Ni Cataluña contra España, ni Cataluña y España: la realidad es Cataluña en España

Ricardo García Cárcel nos deja unas cuantas joyas en su última entrevista.

A raíz de la aparición del libro Catalanes en la Historia de España, el historiador y catedrático de la UAB Ricardo García Cárcel ha concedido una entrevista a Laura Revuelta para ABC Cultural en la que habla del libro, que reúne las biografías de 14 catalanes contadas por catorce historiadores, y de la situación de Cataluña. Una jugosa entrevista en la que el célebre historiador dice unas cuantas grandes verdades con sosiego pero mucha fuerza.

El libro parte del trabajo de Historiadors de Catalunya, un grupo de historiadores «que pretende hacer una historia de Cataluña diferente, no contraria, sino diferente, a la historiografía nacionalista, vieja y romántica, que desde Soldevila, desde el siglo XIX, nos viene hegemonizada en Cataluña y acelerada en los últimos años por la presión independentista».

¿Y en qué consistiría esta historia diferente?

En palabras de García Cárcel, en pretender «elaborar un relato del pasado de las relaciones Cataluña-España que no es el relato institucional, hegemónico en Cataluña: el relato de España contra Cataluña. La preposición «contra» es una preposición que no compartimos: ni Cataluña contra España, ni España contra Cataluña. Reivindicamos la preposición «en». Ni siquiera el «Cataluña y España», porque la conjunción copulativa «y» parece que nos está hablando de dos entes absolutamente dispares, paralelos y simétricos, y evidentemente, no es así. Por tanto, jugamos con la preposición «en» Cataluña, «en» España».

Tampoco tiene desperdicio lo que explica García Cárcel sobre las 2 caras opuestas del nacionalismo, propias de una ideología lunática:

«Quiero aclarar dos cosas que además son contradictorias, pero con las que se juega como en un juego de máscaras: cuando me interesa una me la pongo, y cuando me interesa la otra, también me la pongo. Esas máscaras son: una, el victimismo, que es el discurso llorón de la lamentación, del presunto sufrimiento que se tiene por parte del perverso Estado; y luego está la otra vertiente, la otra máscara, que es la del supremacismo. Hay una conciencia de superioridad -«pobres españoles», «pobres castellanos»– que, también hay que apuntar se ha cultivado alimentada por un cierto complejo de inferioridad.»

Hay más, como esta joya de sensatez y verdad:

«Hablamos genéricamente de los catalanes, y hay que hacer siempre la precisión de que nos estamos refiriendo a una determinada parte o un determinado porcentaje de esa sociedad catalana. Y, evidentemente, lo de ser catalán, la identidad catalana, no presupone en ningún caso la condición de nacionalista catalán. Tendríamos que hacer un ejercicio de autocrítica severa cuando nos referimos a los independentistas catalanes o a los nacionalistas catalanes. Pero es necesaria esa precisión. Y eso lo tenemos que hacer en favor y en honor de los muchos catalanes que viven hoy en Cataluña y que no comparten, sino todo lo contrario, ese discurso catalán. Se ven curiosamente involucrados en la condición identitaria, con todas las connotaciones que ello supone de «catalanes», y padecen el olvido, cuando no el desprecio, por parte de los españoles no catalanes. Estos catalanes merecen el respeto de reconocerse como tales sin que ello implique en ningún momento ser contrarios a la condición de españoles, sino conjugando esas dos condiciones.

Nos hemos sentido muy, muy olvidados, y repito, cuando no marginados por parte del propio Estado. Y no reivindico respecto a mí personalmente, pero es evidente que, por parte de eso que llamamos genéricamente el Estado, los poderes concretos del Estado, ha habido un abandono, cuando no una desprotección, sin duda predeterminada por determinadas circunstancias. Por ejemplo, por la propia ley electoral que ha llevado a que, a la hora de gobernar, se haya echado mano curiosamente de los nacionalistas catalanes, a los que luego se les reprocha esto y aquello. Pero se les ha dado cancha: dejando funciones que pertenecían al Estado -lo que equivale a decir al conjunto de la sociedad española- y que se han ido concediendo a los nacionalistas catalanes. Y, naturalmente, ellos han ido aprovechando al máximo todas esas situaciones y ganando pulso a pulso espacios dentro de lo que sería la jurisdicción lógica del Estado.»

Y una advertencia final sobre la importancia de Felipe VI y los paralelos entre nuestros días y la década de los 30 del pasado siglo:

«El momento clave aquí en Cataluña con respecto al conjunto de España fue el año 31, las elecciones republicanas que provocaron la primera salida al balcón proclamando la república catalana en el marco de un Estado federal envuelta con legitimaciones varias. Hay muchos elementos de comparación con el momento presente, pero hay otras variantes en el marco político. En este sentido, la monarquía adquiere una relevancia fundamental, más que nunca, porque es significativo el hecho de que el independentismo de los años 30 empieza a partir del momento en que cae la monarquía. La monarquía es la pieza nuclear y clave en el concepto de Estado, sea el Gobierno de derechas o de izquierdas. Estamos asistiendo a acosos que hacen pensar que determinados políticos o determinados partidos tienen claro que si salta esa pieza nuclear, a partir de eso todo es posible

Brillante el análisis del profesor García Cárcel. Siga así, no calle, siga haciendo una historia de Cataluña en España, que es la única real que existe.

Dolça i sàvia Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , ,

8 comentarios

  1. VOX denuncia l’alcaldessa de Figueres davant de la Junta Electoral per una pancarta de ‘Llibertat presos polítics’

    https://www.emporda.info/comarca/2021/01/12/vox-denuncia-lalcaldessa-figueres-davant/484856.html

  2. VOX

    @vox_es

    VOX presenta un escrito ante el Supremo contra el indulto de los golpistas del 1-O.


    Como Acusación Popular durante la causa no vamos a consentir la impunidad de los condenados que intentaron romper España.

    https://twitter.com/vox_es/status/1349023283056963588

  3. Pues resulta que en la Guerra Civil hubo más catalanes en favor de los Nacionales ( y de Franco) que a favor de la república

  4. Cataluña EN España y que asl sea por años. Compartimos una Historia comun. Y, aunque muchos de nosotros hablamos catalan, no tenemos NINGUN INCONVENIENTE en usar el que es medio comun de comunicacion de todos, el castellano

  5. Creo que los niveles de propaganda durante 40 años muy trabajado por el nacionalismo, tanto dentro de Cataluña como en el exterior, supera en mucho al enorme silencio por parte del Estado así como de intelectuales españoles, ahora vamos conociendo lo que parece un “despertar”, que ojalá no se pare, y vaya creciendo en nuevos libros y manifestaciones, coloquios etc,.

  6. Los secesionistas catalufos han derrochado mucho dinero de España no sólo en sus ansias imperialistas sobre el Reino de Valencia, sino también en contra de España.
    Carecen de toda legitimidad moral
    https://twitter.com/DesdelAtlantico/status/1348773816634388480

  7. Es bueno que haya catalanes elegantes que expliquen la historia como realmente fue. Que no se dejen menoscabar por esa manipulación tan bien orquestada que gusta de ejercer a las formaciones de izquierda, y ya no digo nada si hablamos de las asociaciones separratistas cuando hacen mención a cualquiera de nuestras gestas e incluso de las leyendas. Todavía recuerdo una imagen que pusisteis en DC, que aparecía un castillo con la bandera de España que habían expuesto los independentistas hablando de Felipe V, y del comentario al explicar con toda la razón que la bandera rojigualda no apareció hasta la época de Carlos III. En fin, que me repito, que felicito a los catalanes valientes que cuentan las cosas como realmente fueron, que el gurú del Macià cuando proclamaba el advenimiento de la república catalana desde el balcón de la entonces diputación provincial de Barcelona, en la plaza de Sant Jaume estaba rodeado de miles de catalanes que laureaban expectantes la república española exhibiendo las banderas tricolor, ninguna estelada se veía por allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: