Javier Cercas denuncia la intolerancia del nacionalismo

Los separatistas ven un traidor y un enemigo en todo aquel que no piensa como ellos.

1415819975_800516_1415971183_noticia_normal

El escritor Javier Cercas ya ha desmontado en más de una ocasión el discurso nacionalista. En esta ocasión concedía una entrevista al suplemento cultural de El País, Babelia, sobre su nuevo libro, El impostor. Al finalizar la entrevista, y sin ocultar su saturación por el tema, Cercas lanza una nueva carga de profundidad contra los mecanismos por los que el nacionalismo se ha adueñado de la vida social en Cataluña:

“En cuanto a Cataluña, he hablado mucho de esa cuestión en este diario, con la máxima precisión, lucidez y honestidad de la que soy capaz. Y creo que, desde hace siglos, el mayor problema de este país es la intolerancia: nuestra incapacidad para mantener un diálogo civilizado sobre las cosas, para aceptar la discrepancia. La mejor definición de tolerancia que conozco es de Alejandro Rossi, el escritor mexicano: consiste en “no confundir un error intelectual con un error moral”. Yo puedo estar equivocado sobre Cataluña, por supuesto: puede ser que las cosas se estén haciendo muy bien, que no se haya hecho ninguna trampa, que no se esté intentando engañar a nadie, y que además, si Cataluña fuese independiente, sería un país como Suiza o Noruega; a lo mejor estoy equivocado en todo. Pero no por eso soy un sinvergüenza, ni estoy a sueldo del CNI, ni mis padres son unos ocupantes extremeños en Cataluña. Esto es lo que debería preocuparnos a todos porque, históricamente, ha sido la catástrofe de nuestro país: si tú no piensas lo mismo que yo, cojo un garrote y te lo parto en la cabeza.”

Nos declaran enemigos, traidores, malvados, porque no comulgamos con el nacionalismo y luego dicen que son demócratas y que están dispuestos a dialogar. Con estas premisas, el diálogo es, sencillamente, imposible.

bastoncillo



Categories: Catalanes universales, Catalunya de tots, Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , , ,

13 comentarios

  1. También el egoísmo de los políticos “del resto” nos ha dejado a los pies de los caballos. Por votar unos presupuestos y alguna otra prebenda corporativa nos dejaron a los catalanes/españoles “tiraos” sin importarles nada. Ahora, cuando ven venir el tsunami, ahora, se acuerdan de nosotros. Otros sinvergüenzas. Y es que el nivel que tienen unos y otros da asco.

  2. España es la única garantia de convivencia en Catalunya. ¡Y punto!. El odio a mansalva, sus sinrazones y la ceguera colectiva de estos impresentables ruines y prevadicadores hacia lo único, es sin duda la tolerancia que garantiza ser parte de España. Estoy harto de los abusos indiscriminados hacia España. estoy hasta los mismisimos de los ataques, insultos y demás memeces caciquiles hacia España. Es insufrible lo que se está viviendo en qué ámbitos distintos de la sociedad catalana. Ser español en Catalunya es un peligro y serlo en un pueblo es un riesgo sumamente peligroso. Por experiencia, por vivencia, por tener un pequeño negocio, por eso lo digo… ¡España, escúchanos!.

  3. El odio y fanatismo de los catalanistas es INMENSO

  4. El comentario de Javier Cercas habría que imprimirlo en folletos e inundar Cataluña con ellos. En el mismo habria que hacer una breve síntesis de su carrera profesional.
    Seguro que los secesionistas de buena fe,lo acabarían agradeciendo

  5. Yo he vivido dos dictaduras. La primera con Franco. Hasta las cosas que ahora nos parecen mas normales no se podían hacer. En la clandestinidad teníamos que escuchar la poesía de Miguel Hernández o de García Lorca. Cantar en euskera en el monte, comprar libros en San Juan de Luz o ikurriñas. Luego viví la de E.T.A.. y su entorno, tenías que callar ante todo lo que no sintonizase con los radicales, escuchando barbaridades después de un atentado como “cinco hijos de puta menos”, por supuesto callar y ocultar si eras del PSE(Partido socialista de Euskadi), para ellos eso era ser fascista y españolista, tenias que ser nacionalista o mudo, sordo y ciego. Por eso, y muchas cosas estoy con Javier Cercas, ahora precisamente estoy leyendo su libro “Anatomía de un instante”, he comprado “La ley de la frontera” y compraré este nuevo. Ánimo Javier, estamos contigo.

  6. Nacionalismo igual a secta. Les comen el coco de tal manera y estan tan sometidos al lider, al falso ideal, sencillamente el dialogo contra los sometidos es imposible. Sabemos su sinrazon ,pero ellos no. Acordaos cuantos suicidios colectivos han hecho por sus falsas creencias , pero es asi y por eso sera dificil ,pero no imposible hacerlos volver a la realidad. JUNTOS MEJOR!!!

  7. Tiene toda la razón… es lo q pensamos los catalanes que de verdad queremos a Cataluña en libertad de pensamiento y deseamos respeto a las opiniones ajenas…Cataluña es diversa…multicultural…en estos momentos…esto desde mi modesto punto de vista es un valor añadido…igual q ser bilingüe…”ellos”…no respetad ni valoran.a los q no somos de su cuerda…y estamos llegando al extremo de q en Catalunya solo es políticamente correcto su “pensamiento único” por lo q pensamos diferentes nos sentimos amedrantados…estamos callados, no participamos de sus elocumbraciones separatistas…y por eso muchas veces ni votamos….creo q porque estamos Asqueados, atónitos…desencantados, desamparados…poco a poco muy cínicamente y nombrando siempre a la democracia ( la suya) el dialogo ( el suyo) nos están echando de nuestra tierra…q es la misma q la suya Catalunya (España)…
    Salud y suerte.

  8. Totalmente de acuerdo con lo que dice Javier. Y ellos, en el fondo, saben que su actitud es antidemocrática, pero el fanatismo les puede, les ciega, están casi “poseídos” por un demonio que no les permite ni razonar ni dialogar con una actitud pacífica.
    Estoy preocupada por esta situación porque no sé hasta dónde serán capaces de llegar.

  9. De todos modos, gracias, Javier, por pedir tolerancia a los nacionalistas para con los no nacionalistas, aunque sea en vano.

  10. Bueno, Javier, … tal vez no pueda decirse que TODO error intelectual es SIEMPRE un error moral, pero el nacionalismo es un error moral, incluso antes que intelectual, aunque también.
    Esto no mengua mi tolerancia.

    Por otra parte, si el garrote va a la cabeza, no es el garrote lo que se rompe (ni aunque la cabeza sea nacionalista -Dios no lo quiera-)

    • Carlota, muy bien dicho! tú lo has dicho muy bieeeen! el Nacionalismo es malo, para la salud, quien quiere estar enfermo, pues que lo este. hay personas piensan el nacionalismo es sano y bueno, ellos sabrán es su problema, en esta vida hay mil colores y mil opiniones, en fin.

  11. Denuncia sin descanso del nacionalismo. De sus atropellos, mentiras, insultos, tergiversaciones y manipulación indecente del subconsciente colectivo..

Deja un comentario