Adivinanza: ¿qué pasaría si se saltaran la ley para imponer el centralismo?

Un sencillo juego de lógica del que quienes nos gobiernan deberían extraer alguna enseñanza.

La_esp_Rep._Federal_Rep._Unitaria_2

El nacionalismo es una obsesión que distorsiona la visión de la realidad, una especie de droga que te hace ver lo que no es y confundir lo que es con otra cosa diferente. Un ejemplo nos ayudará a comprenderlo y arrojará algo de luz sobre por dónde podemos encontrar una salida a esta pesadilla nacionalista en la que estamos inmersos.

Imaginemos por un momento que aparece en España un partido que propone una centralización férrea y absoluta de la vida política, la eliminación de las autonomías y de todo reparto de competencias. Imaginemos que gana en unas elecciones y es capaz de formar gobierno. Imaginemos que dedica todos sus esfuerzos a intentar hacer realidad su propuesta, pero no por el camino legal, impulsando una reforma constitucional, sino con todo tipo de trampas y saltándose las leyes impunemente. Imaginemos que mienten descaradamente sobre las consecuencias de su propuesta, que convierten los medios de comunicación públicos en órganos de propaganda partidista descarada, que erradican cualquier atisbo de pluralidad, que compran a los medios privados, que destinan dinero público para financiar a grupos y campañas supuestamente independientes en favor de sus propuestas, que empiezan a actuar por la vía de los hechos, como si ya se hubiera aprobado su propuesta de reforma constitucional, invadiendo competencias de las autonomías e ignorando las sentencias judiciales en contra con triquiñuelas sin fin.

Ahora imaginen cuál sería la reacción de los partidos nacionalistas, pero no solo, también la reacción de la gente con sentido común.

Y ahora, les agradeceremos que nos expliquen por qué lo que es inadmisible, un atropello en toda regla, un abuso que un Estado mínimamente serio no puede aceptar cuando se trata de saltarse la ley para imponer un férreo centralismo, tenemos que admitirlo cuando de lo que se trata es de romper nuestro país con la secesión de una de sus partes.

Los dolços, la verdad, no acabamos de entenderlo.

bastoncillo



Categories: Catalunya de tots, Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , ,

19 comentarios

  1. Una reflexió molt útil!.. Una reflexió molt bona!.

  2. Yo creo que el problema no es o centralismo o federalismo, sino cómo los ciudadanos se benefician más.

    Hasta ahora, los que se han beneficiado son los políticos, que al optar por uno y otro lo que realmente están haciendo es reservarse cotas de poder e influencia.

    Todo lo complica el que en los países del sur de Europa tenemos la creencia de que papá Estado nos va a resolver todos nuestros problemas -empezando por la creación de empleo-, a pesar de que la evidencia señala una y otra vez de que ésto no es verdad (justamente lo que la “crisis” ha desvelado y que nos negamos a ver).

    Lo lógico del nacionalismo es la independencia, pero ¿cómo ser independiente sin perder el mercado español? ¿un estado semiindependiente que solo reconozca nominalmente la pertenencia a España mientras todo lo demás -desde embajadas hasta carnet de identidad pasando por el ejercito- es local?

    ¿Qué pasaría con otras regiones, provincias y ciudades del Estado? Querrían hacer lo mismo ¿rompería eso la necesaria unidad de mercado? ¿impondría el proteccionismo localista a los productos ayende sus fronteras -por ejemplo a los de Cataluña-?

    Lo curioso del caso es que frente a la crisis, la desesperación de tantas familias, el desempleo que no baja,
    la desindustrialización, la competencia de China….el único problema es independizar a Cataluña (y perdonar a los Pujol sus delitos y devolverles nuestros millones).

    ¿No sería mejor convertirnos en colonia alemana? Con amos alemanes, digo. A ver si las cosas funcionan de una vez.

    Además, al renunciar a nuestros “derechos nacionales”, nos dedicaríamos a lo único que se puede hacer: prosperar, en vez de esperar que el Estado me resuelva la vida (no puede por que somos muchos) gratis (ya que no queremos pagar los impuestos para ello).

    Otra gran ventaja es que nuestros políticos nacionales ya no nos engañaría más con lo de “gastos sociales” o lo de ” nación”, o lo de una Cataluña una, grande y libre. o lo de la “derechona”, o lo de “machista”. o lo de “ser progresista”, o lo de ser “moderno”, o lo de ser “europeo” (¿quien necesita ser europeo si puede ser colonizado alemán?).

    No tendríamos la amenaza de PODEMOS. que tampoco nos intentaría engañar con sus demagogias.

    Ya no tendríamos problemas con la lengua. El alemán sería para nosotros una lengua neutra que, además, nos permitiría emigrar con facilidad a Baviera.

    Tampoco tendríamos problemas con el abad independentista de Monserrat, ya que tendríamos a Ottobeuren a un tiro de piedra.

    ¿Se imaginan hacer de Barcelona el gran puerto militar del ejercito alemán? Me puedo imaginar a los bares de las Ramblas y del Barrio Chino frotándose las manos.

    Para los que piensen que siendo colonia alemana Ángela Merkel nos pagaría las pensiones, ya les digo que si algo no son los alemanes es ser gilipoyas, y que una colonia es una colonia. Aun así merecería estudiar el caso y hacer una propuesta formal. No son necesarias ni cadenas humanas, ni la V, ni cubanas tudescas.

    En el lado positivo: recobraríamos el sentido del trabajo, el ahorro, la honradez y el orgullo del trabajo bien hecho.

  3. Las competencias deberían organizarse según el interés de la población, no por los tiras y aflojas de los partidos cuando les faltan votos para gobernar. Cada competencia debería corresponder a quien la puede desempeñar de forma más eficiente y con un mayor resultado de cara al ciudadano.

    También debemos recordar que, aparte de la descentralización política, existe la desconcentración administrativa, que consiste en que el trabajo cotidiano de la administración se realice de forma cercana al ciudadano, pero no ya porque allí haya un político, sino porque su expediente no va a ir hasta Madrid o Barcelona, sino que se lo van a tramitar los funcionarios de su zona, sean del organismo que sea, y eso es muy importante, porque la Administración General del Estado está altamente desconcentrada, pero la Generalidad catalana lo centraliza casi todo en Barcelona, con lo cual la AGE es mucho más cercana al ciudadano, y lo digo con conocimiento de causa.

    Finalmente, entiendo que todos los escalones administrativos deben actuar con absoluta lealtad y confianza entre ellos, su labor es servir al bien común, no a los intereses egoístas de los políticos, así que deberíamos colaborar sin suspicacias, cosa que se hace a nivel de funcionarios de base, pero no a nivel de altos cargos ni de cargos intermedios.

  4. Es una buena reflexión que yo me hecho muchas veces, que se puede extrapolar a muchos ámbitos (TV3/TV1, Educación, Sanidad, etc.). A mi lo que mas me sorprende es la actitud de la izquierda. Y confieso que mi ideario político es de izquierdas, aunque ahora no encuentre ubicación tal y como está. No entiendo como puede ser la izquierda tan crítica con el PP (en algo estarán de acuerdo, digo yo) y tan condescendiente con los nacionalistas. Tan acomplejada con la idea de España y su significado actual y pasado. Una izquierda que consiente las desigualdades que se está dando en el Estado español, según la autonomía donde se vive, ni es izquierda ni es nada.

    • Es realmente ridículo que la izquierda apoye a los nacionalismos, no se entiende, a mí me deja tan perplejo como a ti, yo también soy de izquierdas y no encuentro partido alguno con el que identificarme.

    • Estoy en lo mismo Endika.
      Hace ya muchos años que no entiendo nada de la deriva absurda de la izquierda, que yo últimamente ya denomino como traición, por la que alientan todo tipo de extremismos nacionalistas y abominan del Estado. El mundo al revés. También traicionan a los más básicos planteamientos y fundamentos de la izquierda al permitir y alentar que los más ricos no compartan con los más pobres. ¿Qué será lo próximo? ¿Alentar que los empresarios tampoco compartan beneficios porque ellos son una élite que no debe mezclarse con la plebe?
      Tampoco entiendo porqué la gente sencilla no lo ve, cuando es tan simple. Parece que a la gente le gusta que la engañen. Y los nuevos partidos de izquierda que aparecen adolecen de los mismos síntomas y errores, incluso superándoles.
      Sinceramente, cada vez creo más que buena parte de los problemas que nos aquejan deviene de la mentalidad autodestructiva de la izquierda. ¿Quién me lo iba a decir cuando, siendo adolescente, devoraba literatura marxista y ácrata? 🙁

  5. Pues los nacional-separatistes, si pasara eso, se escudarían en La Constitución , esa a la que tanto critican, porque nuestra Carta Magna no permite la centralización a no ser que se haga una reforma de la misma, pasando por todos el proceso que regula dicho cambio, por lo tanto en ese caso si que agradecerían la existencia de nuestra Constitución. Si es que estos separatas son unos hipócritas y no saben o no quieren enterarse que juegan con fuego y que es La Constitución quien les garantiza su derecho a existir. En fin, que yo si que cambiaría en algo y prohibiría radicalmente cualquier partido nacionalista que busque romper la unidad, dentro de la pluralidad, de nuestro país. En Alemania y Francia están radicalmente prohibidos, y a ver quien es el majo que me dice que estos países no son democráticos.

  6. Es curioso este caso España no es centralista, es más es uno de los países del mundo más descentralizados según la OCDE, pero no así sus autonomías que si están centralizadas

  7. A mi no me importaria un estado centralista sin auntonomias, pero claro llevandose a cabo de manera legal con cambios constitucionales y con referendos.

    • Yo no te lo recomendaria. He hablado con muchos franceses y las taras del centralismo se hacen notar por encima de esas virtudes que podamos verle.

      Prueba hablar con algunos por inet, sobretodo por el sud de francia suelen tener bastantes problemas con los servicios que se prestan. Pero bueno esto es percepcion mia en gran parte, cada uno defiende lo que cree mas conveniente.
      Pero insisto que el gran problema de las autonomias en españa no son tales, sino los gobiernos que se comportan como si estuvieramos en un feudalismo o reino de taifas bastante indecente. Y esto se nota y agrava mas cuando desde el gobierno central para gobernar en la moncloa nos utilizan a los ciudadanos de catalunya como moneda de cambio con esos gobiernos.

      Lo que si considero conveniente seria centralizar el estado de bienestar para asegurar que en todo el pais se presta con la misma calidad e igualdad. La sanidad/educacion/seguridad no pueden estar a merced del mercadeo politico entre autonomias. Es que solo hay que mirarse los informes de la UE para ver como cada año bajamos mas y mas en calidad de la sanidad y educacion, y mira que el liston de la sanidad lo teniamos alto, que era muy envidiada por lo barata y eficiente que siempre ha sido. Y la policia no deja de estar cada dia mas descordinada con tanta tonteria, es que vamos que un delincuente cruce el ebro y no se enteren tiene tela, eso es lo que vemos en las peliculas que sucede cuando un americano cruza un estado y aqui pasa a nivel autonomico, acojonante.

  8. Eso NO puede ocurrir…en España!!!
    Tenemos la Constitución..
    En cuanto a lo que esta ocurriendo aquí en Catalunya…para los ciudadanos con sentido común, es un escandalo, inadmisible, en una Nación de personas civilizadas y demócratas!!!
    Nadie con dos dedos de frente debería apoyar lo que están haciendo los de CIU…en cuanto ERC, su historia es la que es…en sus filas ha tenido al.golpista Companys…y siguen estando en lo mismo años 30 del sigloXX
    No entiendo de leyes…pero creo que si son separatistas desde su creación y en sus estatutos se declaran separatistas y que su objetivo es que Catalunya se separe de España…NO es un partido Constitucionalista y debería ser ilegal y lo mismo Bildu y todos los demás q asi lo manifiesten!
    Reconozco que nunca me he leído ni tan siquiera el programa de ninguno de esos partidos.
    Tengo claro que la Constitución fue un punto de encuentro después de 39 años de franquismo.
    Se puede mejorar pero trabajando positivamente en ella.
    Y para eso los partidos tendrían que dejar a un lado …sus diferencias..
    Principalmente el viejo tópico de izquierdas y derechas..
    Vamos muy mal con prejuicios y sectarismos ideológicos de vía estrecha!!!
    Por culpa de no querer cambiar el chip..
    Estamos como estamos en estos momentos; Capitalismo salvaje..
    es lo que nos espera…
    O entre todos nos ponemos las pilas y trabajamos para salir adelante, luchando por el bien común de los seres humanos o esto se va a pique…

  9. Ese partido ya existe y se llama VOX.

    • No sabía yo que VOX tuviera los medios que tiene la Generalitat, a pesar de ser centralista. De hecho echo estoy casi seguro de que no los tiene y que su porcentaje de voto es irrisorio. (No tengo nada en contra de VOX pero convenía decirlo)

      Así que no ese tipo de partido centralista fuerte y con esos medios no existe todavía. Existe un partido centralista llamado VOX pero no es el hipotético partido descrito en este texto.

    • Existe, pero no impone nada porque no manda y, si mandará, debería cumplir la ley o cambiarla dentro del Estado de Derecho.

      Tener esas ideas, o ser independentista, no es ilegal, es lícito, lo ilegal es imponerlo por la fuerza o saltarse los paso legales para cambiar la legislación vigente.

      P.D.: no soy de Vox ni me gustan, pero esa es la realidad.

Deja un comentario