Y mientras en Montserrat se reúnen ancianos para adorar a “lanació”, los jóvenes católicos…

Espectacular lliçó dels joves catòlics catalans als bisbes prusesistes.

El pasado día 16 los “Avis i àvies per la llibertat” (sectorial de jubilatas de la ANC) se fueron a Montserrat para cantar el boncopdefalç (escúchelo pulsando aquí). Es tractava d’un acte més dels CDRs per instrumentalitzar la religió i posar-la al servei de la ideologia nacionalista. Para que no hubiera duda de que lo importante no era Dios, sino el idolín lanació, los vejetes le colgaron un plástico amarillo a la pobre Virgen de Montserrat. Y el abate Soler ni pío, y los obispos encantados, que para eso se dedican a escribir notitas conjuntas como la de febrero pasado pidiendo la excarcelación de los golpistas. Eso sí: el Congreso acaba de activar una propuesta de ley de eutanasia gracias al apoyo de ERC, Ciudadanos, BCN en Comú y PEDECAT al PSC-PSOE, i els bisbes catalans encara no han dit res de res. Ni se les espera, és clar, que lo importante para ellos no parece ser el “id y bautizad” de Jesús, sino el “id y nacionalcatalanizad” de Pujol. La Església Patriòtica del prusés, lanació, el dretadecidir, los presospolítics, las cubanas en los campanarios, los lazos amarillos en los claustros y demás faramalla separatista sustituye desde hace 40 años a la Iglesia universal, como los fariseos y escribas sustituyeron a los profetas en Israel cuando Dios nacía en un establo.

Decía el padre Esquerda Bifet que es necesario distinguir entre la Iglesia aparente y la visible. Para entendernos: la Iglesia aparente es la de los obispillos lamemicros y firmanotas, la de los pajárrocos cuelgalazos, la de los abates politicados y los jubilatas meapilas, la que se muere por salir en TV3 y los medios del Règim, la que mira a la Generalitat y se arrodilla ante los poderosos; la Iglesia visible es la que crece en los corazones de los sencillos y mira a Cristo.

Doncs mentre l’Església aparent i sotmesa al nacionalisme aplegava 4 vells a Montserrat per cantar el boncopdefalç, adorar lanació y travestir a la Madre de Dios, la Iglesia visible llenaba de jóvenes la explanada del Tibidabo el pasado domingo para adorar a Dios. Y mientras el cardenal Omella pide que los golpistas no estén en la cárcel, sino “en su casa esperando el juicio” (¿algo que predicar además de hablar de política, sr. cardenal?), centenares de católicos salieron de su casa el pasado martes y se reunieron en Tarrasa para adorar a Cristo, y cantarle y bailarle según el espíritu de Emaús.

Así va la fe en Cataluña: los viejos adorando a lanació con el impulso de las “notas conjuntas” dels bisbarrons, los jóvenes adorando y cantando a Dios ante la indiferencia de sus pastores. Sí, todavía hay fe en Cataluña, todavía hay mossens intrèpids, todavía hay gente sencilla que se resiste a vender su alma a los dueños de la Gene, a pesar de tanta clerigalla doblada ante los poderosos del mundo.

Dolça i secularitzada (pels bisbes) Catalunya…



Categories: Alma

Tags: , , , ,

48 comentarios

  1. CATALUNYA ESPANYOLA ARA I SEMPRE

  2. Alguien sabe si puedo desbautizarme en mi parroquia y volverme a bautizar por ejemplo en Estepona?

    • Pregunta en tu parroquia.

    • Creo que cuando te bautizas (sea aqui o en Sebastopol) te inscriben en el libro de la vida en el cielo. Por lo que exactamente donde estas bautizado carece de toda importancia puesto que ya eres:
      Sacerdote, profeta y rey. Y co-heredero de los bienes eternos con el Señor que nos los adquirio al precio mas alto. Y en tus oidos se susurro la palabra “effeta” (“abrete”) para que la palabra pudiera entrar en tu corazon a traves de tus orejas cuando te la predicaran.

      Te ira bien hablar con un Sacerdote (uno de buena doctrina para que te ayude a poner bien las prioridades).

      • la versión oficial al menos para los católicos españoles
        http://www.conferenciaepiscopal.es/validez-y-reconocimiento-de-los-sacramentos/

        Validez y reconocimiento de los sacramentos
        El misterio salvador de Dios se manifiesta en la Iglesia, que es en Cristo como un sacramento o signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano (LG 1). Del costado de Cristo traspasado por la lanza brotaron, simbólicamente en el agua y la sangre, los sacramentos de la Iglesia, que santifican distintos momentos de la vida del cristiano. Este tesoro sacramental es afirmado por la Iglesia católica como recibido de Cristo, quien otorga a unos signos su eficacia salvadora. Estos signos son sacramentales porque lo que anunciaban ahora lo realizan.

        Los siete sacramentos se expresan en unos elementos esenciales recogidos del Evangelio escrito y en forma explícita de la sagrada Tradición. Algunos tienen, además, la configuración de mandato (“id y bautizad”, “haced esto es conmemoración mía”), por lo que han tenido mayor relevancia eclesial. Todos, sin embargo, son signos eficaces y contienen la gracia, aunque su celebración y administración históricamente ha sido competencia de la Iglesia.

        Ninguna de las diferentes Iglesias orientales ha puesto en duda todos y cada uno de los signos sacramentales como acciones santificadoras de Cristo. Por ello, la Iglesia católica reconoce la validez de los siete sacramentos y la legitimidad diferente de su celebración y administración:

        No ofrece duda alguna la validez del bautismo, tal como se administra en las diferentes Iglesias orientales… y el sacramento de la confirmación (crismación) se administra correctamente por el sacerdote al mismo tiempo que el bautismo (DE 99 a). Mas como estas Iglesias, aunque separadas, tienen verdaderos sacramentos y sobre todo, en virtud de la sucesión apostólica, el sacerdocio y la Eucaristía… no sólo es posible sino que también se aconseja alguna comunicación con ellas en las cosas sagradas, dadas las circunstancias oportunas y con la aprobación de la autoridad eclesiástica (UR 15).

        Distinto es el caso de las Iglesias y Comunidades eclesiales separadas en Occidente, originadas o derivadas de la Reforma protestante, que ponían en duda, negaban o interpretaban de modo diferente los siete signos sacramentales como no instituidos por Cristo, salvo el bautismo y la eucaristía que tenían una mayor fundamentación neotestamentaria. Los protestantes impugnaban la misma naturaleza de los sacramentos, negando su eficacia y considerándolos como expresión de la fe en unas ceremonias religiosas.

        Aunque reconocen el bautismo y la santa cena como sacramentos por tener su origen en Cristo, conservan también las prácticas de la confirmación, de la penitencia, de la ordenación y del matrimonio. El bautismo constituye un vínculo sacramental de unidad… y aunque creamos que, sobre todo por defecto del sacramento del orden, no han conservado la sustancia genuina e íntegra del Misterio eucarístico, sin embargo, al conmemorar en la santa Cena la muerte y resurrección del Señor, profesan que en la comunión de Cristo se significa la vida, y esperan su venida gloriosa (UR 22).

        Los criterios de validez sacramental en las celebraciones de las Iglesias y Comunidades eclesiales separadas en Occidente de la Iglesia católica abarcan tanto la naturaleza como su relación con los elementos o signos esenciales:

        El bautismo, como incorporación a Cristo y a su Iglesia, libera del pecado y regenera una vida nueva. Si además es administrado por inmersión o infusión de agua junto con la invocación trinitaria, la validez es indudable y no cabe la reiteración.Para afianzar más este primer y principal vínculo cristiano se recomienda la declaración y el reconocimiento intereclesial del bautismo, así como la renovación bautismal en celebraciones comunes.
        La confirmación o unción con crisma (myron) manifiesta la unción del Espíritu Santo para la misión eclesial del bautizado. En el estado actual de nuestras relaciones con las Comunidades eclesiales surgidas de la Reforma del siglo XVI, aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la significación, ni sobre la naturaleza sacramental, ni siquiera sobre la administración del sacramento de la confirmación. Por consiguiente, en las circunstancias actuales, aquellos que entrarán en la plena comunión de la Iglesia católica viniendo de dichas Comunidades, deberían recibir el sacramento de la confirmación según la doctrina y el rito de la Iglesia católica, antes de ser admitidos a la comunión eucarística (DE 101).
        La eucaristía actualiza lo que se realizó en la última Cena: en el pan y vino ofrecidos se hace presente Jesucristo totalmente, con su Cuerpo y con su Sangre, siendo invitados a participar de su vida por la comunión sacramental. Como sacrificio fue encomendado a sus Apóstoles, y como participación sacramental a todos los cristianos. Así la Eucaristía está en el centro de la Iglesia, y la Iglesia se expresa en la Eucaristía.La celebración de la Eucaristía será defectuosa si hay deficiencias en el sacramento del orden, si hay alteraciones en los elementos y palabras empleados, si la significación es ajena a lo realizado por Jesucristo en la víspera de su pasión.La comunión sacramental supone la comunión eclesial. Los cristianos no católicos que pertenecen a tales Iglesias y Comunidades eclesiales y carecen de ministro propio pueden, en determinadas circunstancias graves y cumpliendo determinadas condiciones, recibir la Eucaristía (CIC 844.4). Los católicos que no dispongan de ministro católico pueden, también cumpliendo determinadas condiciones, recibir la Eucaristía en aquella Iglesia en que es válida (CIC 844.2); en ningún caso pueden recibir la Eucaristía inválida.
        La penitencia, signo de la conversión a Dios y de confesión a la Iglesia por el ministerio del sacerdote, otorga el perdón de los pecados confiado por Jesucristo a los Apóstoles (Jn 20,23).La validez de este sacramento supone igualmente la validez del sacramento del orden. Los católicos y no católicos pueden recibir este sacramento observando lo dispuesto anteriormente en relación con la Eucaristía (CIC 844.2 y 4).
        La unción de enfermos junto con la oración del presbítero (Sant 5,14-15) robustece la fe en la debilidad y perdona los pecados, ayudando a superar los dolores de la enfermedad. En todas las Iglesias de la Reforma ha caído en desuso esta práctica.También católicos y no católicos pueden recibir este sacramento en las condiciones ya establecidas para los sacramentos de la Eucaristía y de la penitencia (CIC 844. 2 y 4).
        El orden ministerial, ejercido desde antiguo por el triple orden del obispo, del presbítero y del diácono (LG 28) para anuncio del Evangelio, santificación por los sacramentos y pastoreo del pueblo de Dios, capacita para actuar en la persona de Cristo cabeza, a diferencia del sacerdocio común. Al servicio de éste está el sacerdocio ministerial, participado por obispos y presbíteros, y es ejercido en nombre de toda la Iglesia y no por delegación de una comunidad.La sagrada ordenación es conferida en el marco de la sucesión apostólica, es decir, mediante la imposición de manos recibida de los Apóstoles a sus inmediatos sucesores los obispos.El ministerio ordenado en la Reforma fue sustancialmente alterado: se ignoró el sentido de la tradición apostólica, se sustituyó la ordenación sacramental por la designación de la comunidad, se conservaron en parte los nombres de los ministerios aunque con oficios distintos, el sacerdocio ministerial no guarda relación con la celebración de la Eucaristía, e incluso se modificaron ritos de la ordenación como manera de afirmar no la comunión sino la separación de la Iglesia de Roma.Entre tanto, está prohibido a los sacerdotes católicos concelebrar la Eucaristía con sacerdotes o ministros de Iglesias o comunidades eclesiales que no están en comunión plena con la Iglesia católica (CIC 908). Persevera el dictamen de la invalidez de las ordenaciones anglicanas, agravado por la ordenación de mujeres.
        El matrimonio es un sacramento peculiar, basado en el bautismo, en que el consentimiento del varón y de la mujer bautizados es por ello mismo sacramento (CIC 1055). Su fundamento radica en ser elevado por Cristo a la dignidad sacramental, por lo que el matrimonio entre cristianos de distintas Iglesias es sacramento o signo eficaz de salvación.

    • el bautismo te vale para toda la iglesia católica apostólica y romana incluidas las iglesias uniatas de rito oriental

      Por el Arzobispado de México
      Domingo, 04 de septiembre de 2005 A) Se considera válido el Bautismo de las Iglesias que, en su ritual utilizan agua y la fórmula Trinitaria, sea por inmersión, sea por infusión. Por tanto:

      B) Téngase como VÁLIDO el bautismo de las Iglesias Ortodoxas:

      Patriarcado Ecuménico de Constantinopla,
      Patriarcado de Alejandría,
      Patriarcado de Antioquia,
      Patriarcado de Jerusalén,
      Patriarcado de Moscú,
      Patriarcado de Belgrado,
      Patriarcado de Bucarest,
      Patriarcado de Sofía,
      Iglesia Autocéfalas de Chipre, Grecia, Polonia y Albania.

      C) SE RECONOCE COMO VÁLIDO (si no hay una causa grave para dudar de su bautismO), el celebrado en las llamadas Iglesias Históricas del SIGLO XVI:

      Comunión Anglicana,
      Episcopalianos,
      Presbiterianos,
      Luteranos,
      Calvinistas,
      Metodistas (en México se tienen como dudoso su bautismo).

      D) Téngase como INVÁLIDO el bautismo, para efectos canónicos.

      Los que se declaran Ortodoxos en México provenientes de la Iglesia Ortodoxa, Mexicana o sucesores del Patriarca Pérez,
      Nótese aquí la Iglesia de Camargo Melo,
      Los llamados Ortodoxos de la Colonia Peñón de los Baños,
      Los del Cerro de la Estrella,

    • https://radiocristiandad.wordpress.com/2009/05/28/la-iglesia-catolica-reitero-el-reconocimiento-del-bautismo-de-otras-confesiones-cristianas/

      Al presentar una guía pastoral, la Comisión Episcopal de Ecumenismo detalló cómo discernir la validez de este sacramento vital para los creyentes. Y precisó que reconoce como “único” el celebrado con agua y bajo fórmula Padre, Hijo y Espíritu Santo.

      La Iglesia católica reiteró este miércoles su reconocimiento, bajo ciertas condiciones, al bautismo en otras confesiones cristianas y comunidades eclesiales, al presentar una guía pastoral para poder discernir en cada caso la validez de ese sacramento, que los creyentes consideran “imborrable e indeleble”.

      El presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones, obispo Carlos Malfa, aseguró que son cada vez más frecuentes las consultas sobre la validez del bautismo, sobre todo ante el aumento de los matrimonios mixtos, es decir de una católica con un evangélico o protestante, o viceversa.

      El prelado hizo estas afirmaciones al presentar en conferencia de prensa la guía pastoral sobre “El sacramento del Bautismo en las relaciones de la Iglesia Católica con las demás iglesias y comunidades eclesiales”.

      “Dada la fragmentación religiosa de los cristianos, no siempre es posible dar una respuesta inmediata para certificar la validez de un bautismo, por eso este subsidio es un aporte enriquecedor para un discernimiento iluminado de esos interrogantes”, dijo en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina.

      Malfa explicó que se reconoce como “único”, “válido” y sin necesidad de repetirse, aquel bautismo celebrado “con agua, ya sea por inmersión o infusión, mediante la fórmula trinitaria Padre, Hijo y Espíritu Santo”.

      Tras recordar que muchos papas a lo largo de la historia de la Iglesia aconsejaron que “no es conveniente rebautizar”, insistió en la necesidad de “avanzar en la reciprocidad en el reconocimiento mutuo del sacramento del bautismo”.

      Malfa destacó que en Argentina hay avances significativos en este sentido, y puso como ejemplo el acuerdo de reconocimiento mutuo de ese sacramento suscripto por la Iglesia Católica con la Iglesia Evangélica del Río de la Plata y la Iglesia Evangélica Luterana Unida.

      El obispo reveló también que existen interrogantes sobre quiénes están admitidos para ser padrinos en los bautizos, por lo que indicó que sólo pueden prestar este servicio eclesial aquellas personas integrantes de la Iglesia o comunidad eclesial en la que se celebra el bautismo. Es decir, que deben ser católicos en las ceremonias católicas u ortodoxos en las ortodoxas.

      No obstante, señaló que hay excepciones por “razones justas” y siempre que exista un compromiso por parte del padrino o testigo de bautismo de educar al bautizado en su fe familiar y sin pretender convertirlo a la propia.

      Malfa explicó que la guía pastoral “ordena en forma sistemática los elementos teológicos, pastorales y disciplinarios de la fe” sobre este sacramento vital, y consideró que constituye “un paso importante en el camino hacia la comunión real, aunque imperfecta o incompleta entre los cristianos”.

      Asimismo, negó que este reconocimiento del bautismo celebrado en otras confesiones cristianas signifique “proselitismo” por parte de la Iglesia católica, al recordar que Juan Pablo II decía que la misión evangelizadora apunta a “proponer la fe y no a imponerla”. No obstante, aclaró que “no se puede oponer el ecumenismo al mandato evangelizador y misionero”.

      “Hay que priorizar el ecumenismo espiritual, es decir descubrir que el acercamiento a Cristo nos acerca a los hermanos”, puntualizó.

      En tanto, el sacerdote Fernando Giannetti, secretario ejecutivo de la comisión episcopal, sostuvo que el objetivo en el camino ecuménico es “buscar lo que nos une y no lo que nos separa”.

  3. Desde Cerdeña Andrea Parodi y Elena Ledda
    Non mi giamedas Maria

    https://www.youtube.com/watch?v=Xy782dVQw9w

    me encanta la devoción popular a la Virgen Maria porque me resulta más fácil pedir que interceda por mi a la Madre que la protección directa del Hijo

  4. El Padre Nuestro en arameo interpretado durante la visita del Papa Francisco a Georgia. Dudo si es capaz de apreciar ni el arte de los cantantes ni el sentido de la oración, porque está más extraviado que las ovejas a las que debería guiar

  5. https://www.youtube.com/watch?v=QLxKgBHCIUM

    Credo Africano – Creo
    desde la Televisión Católica de Nigeria

  6. infinitos son los caminos por los que se puede llegar al Señor

    “Se le podría atribuir a la capacidad de observación de los misioneros el hecho de advertir la fascinación que la música producía a los indígenas. La danza, la música y los componentes de las festividades maravillaba a los nativos … hecho que fue aprovechado por los jesuitas para llevar a cabo su misión evangelizadora…” LEER: La Música como herramienta de evangelización de los misioneros jesuitas. http://www.lai.fu-berlin.de/forschung/lehrforschung/Ensemble-MOXOS/Lehrforschungsergebnisse/Investigacion-trasfondo-historico-Ensamble-Moxos-.pdf

  7. infinitos son los caminos por los que se puede llegar al Señor

    “Se le podría atribuir a la capacidad de observación de los misioneros el hecho de advertir la fascinación que la música producía a los indígenas. La danza, la música y los componentes de las festividades maravillaba a los nativos … hecho que fue aprovechado por los jesuitas para llevar a cabo su misión evangelizadora…” LEER: La Música como herramienta de evangelización de los misioneros jesuitas. http://www.lai.fu-berlin.de/forschung/lehrforschung/Ensemble-MOXOS/Lehrforschungsergebnisse/Investigacion-trasfondo-historico-Ensamble-Moxos-.pdf

  8. Señor, ten piedad cantado por Divna Ljubojevic

  9. Hermosa y esperanzadora foto la que preside esta entrada.

    Quizás ahora ni lo intuyan, pero con ese sencillo y humilde gesto de arrodillarse ante el Rey de reyes, el Señor de todas las naciones, muchos de ellos han sido reclutados ya en las filas de la Resistencia espiritual de nuestro país.

  10. Himno nacional del Reino de Napolés y las Dos Sicilias

    https://www.youtube.com/watch?v=DCBjr01mMd4

    Canti dei briganti (Canto de los bandidos), dedicados a los patriotas caídos bajo la Monarquía masónica de los Saboya (Reino de Piamonte-Cerdeña) que convirtió al Mezzogiorno en su colonia

  11. Omella y el resto de obispos están a las órdenes de los plutócratas prusesistas, a las órdenes del poder brutal que sólo busca más poder.

  12. se llega a entrar la Colau y no les da permiso.

  13. La autentica Fe en Cristo no entiende de fronteras, a pesar de los obispillos catalibanes movidos por avaricia y por miedo (conciertos educación con la Generalitat, el IBI de su inmenso patrimonio inmobiliario, la X de la IRPF, fiscalidad de fundaciones varias, etcetc). Liderados por los todopoderosos Jesuitas y Opus Dei-LaCaixa.

    Cristo echaba a patadas de los templos a estos obispos talibanes que con muy poca vergüenza se hacen llamar pastores de Dios, como ya hiciera por Pascua de Resurrección hace más de 2.000 años.

  14. https://diazatienza.es/2018/04/21/quien-piden-perdon-los-obispos-vascos-navarra-bayona/

    A quién piden perdón los obispos vascos, de Navarra y Bayona
    JOAQUIN DIAZ ATIENZA 21 abril, 2018

    No quiero que los obispos vascos me pidan perdón cuando ETA anuncia su fin como banda terrorista. El perdón de un pecado contra Jesús, no me corresponde. Dios es el que tiene postestad para perdonarlos
    El perdón de los obispos vascos y navarros no es más que el mensaje de alguien que está al servicio de ETA . La prueba es que desde hace más de cuarenta años han sido cómplices de unos crímenes indiscriminados contra su pueblo por el mero hecho de no ser nacionalistas. Unos obispos, y una iglesia, que se han posicionado a favor del Cesar y en contra del mensaje evangélico durante cuarenta años, unos obispos que por seguir al Cesar han dejado abandonados a gran parte de los católicos del País Vasco.. Ahora, cuando ETA dice que abandona, es fácil pedir perdón. Será Dios quien pueda perdonarlos, porque han pecado contra el evangelio, contra el Espíritu Santo. ¡Qué Dios los perdone!. Yo no puedo perdonar, porque entre otras cosas, ellos han sido los causantes del asco que siento por ellos. No son de mi iglesia.

    Lo mismo pienso de los seguidores de otro Cesar. Los obispos catalanes, los de la Tarraconense. Esos personajes con mitra que tienen completamente abandonados a la mitad de su pueblo por el simple hecho de no ser nacionalistas, esos personajes que gobiernan unas iglesias que más parecen las sedes de partidos independentistas que centros de culto. Esos que transforman las iglesias en centros de votación y espacios de mítines políticos, faltando el respeto a la libertad de los creyentes no nacionalistas. Otros que adoran al Cesar por un plato de lentejas, por cobardía y se olvidan del evangelio.

    También pienso lo mismo de la Conferencia Episcopal Española, cómplice con su silencio, con su contemporización en los mensajes, con sus palabras ambiguas, por su querer estar a bien con todos, abandonado a la mayoría de su pueblo.

    ¡Pobre gente!, ¡pobre obispos!, ¡pobre Iglesia que ha cambiado a Dios y a Jesús por el becerro de oro, por un plato de lentejas!.

    Como comprenderán yo no soy el que tiene que perdonar. Que le pidan perdón a Jesús porque es a Él a quien han traicionado.

    Joaquín Díaz Atienza
    Licenciado en Medicina y Cirugía y Doctor en Neurociencias por la U. de Granada Psiquiatra por la U. Pierre et Marie Curie – Paris; Psiquiatra Infanto-juvenil por la U. Pierre et Marie Curie – Paris; Master en Bioética; Master en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva; Psicoterapeuta

  15. Es evidente que una de esas 2 Iglesias no sobrevivirá.

    A mi me gustaría que fuera la de los jóvenes, pero como el dinero hace milagros y muy especialmente en la Cataluña actual, no lo tengo nada claro.

  16. ANTONIO BURGOS | EL RECUADRO
    http://www.antonioburgos.com/abc/2018/04/re042518.html

    ABC, 25 de abril de 2018

    Obispos vascos, qué cruz

    En un lugar de la Francia, de cuyo nombre no me da la gana de acordarme, ha anunciado la ETA que va a celebrar a comienzos de mayo florido y hermoso una conferencia internacional para anunciar su disolución. No hacía falta. La ETA, como la materia, ni se crea ni se destruye: se transforma. Y gracias a Zapatero y a los pactos por debajo de la mesa en el famoso Proceso de Pazzzzzz, de cuyo contenido nunca nos enteraremos, ha ya tiempo que la ETA de hecho se disolvió, como azucarillo en taza de café, para transformarse en Bildu e integrarse en las instituciones. Se quitaron las caretas y se quitaron las capuchas, porque no era forma de ir así a las alcaldías, a las concejalías, a las dipVtaciones, en las que ocupan el poder. Ya no tienen que secuestrar a Ortega Lara, porque tienen secuestrada la democracia en las instituciones que ocupan. Ya no tienen que cobrar el impuesto revolucionario, porque somos todos los contribuyentes, con los dineros del Estado, quienes les pagamos los sueldos a esos cargos públicos, a esos grupos municipales o parlamentarios. ¿De qué les sirve entonces mantener el tinglado de la antigua farsa de la ETA, si ya han conseguido lo que querían, y a más que llegarán? Dios quiera que me equivoque, pero estamos a cinco minutos de un referéndum sobre la autodeterminación de las Vascongadas.

    Han anunciado todo esto en un comunicado en el que piden perdón no por las víctimas, no por haber asesinado al doctor Cariñanos en su consulta, o a Jiménez Becerril y a Asun, su mujer, casi al pie mismo de la Giralda. Dicen que estos hombres de paz que mataron con sus balas asesinas o sus bombas eran “parte del conflicto”. Piden perdón por las víctimas colaterales. No por los militares, los jueces, los periodistas, los policías nacionales, los servidores de la Patria cuya divisa es el honor. Como si hubiese sido un bombardeo ordenado por la OTAN, piden perdón por las víctimas colaterales.

    Pero lo más triste y grave ha sido lo pronto que han saltado los obispos vascongados. Han leído el comunicado del paripé de disolución de la ETA y les ha faltado tiempo para emitir el suyo, cantando la gallina de la forma más lamentable. Dejando más claro que el agua del Jordán que hubo una Iglesia vasca colaboradora necesaria de la ETA, que a pesar del “no matarás” se puso del lado de los verdugos y no de las víctimas; que se negaba a decir funerales por los asesinados en aquellos tristes años de plomo y del malhadado Setién. Más claro no lo han podido decir los mitrados vascos: “Somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones, por las que pedimos sinceramente perdón”. Y si no los perdonamos, porque lo que hicieron no tiene perdón de Dios, ¿qué passssa? Pongo los nombres de estos firmantes de la “excusatio non petita, accusatio manifesta”, para que sepamos con qué bueyes aramos: el arzobispo de Navarra, Francisco Pérez González; los tres obispos de las diócesis vascongadas (Mario Iceta, de Bilbao; José Ignacio Munilla, de San Sebastián; Juan Carlos Elizalde, de Vitoria), además de Marc Aillet, prelado de Bayona (Francia), y el obispo auxiliar de Pamplona, Juan Antonio Aznárez. No saben estos señores obispos no sólo el daño que en su día hicieron a la Iglesia, como encubridora y cómplice de asesinos de inocentes, sino el de ahora. Que los obispos vascos pidan perdón por los asesinatos de la ETA y den por hecho que Navarra es parte de las Vascongadas, es una invitación a no poner la X en la casilla de la Renta. Sobre el daño que hicieron, el que harán. Como esos párrocos separatistas catalanes, que con las banderas independentistas estrelladas colgando de los campanarios no saben que son una invitación a no poner la X a favor de esa ONG donde nadie mete la mano en el cajón y que es la Iglesia de España.

  17. http://baf-fcb.blogspot.com/2018/05/los-obispos-vascos-no-acaban-de.html

    Bizkaiko Abadeen Foroa
    Foro de curas de Vizcaya

    domingo, 20 de mayo de 2018
    “Los obispos vascos no acaban de encontrar la mesura requerida ante la disolución de ETA”
    (En RD, 19.05.2018)
    (Jesús Martínez Gordo, teólogo).-

    El pasado 20 de abril ETA reconocía haber causado “daño” en el marco de un “sufrimiento desmedido” que ya “imperaba” antes de que hubiera nacido (“muertos, heridos, torturados, secuestrados o personas que se habían visto obligadas a huir al extranjero”) y que seguía subsistiendo una vez “abandonada la lucha armada”.

    Mostraba, seguidamente, su “respeto” por los muertos y heridos de sus “acciones” y pedía perdón a las víctimas que había provocado sin que hubieran participado directamente en el conflicto. Manifestando “respeto” por unas y pidiendo “perdón” a otras, establecía una diferenciación entre ellas y dejaba entrever la razón de fondo del comunicado: hemos perdido una batalla, pero no la guerra (es de suponer que solo política a partir de ahora). Y, como es sabido, en todas las batallas siempre hay víctimas que se merecen el “respeto” de quien agrede o repele e inevitables “daños colaterales” por los que hay que pedir “perdón”, aunque no guste. A las pocas horas de conocerse esta declaración, los obispos de San Sebastián, Bilbao y Vitoria, junto con los de Pamplona y Bayona, sostenían que en el seno de la Iglesia vasca se habían dado “complicidades, ambigüedades y omisiones” con la violencia terrorista. Pedían, por ello, “sinceramente perdón”.

    El dolor provocado por esta declaración episcopal ha sido enorme entre muchos de los católicos vascos que han permanecido durante décadas en las primeras filas del pacifismo o que han defendido, contra viento y marea, la urgencia de reconducir el llamado “problema vasco” a parámetros estrictamente políticos o que, incluso, han llegado a sufrir en sus propias carnes la violencia, las amenazas, las extorsiones, el terror y el hostigamiento de ETA.

    Estas personas no solo no han sido cómplices con ETA, sino que la han padecido y “combatido” con todas sus fuerzas. Es cierto, sostienen, que hubo quienes durante los últimos estertores de la dictadura franquista invisibilizaron “la lógica militarista” y a las víctimas de la violencia etarra. Pero es también incuestionable que se empezaron a superar tales ocultamientos -de manera lenta pero inexorable- en cuanto la democracia pasó a ser una realidad en el País Vasco y en España.

    Fue entonces cuando, al iniciarse un proceso de normalización democrática, se comenzó a poner en su sitio a ETA y su “mística” supuestamente “liberadora”. Sobre todo, cuando la violencia se tornó ciega e indiscriminada y la patria o la libertad pasaron a convertirse en absolutos que acababan justificando la muerte; incluso, de niños. A partir de ese momento la inmensa mayoría de la Iglesia (y de la sociedad) vasca asumieron un indudable protagonismo en la promoción militante de la paz y de la reconciliación, así como en la deslegitimación de la violencia y del terror.

    ¿Por qué, se preguntan estas personas, los obispos vascos no han ofrecido una valoración de urgencia sobre la diferenciación que ETA establece entre víctimas a las que “respetar” y víctimas a las que “pedir perdón”? ¿Por qué no se han comprometido en favorecer un relato argumentadamente fundado sobre la actuación de la Iglesia vasca, más allá de estereotipos al uso? Y, sobre todo, ¿por qué se han manifestado de manera tan desafortunada y nada ponderada? Son muchas y diferentes las respuestas que se pueden escuchar sobre esta última cuestión. Retengo dos.

    Según la primera, la más amable, en el origen de este precipitado comunicado, estaría la decisión de moverse rápidamente y no quedar desbordados por otra cascada de críticas, semejante a la que se dio cuando decidieron ausentarse de lo que se denominó “la escenificación del desarme de ETA” (Bayona, abril, 2017).

    Según la segunda, menos amable, los actuales obispos vascos habrían sido promovidos a tal responsabilidad porque presentaban un perfil en el que eran previsibles pronunciamientos como el habido que, por si pareciera poco lo allí denunciado, descalifican además la gestión de quienes les han precedido al frente de las diferentes diócesis vascas y parecen desconocer su magisterio al respecto: “Una ética para la paz (Los obispos del País Vasco 1968-1992)” (S. Sebastián, Idatz, 1992), entre otros. No es extraño, llegan a sostener, que personas con un perfil tan poco ecuánime tiendan a pasarse o de frenada (como así sucedió el año pasado) o de aceleración (como ha ocurrido estos últimos días). No acaban de encontrar la mesura requerida ni en éste ni en otros asuntos más domésticos o pastorales.

    Finaliza un tiempo y se abre otro en el que seguir reparando el enorme daño causado a todas las víctimas (sin excepciones) y en el que se ensayarán, además, nuevas articulaciones (económicas y políticas) entre unidad, libertad y solidaridad.

    Quienes vivimos y entendemos la catolicidad como equilibrio permanentemente inestable y, por ello, fuente de una enorme pluralidad, podemos afrontarlo con ilusión y creatividad. Nos gustaría poder contar en tal tarea con los obispos. Sean éstos u otros.

  18. No pienso volver a entrar en una Iglesia en el País Vasco o Navarra sin tener absoluta certeza de que el sacerdote que va a oficiar no apoya a los terroristas de ETA o a los abernazis. cuando la Iglesia deja de ser Católica, por tanto universal, para convertirse en Iglesia Patriótica como la de China, entonces no hay obligación ninguna de seguir a los falsos pastores cómplices de los lobos

    https://www.eldiestro.es/2018/04/vergonzoso-comunicado-los-obispos-vascos-ante-comunicado-eta/

    Vergonzoso comunicado de los obispos vascos ante el comunicado de ETA
    Por @jsobrevive – 20 abril, 2018
    Compartir en Facebook Compartir en Twitter
    Vergonzoso comunicado de los obispos vascos
    Obispos vascos

    Los obispos vascos han emitido un comunicado tras el comunicado emitido por ETA
    Ha sido un comunicado emitido por las diócesis de Pamplona, Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Bayona. En ese comunicado, los obispos vascos «después de 60 años de historia de muerte y sufrimiento», desean que «el saludo bíblico de ‘Paz a vosotros‘ se enraíce en nuestra tierra para siempre».

    Piden perdón además porque «muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea de ser instrumento de paz y justicia. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón».

    Pero lo curioso es que después de pedir perdón por sus complicidades continúan con otra complicidad más proponiendo medidas concretas como que se atiendan «las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias». Y prosiguen pidiendo «que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas».

    Harto del vergonzoso comportamiento de la Iglesias tanto con ETA como con el separatismo
    Somos muchos, creyentes o no, los que le hemos dado la espalda a la Iglesia por muchos motivos. Recientemente hemos vivido el vergonzoso comportamiento de la Iglesias catalana con el proceso separatista y el silencio cómplice de la Conferencia Episcopal ante ese comportamiento. El apoyo que ha dado la Iglesia vasca a ETA ha sido también evidente para todos y vergonzoso, pero ya solo nos quedaba por ver este vergonzoso comunicado de la Iglesia vasca tras el no menos vergonzoso comunicado de ETA.

    Están pidiendo perdón por sus complicidades con ETA por un lado, mientras por el otro, y en el mismo comunicado, hacen suyas las peticiones de los etarras, como lo es el acercamiento de los presos a las cárceles vascas. Somos muchos los españoles que ni creemos en la sinceridad de ETA ni estamos dispuestos a perdonarlos.

    Son muchos ya los años de sufrimiento y muerte que esa basura terrorista ha causado. Su continuo intento de equiparación con las víctimas apesta y muchos, ni olvidamos, ni perdonamos. Pero lo mismo nos pasa con la Iglesia vasca. No se puede entender que desde la Iglesia exista y haya existido siempre esa complicidad con el terrorismo. El comunicado de los obispos vascos demuestra que siguen igual y apesta de la misma forma que el comunicado de los etarras.

  19. Madre mía, esto cada vez confirma más que el nazismo catalibán es una secta, míralos como se reúnen para adorar a la cubana.

  20. DERECHO A LA VERDAD
    Yo creo que hay que decir las cosas claras
    Los Obispos del naZionalismo racista, los obispos del Apartheid, han dejado de ser catolicos
    Una ideologia xenofoba, no es que no sea catolica, es que ni siquiera es cristiana
    Asi que los obispos y curas naZionalistas son oKupas
    estan oKupando los templos de la iglesia catolica y engañando a sus feligreses predicando el odio (bon colp de falcs” blabla)
    Gentuza de esa calaña sobra en la iglesia, en cataluña, en España y en la Unicon Europea.
    ¿Como se podria exigir al Papa que expulse de sus templos a estas abominaciones?
    NO A LAS FRONTERAS ÉTNICAS
    NO AL APARTHEID LINGÜISTICO CATALANISTA
    DERECHO ALA VERDAD

    • “Asi que los obispos y curas naZionalistas son oKupas…” ¿Y si, en realidad, no fueran otra cosa que charlatanes, voceadores, publicistas y vendedores de una idea con la que contribuyen a manejar a un colectivo que, de otra manera, podría llegar a ser conflictivo y peligroso? ¿Podríamos entender que nuestros políticos son un relativamente reciente nuevo clero, esta vez laico, con los mismos objetivos?

  21. Completamente de acuerdo con el padre Esquerda Bifet y su Iglesia aparente y visible. La CEE es una deshonra para Jesucristo; luego se quejarán del fracaso de la campaña de la X en la declaración de la renta, a favor de la Iglesia católica española. Que tiemblen las momias usadas por la ANC para sus aquelarres catalufos: ellos serán los primeros en estrenar la eutanasia-obligatoria. Y, ojo, yo distingo entre personas mayores y momias. Los primeros han sabido envejecer con dignidad y sabiduría. Los segundos, ya sólo valen para seguir el rebaño y ensuciar todo lo que pillan.

  22. Yo creo que hay un cisma no declarado, latente, pero profundo en el interior de la Iglesia, o mejor dicho, hay una parte, una gran parte (y bien visible) que ya no es Iglesia. Es mi humilde opinión.

    • Yo opino lo mismo. Y lo más triste es que muchos permanecen en la Iglesia sólo para coadyuvar a su demolición también desde dentro. Menos mal que la última palabra ya está dicha y sabemos que prevalecerá…

  23. Ah, L’Esglèsia, ja al 23 F va sortir a fer declaracions quan ja havia passat tot. Va declarar , com sempre a “LV d’en Godó”

    Qui marca les directruis de l’esgèsia catalana? Aqui cadascú fa ” lo que le da la gana?

    Com sempre pensant als càrrecs , aquí tocaran a més , si arriben:

    Estan buidant les esglèsies, sense ànim peioratiu, ens queden els rumanesos i els sudamericans…

    “Allanad los caminos…” Que ja estem a punt , ho tenim a tocar!

  24. Hay politizados con una serie de color que los une, como sea uno. Las camisas pardas, las camisas negras y ahora en una parte del país los amarillos.

  25. Y luego se preguntan xq cada vez menos gente marca la casilla de la Iglesia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.