Gimferrer, un grande de la literatura que destaca la aportación de Cataluña a la Hispanidad

No sólo es el mejor escritor en lengua catalana, además le gustan los toros y es académico de la RAE.

Pere-Gimferrer

Pere Gimferrer es, muy probablemente, el mayor hombre de letras que posee Cataluña en la actualidad. Brillante poeta, escritor culto y cosmopolita, un sabio literato de los que quedan pocos. A primera vista uno esperaría que la Generalitat mimase al más grande escritor catalán y en catalán de la actualidad… pero en cambio lo ignora y margina. ¿El motivo? Ya se lo pueden imaginar: como la inmensa mayoría de los grandes artistas catalanes (Dalí, Pla, Caballé…) Gimferrer no es nacionalista. A catalán no le gana nadie, y su contribución al prestigio de la lengua catalana está muy por encima de los pigmeos culturales que encontramos en el Departament de Cultura de la Generalitat; pero nuestro hombre no es nacionalista, y menos aún separatista.

Por si no fuera poco, Gimferrer atesora otros “vicios” que le hacen especialmente incómodo para la ortodoxia nacionalista. En primer lugar, aunque la mayor parte de su obra está escrita en catalán, ¡también ha escrito profusamente en castellano! Y no solo eso, se ha atrevido también con el francés y el italiano. Y ha aceptado un sillón en la Real Academia de la Lengua Española, blasfemia máxima. Y el broche final: ¡le gustan los toros!

Con este retrato previo del personaje, entendemos enseguida que es una persona interesante, de esas que nos reconcilian con nuestra tierra y nos hacen sentir orgullosos de ser catalanes, en las antípodas de los cerriles comisarios políticos nacionalistas que ven quintacolumnistas por doquier y se aprestan a organizar una flota de juguete. La entrevista que acaba de conceder a Sergi Doria y que publica ABC no defrauda. Entresacamos algunos pasajes que nos han parecido de especial interés:

–En uno de los poemas de «El castillo de la pureza» evoca una conexión cultural peninsular que ahora parece rota… Cita a Jacinto Verdaguer

–Son versos de 2002, inspirados en la catástrofe del Prestige. La cita pertenece a de «La Atlántida» y solo figura en la última edición. Verdaguer es inseparable de Milà i Fontanals, que inspiró el concepto de España de Menéndez Pelayo: una nación integradora. Víctor Balaguer es otro ejemplo. Todos sus discursos en la Real Academia hablan de las aportaciones de Cataluña a la Hispanidad.

–¿Cómo coexisten castellano y catalán en el Gimferrer poeta?

–La lengua me elige a mí y hace la mitad del trabajo. En función del efecto rítmico y sonoro, me decanto por una u otra lengua.

–Pero hay palabras que solo tienen sentido en una lengua…

–Eso decía Unamuno… Que cada palabra tenía su lengua. Ponía de ejemplo «nissaga», «saga familiar» y «guatlla» («codorniz»)… Ese conocimiento de la lengua catalana de Unamuno es admirable. Me gustaría saber cuántos niños catalanes saben hoy lo que es una «guatlla». Y lo de la «nissaga» lo deben saber por aquella serie de TV3, «Nissaga de poder».

–El Gimferrer aficionado a los toros, ¿cómo recibió la noticia de que la plaza Monumental puede acabar convertida en mezquita?

–Yo he de creer lo que dice Pedro Balañá. El dueño de la plaza niega rotundamente esa posibilidad y el alcalde Xavier Trias no se pronuncia al respecto. Es más, Balañá sigue convencido que volveremos a ver toros en la Monumental. Para mí, su opinión es la que vale.

20140627-093418-34458700.jpg



Categories: Catalanes universales, Huid del nacionalismo, Mejor juntos

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

6 comentarios

  1. Uno de los pocos poetas españoles que le tocaba la fibra a Panero, que para el gusto no estaba nada loco. Y Gimferrer tan cuerdo que le brindaba su amistad. Qué excelente combianción de caracteres, como podría ser España si la dejan. Están convirtiendo a las verdaderas glorias artísticas en disidentes, como en La vida de los otros. Hecho diferencial del muera la inteligencia.

  2. Gran Gimferrer! Aquest és un gran català! quina diferència de la morralla nacionalista!

  3. El nacionalismo siempre es algo pequeño y excluyente. Lo fue el de Franco y lo es el actual en Cataluña o en otros sitios. Además es más fácil que un mediocre tenga éxito en el nacionalismo que en la normalidad. Por eso Gimferrer, como otros intelectuales de verdad, no intelectuales “orgánicos”, acaban siendo minorizados, excluidos, cuando no perseguidos (veáse el caso Boadella).

  4. También tuvimos un gran pintor Dali, artista internacional por sus obras y talento, pero que aquí, en su tierra, los nacionalistas,, y por haber cedido sus obras o parte de su herencia, a la casa Real, los han desterrado del conocimiento publico, de las universidades, y ya, y desde hace años, no figura en ningún evento culturar como figura emblemática de su arte, y de Cataluña

  5. Algo parecido ocurre con Joan Mascaró Fornès.
    Desde mi punto de vista, es la figura cultural con más proyección internacional que han dado las Baleares después de Ramon Llull y los catalanistas baleares le intentan cubrir con un velo porque, aun siendo un enamorado de su lengua materna, se declaró enamorado del buen castellano, del sánscrito, del palí, del esperanto… Fue el corrector de buen inglés del Trinity College de Cambridge y la Reina Isabel le nombró jurado perpetuo de sus premios de poesía… Su correspondencia con George Harrison produjo un cambio significativo en la trayectoria de los Beatles… Pero lo que menos le perdonan es que sólo visitó una vez la casa de Cataluña (o como se llame) en UK y al comprobar la estrechez mental que se respiraba decidió no volver más… y para colmo lo escribió.

Deja un comentario