Un ex-monje de Montserrat pide que el monasterio “se independice” del Vaticano.

Jordi Vila-Abadal explica cómo sustituyó la fe por el nacionalismo.

montserrat interior

El nacionalismo es la degeneración del patriotismo. Como todas las ideologías, nació con la aspiración de sustituir a la religión como instancia última de lealtad. Las memorias de Vila-Abadal, recién publicadas, confirman este fenómeno. Quizás al abad Soler le iría bien leerlas y sacar conclusiones.

Jordi Vila-Abadal y Vilaplana es hijo de uno de los fundadores del partido nacionalista Unió Democràtica de Catalunya. Fue monje de Montserrat entre 1946-1968 y se ordenó sacerdote. Después abrazó el deísmo relativista, se secularizó y se hizo psiquiatra.

Desde las primeras páginas está claro que el nacionalismo es el protagonista. Vila-Abadal entró en Montserrat porque le parecía “lo más integrado en el país”. En el monasterio veía “una fortaleza para nuestra identidad catalana”, donde “no sentíamos el complejo de ser catalanes. Toda nuestra vida se hacía en catalán”. Allí encontró la “seguridad identitaria” que buscaba, agobiado por “el ahogo cultural impuesto por el Estado español, que era y es extremadamente anticatalán” (sic). El monasterio estaba perdiendo su sentido religioso, y se transformaba en un instrumento ideológico: “los no creyentes catalanes (…) creían en Montserrat considerado en conjunto: en el sentido que Montserrat y su ‘princesa’, la Moreneta, eran un símbolo inevitable de Cataluña, que iba más allá de la religión: Montserrat y la Moreneta también eran para todos los catalanes ‘más que un club’.

Montserrat -cuenta el ex-monje- se dividió en 2 bandos; los ideologizados -que deseaban “liberar a la Iglesia”– y los seguidores de San Benito. El cenobio explotó, y Vila-Abadal fue de los que se marchó a Cuixà con otros 25 monjes politizados, la mayoría de los cuales acabó colgando los hábitos. Tal era el ambiente de disolución, que incluso Cassià Just confesó al autor que no podría “hacer lo que tú haces [secularizarse] porque tendría miedo de encontrarme en calzoncillos en medio de la plaza Cataluña”.

¿Qué ocurre cuando se abandona la fe? Vila-Abadal explica que las ideologías “pueden ayudar a llenar los vacíos que a veces quedan en el espíritu. Por lo que ya he dicho hasta ahora, está claro que para mi mi patria es Cataluña y mi ideal su plena libertad”. La espiritualidad es para él “un conjunto de sensaciones y pensamientos (…) de pertenencia a un todo mayor”; un “deseo de trascendencia que permite mantener el amor a la patria y la devoción a la tierra”.

Esta devoción debe ser excluyente. Por eso es patológico sentirse a la vez catalán y español: “¿Cómo es posible que se identifique al mismo tiempo con la nación dominadora y la dominada (…) con una nación que hace centenares de años que oprime políticamente a Cataluña, la explota económicamente y la ahoga culturalmente? (…) Esta doble identificación con el verdugo y la víctima es esquizofrénica”. ¿La causa? El síndrome de Estocolmo, “el instinto de la especie en asegurar la descendencia”.

Vila-Abadal mezcla los mantras del relato nacionalista con su visión freudiana de la condición humana: Cataluña perdió la guerra de 1714 y de 1939; hay que “agradecer” a la ETA haber asesinado a Carrero (el ex-monje colaboró en la fuga de Beotegi, uno de sus asesinos); Cataluña sufre “alienación y sometimiento injusto” al poder de “Espanya“, que busca “desnacionalizarla”; Tarradellas no tenía “sentido de estado catalán”; la píldora anticonceptiva “devuelve a las chicas el derecho al orgasmo” (sic); el “matrimonio homosexual” es un logro, al que deben seguir la “superación del tabú” del incesto, la poligamia y el adulterio; profesa el malthusianismo y el genetismo; niega la libertad, el pecado, la culpa y el mérito. En fin, un licuado ideológico, sembrado de incoherencias y sin lugar para la trascendencia.

Si el cristianismo ya no interesa, es difícil seguir utilizando Montserrat como valor identitario. Por eso, para Vila-Abadal Montserrat ya está “incapacitado para ser uno de los motores” que necesita Cataluña en su “despertar patriótico actual”. El monasterio debería “independizarse de las amarras del Vaticano” y “convertirse en una especie de universidad ecuménica internacional de investigación sobre el sentido de la existencia”. De este modo, Montserrat volvería a “ser un gran referente nacional para Cataluña, ahora que ya sólo nos queda el Barça”. No se trata ya de que los monjes se secularicen: es necesario secularizar todo el monasterio, para que sirva con eficacia a la causa de “Catalunya”.

Ya lo ven: el nacionalismo es cal viva para la vida espiritual de nuestra tierra.

Que Dios devuelva la sensatez a don Jordi, y a nosotros nos dé fuerzas para arrancar la cizaña nacionalista y volver a sembrar con alegría las semillas de la fe.

dolca2



Categories: Alma, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , ,

12 comentarios

  1. Jajajaja. (Reír para no llorar). Es lo que tiene vestir los hábitos como una profesión donde medrar …
    Hay que ser jilip****s o muy hp para predicar eso… y encima creérselo.

    Lo dicho ¡Hay más tontos que moscas!

  2. Ya está bien con estos separatistas, S. M. SE PUSO EL UNIFORME PARA DETENER EL 23 F, a que está esperando ahora para darles un escarmiento estos mediocres sujetos que pretenden partir España. Si no hace nada, nuestro Ejercito en cumplimiento de la Ley debe de actuar e incluso sin ordenes del ejecutivo, pues es su obligación y no estan obloigados a obeceder ordenes de nadie cuando estas sean contrarias a las leyes y a la Constitución como es desgajar por unos traidores parte de un territorio nacional.

  3. Es verdad, tiene razón Antoni, pero es que esto es un cachondeo, que no se aguanta más, si a alguien le a molestado los ( jajaja) pues disculpas intentare no poner muchos.

  4. Arturo Mas también da muchas vueltas a los rebaño de borricos separatistas jajaja! con la consulta, que no se ara y usted lo sabe muy bien señor! Dejen que el pastoret Arturo Mas o como también otros conocidos Messías; Ghandi; Luther King etc.. estos en los cual Arturo Mas se refleja jajaja! les siga tomando el pelo a todos ustedes jajaja!

    • Carles, ganarías mucho si suprimieras los repetitivos y cargantes jajaja jas de tus escritos. Igualmente creo que deberías argumentar mejor. Esperemos que en esta página los ciudadanos catalanes NO separatistas nos movemos con firmeza, argumentamos y somos educados. No debemos caer en el tipo de comentario grosero que tanto practican los separatistas en e noticias y nunca ponernos a su nivel.
      Con afecto.

  5. Crec que, tal com passa en aquests casos, VILA ABADAL dóna un milio de voltes als tontets que escriuen en aquesta web i que no s’adonen del ridícol que fan.
    D’on han sortit aquests ximples?

    • Si Vila-Abadal et sembla un exemple de solvència i coherència, és que estàs per a l’arrossegament. Camina fill si vols sentir ximpleries i saber el que és ridícul del bé, vés-te a Racó català a veure el ben que bramen els rucs de Catalunya. Estaràs en la teva salsa, volgut meu.

  6. y yo que Tarragona se separe de Cataluña.

  7. Montserrat, bell paratje, mereixeria més espirit eremita i menys vocació de “Torreciudad”. Clar que els impulsors sonmian tornar al feudalisme i al poder dels monestirs, com a administradors de les terres, rebedors de “diezmos y primícias” i controladors de l’entrada al paradís, previes donació dels bens i enterraments intramurs.

  8. Buenos días a todos:

    En mi opinión la trayectoria de la Iglesia española ha sido irregular durante todo el siglo XX por los duros embates políticos e ideológicos a la que ha sido sometida. Primero porque el marxismo la marcó como objetivo y rival a batir, para la imposición de sus ideas. Segundo por la masacre espantosa que sufrió, antes y durante la guerra civil, que diezmó sus filas, perdiendo de forma traumática gran parte del patrimonio artístico secular, que era de todos, sin que la República hiciera gesto por defenderla. Tercero, porque una vez acorralada y amenazada de muerte, la Iglesia española encontró fácil acomodo entre los vencedores de la Guerra civil, cayendo en la peligrosa supeditación de la doctrina religiosa al nacionalismo patrio.

    La dictadura necesitaba a la Iglesia como justificación moral, y por ese motivo la resarció de todos sus padecimientos, pero a cambio le exigió una adhesión incondicional acrítica. En definitiva la doctrina católica en España fue reducida a mera apariencia ritual entre 1940 y 1960. Pero pagó por ese error un alto precio, pues desde 1970, la crisis de la Iglesia española fue brutal. Religiosos, como fieles, comenzaron a abandonar sus filas en toda España, incluida Cataluña.

    La recuperación religiosa y de la conciencia social de la Iglesia española ha sido, o es, una tarea muy lenta, pero su prestigio e influencia se ha reequilibrado en casi toda España, salvo en Cataluña. ¿Porqué será?. Parece que Montserrat, el Sr. Vila-Abadal, o la Monja Teresa Forcades, son ejemplos paradigmáticos de como, la ideología nacionalista local, consigue imponerse sobre cualquier otro aspecto doctrinal de la Iglesia.

    Quizás se olvida lo que significa literalmente “Iglesia católica”, que en griego significa “La Reunión universal [de los fieles]”, es decir lo más alejado que pensarse pueda, sobre cualquier tipo de nacionalismo. Después muchos nacionalistas catalanes se quejarán que sus hijos se hacen agnósticos, musulmanes, budistas, o de cualquier secta de todo tipo…….y abandonan sus creencias cristianas. Pero si desde el púlpito de una Iglesia católica en vez, de reflexión moral o de brindar paz espiritual, les dan un mitin nacionalista y, si en el campanario ponen una bandera sectaria, ¿qué resultado puede esperarse? .

    Un saludo a todos.

  9. ETA nacio en un seminario, entre pederastas, apoyadores al terrorismo, odiadores de españa y zumbados de todo tipo, la iglesia española da asquito. Que pena para la otra gente que realmente siente la vocacion y actua en consecuencia.

  10. Este es otro soñador! como todos los separatistas del “poble” jajaja! Desde cuando la Iglesia esta echa para separara? Yo creía que era lo contrario, que era para unir a la gente, fuera de donde fuera y de la ideología que fuera. Este es otro cura racista NAZIonalista, muchas gracias pater! todas las cosas que vayan escupiendo usted y los suyos, nos favorecen a nosotros jajaja! Usted ni es cura ni es nada! simplemente es un NAZIonalista al servicio del tito Arturo. Y como este falso cura, hay muchos, que han colgado la esbastica estelada en el campanario y usted lleva el abito? Ojala el papa, lo eche a patadas de la iglesia que tendría que estar al servicio de todos, fueras blanco, negro, separatista o no separatista. Que pena de gente, suerte que ya les queda poco.

Deja un comentario