No sap el que és Castalunya? Un mossèn argentí li ho explica

De fet, s’aplica a tota Espanya.

Castellani

Ya saben que en Cataluña se quintaesencian los vicios y virtudes españoles. Por eso, al leer el genial párrafo de Leonardo Castellani, no hem pogut evitar pensar en la nostra estimada Catalunya:

“El democratismo russoniano produjo algo que no había previsto Rousseau: produjo los ‘politiqueros’, depositarios obligatorios de la soberanía del pueblo; que constituyen una tribu variada donde se hallan incluso ladrones y asesinos (aunque los peores son los imbéciles) pero que se respetan mutuamente en el fondo, aunque se insulten pour la forme de vez en cuando; porque entre bueyes no hay cornadas, hoy por mí mañana por ti, pájaros de una pluma vuelan a una, el que con lobos anda a aullar se enseña (…) Los politiqueros constituyen el Ersatz de la antigua ‘nobleza’ (lo cual prueba que este estamento social era de natura, y por tanto insuprimible); solamente que tienen más privilegios y menos responsabilidad que los antiguos nobles. Hablan un lenguaje especial (…) siempre tienen con qué vivir aunque no estén en el candelero, sirven para todo tratándose de ‘puestos’, y a pesar de que muchos acaban mal en este mundo (y todos ellos en el otro mundo, según el Dante …) hay más y más vocaciones dellos, se reproducen enormemente, y enjambran que da miedo. Y son siempre ‘legales’, están en la Legalidad. Convengamos entre nosotros en que la Legalidad sería para los políticos una cosa espléndida si no existiese Dios” (Leonardo Castellani: Pluma en ristre, p.266).

Castellani conocía bien Cataluña, pasó largas temporadas en Manresa e incluso leía el catalán. Quizás también profetizó a la familia Pujol y demás andorranistes. Senyors polítics d’arreu d’Espanya: ens decidim a cercar el bé comú, servir la gent i sortir de la política més pobres que quan hi vam entrar?

Dolça i politiquera Catalunya…

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien, Pujol & family

Tags: , , , ,

1 comentario

  1. Este genial Castellani, otra vez tiene razón.

    Pero no hace falta leer a este intelectual para darnos cuenta de lo que ha pasado en estos 40 años y lo que ha pasado en las “democracias” desde el inefable Rousseau.

    Hay gente que dice que habla en “nombre del Pueblo”, que obra en “nombre del Pueblo”, que “el Pueblo le ha votado”…etc
    No existe nadie con ese nombre. El Pueblo o la nación son construcciones abstractas que no existen en la naturaleza. Es un modo de hablar.

    La mayoría de unas votaciones no es la voz del Pueblo ni la de la nación (¿y las minorías y los que no votan?)

    El que a uno le elijan en un momento dado, no significa que los que le hayan votado le sigan queriendo al día siguiente.

    En un país, sus habitantes tienen intereses contrapuestos normalmente, por lo que nadie puede arrogarse el derecho de representarlos (los que pagan impuestos y los que viven del gasto social; los que venden y los que compran; los que están establecidos en una profesión y los que intentan establecerse; el campo y la ciudad;…etc

    Pero las palabras Pueblo, la Nación, la Patria. los trabajadores…, además de que cada cual tiene una idea diferente de lo que significan, tienen un alto contenido emocional, por lo que es el instrumento favorito de los demagogos para manipular a la gente, que por mucho que digan, no quieren que piense, sino que obedezca.

    Por eso los políticos están en contra de todo que humanice a las personas y les anime a pensar, les abra los ojos…

    De ahí que estén en contra del librepensamiento, de las religiones, de que las Universidades y el sistema de enseñanza funcione.

    También los políticos están en contra de que las personas sean independientes con su trabajo (fomenta la desobediencia activa). Necesitan que vivan de las subvenciones que ellos reparten.

    Deberíamos haber escarmentado, por que todos hemos visto que en nombre del Pueblo, la Nación, la Patria, los Trabajadores se han respaldado las peores guerras, los peores asesinatos en masa, las peores represiones que la humanidad ha vivido.

    Pero estos que se arrogan la voz del Pueblo, la nación o los trabajadores, lo que no hacen es justamente que los intereses de los que les votan estén representados y vivan mejor, no peor.

    Y este es el segundo problema: nadie enseña resultados. Mucha palabrería pero de hechos, nada.

    Por que no todos han desarrollado las herramientas de la eficiencia.
    Principalmente por que no se han formado en las empresas, que es donde se aprende de una manera intuitiva, sino “politiqueando” en el Partido o en el bar de la Facultad de Políticas.

    Ps. ¿No decía Pujol que había que hacer nación? Pues si hay que hacerla es que no existe.
    Me pregunto para qué este presunto ladrón quería hacer nación.

Deja un comentario