Ya estamos EN DIRECTO apoyando a la familia de Canet de Mar

Tots amb ells i les famílies que pateixen perversa immersió.

Los dolços, y los líderes políticos, con la familia de Canet.

Apague TV3 y únase a nosotros. Estamos en directo.

Dolça i dempeus Catalunya…



Categories: Mejor juntos

Tags:

11 comentarios

  1. Para Antigua vecina, nueva lectora, y con todos los respetos, sin ser un entendido en cuestiones lingüísticas, creo que el término lazi es una magnífica aportación al léxico del español porque une dos ideas en una palabra: lazo amarillo (símbolo con el que se identifican) + ‘nazi’ (excluyente, xenófobo, racista, nacionalista, supremacista, autoritario, dictador, imperialista, violento…). Espero que la RAE termine incorporando dicho término al diccionario, de su uso frecuente y en todos los medios por nosotros depende. Un saludo.

  2. Lo que no entiendo es como un tipo que representa a la ley, se la puede saltar con esa chulería de charnego renegado…… El tal DONAIRE.

  3. Este fenómeno de la familia de Canet, puede ser la gota que rebose el vaso, para que dejemos de tragar tanta tila los catalanes hartos de tanta blasfemia política como estamos soportando.

  4. La equidistancia de Cs Sant Andreu de la Barca con los hijos de guardias civiles señalados tras el 1-O

    El portavoz de Cs en Sant Andreu de la Barca le dice a las familias de los guardias civiles que el «ayuntamiento no ha de ponerse ni de un lado, ni de otro, ha de mediar»

    https://www.elcatalan.es/cs-defiende-que-no-hubo-adoctrinamiento-sino-malentendidos-en-la-escuela-que-senalaron-a-hijos-de-guardias-civiles

  5. Rahola acusa al padre del niño de Canet

    «Utiliza a su hijo para hacer una guerra lingüística»

    https://comunicacion.e-noticies.es/rahola-acusa-al-padre-del-nino-de-canet-138738.html

  6. Para Antinúv: Muy acertado comentario. Hay quien se piensa que, apropiándose del dialecto lemosín, se apropia también de todo sustantivo, adjetivo o adjetivo u.t.c.s. Por no hablar ya de adverbios que modifican cualquier significado, e incluso territorios, Estados o países.

  7. (2/2) Otra razón para revisar el lenguaje es situar la responsabilidad individual de quienes hoy ponen una bandera separatista, mañana marchan contra España y pasado mañana insultan a cualquiera que ose pensar diferente. Si les llama “jauría que brama”, “monstruos”, muchos no se darán por aludidos. No es difícil imaginarse a una señora mal llamada “progresista”, diciendo por ejemplo “¿‘nazi’ yo?, ¡jamás! – yo no soy de derechas, yo no tengo problemas con los inmigrantes, yo incluso votaba al ‘PSOE’, yo ayudo a Intermón, reciclo y no quemo contenedores”. Pero esta misma señora ficticia, basada en personas reales, ha aprobado desde la comodidad de su poltrona el asalto a las leyes y la proliferación física, y simbólica de lazos amarillos. Algunos, como ella, no han tenido problemas con suponer el independentismo catalán como una especie de ‘concepto divertido’ sin importar unos cuantos ‘pequeños’ daños colaterales, con convertir a TV3 en el oráculo de su inconsciencia política. Otros, como el titular de la silla Godó -versión vanguardista del ‘Cobrador de Frac’-, han prestado papel y cadenas de radio a ver qué pescan en el más sucio río revuelto. Ellos también son responsables y no deberían sentirse amparados por un paraguas hiperbólico bajo el cual se pueden evadir numerosas personas ‘comunes y corrientes’ que se han hecho voluntarias útiles del procés. A propósito, la quinta acepción de proceso según el diccionario de la RAE es, en derecho, “causa criminal”.

  8. Un comentario respetuoso para dejar sobre la mesa: si “lazis” es realmente una genialidad bien acuñada, ¿es apropiado llamar ‘nazis’ a la gente de distintos flancos del frente separatista catalán? Porque estrictamente hablando no lo son.
    La manipulación del lenguaje es arma arrojadiza. Así, cualquier persona en contra de ellos puede ser acusada de ser ‘fascista’, ‘de derecha’, ’ultra-derecha’, ‘franquista’, también ’nazi’, o simplemente ‘conservadora’, que en ciertos bandos es ya insulto suficiente.
    Quizá habría que llamarles cada vez de la manera que corresponda: “agitador delincuente”, “separatista ilegal”, “propagandista señalado por injuria y calumnia”, “sujeto que incurre repetidamente en acciones delictivas en España”, “individuo mayor de edad acusado de delito de agresión”, “sujeto que incita a la violencia”, “terrorista”, “incitador al acoso de menor de edad”, “agente de cuerpo de seguridad oficial reincidente en actos ilegales”, “pecador por omisión” o “ignorante”, que estrictamente hablando ya debería ser un señalamiento suficiente. Quizá así se contribuye a ejercer un control posiblemente superior, del discurso. Lo eleva, para enorme desorientación de quienes gritan “independencia” cuando lo que quieren es sumisión, a las malas. Y, a largo plazo, se hace una contribución al debate en el país que les tocará recibir ya no solamente al niño de Canet de Mar, sino a todos los niños españoles.

  9. Todo mi apoyo y solidaridad con la familia de Canet. Admirable valentía contra fascistas indepes.
    Desde Alicante.

  10. Es importante que haya cada vez más voces que denuncien la barbaridad de lo que está sucediendo en Cataluña con el beneplácito del Gobierno central de Pedro Sánchez -hubo otros gobiernos que consintieron o miraron hacia a otra parte, pero ninguno se había ido a la cama con ERC y Bildu-. Si aparecen muchos intelectuales y de otros ámbitos de la cultura que estén dispuestos hablar alto y claro sobre lo perverso y totalitario del nacionalismo, muchas cosas pueden cambiar en Cataluña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: