El arquetipo Bofill

La decadència de Catalunya en un personatge.

Ricardo Bofill Leví (sisplau butivoti al catalanitzador de cognoms) murió la semana pasada por el virus de Wuhan. Era un exponent de l’abans indomable i avui decadent burgesia catalana, barrejada amb la gauche divine caviarista y jetuda, que sermoneaba socialismo mientras vivía capitalismo y nocheaba hedonismo en el Bocaccio o Pachá. De pequeño jugó a antifranquista sin jugarse nada, que el papà era milionari. Le fue bien como arquitecto y se forró trabajando en toda España y algunas capitales importantes del planeta; tiene obras interesantes; otras (como el Walden, el TNC o el hotel Vela) van perdiendo la personalidad. Molt de màrketing i poca txitxa. A años luz de la originalidad de Gaudí, la alegría de Calatrava o la solidez de Moneo, artistas de verdad.

Decía que estaba próximo al PSC cuando Maragall. Su hijo se casó con la hija de Julio Iglesias, i ell es va fer famós. Cada vez tenía menos que decir. Le perdimos la pista, como a su colega Oriol Bohigas, el arquitecto oficial del nacionalismo también recién fallecido, que en las olimpiadas de 1992 se puso histérico al ver en los jardincitos de Gracia a centenares de jóvenes recibiendo la antorcha olímpica con banderas nacionales.

No nos consta que Bofill fuera mecenas ni que dedicara su patrimonio a engrandecer la sociedad, como hicieron los amigos de sus abuelos. Creíamos que murió ateo, algo de lo que el pobre presumió toda la vida. Però ahir vam veure aquesta foto seva butivotant a les buticarmanyoles de plàstic del butifarrèndum el dia del cop d’estat; resulta que tenía fe, pero en lanació. Dicen que hasta se quedó al butirrecuento con los iaiolazis del lugar, lo que indica que seguramente había perdido la alegría.

Y esto es bello e instructivo -com diu l’Eulogi- porque muestra gran parte de la historia de Cataluña en los últimos 80 años: padres burgueses franquistas, hijos burgueses socialistas y bonvivants, que acaban haciéndose separatistas en su vejez cuando Jordi Pujol toca el silbato, y mirando al cielo para que descienda Catadisney. Y dejan una Cataluña decadente, arruinada, dividida y desprestigiada, muy diferente de la que heredaron.

Descansi en pau sr. Bofill. Els dolços el recordarem a la pregària.

Dolça, frívola i decadent Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: ,

9 comentarios

  1. Por si alguno no lo sabia . La terminal del Prat ( ahora T2), fue diseñada por este lumbreras,; pero lo más importante es que tenia en primicia , que no se moviera ni una baldosa sin su consentimiento ( previo cobro de por vida), Cuando estuve trabajando alli hace 18 años, cada noche los loseros se dedicaban a fijar las baldosas que se movian por arte de magia. UNA GRAN OBRA SI SENYOR.

  2. De momento al purgatorio por habernos castigado con el insoportable edificio del Teatro Nachonal de Cataluña, un mamotreto perfecto para Las Vegas, el lugar donde se puede y se debe admirar lo cutre sin complejos. El TNC es inexplicablemente feo por fuera -un teatro al estilo «partenón» de entrada sería evocador- e insultantemente incómodo por dentro.
    Y lo mejorcito al parecer está en Francia, pero sigo prefiriendo cualquier ruina clásica a su interpretación posmodernista en el complejo de Abraxas cerca de París.

  3. Seguís llamando nacionalistas a los SEPARATISTAS.
    Nacionalista era Hitler, Stalin, Musolini, Fidel Castro……

  4. Pues tanta paz lleves como descanso dejas.

  5. El Mundo: Movimiento independentista pidió al Barça financiación con contratos fantasma

    Según el diario generalista, enviados de Puigdemont intentaron forzar al club a emplear falsos ejecutivos y a empresas ficticias poco antes del 1 de octubre de 2017

    https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20220118/1001738738/mundo-movimiento-independentista-pidio-barca-financiacion-contratos-fantasma.html

  6. Snniiiiiiifff.
    Snnnniiiiiiiifff.
    Snniiiiifff.

    Onomatopeya de sorberse los mocos por ser muy emocional. Así se entienden muchas cosas.

    Snnniiiiiifff.

  7. Tuvo oportunidad de destrozar el frente marítimo más conocido de Coruña con un mamotreto neoclásico y pseudohelenizante que no pintaba nada en una ciudad atlántica. La ciudadanía se movilizó y pudo atajarse casi todo el desaguisado, porque aun dejó un edificio comercial de dudoso gusto y que privatiza la visión del mar. En definitiva, catecismo progre del tipo «hágamos un templo y dejemos entrar a los mercaderes».
    D.E.P.

  8. Ya está en la Verdad (que le decían al muy recordado, y querido, Carlos Fisas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: