«El Fornet» canvia la marca a la resta d’Espanya per «El Horno»

Menuda fama le ha puesto el nacionalismo a lo catalán.

El negocio nació en 1927 en la calle Provenza de Barcelona con el nombre de Panadería Rosendo. No era Rossend, era Rosendo, porque cuando no había nacionalismo nos llamábamos Rossend y Rosendo, Jacint y Jacinto, Josep y José. A finales del siglo XX el negocio empezó su expansión en la ciudad y ahora también en el resto de España.

Però ara ja no és com a finals del segle XIX i començaments del XX, cuando los catalanes éramos referente y ejemplo para toda España, y nadie veía con recelo nuestra lengua particular, porque ésta no se usaba para difundir la ideología nacionalista.

Ara El Fornet ha decidit que a la resta d’Espanya es diu El Horno. Muy significativo de los atributos que 40 años de Nacionalistada han asociado a lo catalán en el resto de España. Y muy curioso que, cuando los negocios gallegos se pueden llamar Rias Baixas u O’Pazo, El Fornet crea que venderá más cambiando su nombre.

Gràcies, nacionalisme, per ensorrar el nostre prestigi i atractiu.

Dolça i desprestigiada Catalunya…



Categories: LlenguaLibre

Tags:

12 comentarios

  1. Pues lo siento, porque los españoles de bien consideramos al catalán como una de nuestras lenguas, y la amamos.
    Ningún nacionalista descerebrado y resentido va a conseguir que lo despreciemos. Sería su triunfo.
    VISCA ESPANYA Y VIVA CATALUÑA!!

  2. En mi casa no entran productos catalanes…a no ser que l8s mande el médico y no haya alternativa.

    Desde detergentes a embutidos. Desde pizzas a pinturas…….BADA COMPRAMOS DE ALLI. NO HACEMOS RICOS A L8S QUE NOS INSULTAN, NUESTRO DINERO PARA OTRAS EMPRESAS Y REGIONES..

  3. Cocomocho y el bizco son agentes del CNI, que se han cargado Cataluña, el movimiento indepe racista , y destapado todas las vergüenzas de los ladronazos burgueses catalanes. Espero que cobren sus 30 monedas de oro!

    Por cierto el café y la bollería del fornet es igual de basura que las del horno

  4. No se me ocurriría nunca minusvalorar la cultura catalana en su conjunto, pero desde luego tampoco la identificaré nunca con el catalán como rasgo sobresaliente o sine qua non.
    Los nacionalistas y sus inclinaciones totalitarias e imposiciones excluyentes han conseguido que cada vez me resulte mas ajeno y menos agradable de escuchar o de utilizar. Y cada vez hay mas gente como yo dentro y fuera de Cataluña. Parece que su objetivo fuera que en vez de quererlo y apreciarlo llegáramos a todo lo contrario.
    No sé que clase de amor a su lengua es ése que busca hacerla desagradable y antipática a los demás.

  5. Your comment is awaiting moderation.

  6. Pues a mí me la suda. Tanto si se llama El Fornet, El Horno o The Oven, si me gusta el producto, lo compraré… Las empresas juegan con nuestros sentimientos y afinidades…

    Por cierto, en la entrada de la «rusofobia» ha desaparecido un comentario de Inda, he intentado releerlo y ha desaparecido por arte de magia. Ya sé que hay censura contra ciertas palabras (teta, caca, culo, pis…), pero eliminar un comentario crítico contra DC, me parece exagerado… La mayoría de entradas son muy acertadas y queda demostrado en el número de comentarios que origina, pero hay otras muy anodinas que no interesan o no se prestan a comentario alguno. Tendría que prevalecer la libertad de opinión y crítica constructiva en este blog, (siempre dentro del respeto hacia otros dolços) en lugar de eliminar de un plumazo lo que no os gusta. He colaborado mucho con DC, he enviado información y pequeños actos de dignidad personales, pero como esto siga en esta línea, sintiéndolo mucho, voy a dejar de seguiros…

    No sé Rick, creo que es falso, voy a llamar a un experto… ja,ja,ja,ja…

  7. Extrapolan lo que ocurre en la terreta a lo que pasa en el resto del mundo. En ese ígnaro ombliguismo de tantos inocentes sometidos al gran hermano lazi, se creen que la persecución que sufre el español en Cataluña se replica en sentido inverso en el resto de España.
    Lo que sí es cierto es que el catalán empieza a caer muy antipático, pero especialmente en Cataluña.

  8. Si en Madrid lo rotulan como «El Horno de Rosendo» lo petan jajaja !!!

    ^m^

  9. Dentro de poco, quizás ya, el gallego es una lengua tan antipática y fanática como el catalán. Y, seamos sinceros, la lengua catalana nunca ha tenido una importancia comercial en Cataluña. Hubo algo durante la Reinaxença y durante el franquismo, cuando los editores catalanes editaban en catalán por amor a la lengua. Pero, desde que Cataluña está dominada por un régimen criminal y enfermo, nadie ha arriesgado dinero privado en la lengua catalana. Todo, todo, todo lo editado en catalán lleva dinero público y del resto de España. Porque, Cataluña, está en quiebra técnica desde hace dos décadas. Que los de «el Fornet» cambien de marca en el resto de España, tiene una lógica comercial apabullante. Quizás, porque esta empresa vive de atraer clientes, no como el Santander que sobrevive financiando a la progrez que les chulea a través del IBEX35.

  10. Juro y rejuro que un dia vi en un super un vino catalán y donde ponía denominación de origen…………… ESPAÑA, tócate los 00s , se inventan una denominación de origen para no poner made in Catalonia.

  11. Bueno, doctores en socioeconomía tiene la ciencia empresarial, pero yo no veo que fuera de Cataluña haya tanto problema con el catalán (seguramente porque fuera de Cataluña no les atorran con él). Fue en la época del «prusés» cuando la franja publicitaria que obra en la base de las matrículas de los automóviles dejó de llevar las señas, como para no identificar el coche como catalán. Precisamente en esa época, yo llevaba un coche matriculado en 2006 y con todas las señas puestas en esa franja que, para más recochineo, eran las de un concesionario -que ya no existe- llamado «Auto Independencia» (no por el «prusés», que aún no había acontecido, sino por estar enclavado en esa calle Barcelonesa dedicada a la guerra napoleónica). En fin: jamás, lo que se dice jamás, ni siquiera en la época más dura de la pachangada independentista, tuve fuera de Cataluña el menor problema. Ni rayadas, ni escupitajos, ni rotura de cristales, ni pinchado de ruedas, ni pintadas… cosas, por cierto, que sí han sucedido en Cataluña a amigos o familiares míos que llevaban en el coche el óvalo con la E de España o una bandera española -frecuentemente la talla de la Virgen del Pilar- colgada del retrovisor, o la silueta del toro tan frecuente en las carreteras no catalanas.

  12. El nacionalismo, o mejor, el separatismo, está contribuyendo a marchas forzadas a que el catalán se asocie con ellos, debido a la imposición que quieren implantar a toda costa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: