Pasmo al descubrir lo que pensaban de verdad los catalanes de 1714

Las fuentes originales desmontan el relato nacionalista.

cantero

Ya nos hemos hecho eco de la aparición de un libro, importante, riguroso y documentadísimo, sobre Narciso Feliú de la Peña, una de las figuras clave del austracismo catalán durante la guerra de Sucesión y el primer historiador catalán de relieve, como lo pone de manifiesto su magna obra, los Anales de Cataluña.

El libro, Los orígenes de 1714, no lo citan los separatistas ni en sueños, y se comprende. Porque lo que se aprende en la historia real, no en la inventada por los nacionalistas, la que se basa en y reproduce abundantísimas fuentes, es que Narcís Feliú y los catalanes de 1714, con sus aciertos y sus errores, eran unos patriotas españoles de los pies a la cabeza.

Por si alguien tiene dudas, vean lo que escribe Feliú de la Peña en sus Anales sobre Cataluña y España:

  • “Desde los tiempos más remotos Cataluña es provincia de España, la más vecina a Francia hacia el norte”.
  • Cuando se reconquistó Barcelona a los musulmanes, no sólo se recuperó Cataluña, sino que se adelantó en la entera recuperación de España”.
  • Jaime I fue “columna de la Fe y escudo de los fieles, cuchillo de los infieles, delicias de España, gloria de Cataluña.
  • Y refiriéndose al Archiduque Carlos de Habsburgo, el pretendiente al trono de España que apoyaban Feliú de la Peña y los barceloneses de 1714, escribe que sus partidarios obraban “en servicio de su rey y de toda la Monarquía Española”, y que la llegada del Archiduque a Barcelona el 22 de agosto de 1705 fue principio de la mayor felicidad para Cataluña y para toda España.

¿Se imaginan la cara de pasmo que se les quedaría a los jóvenes adoctrinados en el odio nacionalista si escucharan la voz de uno de los defensores verdaderos de Barcelona en la guerra de Sucesión?

Porque claro, nada de esto se explica en las escuelas-madrasas nacionalistas en las que se adoctrina a nuestros jóvenes, ni por supuesto tampoco en la máquina de instilar odio que es TV3%.

Pero la realidad es la que es y, a menos que logren quemar la última copia de los Anales de Cataluña, quienes no se quedan con el discurso oficial pueden leer de primera mano lo que creían y sentían los catalanes de 1714.

Que eran tan españoles y catalanes, que si los trajésemos a nuestros días con una máquina del tiempo se lanzarían con sus mosquetes y lanzas a perseguir separatistas hasta limpiar la tierra catalana de traidores a su Señor, monarca y Gloria de la España entera. Coses de l’època.

Dolça i austracista Catalunya…

bastoncillo



Categories: Catalanes universales, Historia, Mejor juntos

Tags: , , , , ,

9 comentarios

  1. Los separatistas se inventan la historia… una historia catalana que jamás ocurrió, salvo en las calenturientas mentes fanáticas de los nacionalistas.

    La historia es una disciplina científica, y la mentira histórica nunca dura mucho tiempo, antes que la verdad salga a la luz. No hay mal que cien años dure.

  2. La Diada, el acto más españolista de la historia. Cataluña se opone a que España sea regida por borbones porque tenían miedo de que la entregaran a Francia, ya que deseaban como la que más, permanecer en España.

  3. Lo tengo en mi lista d libros a leer…
    este y otro sobre los ” idolillos” d los revolucionarios d izdas y su vida privada…

  4. Entre algunas cosas buenas de los “botiflers” o dinastía borbónica, se puede mencionar un notable debilitamiento de la Inquisición, a la diferencia de los austracistas. No todo es negro o blanco en la vida y en la historia.

  5. Los de arriba conocen la Historia pero la manipulan por conveniencia propia.

    El nacionalismo se cura con cultura.

  6. Los historiadores del futuro, van a tumbar la totalidad de la historia inventada de Catalunya… se van a partir de la risa las futuras generaciones de catalanes. Viendo que TODO fue una gran mentira del nacionalismo. Jordi Pujol y Artur Mas, serán nombrados como la peste y la inmundicia. Tiempo al tiempo.

    La mentira apesta.

  7. Donde puedo encontrar este libro? Diganmelo pronto, lo tengo que regalar a mis nietos

  8. Este libro es una vacuna esencial contra todas las mentiras que la propaganda del Régimen ha inculcado en la sociedad. Dudo mucho que, tras 36 años de lobotomización voluntaria, y propaganda continua; queden jóvenes con mente crítica.

Deja un comentario