El vídeo del Català Tranquil tumbando a la Rahola alcanza las 600.000 visitas

El regal de Joan López Alegre a la Rahola per la Diada de la Marmota.

Dicen que el hombre llega, observa, escucha y luego habla. Y que cuando lo hace, la Rahola empieza a hacer poses tipo Regan, la niña del exorcista. Pasen, vean y compruébenlo.

L’enhorabona, dolço català tranquil.

Dolça i imperturbable Catalunya…

bastoncillo



Categories: Mejor juntos

Tags: , , , , ,

7 comentarios

  1. Esta “ilustrada” élite del separatismo catalán (Rahola, Puigdemont, Cucurull, Forcadell, Más,……) llevarán a los “ilusos” seguidores a un paraiso pleno de felicidad. Que nivel de sensatez y coherencia.

  2. Yo no sé por qué insisten en sacar a esta verdulera.

    Me pongo enfermo cada vez que oigo su voz.

    No entiendo como una persona así puede entrar en el Real Club de Polo.

  3. Escuchando personas del nivel de esta gran intelectual admirada en el mundo entero (incluso por los judios de Guayaquil!), gran hombres de estado como el President Puigdemont y otras elites de nivel internacional como el Señor Junqueras o el Señor Romeva, cuando uno considera que en esta region estan revolucionando las ciencias politicas y reinventando el derecho internacional, estan llevando el concepto democracia mas alla del mas utopico paradigmo que hasta los estadounidenses hacen complejos, cuando observo este pueblo tan culto y tan orgulloso de un sistema educativo que, sin posibilidad ninguna de dudar, es EL MEJOR del universo… cuando considero todo eso, os quiero felicitar por ser tan magnificos y agradeceros por vuestra contribucion decisiva a la civilizacion occidental.
    Hoy es un gran dia, Hoy es vuestro dia!

    VISCA PALETUNYA!

  4. La ara hola está ya bastante pasadita. Ya huele.

  5. La Rahola y la María Patiño tienen las mismas formas. Parecen almas gemelas.

  6. Joan López Alegre o cómo cantar las cuarenta verdades, sin levantar la voz ni perder la compostura.

  7. Al lado de la Gayola
    Carmen de Mairena es una Lady De la época Victoriana.

Deja un comentario