
◦ 1969 Avel•lí Artís-Gener, por Prohibida l’evasió.
◦ 1970 Vicenç Riera Llorca, por Amb permís de l’enterramorts.
◦ 1971 Terenci Moix, por Siro o la increada consciència de la raça.
◦ 1972 Oriol Pi de Cabanyes, por Oferiu flors als rebels que fracassaren.
◦ 1973 Biel Mesquida, por L’adolescent de sal.
◦ 1974 Desierto.
◦ 1975 Baltasar Porcel, por Cavalls cap a la fosca.

Premio Lletra d’Or
◦ 1956 Salvador Espriu, por Final del laberint.
◦ 1957 Josep Pla, por Barcelona.
◦ 1958 Josep Carner, por Absència.
◦ 1959 Ramon d’Abadal, por Els primers comtes catalans.
◦ 1960 Clementina Arderiu, por És a dir.
◦ 1961 Josep Vicenç Foix, por Onze Nadals i un Cap d’Any.
◦ 1962 Joan Oliver (Pere Quart), por Vacances pagades.
◦ 1963 Joan Fuster, por Nosaltres els valencians.
◦ 1964 Josep Benet, por Maragall i la Setmana Tràgica.
◦ 1965 Jordi Rubió, por La cultura catalana, del Renaixement a la Decadència.
◦ 1966 Manuel de Pedrolo, por Cendra per Martina.
◦ 1967 Gabriel Ferrater, por Teoria dels cossos.
◦ 1968 Marià Manent, por Com un núvol lleuger.
◦ 1969 Xavier Rubert de Ventós, por Teoria de la sensibilitat.
◦ 1970 Joan Teixidor, por Quan tot es trenca.
◦ 1971 Alexandre Cirici, por L’art català contemporani.
◦ 1972 Joan Coromines, por Lleures i converses d’un filòleg.
◦ 1973 Maurici Serrahima, por Del passat quan era present.
◦ 1974 Joan Vinyoli, por I encara les paraules.
◦ 1975 Vicent Andrés Estellés, por Les pedres de l’àmfora.

Premio Mercè Rodoreda de cuentos y narraciones
◦ 1953 Jordi Sarsanedas, por Mites.
◦ 1954 Pere Calders, por Cròniques de la veritat oculta.
◦ 1955 Lluís Ferran de Pol, por La ciutat i el tròpic.
◦ 1956 Manuel de Pedrolo, por Crèdits humans.
◦ 1957 Mercè Rodoreda, por Vint-i-dos contes.
◦ 1958 Josep Maria Espinàs, por Varietés.
◦ 1959 Josep A. Boixaderas, por Perquè no.
◦ 1960 Ramon Folch i Camarasa, por Sala d’espera.
◦ 1961 Estanislau Torres, por La Xera.
◦ 1962 Jordi Maluquer, por Pol•len.
◦ 1963 Carles Macià, por La nostra terra de cada dia.
◦ 1964 Joaquim Carbó, por Solucions provisionals.
◦ 1965 Víctor Mora, por El cafè dels homes tristos.
◦ 1966 Guillem Viladot, por La gent i el vent.
◦ 1967 Terenci Moix, por La torre dels vicis capitals.
◦ 1968 Jaume Vidal Alcover, por Les quatre llunes.
◦ 1969 Robert Saladrigas, por Boires.
◦ 1970 Montserrat Roig, por Molta roba i poc sabó.
◦ 1971 Gabriel Janer Manila, por El cementiri de les roses.
◦ 1972 Josep Albanell, por Les parets de l’insomni.
◦ 1973 Jaume Cabré, por Atrafegada calor.
◦ 1974 Beatriu Civera, por Vides alienes.
◦ 1975 Xavier Romeu, por La mort en punt.

1942. Aparece el libro Rosa mística, de Mossén Camil Geis, editado en Sabadell e impreso por Joan Sallent en catalán.

1944. Desde ese año, se hace obligatorio por ley que las universidades con Filología románica incluyan la asignatura de Filología catalana. Un decreto sobre la ordenación de la facultad de Filosofía y Letras, firmado por Franco con fecha del 7 de julio, introduce tres horas semanales de Filología Catalana en la Universidad de Granada. Josep Vergés, fundador de Destino en 1939 junto con Ignacio Agustí y el poeta Joan Teixidor, establecen el 6 de enero de 1944 el premio Eugenio Nadal que daba a conocer a la joven Carmen Laforet y a su novela Nada. El galardón descubrió a narradores tan importantes como Miguel Delibes, Ana María Matute, Rafael Sánchez Ferlosio o Carmen Martín Gaite.

1945. Con apoyo y subvención del Gobierno, se celebra el centenario de Mossén Cinto Verdaguer.

1947. Se otorga el premio Joan Martorell para novela en catalán. Son premiados Celia Suñol, por su novela Primera Part, y El cel no és transparent, de María Aurelia de Campmany. Se crea el premio Ciudad de Barcelona.

1949. Para narraciones cortas se crea en la Casa del Libro el premio Víctor Català, así como los premios Aedos para biografías, Josep Ysart para ensayos y el Ossa Menor que ideó el gallego-catalán José Pedreira, que se cambió luego el nombre por el de Carles Riba a la muerte de éste, en su honor.

1951. Se otorga un premio a la poesía en catalán con la misma cuantía económica que a la española. Posteriormente el premio se amplia a otras actividades culturales, como teatro y bellas artes. José Mª Cruzet funda Ediciones Selecta para obras escritas en catalán. En colaboración con Aymà concede el Joanot Martorell al insigne veterano de la pluma Josep Pla por su creación El carrer estret.

1952. En la visita de Franco a Cataluña, en el mes de junio, se inaugura la cátedra Milà i Fontanals para el estudio científico de la lengua catalana.

1955. El poeta y escritor José Mª de Sagarra recibe la orden de Alfonso X el Sabio con ocasión de la publicación de su obra en catalán titulada Memories.

1956. Nace el premio Lletra d’Or, sin recompensa económica y tiene como galardón una “F” de oro, con la que se distingue al mejor libro del año anterior escrito en catalán. El primero en recibirla fue Salvador Espriu, por Final de Laberint.

1959. Los premios barceloneses Crítica se incorporan a la producción en catalán.

1960. El Centro de Lecturas de Valls, inicia un curso de lengua y literatura catalana de carácter público. En Barcelona se crea el premio Sant Jordi para novela, dotado con 150.000 pesetas, cantidad análoga, intencionadamente, a la del Nadal. Con subvención del Gobierno se celebra el centenario del poeta Joan Maragall.

1965. El gran poeta y canónigo de la catedral tarraconense, don Miguel Melendres, edita su obraL’esposa de l’anyell, un poema en catalán de doce mil versos. Encuadernado en rica piel blanca, lo lleva el Arzobispo de Tarragona, doctor Arriba y Castro, al Papa Pablo VI, que recibe complacido esta singular muestra de la lengua catalana que le llega de España. El Ateneo Barcelonés monta un curso de Filología Catalana. A los Premios Nacionales de Literatura, se le añade el Verdaguer para producción en catalán.

1966. Barcelona rinde homenaje a su ilustre hijo Maragall, en el que intervienen Gregorio Marañón, Pere Roig, José Mª Pemán y Ruiz Jiménez. En los jardines que llevan el nombre del poeta, en Montjuic, se le eleva un busto. Radio Tarragona organiza a través de sus antenas unos cursos de catalán con profesores especializados.

1967. La Diputación de Lérida dota una cátedra de Lengua catalana. La Diputación de Barcelona acuerda dar cursos de catalán en todos los centros culturales dependientes de la corporación y fundar la cátedra de Lengua Catalana en la Facultad de Teología de San Cugat (Barcelona).

1968. Editorial Destino completa el Nadal con el nuevo premio Josep Plà, concedido a Onades sobre una roca deserta, de Terenci Moix. En la lista de quienes lograron este galardón figura lo más florido de la narrativa catalana: Baltasar Porcel, Teresa Pàmies, Cirici Pellicer, Marià Manén, Enric Jardí, Llorenç Villalonga, Jaume Miravilles o Jordi Sarsaneda. En Gerona se otorga por primera vez el premio Prudenci Bertrana

1969. Nace el Premi d’Honor a les Lletres Catalanes, destinado a la consagración de escritores noveles.

1970. Comienza la publicación de la Enciclopedia Catalana.

bastoncillo



Categories: Arte dulce, Historia

Tags: , , , ,

19 comentarios

  1. A María le comento que la familia de mi mujer es toda gallega y rural; entre ellos hablaban normalmente en gallego, pero si me encontraba con ellos lo hacían en el español común.
    Y esa actitud contrasta con la algunos o muchos catalanes que no tratan de ser entendidos ‘or los

  2. Un premio cada año para el catalán. Una foto para acallar voces críticas?
    cuanto presupuesto suponía y cuanto se dedico a fomentar el IsPainol en Catalunya.
    Són 4 premios suficientes para que una lengua sobreviva? Hay premios aún hoy día para latín y griego?
    Podía el catalán seguir vivo entre la población, medios de comunicación, periódicos?
    Qué necesita una lengua para seguir viva? Premios o parlantes?
    Muy demagogica esta manera de defender vuestros argumentos cuando por ejemplo mi madre no sabe escribir en catalán porque en la escuela no lo pudo estudiar.

    • Mi sobrina no sabe escribir en castellano porque en la escuela no lo ha podido estudiar.

    • Tengo archivadas unas declaraciones de Amparo Baró en las que comentaba que en la época de franco ella misma representó en Barcelona teatro en catalán.
      Me llamaron la atención en su día y las guardé pero, como español poco ordenado, no las encuentro cuando las busco. Tendrá que fiarse de mi palabra o preguntar al amigo Google.

    • Durante la época franquista había los sabados escuelas en donde impartían el catalán para quién quisiera y tuviera el más minimo interés en aprenderlo por escrito. Hablarlo no había problema porque nadie prohibio que el catalán se hablara entre amigos o familiares. Toda mi familia es catalana y siempre los oi hablar en catalán durante la época franquista, porque precisamente lo que no hablaban era el castellano, es más algunos de mis tios no sabían ni siquiera expresarse en español y eso durante la época de Franco.

  3. Bien, todo indica que esta mentira del genocidio del catalán lo que está encubriendo es el genocidio del castellano en Cataluña y la asimilación forzosa de los catalanes castellanohablantes en la comunidad franca. Por otra parte eso es la esencia de cualquier partido nacionalista basado en la lengua: Una lengua, una nación. Por cierto, todo ésto ya lo propuso Jordi Pujol en su juventud y, como parece, es lo que ha pasado.
    Naturalmente, la familia Pujol no ha trabajado en solitario. Se han valido de la connivencia de muchos, especialmente de los curas.

  4. No se trata de poner ningún mérito al franquismo, sino de poner las cosas en su sitio. Ni el franquismo fue tan radical con el catalán, pasados los primeros años de la dictadura, ni el nacionalismo es tan permisivo con el castellano como piensan ellos. Barcelona era en aquellos años la ciudad mas abierta y viva de España, en la que estudiantes y escritores procedentes de muy diversos puntos del país hacían suya con entusiasmo la causa de la defensa de la cultura catalana en una Cataluña bilingüe y plural. ¿ Es así ahora con los nacionalistas?.

  5. Buenas noches a todos:

    Estoy sorprendido con el palmarés de certámenes y premios de literatura catalana durante la dictadura del General Franco. Nunca pensé que esta faceta fuera tan intensa durante ese periodo. Es curioso evidenciar que obras en catalán y en castellano, escritas ahora, no tienen la misma aureola de brillantez y solidez literaria de antaño. Puede que los árboles no dejen ver el bosque, como pasaba también entonces. En la distancia, se comprueba que la dictadura fue un periodo paradójicamente inspirador para la literatura en catalán y en castellano, y el mérito de la dictadura fue tratar de asociarse a ese esplendor.

    Es evidente que el catalán es el ser de Cataluña, sin embargo estoy convencido que la riqueza que ha gozado la literatura catalana desde el siglo XIX, surgió de una sociedad naturalmente bilingüe, que se expresaba normalmente en catalán y en castellano. Por eso el catalán es hoy tan rico en vocabulario, y tan fluído en expresiones polisémicas, homónimas, etc, etc…

    No en balde el español (o castellano) ha sido un formidable agente de transmisión de influjos lingüísticos variadísimos. De evidente origen latino y substrato euskera, ha sido fundamental su íntimo contacto con lenguas muy dispares : con el resto de lenguas romances peninsulares con substratos antiquísimos semitas, célticos, indígenas, con lenguas germánicas, árabe, hebreo, griego, francés, italiano, inglés, tamazight, lenguas amerindias o lenguas del Pacífico, como el tagalo de Filipinas, el chamorro de Guam, etc………
    el español es sin dudar un universo lingüístico en sí.

    El catalán y el castellano, aparte de ser lenguas hermanas, son afines y complementarias en Cataluña (algo que muchas veces no se comprende fuera), y la sociedad catalana es bilingüe. Aislar el catalán del castellano, sería pernicioso para la primera lengua, pero imponer el castellano exclusivamente como lengua vehicular sería una aberración que lógicamente, nunca se pudo llevar a cabo.

    Sin embargo de lo que más recuerdo, cuando jovencito era del “victimismo catalanista” como si el catalán estuviera a punto de extinción, cuando todo el mundo hablaba catalán. Yo, sin duda influido por tanta melancolía, era muy partidario de que todos los niños de Cataluña aprendieran catalán en las escuelas. Sigo pensando así, pero nunca llegué a imaginar que sería marginando el castellano a un plano secundario.

    ¿Dónde quieren llegar los “expertos” y políticos de la Generalitat?, pues no lo sé. Imponer el catalán como única lengua vehícular también es aberrante y empobrecedor. Yo creo que sólo se trata de crear una sociedad monolítica, para imponer los criterios nacionalistas. El problema es que por los errores que hoy pagarán los niños, que serán los hombres del mañana. Cuál es el proyecto de futuro diseñado ¿una patria catalana estanca?, ¿una ciénaga lingüística dónde rebozarnos?. Se puede difundir el catalán como lengua universal, o ¿sería lógico sustituir el español o castellano por el inglés en Cataluña?.

    ¿Saben que actualmente en los Institutos Cervantes, financiados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, e instalados por todo el mundo, al margen de dar cursos en español (o castellano), ofertan cursos de otras lenguas españolas: catalán, gallego y euskera?. Sin embargo en China, Norteamérica, Portugal, Brasil, Europa, Norte de África, Filipinas, etc….no se llega a reunir el suficiente número de alumnos para que esos cursos puedan llevarse a cabo, sin que el profesor se pase las horas mirando la sala vacía.

    En la práctica, la proyección internacional del catalán es tan utópica como inventarse “els països catalans” una patochada, teniéndolos ya unidos y felices en España. Además comprendo que muy pocos extranjeros estén interesados en estudiar catalán, por ejemplo ¿cuántas personas en Barcelona, gastan su dinero y tiempo en aprender danés, sueco, urdu, tamazight, kosovar, o cualquier otra lengua de hablantes limitados?, ¿Cuántos se interesan por el futuro de la Gran Serbia?. Seguro que las habrá, pero serán contadas las personas y los motivos.

    Sin embargo ¿no es cierto qué la cultura y la identidad de Cataluña interesa más en el extranjero, por ser identificada con Barcelona, como una ciudad española plural, singular y dinámica desde un punto de vista económico y social? ¿No es cierto que muchos extranjeros, al margen del turismo ocasional, se aproximan a Cataluña, en primer lugar para conocer Barcelona y quieren aprender aquí el español o el castellano, qué es nuestra ciudad y nuestra lengua propia más internacional?. Para algunos de ellos ¿No sería también muy positivo brindarles la oportunidad de encontrar de forma natural, no obligada, una lengua también oficial y muy rica, por ejemplo, desde el punto de vista literario?

    La decepción que provoca el nacionalismo paleto que encuentran aquí a nivel institucional y la huída hacia otros destinos españoles para aprender español o castellano, con lo que debe la literatura catalana a esa lengua universal, es otra cuestión que empobrece Cataluña y que casi nadie aborda. Pero quiero dejar esos interrogantes a la consideración del foro. Mis felicitaciones y ánimos, como siempre, para Dolça Catalunya.

    Atentamente

  6. La labor de información y documentación que estáis haciendo es impagable, hermanos de Dolça Catalunya. ¡Muchas gracias por vuestro seny (hidalguía, decimos en Castilla)!

  7. Primer apologia de la violencia, justificant i animant a la crema de banderes. Ara apologia del feixisme. Déu n’hi do quin nivellàs.
    “Franco, nunca hizo nada para impedir el catalan en el ambiente familiar y privado,” De traca amic Coque, de traca. Em pot dir com s’impedeix l’ús del català a nivell familiar i privat? Poses un guardia civil a cada casa on creus que s’hi parla català? O hi poses micros? En fi, aquestes webs i aquesta gent són taaaant previsibles. Sempre van del braçet del franquisme.

    • Deixat de cabories, amic Ferranet. Aixó es el que pot succeir amb el nacionalisme aqui. De fet es el es fà en el patis dels col-legis de les escoles. Aquesta benemerita feina la fan els mestres comisaris-pilitics. Suposo que un purista de la democràcia con vos no tindrà cap inconvenient en reconèxer-ho.

    • Ferran cap problema: pots escriure al blog de la Forcadell o a la web Intransigents de Catalunya on segur que trobaràs moooooolta gent imprevisible.

    • Ferran .. Soy gallega y Franco jamas me impidio hablar gallego, de hecho nadie en el pueblo hablaba castellano … Que raro verdad ???de hecho mi hermano lkego a Cataluña con 6 años y sin saber ni una palabra de castellano …. Que extraño, no ????? Antes , en la dictadura dabas las clases en castellano pero no teniamos ” comisarios politicos” vigilando si en el patio hablabamos gallego , cosa que ahora si pasa en los patios de muchas escuelas en Cataluña ….

  8. Lo del nacionalismo catalan va mucho mas allá.
    Franco, nunca hizo nada para impedir el catalan en el ambiente familiar y privado, sin embargo el nacinalismo catalan si que intenta por todos los medios a su alcance, legales o ilegales imponen el catalan en el ambiente familiar y privado, en muchos casos saltandose la ley, examinando, por ejemplo, las fichas medicas y las consultas medicas, para ver que idioma usan, rompiendo la proteccion de datos, incluso en el ambiente medico, cosa que esta prohibidisima en cualquier pais democratico,

  9. No obstante creo que sí que habían prohibiciones para determinadas expresiones de la cultura catalana. Creo que las mismas que imponen los políticos secesionistas a la cultura castellana.

    • Creo que es incluso peor, considero peor una prohibición en el siglo XXI de una institución democrática, que unas prohibiciones del siglo XX de unas instituciones fascistas.

    • En la primera postguerra, quizás como reacción a los excesos de los tres luctuosos años de 1936 a 1939, el catalán quedó excluido oficialmente de la Administración. Pero en la cultura y en la vida pública y privada la lengua catalana fue respetada y protegida, y la prueba la tenemos en todos los datos que aporta esta noticia sobre los premios literarios patrocinados por el gobierno español. Por otra parte, la imposición de la enseñanza del español en la escuela proporcionaba a los escolares la ventaja de dominar una lengua mundial de futuro (y de llo podrían dar testimonio los exiliados a Hispanoamérica). La inmersión lingüística que imponen los nacionalistas actualmente es un desafuero, que deja a los alumnos deficientes en la lengua española que siempre ha sido hablada en Cataluña, al mismo tiempo que les imponen una lengua catalana en tal desproporción que, a la larga, puede causar rechazo en quienes han sufrido la descabellada inmersión..

Deja un comentario