Demoledor balance de 10 años de prusés

Parálisis, frivolidad, irresponsabilidad, demagogia, ataque a las instituciones, corrupción, enfrentamiento…

Lo sabemos. Lo vemos cada día. Nos damos cuenta cuándo viajamos a Madrid o Valencia y comparamos su dinamismo con el empobrecimiento y el irrespirable clima que se vive en Cataluña. El nacionalismo se ha cargado Cataluña, la ha hecho peor: más egoísta, más violenta, menos libre.

Pero aunque lo sepamos muy bien, aunque lo experimentemos a diario, no está de más que de vez en cuando alguien sintetice, aunque solo sea a beneficio de inventario, lo que ha provocado el prusés.

Lluís Bassets (que, por cierto, no es de VOX) lo acaba de hacer en un demoledor artículo en El País que hay que leer para que no se nos olvide el daño que los nacionalistas han perpetrado contra la Cataluña real y donde, entre otras cosas, afirma:

“Fa ja deu anys des que va començar tot. Una década vacía, de parálisis catalanista. I també de buidament de les institucions. De governs frívols i irresponsables i de polítics distrets, atents només a les seves estratègies oportunistes, per desviar l’atenció dels problemes de la gent. També d’agitadors concentrats en la disrupció, és a dir, en evitar el funcionament de les institucions, començant per les pròpies. De predicadors demagogs, dedicats a mantenir ardents les brases del ressentiment. De corruptes, i fills corruptes de veterans corruptes, adoradors del velló d’or, disfressats primer de prudents i patriòtics governants i després de tribuns revolucionaris.

Ha sido la década de la desinstitucionalización, una dinámica que hace daño a Cataluña, on sempre han estat les institucions i les polítiques que les promouen les que han sostingut la idea i el sentit de país. En nom d’objectius quimèrics o de paraules buides s’ha hipotecat tot el que s’havia construït durant la llarga i accidentada història del catalanisme. O el que és pitjor, apel·lant a inassolibles estructures d’un Estat propi inexistent, s’han deteriorat fins a posar en perill les autèntiques estructures, polítiques, administratives i legals, que han sostingut la catalanitat en l’últim segle i mig.

Mai s’havien aixecat tants castells de núvols ideològics com en aquests deu anys. Comparats amb els anteriors i escassos rebrots de radicalitat revolucionària, aquesta dècada perduda ha estat un autèntic festival de la irresponsabilitat i de la imaginació estèril i destructiva. Ben poca cosa queda d’aquest munt de fulls de ruta, projectes de transicions, comitès i institucions inútils, pressupostos dilapidats, carreres malmeses i fins i tot vides alterades per les sentències judicials.

Si de cas, una mutació negativa del país, ara dividit i afeblit, menys capacitat per avançar i consolidar el camí fructífer del catalanisme possibilista que tan bons resultats havia obtingut des de fa un segle. Amb una capital llargament superada per Madrid en la competència entre urbs hispàniques i una classe política que culmina la dècada buida, sense rendiments a casa i sense resultats en la seva interrompuda capacitat d’influència en la governació d’Espanya. (…)

Com el secret exhibit a la llum del dia, l’explicació és tan clara que ningú vol acceptar-la. Són les elits polítiques, econòmiques i intel·lectuals catalanes les qui van prendre la decisió de rendir-se, emmascarada sota els gestos grandiloqüents d’una falsa independència que no podien obtenir i que se’n sabien incapaços d’obtenir. Cansades de governar, de lluitar per obtenir més autogovern, de pugnar per fer-se imprescindibles en el govern del conjunt d’Espanya, van preferir desistir per concentrar-se en el descompromís dels seus assumptes, l’egoisme del propi benefici i la mida modesta dels seus somnis minúsculs i les seves ambicions personals i locals.

Quina conclusió pensen deduir els qui han volgut fer experiments amb Catalunya per satisfer les seves diminutes ambicions o les seves immenses ignoràncies? Voldran tornar a ensopegar amb la mateixa pedra? O potser caldrà avaluar de forma diferent i positiva la realitat estatutària i constitucional en què Catalunya ha aconseguit els seus nivells històricament més alts d’autogovern?”

Doncs sí, Lluís, el nacionalismo es el peor enemigo de Cataluña, nuestras élites son culpables. Només superant el marc nacionalista Catalunya tindrà futur. Y por cierto, Lluís: el PSC -la txatxa del nacionalisme- també n’és culpable, y ahora está resucitando el monstruo que él animó con el tripartito de 2004 y el pollo del Estatut que nadie quería.

Dolça i fracassada Catalunya…



Categories: Catexodus, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , , ,

12 comentarios

  1. Demoledor para todos, salvo para los que desde sus despachos suntuosos manejan los hilos, que han incrementado salvajemente su poder y su amenaza de demoler a todos.

  2. Y hay algo que los SepaRatas parece que no se han planteado… ¿Han considerado el detalle de que si alcanzan la independencia se acabó el chollo del FLA? A ver…

  3. Hola, buenos días, ¿alguien ha visto pasar por aquí una república?

    Es que no la encuentro. Atiende por Lazi.

  4. Alguien puede explicar que la izquierda vaya siempre de la mano de ese nacionalismo de ultraderecha y odio.
    Ahora ya ni despacio ni pausas, están pagando lo acordado, ¿cambiarán las leyes que haga falta para conseguir la impunidad?.
    ¿se puede juzgar al Presidente de los EEUU, de Brasil y de otros muchos Estados, pero ¡cuidado!, no a los políticos catalanes, que como dice Torra, no acato, y se siente por encima de la justicia?.

  5. Es verdad … el nacionalismo catalán nada tiene que ver con la esencia de Cataluña … ademas algo que no les perdono es que nos hayan separado este tiempo al resto de españoles de los catalanes , de mala manera … sobre todo a personas como es mi caso que aprecia mucho a Cataluña y los catalanes , os lo digo sinceramente.

    Pero fracasada Cataluña … yo no diría eso … fracasada España que ha dejado o a dado mucho oxígeno a una “ideología” muy negativa.

  6. De acuerdo en todo con Vicente Torres.

  7. Lo más patético es que el PSOE gobierne gracias a esta gente…y que millones de españoles sigan votandoles

  8. Sin duda acierta en el gran daño que ha hecho el proceso naZZZiinalista sepaRRRata a Cataluña, pero se equivoca en el tiempo. No son 10 años de Proces, realmente son 40 años.
    Posiblemente se olvide de los 30 primeros años del Reich pujolista porque a él no le debió ir tan mal como les fue a las víctimas que lo sufrieron.

  9. Basset es uno de los culpables. Lo que diga no debe tenerse en cuenta porque lo que le apena es que haya salido mal, no que se haya hecho.

  10. No está mal el resumen y el rapapolvo. Como nada es perfecto, me sobran las referencias a “país”, “catalanisme” i “més autogovern”, porque estas palabrejas son las que nos han traído hasta aquí. ¿Más autogobierno? Pero si ya lo tienen prácticamente todo y fíjate a dónde nos han conducido esos “gobernantes” que nos “gobiernan”, al borde del abismo. No lo han utilizado para autogobernarnos bien, lo han utilizado para enriquecerse, sembrar discordia, no solucionar los problemas, crear problemas donde no los había, sembrar discordia y dividir la sociedad. Y todo para ser los amos del chiringuito y poder continuar robando y enriqueciéndose sin que nadie se lo impida.

  11. Hace 10 años CODORNIU Y FREIXENET eran marcas catalanas , ahora son marcas americanas y alemanas. Esto resume el procés…….

  12. Demoledor saldo será. Por otro lado, no he entendido nada de lo que pone, salvo el final. El nacionalismo es nocivo en todas partes. Venenoso como él solo, porque es difícil que el personal se dé cuenta de eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: