“Español”, esa palabra que “inventaron” los catalanes

Lo explicaba el catedrático y primer presidente del Senado, Antonio Fontán, en 2003.

hug_iv_empuries_pero_mac3a7a_croada_mayurqa_1229

En un artículo recuperado por la gran Somatemps, nos enteramos del papel determinante de los catalanes en la aparición de la palabra “español”, una anomalía pues en castellano la terminación «-ol» no se usa para significar naciones. Como indicaba Ramón Menéndez Pidal, lo castizo en castellano hubiera sido «españón», voz construida con el mismo sufijo que bretón, sajón, frisón, lapón, borgoñón, etc.

La historia de la creación de la palabra tiene que ver con la invasión musulmana de la península y la emigración de numerosos cristianos a la Galia narbonense, lo que es ahora el Sur de Francia. Allí se les conocía como los «hispani» o «hispanos» y los sucesores de Carlomagno, en general, los acogieron favorablemente.

Explica Fontán que “El progreso de la reconquista peninsular, lento al principio en esta zona de la península, dio lugar a una repoblación de los espacios que iban siendo cobrados por los primeros condes catalanes. Al irse disolviendo la marca carolingia, vinieron de la Galia con pretensiones señoriales, personajes que se consideraban godos o hijos de godos, y otros francos, latinizados pero de origen germánico. Fueron famosos ya en Hispania, el godo conde Bera y el franco Vifredo. Pero el común de los repobladores pertenecían, sin duda, a esas comunidades de ascendencia «hispana» cuyos mayores se habían trasladado cien años antes a las Galias. Los franco-galos les daban a ellos y a sus hijos el nombre de «hispanos, hispani» y con una palabra de más sílabas, conforme al uso del latín de la época, «hispaniolos, hispanioli». (También a los francos («franci») se les llamaba «françois» o «françoises»). Ese «hispanioli» es la voz latina sobre la que se forma primero en catalán y luego en castellano el actual «español».

No es preciso suponer que esa palabra en su camino del latín al romance haya tenido que pasar por el trámite del provenzal. El catalán viene del latín, no del provenzal, aunque se parezca a éste. La palabra «español» nace directamente en el catalán -o «protocatalán»- que en esos tiempos estaba tomando cuerpo y forma. No es un «provenzalismo», sino un catalanismo.

Fueron los retornados que poblaron los condados catalanes y enriquecieron su demografía, los que, junto con sus personas, oficios, hábitos y familias, trajeron consigo el apellido de «hispanioli», sobre el que la lengua catalana acuña la voz «español» y, a través del castellano, se la regala al mundo. Los primeros «españoles» que se llamaron así fueron los abuelos de los catalanes de ahora.”

Dolça i espanyola Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Mejor juntos

Tags: , , , , , ,

23 comentarios

  1. Señor Llopis: muchas gracias. No, efectivamente, yo no soy historiador, aun cuando no carezco de suficiente formación histórica por mi conexión universitaria a las humanidades. Yo no sé qué nivel académico tendrá usted. Mi competencia formativa y universitaria (reconocida tanto en España como en Escandinavia) se mueve dentro de la lógica y el uso del lenguaje. (Aun cuando uso el lenguaje con infinidad de errores gráficos y meteduras de pata, es decir de tecla, al escribir en un foro de internet. Tendría que revisar el texto antes de hacer clic y enviarlo. Pero así tienen un motivo de crítica, si les falta otro). Mi actuación en esta discusión se refiere a la coherencia de lo que afirman.
    En la discusión abierta aquí yo vine a caer en la alusión a la Guerra de Sucesión y su significado para España y sus fronteras con Francia en la zona de Cataluña. Y me parece muy justo que usted declare que eso supone una limitación histórica y que hay que tomar en consideración también la Guerra de los Treinta Años. No me parecería mal que nos explicara lo que supusieron las relaciones entre España y Francia en uno y otro momento histórico y lo que eso supuso para lo que denominamos hoy Cataluña, independientemente del año en que el nombre se estableciera. Pues toda etimología (y en eso estoy al cabo de la calle) supone una derivación metonímica (si sabe usted lo que esto significa) en la que la denominación y el area de su significado siempre evolucionan.
    La discusión aquí se debe al (por algunos) pretendido origen del nombre de España. Y yo no hice sino un comentario meramente irónico, diciendo que si resulta que Cataluña es la madre de España, es injuto el que quiera deshacerse de su hija. Que es el asunto que está a la base de esta página de discusión y crítica del separatismo catalán. Mi comentario fue inmediatamente utilizado por alguien para hacer un comentario cuyo origen sería Creta (es decir cretino) abriendo una disputa sobre si es lícito utilizar la denominación de Cataluña o no. Y en esa vía aparece su comentario de historiador, señor Llopis.
    Si en algo tuve yo la osadía de recordar hechos históricos fue en lo que se refería a la significación de Cataluña (entienda usted como quiera el nombre, pero ya sabe a lo que me refiero) en la transmission de la cultura árabe al resto de Europa. Y se me ocurrió mencionar al monje francés Gerberto de Aurillac (escribí, creo, equivocadamente “Aurignac”) que fue el papa de aquel año 1000 (año que dio nombre a la tesis doctoral de Ortega y Gasset). Gerberto (denominado Silvestre II tras su nombramiento pontificio) había tenido importancia histórica en la introducción de la ciencia, la matemática y la técnica árabe. Conocimientos que había adquirido durante su estancia en el Monasterio de Ripoll (que, si no le molesta, afirmo que se encuntra en una localidad “catalana”). A esos comentarios respondieron agriamente que Gerberto no podia haber estado en Cataluña, ya que Cataluña (es decir la denominación) no existía entonces — como si eso tuviera alguna relevancia en mi mensaje — y que la expansion de la cultura árabe había terminado mucho tiempo antes, ya que los últimos árabes en España habían sido los almorávides. Todo esto demuestra la calidad discursiva (más bien “histérica” que histórica) de algunos participantes en este asunto . Y usted, señor Llopis, doctor en historia, se asocia a él también, desviando mi intención originaria. Es verdad que yo, en la discusión en que me vi metido, aludí a la relación histórica del sur de Francia con Cataluña, tema al que varios comentaristas han añadido detalles. En ese tema es de agradecer una precision de lo que supuso la Guerra de Sucesión, distinguiénola de la situación histórica y geográfica durante la Guerra de los Treina Años. Sobre ese tema yo no puedo aportar conocimientos especializados.
    Dios guarde a usted muchos años, señor Llopis.

  2. Yo diria que eso es “store telling”… es decir una historia bonita pero algo oportunista… El origen latin de la palabra “espanol” es incuestionable. Pero decir que el catalan no viene del provenzal sino del latin para establecer una relacion directa entre esta palabra y lengua catalana no me parece credible. En absoluto, decir que el catalan no viene del occitano/provenzal es una barbaridad. ..

  3. como cuento os ha quedado redondito, pero intentar definir que paso con todo esto con precision, no es mas que intentar cuadrar las fantasias con la realidad, cualquier teoria sirve y tiene el mismo peso, diga una cosa o la contraria.

  4. Tema de actualidad. “Hispani” designaba pues a los peninsulares refugiados en el Mediodía galo y luego retornados.

  5. Lo siento pero no me parece una teoría nada descabellada. Según la RAE la palabra “español” proviene del occitano, así que puede ser que de ahí pasara al catalán (máxime si tenemos en cuento que occitano y catalán son prácticamente el mismo idioma) y, de ahí, al castellano.

  6. Me da igual, yo la utilizó, habló catalán, español …
    Y si los separatas me quieren ofender por eso, me importan una Kk sus estupideces ridículas, catetes, tontas, obtusas y pueblerinas, llenas de prejuicios…

  7. ÚLTIMA HORA
    PRENSA DEL CORAZÓN
    rufi y Peggy de los teleñecos se separan
    Después de una relación de 5 años
    No hay declaraciones pero se rumorea
    De una infidelidad de rufi con la
    Gallina CAPONATA ( Claro ahora esta
    En Madrid ……)
    En otro orden de cosas Lluís Jack ( el
    Destripador ) presenta su nuevo álbum
    Recopilatorio de sus GRANDES éxitos
    Con grandes éxitos como
    Marinero de luces Torero de ovejas
    Soy un truhan soy un señor
    Apa voy a hacer un corral
    Y que hace una oveja como tú en
    Un sitio como esté?

  8. Si resulta que España tiene su origen histórico en Cataluña, no entiendo por qué esa manía de algunos de independizarse de su hija. En mi comentario a un artículo de esta serie en el que se habla del temido independentismo del sur de Francia (que perteneció a Cataluña y tiene una bandera semejante) ha desarrollado algunos dator históricos de la historia de la Cataluña medieval y su influencia en la difusión del conocimiento de la ciencia y la cultura árabe. Podría haber esciro eso en este artículo. Gerbert de Aurignac cuyo nombre como papa del año 1000 fue Silvestre II, se inspiró en la ciencia., la técnica y la matemática árabe durante su estancia en el monasterio de Ripoll. A él se debe la introducción de la numeración árabe (con el cero, que no existía en la engorrosa numeración romana). La palabra “cifra” signinfica “cero” en árabe. Y sabido es que “algebra” y otros términos matemáticos som de origen árabe.

    • Una pequeña precisión histórica para jlr 46: El sur de Francia (léase algunas partes de lo que hoy sería departamento de Languedoc.Rosellón) nunca perteneció a “Cataluña” así llamada, pues ésta jamás existió como entidad política soberana. Podríamos decir, eso sí, que perteneció al Condado de Barcelona, al Reino de Aragón, o incluso al Reino de Mallorca cuando Jaime I dejó en herencia estas tierras a su hijo Jaime II, a la sazón Rey de Mallorca (!ojo!, no confundirlo con Jaime II de Aragón, quien fue sobrino de este último y nieto de Jaime I)

      • Sr. LLopis, Gracias por sus precisiones. Yo hablo de Cataluña de un modo habitual. En la Edad de piedra tampoco existía España. Que yo sepa, hay una zona del sur de Francia que pertenecía a lo que hoy llamamos Cataluña y era del dominio de España hasta la Guerra de Sucesión. Si estoy mal enterado de eso, aclárelo y déjese de desviar la discusión mareando la perdiz. Tengo entendido que el Instituto de Estudios Catalanes y la Universidad de Perpiñan hablan de Cataluña Norte refiriéndose al Rosellón, que hoy pertenece al Departamento de los Pirineos Orientales de Francia. Si toda la zona sur del Rosellón siempre perteneció a Francia y no a España, aclare eso. Por supuesto que todos podemos confundir algo, pero tratar de aclararlo como usted hace, significa eso: marear la perdiz.

      • Y si vamos a corregirlo todo para dárnoslas de enterados, sabiondo Llopis, ni sé por qué se habla de España cuando todavía se llamaba Hispania.

    • Señor jlr46, el señor Llopis no ha mentado a España, eso lo ha hecho usted. A lo que, infiero, el Señor Llopis se refiere, es al hecho de que Cataluña no ha existido como entidad soberana hasta hace muy poco tiempo. Que los Condes Catalanes contaran con partes de lo que ahora es francia bajo su señorío no hace a esos lugares cataluña, ni catalanes. Ahora bien, sí que formaron parte del Reino de Aragón, o del Reino de Mallorca. Sería interesante debatir la diferencia entre las posesiones de corte puro o más señorial (piense también en el Franco Condado de Carlos I), y entre las posesiones integrales de un Reino.

      Lo que queda claro fuera de toda duda es que tanto Catalanes como Vascos se consideraban parte integral y fundadora tanto del concepto de español, como de España; hasta que un hatajo de desaprensivos decidió buscar provecho en generar odio e identidades contrapuestas. Lo cual es un auténtico drama.

      • Otro más que se dedica a marear la perdiz, eel que firma como patfinley. De qué está usted hablando y que me está reprochando? Yo he dicho irónicamente que, si algunos consideran que España es hija de Cataluña, no tendrían los catalanistas que repudiar a su hija. Y si usted es tan cerrado de molera que no entiende la ironía ( ya demás usted mismo tergiversa los hechos), déjese de empobreder esta discusión con comentarios absurdos. Basta con que tengamos que soportar las tergiversaciones don José María (Justicia de Aaragón). A mi me trae sin cuidado como se llame, pero me hace gracia el que use ese título histórico. Y que no tiene ni idea de los que hizo o no hizo Silvestre II está claro. Gerberto de Aurillac stuvo en el monasterio de Ripoll antes de ser papa. Y ese monasterio estaba en lo que entendemos por Cataluña, se llamara o no se llamara Cataluña entonces.

    • Yo tengo entendido que esa parte sur que hoy pertenece a Francia (el Rosellón y la Cerdaña francesa), antes pertenecia a España y viiceversa, lo que hoy pertenece a España, esos condados pertenecia a Francia.Lei en un articulo que ante la enemistad de Jaime I de Aragón y Luis IX de Francia y a propuesta de los hombres bueno, deicidieron intercambiarse esos condados y para eso firmaron lo que se llamo el Tratado de Corbell .Pero sobre el año 1.137 que creo que era cuando Berenguer IV era conde de Barcelona, Cataluña todavia no existia geopoliticamente, solo existian condados dispersos cuyos condes debian vasallaje a los Reyes Carolingios y debian pagarle tributos,ni siquiera se heredaban, una vez muerto el conde pasaba a otro, lo que si se dice es que cuando estos
      condes iban a pagar sus tiributos, los recibian diciendo:” ya vienen los hispanos”.

      • Estos amigos Patfinley, Llopis y, sobre todo el Justicia de Aragón me han dejado con el culo en el bidet, es decir “ano nadado”. La España de antes y después de la Guerra de Sucesión es uno de los períodos más complicados de nuestra hostoria. Yo no pretendo diminar sus detalles, pero ustedes lo que deben hacer es leer y enterarse un poco mejor. Yo lo único que he afirmado ha sido que el Rosellón se perdió formalmente con la Paz de los Pirineos de 1659. Y los catalanes nunca creyeron que con un rey Borbón en España pudiera recuperarse. El hecho, pues, de que los catalanes se adhirieran al bando carlista en la Guerra de Sucesión, fue decisivo para que el Rosellón pasara a ser propiedad de los franceses y nunca fue posible recuperarlo para Cataluña. Punto!

    • Sr: jlr 46: Yo simplemente hice una pequeña precisión histórica, sin la más mínima descalificación hacia su persona. Ud. me responde con la fórmula exactamente opuesta: Nuevas imprecisiones históricas (confunde, por ejemplo, la Guerra de Sucesión con la Guerra de los 30 Años -que es en la que España pierde el Rosellón-) y descalificaciones personales hacia mi persona (sabiondo, enterado, marear la perdiz…) y hacia otros lectores que han participado en esta entrada.
      Ante este hecho, le informo que no tengo por norma entablar ningún tipo de diálogo, y mucho menos de polémica, con quienes -y dejando totalmente al margen su mayor o menor grado de conocimientos- utilizan la descalificación personal en estos foros de internet. Creo que no merece la pena que, ni yo ni nadie, malgaste su tiempo en ello.
      Declino pues su invitación a aclararle a Ud. nada, más allá de la nueva pequeña precisión histórica que acabo de hacerle (y digo pequeña porque, obviamente y a diferencia del que sería mi caso,, no le supongo a Ud. profesional de la Historia).

  9. Asi pues los catalanes antes que catalanes fueron hispaniolis, o sea españoles.

    • Pero, ¿usted por qué cree que la Marca Hispanica es la Marca Hispánica?

      Es de cajón: porque está en Hispania (palabra latina que traducimos en español por España; los franceses por Espagne; los italianos por Spagna…)

      Lo de “marca”, no tiene nada que ver con Colacao o Adidas…
      es el territorio que está gobernado por un “marqués” (hasta aquí llega mi ciencia)

      La Marca Hispanica corresponde al norte de lo que es hoy Cataluña.

Deja un comentario