Francesc de Carreras la clava: los nacionalistas “se están destruyendo entre ellos”

 

Sembla que el prusés s’enfonsi. Pero el prusés habrá tenido éxito si consigue 2 cosas: que los partidos nacionales asuman las tesis ideológicas de los nacionalistas (somunanació), y que cedan en sus exigencias económicas, culturales y políticas. Lo primero lo han logrado, porque el PSOE de Sánchez ya es el PSOP, Partido Socialista Obrero Plurinacional. Lo segundo lo lograrán si los que hoy son los 2 grandes partidos nacionales siguen sin ponerse de acuerdo en anteponer España a sus intereses partidistas. Así que estamos en lo de siempre: el nacionalismo avanza porque le empujan desde Madrid.

Francesc de Carreras nos ofrece en El País un análisis brillante de lo que ha pasado y lo que tiene que pasar para superar el nacionalismo:

“Por qué se ha llegado a eso y qué nos aguarda en el futuro. Las causas me parecen claras. El catalanismo razonable alcanzó sus fines con la Constitución y el Estatuto de 1979: la Generalitat como poder político autónomo con amplias competencias, el catalán como idioma oficial y la protección especial de la cultura en catalán por ser una lengua débil. Pero Jordi Pujol y CiU, aquellos que gobernaron desde el principio de la autonomía, no tenían bastante, querían más, como eran nacionalistas querían todo el poder, la soberanía nacional, no debía ser Cataluña una mera comunidad autónoma sino un Estado.

Cuando encontraron excusas suficientes, tras el lavado de cerebro que durante 23 años supuso la “construcción nacional”, cuando vieron que España era débil por las repercusiones sociales de la crisis económica, apostaron por poner la directa e ir sin miramientos hacia la secesión: las puñaladas por la espalda. Ahora estamos en los estertores finales: no han conseguido ni la vía adecuada, ni la mayoría social suficiente, tienen demasiada prisa, son excesivamente torpes. Se están destruyendo entre ellos.

En cuanto al futuro solo puedo aportar deseos. Para que se realicen debe cambiarse la orientación: el nacionalismo no puede seguir siendo una ideología transversal impuesta obligatoriamente a todos los partidos y a todos los ciudadanos. Quien lo quiera ser que lo sea, pero con libertad de elección: acabar con lo de los buenos y malos catalanes. El acuerdo constitucional sobre autonomía, lengua y cultura no es un punto de partida sino de llegada. Dando esto por sentado, Cataluña es una comunidad autónoma que por su peso demográfico y económico, histórico y cultural, es natural que ejerza fuerte influencia en España y, a través de ella, en la Unión Europea.

Esto es lo contrario a crear fronteras, políticas o mentales: es apostar por una sociedad liberada del nacionalismo impuesto por sus élites políticas. Hay que abandonar el catalanismo político de finales de siglo XIX, el rancio nacionalismo del pasado, y abrirse a las ideas de hoy. Cataluña, sola y ensimismada, es el problema; integrarse sin complejos en España y, a través de ella, también en Europa y el mundo, la solución”.

Es que hasta el lenguaje es dolço. De cabo a rabo y de quilla a perilla, profesor De Carreras. Pura dolçor.

Dolça i clarivident Catalunya…



Categories: En el Butifarrèndum, Pensando bien

Tags: ,

26 comentarios

  1. El análisis de Francesc de Carreras..es acertado pero ,..débil. Coincido con algunos compañeros que postean de que se es demasiado condescendiente con los separatistas. No hay que esperar a que se despedacen entre ellos-cosa no tan clara,..puesto que siempre se rehacen- Hay que darles fuerte..sin contemplaciones ni paños calientes. En las autonómicas próximas hay que enviarles a casita!

  2. Lo de “la ideología transversal” es una manera fina par soslayar la expresión Movimiento Nacional(ista).

  3. Totalment d’acord, gracies Francesc. Esperem que tinguis raó.

  4. En algunas familias, a los tíos carnales, vejetes y moderados, les hace gracia tener a un sobrino gamberrete. Es lo que pasa entre PEDeCAT y las CUP.

  5. “Se están destruyendo entre ellos”.

    No lo suficientemente rápido.

  6. «El catalanismo razonable alcanzó sus fines con la Constitución y el Estatuto de 1979: la Generalitat como poder político autónomo con amplias competencias, el catalán como idioma oficial y la protección especial de la cultura en catalán por ser una lengua débil».

    ¡Cómo que el «catalanismo razonable»! No existe el catalanismo razonable. Es una entelequia. Lo mismo que no existe el “fascismo razonable”, el “comunismo razonable” ni el “nazismo razonable”. ¿Era más razonable Albert Speer que Reinhard Heydrich? ¿Rudolf Hess que Heinrich Himmler? ¿Göring que Eichmann? Independientemente de sus modales o su rudeza en el trato social, ¡eran todos lo mismo, compartían objetivos y medios, y estaban de acuerdo en lo principal! Y del mismo modo, no puede decirse que exista un catalanismo razonable o moderado. Lo que sí ha habido es nacionalistas catalanes que han disimulado más que otros sus intenciones para timarnos mejor.

    «Pero Jordi Pujol y CiU, aquellos que gobernaron desde el principio de la autonomía, no tenían bastante, querían más, como eran nacionalistas querían todo el poder, la soberanía nacional, no debía ser Cataluña una mera comunidad autónoma sino un Estado».

    Aaaah, ya. ¿Y del PSC no dice nada? ¿No lo menciona? ¿Quizás porque Francesc de Carreras es de izquierdas y hasta militó en el PSUC? Porque la realidad es que en la demolición del Estado español en Cataluña han participado prácticamente todos los partidos políticos hasta la aparición de Ciudadanos y de UPyD: incluido el Partido Popular del infausto Josep Piqué. ¿O ya no nos acordamos del nacionalismo rampante que hemos sufrido durante los dos tripartitos?:

    «La lengua catalana era como nuestro ADN, el material genético que nos definía. Con él, éramos quienes éramos en cualquier parte. Sin él, no seríamos quienes éramos ni siquiera en Sant Pere de Roda». (Pasqual Maragall, presidente de la Generalidad, conferenciando en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, México. 26 de noviembre de 2004).

    Y no es que Pujol y CiU no tuvieran bastante, sino que desde un principio fingieron conformarse para poder avanzar solapadamente hacia su meta. Recordemos que en la Transición se implantaron las Autonomías a cambio de que los nacionalistas catalanes y vascos renunciasen públicamente al objetivo de la secesión. Es decir, que engañaron a todo el mundo.

    Pujol actuó exactamente igual que Hitler (no en vano estudió en el Colegio Alemán de Barcelona cuando estaba en su apogeo el Tercer Reich). ¿Qué hizo el austríaco? Aprender de su error. El fracaso del putsch de Múnich (1923) le enseñó que asaltar el poder era tarea casi imposible. Y que debía destruir el Estado desde dentro, accediendo a este por cauces democráticos. Así que a su salida de la prisión de Landsberg, se armó de paciencia y se dedicó a hacer crecer su partido hasta que finalmente ganó unas elecciones muchos años después. Nuestro cleptómano local ha hecho exactamente igual: se tomó lo de la secesión como una carrera de fondo, en la que primero había que fanatizar a varias generaciones hasta alcanzar una masa crítica de adeptos, inocularles odio e ignorancia para exaltarles y tornarlos influenciables, controlar todos los mecanismos de poder (educativo, político, social) y de información (sumisión de los medios). Y de paso, robar un poquillo, que siempre es agradable y en Madrid hacían la vista gorda a cambio de apoyos parlamentarios.

    Es decir, que ha sido un plan perfectamente trazado desde hace más de 40 años, que Jordi Pujol y sus sucesores, de unos y otros partidos, han ido ejecutando por fases de manera metódica.

    Recomiendo «¿Cómo hemos llegado a esto?» (10-01-2013), de Antonio Robles: http://www.libertaddigital.com/opinion/antonio-robles/como-hemos-llegado-a-esto-67005/

  7. Cuando el sentido común se impone al sentido NAZionalista.

  8. Como decía Miguel de Unamuno, no hay que confundir cierto “a-islamiento” que puede ser bueno (como la soledad fecunda) con el “a-islotamiento” propio de los cerriles y nacionalistas.

  9. Todos estos años (40 ) se han pasado de listos unos (los separatistas) y de tontos otros( el Gobierno central) Cataluña, Vascongadas y todas las demás…tienen q ser iguales ante la ley y sus habitantes debemos tener los mismos derechos y deberes en España y en la UE…
    Los diferentes gobiernos de Cataluña han demostrado q NO saben gestionar bien las atribuciones que se les ha otorgado…y q al final sus obsesiones y fantasmadas han acabado con el prestigio que no se sabe pq tenían dentro de Europa…y q estamos gobernados por unos chalados histéricos que se creen por encima del bien y del mal…
    Además añado en este resultado han tenido culpa también los empresarios catalanes más renombrados e importantes q sin decirlo han apoyado de hecho estas chaladuras del incompetente gobierno y centros o lobbies de poder económico y político que tenemos en Cataluña y q tiene secuestrada a la mitad del pueblo catalán entre los q me incluyo…
    La madeja de líos de intereses sociales, culturales y políticos de esta Región es tan grande que por eso se ha llegado donde estamos…
    Después de leer el artículo solo le preguntaría al Sr. Carreras…si cree q estos” privilegios “otorgados durante años a esta ‘clase privilegiada” que tenemos en Cataluña debe continuar -de forma tal y como dice el PSOE y que según le han llamado la atención a la Sra.
    Díaz – con un “arreglo politico” ????
    Pq el artículo me ” huele” a que nos esta mentalizando para llegar a esa “solución”…
    Que para mi modesta opinión es Más de lo mismo…y q dentro de nada monten otro “pollo” …
    Solo decir al Sr. Carreras, al PSOE y a todos los demás…que el pueblo llano…está hasta las narices de ” soluciones políticas”…que votamos muchos q no somos afiliados a ningún partido no lo seremos…y que tampoco nos gusta la dictadura de lo políticamente correcto !!!
    Sé q importamos poco o nada …pero podemos incluir en algo…
    Con nuestra RESISTENCIA a colaborar con ese sistema que nos están imponiendo…

  10. Naturhouse traslada su sede de Barcelona a Madrid “por razones operativas”. Enhorabuena a todos los forcos por otro “éxito” más.

  11. Yo pienso que si se pudiera controlar el tema de las subvenciones de alguna manera,ese fervor nacionalista bajaría bastante.¿Tanto cuesta ,destinar los cada vez menos recursos, a lo realmente esencial?.Si no cuidamos, la fuente de donde provienen la mayoría de los recursos, (la gente que paga impuestos),¿tiene futuro el sistema?.
    Cuando hay prosperidad , de acuerdo que se subvencionen temas menores.Pero cuando los recursos escasean , tirar el dinero, no es la solución. ¿O es que la política, es tan chapucera,que se necesita beneficiar a los votantes,
    para que mantengan el chiringuito?.
    Haber si de una vez,dejamos de ver la política, como una manera fácil de enriquecerse y la percíbamos como un sistema para estructurar la sociedad.Sí no, el caos está a la vuelta de la esquina.
    Cataluña ,podría ser un banco de pruebas,dada la situación, para poner en práctica ese sistema.Todo eso claro está, con una educación bajo control,destinada a educar de verdad y no a formar pequeños lacayos, destinados a votar a sus formadores corruptos.

  12. Para que ocurra lo que usted dice señor Francesc de Carreras son necesarias varias cosas:
    1ºQue la izquierda en España deje de ser extravagante y divagante.
    2ºQue en Cataluña mucha gente madure abandoene el autoengaño en que vive inmersa y reconozca que hoy día la cultura catalana es lamentable y no tiene nada que enseñar a parte del cínico pensamiento post-moderno.
    3ºQue la autocrítica se imponga en Cataluña,cosa bastante difícil porque si algo se ha demostrado en estos últimos 35 años es que en Cataluña en general es bastante escasa.

    • Gracias por decir muy correctamente lo q muchos catalanes pensamos! 😉

      • Lo que ocurre en Cataluña a día de hoy ya no es un asunto sólo de los catalanes sino también de los españoles cuando hay partidos de izquierda como el PSOE y PODEMOS que de una manera frívola han aceptado la versión nacionalista fragmentaria y sólo por no tener un esquema válido y una alternariva real que ofrecer,porque no nos engañemos las izquierdas a día de hoy tienen una crisis de paradigma lo que pasa es que a la hora de la verdad todo lo tapan con propaganda para eso está el canal de televisión LA SEXTA.

    • Eso es, autocrítica: esa gran desconocida por los prusesistas.

  13. El nacionalismo es una ideología siempre cobarde en sus inicios, y soberbia en sus finales. Durante muchos años han engañado a bastante gente con un gran trabajo en la sombra. Y financiado con nuestro dinero.

    Se han destapado demasiado pronto.En un par de décadas hubieran tenido otra generación mas de lobotomizados.Pero han sacado el pastel del horno antes de tiempo.Asique hay posibilidades reales de luchar para revertir esto. Costará lo indecible, eso sí.

  14. PSOP muy bueno 😂😂😂 (mejor reír que llorar).

    Francesc de Carreras nos ofrece un article muy lúcido, que resume el sentir de la mayoría de dolços que por aquí comentamos. En una sola cosa discrepo: los nacionalismos jamás han sido sensatos, ni en 1979, ni en 1879, ni lo será en 2019. Los nacionalismos son un cáncer para la sociedad que les padece y, por tanto, hay que destruirlos. En 1979 los nacionalistas eran débiles y buscaban penetrar en nuestra democracia para debilitarla y poco a poco, convertir Cataluña y Vasconia en un feudo fundamentalista y ajeno a España. Y lo han conseguido gracias a la ingeniería social, al acoso ciudadano de las Instituciones autonómicas, y a la cobardía de Madrit. Ya lo denunció Tarradellas respecto de Pujol: Cataluña será una “dictablanda” peor que el franquismo. Y acertó de pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: