El grito de los catalanes libres de nacionalismo a Madrid: “¡Únanse de una vez!”

Esto es lo que hay que hacer, señores del Congreso.

españa cataluña europa

Como parece que en el Madrid político no se enteran (“tranquilos, ya ha bajado el suflé”) y siguen con el reflejo de la Transición (PP odia a PSOE, PSOE odia a PP, el partido antes que España, prefiero pactar con nacionalistas que con mi rival nacional) Josep Ramon Bosch, José Rosiñol i Ferran Brunet firmen avui un article memorable a l’ABC. Diagnostican y proponen soluciones, que son literalmente las de Dolça Catalunya (gracias por la cita):

“El 11 de septiembre es la «diada», la fiesta oficial de la Comunidad Autónoma catalana. Debiera ser una celebración alegre, una fecha con la que todos los catalanes sin excepción pudiésemos sentirnos representados y cómodos, con una simbología inclusiva y plural, pero en los últimos años se ha convertido en el día álgido de exaltación rupturista y que deja en evidencia la división existente en la sociedad catalana. El 11S se conmemora la victoria en Barcelona de las fuerzas borbónicas en la guerra de sucesión a la Corona de España en el 1714. La conmemoración de una derrota no es el motivo óptimo para una fiesta oficial, alienta el odio y el renco, se falsea el pasado común histórico reviviendo una fantasía anacrónica, y desde 2010 la festividad ha sido manipulada por los partidarios de la secesión de Cataluña del resto de España, promocionando desde las instituciones públicas manifestaciones, concentraciones y todo tipo de performances separatistas. (…)

En la agenda política española el problema del nacionalismo separatista catalán debería ocupar un lugar clave. (…) En virtud del desconocimiento y la contemporización de los gobiernos de España, el precio a pagar por la resolución del desafío separatista al Estado de derecho español, a la democracia y a España ha ido creciendo. Ahora ya sufren las cuadernas de la entera democracia española. La convivencia entre los españoles, de modo sobresaliente en Cataluña, soporta una tensión elevada. La vulneración de los derechos de los catalanes, y por extensión de los españoles, no tiene justificación. Éste es un déficit de la democracia española que afecta muy negativamente al presente y futuro de mucha gente, la más débil de Cataluña. (…)

Los partidos centrales de España ¿conocen el reto del nacionalista catalán y las nefastas consecuencias a las que nos conduce? ¿Por qué lo obvian, cuando, ineludiblemente, la democracia española deberá resolverlo? Por primera vez en la historia de nuestra ya no tan joven democracia, los resultados del 20D y, sobre todo del 26J, se abrió la ventana de oportunidad de conformar un gobierno de Gran Coalición que enfrentase los desafíos de nuestro país, empezando por el desafío separatista catalán, un momento de cambiar las dinámicas y lógicas heredadas de los años ochenta y noventa del siglo pasado y profundizar en la cultura del pacto, del consenso y de la responsabilidad. No fue así. El sistema político español no tuvo la altura de miras y la generosidad suficiente para esto, aparentemente enredado en peligrosos personalismos y cortoplacismos electoralistas. Lamentablemente, el tiempo juega en contra de los intereses del bien común y del proyecto común, la ventana de oportunidad es cada vez más estrecha, y parece que dejarán que se cierre si reaccionar, posponiendo en el tiempo un problema enquistado y que necesita una acción inequívocamente unitaria para solucionarlo.

Dejada a su libre albedrío, la agenda política catalana –fijémonos, una agenda diferente, separada y desconectada de la agenda política común española– encara propuestas surrealistas. El lector pondrá las comillas: desfile, muchas performances en el extranjero -para quebrar la imagen de España-, desconexión, estructuras de Estado, ley de transición entre la legalidad española y la legalidad catalana y para imponer ésta a los catalanes, para legitimar un juego de hechos consumados, un golpe de Estado sustentado en una minoría social y liderado por la élite nacionalista, activar un proceso constituyente, constitución de la república catalana, declaración unilateral de independencia, referéndum unilateral de independencia… (…)

¿Qué hacer? Este fenómeno genialísimo del constitucionalismo catalán que es «dolcacatalunya.com» lo expresa así:

«¿Qué hay que hacer hoy? Unirse en Madrid. PP+PSOE+C’s suman 254 diputados en el Congreso, el 69% de los votos y el 73% de los escaños. Mayoría sideral para superar el nacionalismo y construir una España en paz y convivencia. Estos partidos deben pactar las “Bases de Convivencia”, unos breves puntos que acuerden unidad de acción frente al plan separatista y se dispongan a superarlo.

Cumplir la ley en Cataluña. Inhabilitar y multar a los funcionarios públicos que han incumplido las leyes.

¿Qué hay que hacer pasado mañana? Crear. Superar el nacionalismo y la morfina de las ideologías, darnos cuenta de nuestras capacidades y talentos, perder los complejos, desembozar nuestras fuentes creativas, ganar seguridad y confianza, recobrar la empresa común, vigorizar las entretelas del alma y lanzarnos sin miedo a solucionar los problemas del mundo, que son los nuestros, con iniciativa y creatividad».

Desgraciadamente la sensación generalizada en Cataluña, es que los catalanes libres de nacionalismo estamos abandonados por el Estado, y que el desafío separatista sólo puede solventarse con un gobierno de Gran Coalición o, como mínimo, de un gran acuerdo de todos los partidos constitucionalistas. No hay soluciones mágicas al proceso rupturista, pero desde un gobierno estable y transversal debe ponerse en marcha un plan de inteligencia emocional que revierta la situación de secuestro propagandístico que sufrimos los catalanes desde hace décadas”.

No parece difícil ¿verdad? Pues lo es, porque exige posponer los intereses particulares y emprender la verdadera regeneración de España con acciones muy claras:

  • Cambiar el PSC, ya sustituido por ERC, y crear un PSOE en Cataluña antes de que el Partit Suïcida de Catalunya se descerraje el tiro definitivo.
  • Cambiar el PPC, probando en Cataluña el cambio que debe producirse en el partido en toda España.
  • Alentar un partido catalanista moderado en Cataluña tras la extinción de CDC. Es quizás la misión de los restos de Unió.
  • Reenfocar la prioridad de C’s en Cataluña, barrio a barrio, puerta a puerta.
  • Cambiar a Rajoy y a la cúpula del PP. En 4 años de mayoría absoluta no han afrontado el mayor problema de España.
  • Cambiar a Sánchez y a la cúpula del PSOE. Son mediocres y no han entendido el mayor problema de España.
  • Cambiar la ley electoral. Ha facilitado el chantaje nacionalista durante décadas y entorpece ahora la formación de gobierno.
  • Cambiar la ley catalana de subvenciones a los medios de comunicación. No money, no honey. Basta de llepasubvens y lavado público de cerebro.
  • Cambiar la ley de Educación para ofrecer escuelas libres de nacionalismo. Aplicar a fondo el dretadecidir de los padres en la educación de sus hijos.

Sres. de Madrid: la portería está vacía y sólo necesitamos que alguien chute. Si no se mueven marcarán ellos, los que quieren deshacer España en la división, el populismo y el odio. Llevan uds. muchos años paralizados; dejen paso a la cantera, al banquillo. No están uds. a la altura.

Por cierto Majestad, ¿tendríais la gentileza de informarnos de vuestras gestiones para lograr la unidad de los españoles?

Dolça i paralitzada Espanya…

bastoncillo



Categories: Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , , ,

18 comentarios

  1. Tratar de ver ahora responsabilidad en Cs, cuando esta formación nace de catalanes hartos de nacionalismo antidemocrático, y no ver esa responsabilidad en los partidos PP y PSOE, que en permanente lucha caínita prefirieron los votos de un nacionalismo disfrazado de moderación.
    Tengan la valentía hoy, primero de reconocer tantos errores, segundo aparcar sus luchas fraticidas que tanto daño hace a la población que dicen defender, tercero priorizar el bien común al de sus partidos-empresas.
    En Cataluña somos una mayoría silenciada y abandonada por los gobiernos del Estado, Cs con un puñado reducidísimo de valientes sin complejos, han crecido de la nada a 25 diputados y logrando ser la oposición. Mucho más mérito, cuando han tenido en frente todo el independentismo con su monstruoso aparato de propaganda, y a los partidos estatales por miedo a que les reduzca sus votantes.

  2. Curioso que celebren una derrota al igual que Castilla y León donde celebran el 23 de abril, la derrota comunera, hasta en esto son de común con los castellanos.
    Para mi la fiesta más celebrada es Sant Jordi, una festividad de todos los catalanes.

  3. Lo malo es que estos periodistas bienintencionados predican en el desierto… en “Madrit” políticos de vuelo de perdiz sin ningún sentido de estado, partitocracia en estado puro. De los de aquí ya ni hablo…

  4. Pedro Sánchez PSO(E) tiene secuestrado a todo un país de 45.000.000 de habitantes. Nos ha condenado al bloqueo institucional y no podemos esperar nada bueno de esta situación, máxime cuando se anteponen los motivos partidistas a los nacionales.

  5. Y en cuanto al C,s, sería mejor que desapareciera, sólo han conseguido dividir a la única fuerza antiindependentista. (Dividete y serás vencido)
    No se dan cuenta que sólo son unos oportunistas? No hace falta ser muy inteligente para entenderlo

    • Coincido, un producto al que se ha apoyado mucho, en todos los sentidos, personas muy inexpertas que quieren empezar mandando y así les va

    • C’s: 8 escaños menos en el Congreso y 112.000 votos menos en Cataluña. ¿Hacemos cambios? Ya sabéis, Rivera hace de Durán, Girauta de Lleida y Arrimadas, como es mujer, puede hacer las dos cosas a la vez: la nueva Durán i Lleida (jerezana). Su intervención de hoy en un desayuno informativo lo confirma plenamente.

      Algunos empresarios, banqueros y medios catalanes cada día están más contentos con ella. ¡Quién se acuerda de Josep Antoni!

  6. Totalmente de acuerdo con el Lobo Estepario, pedir cordura al ps(sinO ni E) es otra utopía…y sus votantes unos ingenuos.

  7. Excelente artículo aunque poco objetivo en mi opinión. Cambiar a Sànchez, Rajoy y sus partidos, en cambio a pesar del fracaso de C’s reenfocarlo puerta a puerta, barrio a barrio, si no entiendo mal apoyarlo. Ya lo he dicho, apuestan mucho por Rivera, y por ahora, y a pesar de tanta ayuda ha demostrado muy poco.

  8. El PSOE siempre ha sido un partido esquizofrénico.

  9. Excelente artículo de Dolça Catalunya.

    Sin embargo, Madrid ya malvendió hace muchos años a los catalanes al nacionalismo.

    La única solución posible es, (salvo un milagro de que vengan nuevos políticos valientes y patriotas, opción aún muy lejana) que los catalanes leales a España den una patada electoral al separatismo. Osea, que se valgan por sus propios métodos legales.

  10. Suscribo palabra a palabra y letra a letra lo dicho en esta entrada, aunque creo que el problema principal es el PSOE, que no se aclara respecto al modelo territorial y su idea de España, y por desgracia sigue atrapado en la dinámica de la transición e incluso, lamentablemente y siento decirlo, a veces en la de la propia guerra civil. Es un partido que ha quedado atrapado en el túnel del tiempo, incapaz de avanzar y renovarse en línea con las necesidades que tiene nuestro país.

  11. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ SIEMPRE UNIVOS VS EL ODIO Y FASCISMO DE LOS CATALANISTAS !!!!!!!!!!!!

  12. Más claro agua…! Renovación para conservar la unidad de España y marginar a los nazionalistas indepes catalanes…!

  13. Nuestros propios politicos “desarmándonos” frente a totalitarismos y populismos.

  14. Estupendo, enrorabuena por esa claridad de ideas y acertados planteamientos
    Nunca es triste la verdad, lo que no tien es remdio..

Deja un comentario