Patrón Santiago, defiende a tus españoles

Bona diada de Santiago, dolços!

Es deia Jacob, en hebreu יַעֲקֹב‎ i va ser dels més fidels seguidors de Jesús. El que llamamos Santiago era hijo de Zebedeo y hermano de san Juan Evangelista. Dice la tradición que tras Pentecostés, cuando los apóstoles fueron enviados a predicar por el mundo, Santiago cruzó el mar Mediterráneo y llegó a Hispania, donde predicó el Evangelio con especial fruto desde que se le apareciera para darle ánimos la Madre de Jesús sobre un pilar, en Zaragoza.

Sabemos que, ya de regreso en Jerusalén, fue condenado a muerte y decapitado por orden del Rey de Judea Herodes Agripa I, pero su vinculación con España hizo que fuera venerado especialmente en esta tierra, siendo nombrado su patrón, honor que comparte con numerosas poblaciones por todo el mundo, sobre todo en Hispanoamérica, además de con el arma de caballería. Cuando, pasados los siglos desde su venida a tierras españolas, hubo que batallar contra los invasores va aparèixer Santiago amb el seu cavall blanc a Clavijo, dando ánimos a los cristianos para vencer en la batalla. Desde entonces el apóstol Santiago sigue velando por España, aunque  no se lo ponemos fácil. També des de la cantonada de la plaça de Sant Jaume, on des del seu cavall vetlla perquè els tronats supremacistes que des d’allà miren de trencar Espanya no se’n surtin amb la seva.

Mossèn Cinto Verdaguer, cima de la lírica catalana y que supo captar el sentir del pueblo catalán como ningún otro, profundamente religioso e hispánico, nos dejó esta bella poesía dedicada al patrón de España:

SANT JAUME, PATRÓ D’ESPANYA

Molts conquistadors
ha tingut Espanya,
de quants n’ha tingut
sols vós l’heu guardada.

Puix vostre bordó
val més que una espasa,
siau-ne tot temps
l’Àngel de la guarda,
que el gran enemic
la volteja encara.

Certament Espanya ha tingut molts conqueridors, però només Sant Jaume l’ha sabut guardar de debò. És cert, es tracta d’un pelegrí només armat amb un bordó, però en les vostres mans “val més que una espasa”.

Sigueu, doncs, Santiago de Compostel.la, l’Àngel guardià d’Espanya, i vigileu perquè “el gran enemic el volteja encara”. I avui ho fa embolcallat en xurros grocs, espanyansrobes i des de la mateixa plaça del vostre nom. Hoy son los dirigentes de los españoles quienes la partidean y desalman. Però res no podrán contra l’apòstol valent que va deixar la seva empremta a la nostra terra.

¡Felicidades, Santiagos, Diegos, Jacobos, Jaimes, Jaumes, Yagos, Thiagos! A Santi Abascal, a Jaume Vives i a tots els dolços amb aquest patró. Y también a Santiago Vidal, a Santiago Espot, a Jaime Alonso-Cuevillas, a Jaume Roures (antes Jaime Robles), a Santi Vila, a Jaume Asens, a Jaume Giró… paz en tu día y que nuestro patrón de España, cuyo nombre lleváis quizás a vuestro pesar, os ayude a abandonar ideologías pasajeras que amojaman la fe y deshidratan el alma.

Dolça i protegida Espanya…



Categories: Alma

Tags:

2 comentarios

  1. Hemos caído de cabeza en la trampa de los necios ilustrados:

    Hemos dejado de caer en seres míticos (NUESTROS seres míticos ) con la excusa de la razón y el progreso para ir a caer de lleno en las garras de los POLÍTICOS, que nos controlan con sus falsas ideologías, las ayudas sociales y la manipulación de la información.

    La consecuencia es que no somos más libres, ni más prósperos, ni más felices.

    Nuestra civilización es la que es; y la prueba de que es excepcional está en que es la civilización que ha suplantado a las demás.

    El coche, el móvil, las ciencias médicas, el que la policía no pueda ir de madrugada a buscarte, el que el político no te pueda robar la casa…y naturalmente el arte, la música y la literatura son hijos de nuestra civilización, no de la musulmana o de la confuciana.

    Por eso, hoy día de Santiago (el «Matamoros»), hay que gritar:

    ¡Santiago y cierra España!

    Esa frase lo dice TODO.

    • » caer», no; CREER.

      Creer es una actividad humana necesaria y sirve para ir con piloto automático y concentrarse en lo que importa p, y para hacer comunidad.

      Quitas la creencia y no puedes dar un paso, a no ser que unos listos interesados te metan otra suya por salva sea la parte para dominarte mejor.

      Y en cuanto quitas la creencia que nos une, la sociedad se disgrega como un azucarillo en un café con leche, Por eso los marxistas culturales, siguiendo a Gramsci, quieren destruir los 2 pilares de la sociedad (familia y religión ) para meternos el comunismo con más facilidad.

      El caso es cada uno es libre de ser comunista y vivir como tal o no. No necesitamos ninguna «ayudita».

      ¿Vamos a facilitar a los políticos, que no nos representan, esa venganza?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.