Com els capellans nacionalistes han impulsat la descristianització de Catalunya

Pase y vea el supremacismo capellazi.

El año pasado Iván Teruel, un gerundense nieto de andaluces y profesor de Secundaria publicó ¿Somos el fracaso de Cataluña? No se refiere, claro, a que els dolços som el fracàs de Catalunya, sinó del nacionalisme. El libro ayuda a entender cómo es la vida en un ambiente donde el aire tiene más moléculas de nacionalismo que de oxígeno.

Fa uns dies la germicida, germanívola i germinativa pàgina Germinans Germinabit comentava un capítol del llibre força il.luminatiu:

«Cuenta Teruel que sus abuelos no se habían casado en Jaén y que decidieron casarse, una vez ya residían en Gerona. La boda tuvo lugar en la iglesia del Mercadal (una de las más céntricas de la capital gerundense) a las seis de la mañana, debido a que no podían perder el jornal y debían acudir a la obra donde trabajaban. Cuando el sacerdote se disponía a pronunciar las palabras de la bendición, un niño pequeño (hijo de los contrayentes) tira de la manga de la novia y le pregunta qué cuándo va a acabar aquello, llamándole mamá. El cura, lleno de indignación, le pregunta a la novia qué quién es aquel niño, intentando cerciorarse de lo que había escuchado. La futura esposa le dice, verá padre, es que es mi hijo y que a su otra hija la ha dejado al cuidado de su madre, la bisabuela. A lo que el cura, en medio de aquella ceremonia desangelada, se pone a negar con la cabeza e inquieto grita estas palabras:  ¡Andaluces teníais que ser!”.

Esta forma de actuar, de manera grosera o más taimada, ha sido la habitual de muchos clérigos catalanes. ¡Y no solo clérigos! Esa ha sido la forma de actuar de muchos feligreses. Especialmente de aquellos que manejan a su antojo las parroquias, hasta el extremo de considerarlas de su propiedad. Ese mismo supremacismo llevó a despreciar la religiosidad popular, mayoritariamente andaluza, hasta el punto de que la procesión 15 + 1 de L’Hospitalet fue rechazada por los entonces párrocos de Pubilla Casas, convirtiéndose en la única procesión laica de la Semana Santa en España. El abandono religioso de esos emigrantes fue notorio y es una de las causas que han coadyuvado a que Cataluña posea el triste honor de ser la comunidad colista en la práctica religiosa española.

A finales del siglo pasado, esa emigración fue sustituida por la hispanoamericana y se repitieron los prejuicios y recelos. Mucha política de boquilla de acercamiento al nouvingut, pero ese acercamiento solo se producía si el nouvingut se asimilaba. Palabro este que tanto recuerda a la adaptación que, en otras latitudes y sistemas políticos, se reorientaba mediante campos de concentración creados ad hoc. Hasta el extremo de llamarles inadaptados. Aquí las consecuencias todavía han sido más lacerantes. Estos emigrantes venían de sus países con una fuerte presencia de iglesias protestantes, cuyas sucursales en Cataluña adivinaron que era tierra propicia para conseguir adeptos. Solo les hacía falta hablar en español, para que aquellos que, en principio, eran católicos se pasasen al protestantismo para encontrase acogidos como en casa».

Efectivament, bona part de l’Església catalana, dirigida pels seus bisbes i capellans, decidí prioritzar lanació a Déu, y acabaron convirtiendo a lanació en dios. Muchos curas y seminaristas abandonaron el sacerdocio (Colom, Carod, Rigol…) para convertirse en sacerdotes de esta ideología panteísta, antigua y terrible. Molts cristians van canviar Déu per lanació y se fanatizaron por el idolillo, como Jordi Pujol.

Resultat? Vidas desperdiciadas y almas secas. La Nacionalistada ha desespiritualizado Cataluña, arrancándole su nervio y capándola para la vida viva. Ha dividit els cristians i n’ha alienat molts. Y muchos curas son culpables; el milagro es que todavía queden tantos buenos.

Dolça i assecada -pels capellazis- Catalunya…



Categories: Alma

Tags: , ,

1 comentario

  1. Si los curas tuviesen que comer realmente de los fieles y no de la X de Hacienda, no serían pseudofuncionarios de la Generalitat y tendrían que dar al Pueblo de Dios lo que este exige y paga.

    Como el tendero cuando le preguntas, que te dirá:

    «yo no entiendo de politica»

    (traducción: no quiero perder un cliente)

    y ésta es la verdadera tolerancia.

    funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: