Los violentos planes de la CUP

Valentí Puig radiografía el plan de la CUP para sumir Cataluña en el caos

arran cup

A Valentí Puig hay que escucharle siempre. Este heredero de Pla, que ha hecho por la lengua catalana mil veces más que los separatistas que se cuelgan medallas, es una voz de sensatez y fino análisis de lo que ocurre en Cataluña.

Por eso vale la pena escuchar su visión de lo que representa la CUP y su papel en la política catalana. Da miedo, pero es mejor ser conscientes de los planes de estos generadores de violencia.

Escribe Puig en El Subjetivo:

“El futurismo condensó tanta violencia en el arte que todo un siglo saltó por los aires al fundarse los totalitarismos. Fascismo, comunismo y anarco-sindicalismo aprenden de Georges Sorel el poderío de la violencia prefigurada en Mussolini nadando virilmente o Lenin llegando a la Estación de Finlandia en su vagón blindado. Barcelona llegó a ser conocida mundialmente como la ciudad de las bombas. En el anarco-sindicalismo, Georges Sorel –con sus “Reflexiones sobre la violencia”- impone la idea de que sin violencia no habrá capacidad colectivista. Casi cien años después, Georges Sorel logra su “remake” de la mano de la organización política conocida como la CUP. Todas sus propuestas son ultra-radicales, unilateralmente secesionistas y anti-sistema pero hasta ahora no habían proclamado que hará falta violencia política para que –como hipótesis- el Estado sienta la urgencia de la fuerza bruta. Es decir: hay que llevar la secesión unilateral hasta el límite, hasta que el Estado español entre “en contradicción antidemocrática” y tenga que recurrir “a algún tipo de fuerza legal o incluso de la fuerza bruta”. Es de una simplicidad que ofusca, sustancialmente porque el anti-sistema es un sistema paranoide. La CUP comienza quemando la Constitución en el salón de plenos del ayuntamiento de Barcelona y prosigue con una gestualidad consistente en quemar contenedores o cajeros automáticos. Tanta hostilidad se nutre del rechazo del Estado de Derecho, las formas pluralistas o el principio de la propiedad.

Hay que forzar al Estado para que ocupe el espacio del caos con la imposición coactiva. Si el Estado es el mal, ¿cómo reconocerle el monopolio legítimo de la violencia?  Al contrario, la CUP acapara la violencia política para tensar al máximo la circunstancia y hacer que los poderes legítimos del Estado respondan a la violencia con la violencia. Es evidente que la CUP –anticapitalista, anti-OTAN, anti-Unión Europea y “okupa”- va más allá de la psicopatización del descontento. En el ayuntamiento de Barcelona, tan fragmentado, tiene  3 concejales de 41 –tantos como el PP- y en el parlamento autonómico de Cataluña ocupa 10 escaños de 135, determinantes por sus acuerdos con los independentistas de Junts pel Sí –en parte, restos de Convergència-, especialmente para que se aprueben los presupuestos. El pavor abruma al votante nacionalista de clase media. Es la mímesis de aquella tensión perfecta sobre la que tanto especuló Sorel. Coinciden en la descalificación de la reforma y la confrontación con el Estado. Sorel fue uno de los brujos maléficos del siglo XX. Weimar colapsó. Para la CUP, hay que provocar la anomia puesto que la ley, como portadora de la proyección paranoide, es el enemigo. Para eso está Zizek.”

Ens queda clar quins són els plans de la CUP. Entenderlos para rechazarlos y no permitir que nos hundan en sus proyectos de violencia antisistema.

Dolça i previnguda Catalunya…

bastoncillo



Categories: Catalunya de tots, Dando el golpe, Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , , ,

21 comentarios

  1. Estos antisistema son muy capaces de castigar a los catalanes que rechacen el futuro D.N.I de la República catalana.¿nos marcarán como hizo Hitler con los judios?

  2. Lo malo es que en España Adolfo Suárez acabó con la extrema derecha. Hoy sería divertido ver darse a ambas locuras.

    • Divertido no lo seria porque los que acabarian muriendo serian nuestros hijos. O tu no tienes hijos Marc y te importa todo una higa.
      Hay que apagar las series de television para poder disinguir entre las series de violencia ficcion y la muerte real de seres inocentes que usan “agentes” y carne de cañon a partes iguales para lograr sus bastardos objetivos. No lo crees un poquito Marc?. Prudencia. Que si empieza NO sera una broma.

  3. Cada vez encuentro más similitudes entre la series “Narcos” y el “Pruces”. Los chantajes al Estado de Derecho de los independentismas son los mismos que los de Pablo Escobar.

  4. Aquí hay mucho de postureo y violencia virtual de boquilla.
    Habría que ver que sucede en el momento de coger el fusil y organizar una revuelta real….los antecedentes de 1934 fueron palmarios….se cagaron en los calzoncillos y el generalito de turno acabó con el movimiento en unas horas.
    Mucho ruido y pocas nueces, o si quieren “Perro ladrador, poco mordedor”

  5. Y a pesar, de dar miedo, tienen razón, no se puede estar indefinidamente, poniendo la otra mejilla…… Ante la violencia en las calles contra todo y todos los que no piensen como ellos, que hacemos???? sentarnos a contemplar como nos pegan y prenden fuego a nuestras propiedades????? reírles las gracias y unirnos a ellos????? seguir permitiendo, que todos nuestros ahorros y dineros, recaudados para seguir con su “fiesta”, se dilapiden sin poner freno????? acaso, esto no es una forma de dictadura????? Da miedo, pero es que, llegará un momento, en que no habrá otra salida…..

  6. Las tesis para transformar la sociedad a partir de un acto revolucionario y violento, son bien conocidas. En su momento (finales del XIX), podrían haber sido interesantes, o por lo menos llevar a una reflexión. A estas alturas y viendo todos los “experimentos” fallidos y sus nefastas consecuencias, parece increíble que todavía tengan seguidores. Será que no han leído nada y han aprendido menos.

  7. No inventan nada…Y sí, son muy violentos. Pero de boquilla ya que la inmensa mayoría proviene de la clase media y alta y por tanto tienen más que perder que ganar si se “tiran al monte”…

    Lo que no es descartable es que una pequeña minoria funde un grupusculo terrorista, pero no me imagino a estos payasetes protagonizando en masa una revolucion de octubre 2.1 ya que ironicamente, pese a odiar al “sistema” casi todos son, o esperan ser, funcionarios del estado (especialmente maestros, lo que explica la abominable calidad de la enseñanza pública)

  8. Aquestos “cupaires” agressius s’haurien de dir “cop-aires”.

  9. Bravo por Valentín Puig.

    Ya que el Estado de Derecho en España brilla por su ausencia, tendrán que ser los catalanes los que manden al guano a los partidos separatistas y populistas.

    Mientras tanto, agarrarse los machos que vienen curvas.

  10. JOE pues al desertor del arao el Zamorano no se le ve precisamente famelico…
    Y currante como que tampoco.

Deja un comentario