Sí, el nacionalismo es una religión: véalo en una foto

2 maneras de morirse: para la vida eterna o para el prusés infinit.

esquela cubana

Els catalans senzills ens estimem més la primera. Porque sabemos que el nacionalismo es una ideología del siglo XIX, una simplificación artificiosa de la realidad, emancipada de la experiencia, que funciona como una religión. A esta ideología deben someterse todas las facetas de la vida humana, desde el fútbol a la educación. Todo debe rendir culto al idolillo lanació, un sucedáneo que  -como insinuaba Toynbee– no es más que una religión antigua y siniestra que diviniza a la colectividad humana.

Morir para ver: el nacionalista muere implorando el efímero “recuerdo” de los suyos, e invocando el poder de l’idolet mediante un símbolo político cuyo inventor firmaba “Mori Espanya”. El català senzill mor “cristianament”, els seus demanen humilment “oracions” perquè “al Cel sia (A.C.S.)”, y encabezan sus ruegos con el símbolo amoroso de la vida eterna. La nit i el dia, escolti.

Y es que el nacionalismo deseca la vida espiritual en el culto triste, descendente, inane y efímero de lanació. Que la idolatren ellos; molts dolços adorem un Déu que aquests dies s’ha fet nen per dur-nos a la vida d’amor que mai no s’esgota.

Que al Cel siau, Roser i Octavi.

Dolça i idolatrada Catalunya…

DC Navidad



Categories: Alma, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , ,

17 comentarios

  1. Qué fanatismo mas patético … Es como colocarse en la esquela el yugo y las flechas o la hoz y el martillo … Pobret … D.E,P

  2. MUY CURRADO ASI SABREMOS QUIEN ES QUIEN IDIOTAS

  3. Pido y Repido y reREpido que escriban en español, y si lo hacen en catalán que pongan una traducción para que nos entendamos todos

    • Los catalanes sencillos preferimos la primera. Porque sabemos que el nacionalismo es una ideología del siglo XIX, una simplificación artificiosa de la realidad, emancipada de la experiencia, que funciona como una religión. A esta ideología deben someterse todas las facetas de la vida humana, desde el fútbol a la educación. Todo debe rendir culto al idolillo lanació, un sucedáneo que -como insinuaba Toynbee– no es más que una religión antigua y siniestra que diviniza a la colectividad humana.

      Morir para ver: el nacionalista muere implorando el efímero “recuerdo” de los suyos, e invocando el poder de l’idolet mediante un símbolo político cuyo inventor firmaba “Mori Espanya”. El catalán sencillo muere “cristianamente”, los suyos piden humildemente “oraciones” para que “esté en el cielo (A. C. S.)”, y encabezan sus ruegos con el símbolo amoroso de la vida eterna. Noche y día, oiga.

      Y es que el nacionalismo deseca la vida espiritual en el culto triste, descendente, inane y efímero de lanació. Que la idolatren ellos; muchos dulces adoramos un Dios que estos días se ha encarnado para llevarnos a la vida de amor que nunca se agota.

      Que esteis en el Paraiso, Roser i Octavi.

      Dolça i idolatrada Catalunya…

    • Jose Luis, yo lo entiendo casi todo y no he estudiado catalán, ni vivo en Cataluña, ni soy más inteligente que tú. Solo haz un pequeño esfuerzo.

  4. Catalanistas fanáticos, locos, enfermos de odio, ese muerto seguro en el infierno ya está imponiendo el catalán

  5. Que le vaya bien donde esté y que nos espere muchos años.

  6. Son casposos hasta en la muerte.

  7. Esto depende de lo bien que le haya ido al difunto su vida junto a esa cubana, y si su fidelidad y devoción ha sido tan bien premiada, con buenos sueldos y prebendas, tantas y tan copiosas, que se muere agradecido.

  8. A mi me parece muy bien, siempre y cuando al nazi que se muera le dejen poner una esvástica en su esquela. O todos, o ninguno.

  9. Havia vist esqueles amb l’escut del Barça,
    però bé, si és la seva última voluntat …
    que ningú li tregui el gust

  10. O, a la manera de Mallorca: “en el Cel els vegem”.

  11. Yo lo veo coherente. Su reino no es de este mundo. 😉

  12. Ante la muerte uno se despoja de sus sentimientos más “materiales”. Yo me siento orgulloso de ser català i per coherència de ser espanyol, però espero que sigui només Déu aquell que ocupi els meus darrers pensaments. Segons deia el nostre bisbe Torres i Bages”Catalunya serà cristiana o no serà”.
    M’afegeixo a DC amb les meves pregàries per les ànimes de la Roser i d’en Octavi!

Deja un comentario