Le presentamos al inventor de la cubana, la bandera del separatismo

Falsedat, egoisme, enveja, odi, divisió, violència i, finalment, potser sang.

cubana ETA

La cubana tapant una esvàstica amb el nom d’ETA: dues ideologies nacionalistes que porten a la violència

El nacionalismo es una ideología del siglo XIX que destrozó Europa en el siglo XX bajo la bandera del supremacismo racial y la xenofobia. El profesor Kedourie sostenía queno hay ninguna distinción, claramente definida, entre el nacionalismo lingüístico y el racial”, y así lo confirma Pompeu Fabra firmando el manifiesto “per la conservació de la raça catalana”. Los nazis decían que “los catalanes son una raza muy diferente de la española”, l’avi Macià quería “imponer Browning en mano el respeto a la raza”, el exdirector de Cultura de la Generalitat dice que los “catalans som millors” que los“espanyols”, Junqueras habla de “más proximidad genética con los franceses que con los espanyols”, y a los ideólogos nacionalistas se les escapa su xenofobia.

eta cubana

También a Vicenç Ballester, el fanático inventor de la cubana que firmaba “Mori Espanya”, le salía el hitlerito. Vean algunas de sus frases recogidas en un libro reciente:

“El Català que no és Català no és res”. Así, con mayúsculas totalitarias. Sólolanació nos da el ser. Lo mismo repite el presidente de Òmnium/bÒdrium/mÒmium:“fuera del eje nacional no hay vida”. Es la esencia del nacionalismo xenófobo.

“L’Escola Catalana és el planter dels futurs patriotes”. También en mayúsculas, absolutizado. Ya lo decía Fichte: el nacionalismo entiende la escuela como adoctrinamiento nacionalista, igualito que las Hitlerjugend y los lemas de Somescola.

“Quan tots, absolutament tots els rètols de les nostres botigues siguin en Català, aleshores -i no abans- podrem començar a parlar de la llibertat de la Pàtria”. En mayúsculas idolátricas, el Català es liberador. Pura alfalfa nacionalista salida del magín de Fichte.

“Català: no compris res foraster ni a cap foraster si a Catalunya hi ha d’allò que et cal i Català que ho vengui: per a menjar, per a vestir, per la higiene, per als teus plaers”. Otra vez la mayúscula divinizante de Catalunya para rechazar al extranjero.

Cada cop està més clar que no hi ha res de més contrari al tarannà català que el nacionalisme, aunque nuestros políticos dediquen plazas a xenófobos como Ballester.

Mañana, cuando vean a algunos catalanes paseando la cubana, piensen en esto.

Dolça i fanatitzada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pura raça

Tags: , , , ,

5 comentarios

  1. NO SÉ QUÉ DECIR

  2. Salvo Josep Tarradellas, sólo hay que ver a los salvapatrias catalanes para darse cuenta de la superioridad racial que demuestran ???

    Y los pensamientos del tal Ballester, ya estaban caducos ennel siglo XIX.

    Pobre Cataluña, lo que has sido y cómo te están dejando…

  3. Está claro que Ballester se quedaría patidifuso si levantara la cabeza con lo de comprar a forasters. Me pregunto que pensaría de lo de sacar pasta gansa para disfrute de automóviles deportivos, joyas etc de los Pujol y adyacentes. Del resto de sus puntos, habría mucho que puntualizar desde otros lugares de España, mercado de los productos catalanes, bien protegido por los sucesivos gobiernos centrales. Lo mismo para su enriquecimiento en Hispanoamérica, incluido el mercado editorial. Nada, un cretino que no se enteraba de quién compraba a quién.

  4. Dice un refrán popular:
    Cogiendo la de Aragón
    y la bandera cubana
    ideó un tontorrón
    la estrellada caspalana
    y la colgó en su balcón.
    Y ahora trémulo le pone
    el incienso Puigmojón.

Deja un comentario