Colau sigue los pasos de Enver Hoxha, Saddam Hussein, Artur Mas y Muamar el Gadafi

L’alcaldessa pateix la síndrome del búnker.

colau-guardia-urbana_10_670x355

Te sientes sola, rodeada de gente hostil, acorralada, no te fías ni de los más cercanos…

Es el famoso síndrome del búnker. Una patología que provoca en quien la padece una obsesión por construir búnkers en los que refugiarse, lugares en los que sentirse protegido. Es característico de los déspotas y tiranos, personas que han construido su poder desde el apoyo popular y que, una vez lo han conseguido, se sienten inseguras, amenazadas, sabedores de que han traicionado a muchos por el camino y alguna de sus víctimas puede intentar tomarse la justicia por su mano.

Le pasó al tirano comunista de Albania, Enver Hoxha, que convirtió su país en un auténtico parque temático del búnker. Le pasó a Saddam Hussein y, más recientemente, a Gadafi, ambos acorralados y cazados finalmente en sus lujosos búnkers.

Y ahora le pasa a Ada Colau, quien, tal y como nos explican en Crónica Global, acaba de instalar un búnker junto a su casa. Una bromita que nos cuesta una pasta a los barceloneses.

Resulta que “el ayuntamiento ha alquilado un local junto a la vivienda de la alcaldesa con la finalidad de ubicar un espacio de seguridad destinado a la Unidad de Protección de la Guardia Urbana. El precio del arrendamiento de ese espacio asciende a 1.089€ mensuales.

Para habilitar esas dependencias, se llevaron obras de adecuación cuyo coste ascendió a 23.030€. Esos trabajos incluyeron la adaptación del local, así como la instalación de equipos de vigilancia del piso de Colau y sus alrededores”.
Un síndrome, el del búnker, que también padece el trilero del carrer Tuset,  Artur Mas: “el Gobierno catalán paga 18.000€ anuales desde 2011 por un piso de 60 metros cuadrados anexo al domicilio particular del expresidente Artur Mas por motivos de seguridad”.
¡Qué calladito se lo tenía!
Se confirma así que la supuesta líder anticasta se ha convertido en casta de primera categoría a velocidad de vértigo: “En el verano de 2015, Ada Colau pidió que se le abriera la sala de autoridades del aeropuerto de El Prat de Barcelona cuando se disponía a viajar a Almería para pasar sus vacaciones. Asimismo, sus desplazamientos en Metro a su lugar de trabajo duraron poco, pues la líder de BComú se sentía demasiado expuesta. […] Colau tampoco ha podido cumplir a rajatabla con el código ético, que limitaba a 2.200 euros netos al mes el sueldo de “cargos electos, gerenciales y de libre designación”. Solo por poner un ejemplo, el Comisionado de Seguridad del Ayuntamiento, Amadeu Recasens, cobra 95.000 euros. El fichaje de Adrià Alemany, marido de Colau, como asesor, fue muy polémico, al tratarse de un ejercicio de nepotismo impropio del discurso de la dirigente de los comunes”.
Dolça i hipòcrita Catalunya…
bastoncillo


Categories: CATchondeo, Economía, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , ,

8 comentarios

  1. Será que los servicios secretos de CDC (Centre Desinformatiu de Catalonia) han detectado alguna conversación telefónica de Maricospe, a la sazón ministra de Defensa de la pérfida España acerca de un ataque nuclear.

  2. ¡Qué poco duran en algunas personas los principios!…¿O quizá es que no los tuvieron nunca? Cada uno que piense lo que quiera, yo lo tengo muy claro.

  3. En casos así sólo se puede decir una cosa ¡¡A disfrutar lo votado!!

    ¿cómo no va a ganar el señor deñ puro si “los otros” son esperpentos andantes?

  4. Los barceloneses siempre hemos tenido una relación ambigua con el ayuntamiento. Por un lado tenemos la peregrina idea de que Barcelona funciona a pesar del consistorio y valoramos que pase desapercibido, que no moleste. Por otro queremos que resuelva los problemas y mejore la ciudad. Pocas veces estamos de acuerdo en las bondades o crímenes del alcalde de turno y lo mejor que se puede decir de un alcalde de Barcelona es que se le ve poco; de casi todos se puede recordar al menos un abuso de poder o una payasada. Pero a la señora Colau hay que reconocerle el mérito de estar cerca de conseguirlo. Con sus incongruencias, cacicadas, desprecio al ciudadano e iluminaciones peregrinas que además nos cuestan un ojo de la cara cada vez tiene a más gente molesta o cab_reada. Al final conseguirá una postura unánime en su contra, que ya es difícil. Pero es que gracias a su gestión cada vez es más incómodo vivir y trabajar en Barcelona. Ahora tenemos los problemas de siempre más los que ella y su equipo han generado.

    Lo que da más rabia de todo esto, y mira que hay cosas, es que con ese palmarés que tiene cundo deje la política (ojalá llegue ese día) no la va a querer cerca ninguna empresa que tenga algún sentido de conservación y se las apañará para seguir viviendo de todos nosotros por tiempo indefinido.

  5. Gracias por haceros eco de este tipo de información DC. Estos asuntos se suelen silenciar por incómodos.

    A estos pájaros y pájaras yo les acordaria el presupuesto para comprar una de esas tiendas “Quechua” que venden en Decathlón y un tirachinas.
    ¡Ni un céntimo más!

    Y ojito con devolverlo todo al final del mandato.

  6. Se llamen como se llamen y sean del color que sean, todos estos payos viven a nuestra costa, y así nos tienen, con menos sangre que el cochero de Drácula.

  7. La “Colacau” tiene un morro de cemento armado…y es una trepa de mucho cuidado. Si no que se lo digan a los de la plataforma de deshaucios. Puro teatro cínico populista para llegar ,sin tener ningún trabajo real conocido..bueno si..”activista”. a alcaldesa por puro rebote. Así va el ayuntamiento de BCN,..
    Por cierto, la mantiene en el cargo el partit suïcida català PSC…

  8. Y mientras tanto las Galerias Colau, la feria de productos falsificados por mafias que explotan inmigrates, se sigue expandiendo hasta el paseo marítimo de barcelona…

Deja un comentario