Avui és Santa Edith Stein, màrtir de les ideologies nacionalistes

La que fue judía, atea y ayudante de Husserl hoy es santa y patrona de Europa.

Edith Stein nació en 1891 en Breslau, Alemania, de familia judía. Huérfana de padre, acudía a la sinagoga con su madre. A los 21 años Edith rechaza a Dios y se proclama atea. Estudia filosofía y le atrae la fenomenología de Husserl porque cree que en ella encontrará la verdad que anhela descubrir.

En verano de 1914 el nacionalista serbobosnio Gavrilo Princip asesinó a la familia heredera de la corona del imperio Austro-Húngaro e hizo estallar la Primera Guerra Mundial. Las naciones occidentales que dominaban el mundo y habían alcanzado el mayor grado de desarrollo cultural y económico conocido se lanzaron a la guerra deseosas de mostrar cuál de ellas estaba mejor dotada para dirigir el planeta. En la carnicería nacionalista murieron más de 11 millones de jóvenes.

Edith comienza su tesis doctoral en 1914, pero la interrumpe para colaborar con la Cruz Roja. Trabaja también como asistente de Husserl. En 1917, la muerte en el frente de su gran amigo Adolf Reinach, cambia su vida. En la viuda de su amigo descubre una profunda paz y esperanza, fruto de su conversión al cristianismo.

En 1918 Edith tiene una experiencia mística de Jesús: se pasa una noche entera leyendo el Libro de su vida de Santa Teresa de Jesús, que ha descubierto en la estantería de su amiga. Al terminar la lectura exclama: “¡Esto es la verdad!”. Edith se convierte al catolicismo; en 1933 se hace carmelita en Colonia y cambia su nombre por el de Teresa Benedicta de la Cruz. “Lo que no entraba en mis proyectos venía en el plan de Dios”, dice.

Pero de nuevo el nacionalismo irrumpe en su vida: ante la persecución nazi contra los judíos, Edith marcha al Carmelo de Echt, en Holanda.

El 2 de mayo de 1942 la Gestapo detiene a Edith y la traslada a Polonia con su hermana Rosa, también convertida al catolicismo. Fue gaseada el 9 de agosto en Auschwitz por judía y católica. En 1998 fue canonizada como mártir por San Juan Pablo II, y 1 año más tarde fue declarada patrona de Europa junto con santa Brígida y Santa Catalina.

Santa Teresa Benedicta de la Cruz: una judía alemana, atea, desgarrada por la guerra que empezó un nacionalista serbobosnio, convertida al catolicismo tras leer a una española, detenida en Holanda y gaseada en Polonia por una ideología nacionalista que predicó durante años el victimismo y la superioridad frente al supuesto enemigo judío, convertida en patrona de Europa junto a una sueca y una italiana.

Nacionalisme? Només una ideologia d’odi, mentida i mort. Millor l’exemple d’amor, coratge, cerca de la veritat i vida plena que ens dona l’Edith.

Santa Teresa Benedicta de la Cruz, ruega por nosotros.

Dolça diada!

 



Categories: Alma, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

3 comentarios

  1. Querida Edith, ruega por nosotros tu que ya estas lejos de las ansias de este mundo y de las ataduras y engaños del demonio y sus endemoniados masonicos y satanicos.

  2. Edith Stein y Juan Pablo ll ,dos ejemplos de fortaleza mental ante la adversidad , basándose en la fe y al servicio de los demás.
    La antítesis perfecta ,de lo que vivimos en Cataluña.

  3. Apasionante la vida y obra de Santa Edith Stein. como edificante fue su muerte y la de su hermana, por el terror nacionalista y socialista nazi.

    No se puede edificar ni construir nada sobre la ideología de los nacionalismos, porque la esencia de esa ideología fundamentalista son el materialismo, la supremacía y la irracionalidad expresadas con la violencia más extrema. Así lo confirma no solo el III Reich, sino las guerras balcánicas, o el hundimiento económico y social de las antaño simpáticas y prósperas Cataluña y Vasconia.

    ¿Seguimos creyendo en el nacionalismo como creían los nazis mientras desfilaban orgullosos por entre las ruinas de las ciudades alemanas? O nos despabilamos o Cataluña acabará como Albania.

Deja un comentario