Lucía Fonts, la jove catalana que ho ha deixat tot pels més pobres

Cosas que te pasan cuando eres dolça.

Ser dolço vol dir viure lliure d’ideologies. Las ideologías son supersticiones diseñadas en despachos por gente muy inteligente pero incapaz de disfrutar de la vida como es. Són sucedanis de la religió: nos prometen el paraíso en la tierra, pero traído por la acción de los hombres. Cada ideología diviniza y convierte en absoluto un aspecto de la realidad: lanació, la clase, el dinero, el sexo, la tierra… n’hi ha per tots els gustos, pero siempre queda el regusto de lo relativo, incompleto y falso. Como decía el gran Henri de Lubac, el siglo XX demostró que “no es verdad que el hombre no pueda organizar la tierra sin Dios. Lo cierto es que sin Dios no puede, en fin de cuentas, más que organizarla contra el hombre“. Es lo que vimos en el gulag, en Auschwitz; lo que quieren que veamos en la reichpública y en Podemia.

Per ésser dolço no cal ser perfecte; al contrario, aquí estamos los despreciados, los inútiles, los pecadores. Només cal una cosa: tener gusto por el bien, la verdad, la belleza y la justicia. Fugir del relativisme. Cosas que solo alcanzan los sencillos de corazón.

Lucía Fonts es una enfermera de Barcelona, tiene 27 años y acaba de hacer los votos en Ecuador para ser misionera comboniana. “Las personas sencillas son las mejor son capaces de entender el Evangelio”, ens diu referint-se als pobres amb què ha compartit ja la seva vida des dels 18 anys. Ahora está en África central esperando su destino en Camerún, Chad o donde le digan, però sempre amb els pobres:

“Cada día me siento más enamorada de Jesús y de la misión que me encomienda: ser portadora del amor que Él me dio gratuitamente. ¿Puede haber una ocupación mejor en la vida? Para mí no. Así que sigo conociéndole mejor y tratando de acoger lo que venga día a día como lo mejor que Él tiene preparado para mí”.

Dedíquense otros a quemar contenedores y cortar carreteras perlareichpública, correteen las monjas trotaplatós detrás de los poderosos, llenen los capellazis de churros amarillos las iglesias, acampen los guarretes CDR en la Gran Vía, chillen las feministas consignas de odio, que Lucía ha escogido la mejor parte y no le será arrebatada. Prega pels dolços, amiga.

Dolça i missionera Catalunya…



Categories: Alma

Tags:

14 comentarios

  1. A ver si es verdad , ha dilapidado el respeto que se le tenía por su ambición política, a la locaza hay que pararla antes que siga por ese camino :

    https://america.periodistadigital.com/pd-america/20191206/vox-sentar-fernando-grande-marlaska-banquillo-acusados-noticia-689404203101/amp?__twitter_impression=true

  2. Dolça Catalunya ,esto se merecería una entrada en mi opinión para desmontar el discurso feminazi-catalufo-iz💩oso :

    https://twitter.com/TheStockholmIDX/status/1202970233771888641?s=19

  3. Personas así, sembrando amor y ternura, lo mejor i lo único contra los sembradores amarillos del odio. Gracias por existir, bendita seas!

  4. Lucía. Que que alma más bella. Esta sí que es Doçla, Dolça 😃. Nosotros somos dolçitos.

  5. lucia fonts ….una autentica catalana.
    lucia caram…una autentica……..

    Que diferencia entre una y otra!!!!!!

  6. Qué pena que nos deje, pero estoy segura de que allí dónde vaya agradecerán mil veces más su ayuda y su amor. Si se quedara aquí seguro que le quitaban hasta las ganas de vivir.

    Esto sí es mirar por el bienestar del prójimo, no lo que intentan aquí obligando y sometiendo.

    Molta sort, Lucía. Tens un cor tan gran com Tabarnia.

  7. En las antípodas de esta entrada:

    Otra florecilla que pulula por ahí…

    https://i.postimg.cc/TPrcyKxv/IMG-20191202-WA0002.jpg

  8. Hace bastantes años vi un pequeño reportaje en tv que me emocionó, en algún programa fuera del ‘prime time’. Era una misionera española que llevaba años dirigiendo un orfanato en no sé qué país africano, aunque recuerdo que era uno de eso en situación más que chunga. En cuanto aparecía por el patio polvoriento una nube de niños y niñas se abalanzaba sobre ella para abrazarse a sus faldas, con unas sonrisas increíbles y sus ojazos negros brillantes de felicidad. Completamente alimentados de amor. Contrastaban esas imágenes con aquellas otras espantosas (era la misma época) de los orfanatos rumanos y chinos, hijos del comunismo deshumanizado.

    Pero ya sabemos que a la mafia mediática no le interesan estas imágenes, sino otras. Viene de muy lejos el acoso y derribo.

    Maravillosa dolça.

  9. Esta Lucía sí que vale la pena y se nos vá a Ecuador…

    En cambio aquí recibimos a todos los exedentes del cono sur de las américas.
    Como esa impresentable de Lucía Caram…

    Lucía Caram, go home!!!

  10. Es lo que tiene la naturaleza de sorprendente , a veces entre tanto estiércol aparece una flor preciosa que no tiene nada que ver con su entorno.

    Un alma que es feliz entre los más necesitados , un alma limpia ,generosa , que no pide nada a cambio y todo lo da.

    Definitivamente es dolça, libre de contaminación amarilla.

  11. Es un modelo a seguir. Necesitamos ser más como Lucía y menos como somos (egoístas y sin preocupación por el prójimo).

    ¡Gracias por mostrarnos a una joven tan dolça!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: