¿Ya conoce la última manipulación nacionalista del lenguaje?

El laboratorio de neolengua nacionalista emite instrucciones para no decir “Declaració Unilateral de Independència”.

nodui

El nacionalismo es un culto público a lanació que inventa un lenguaje para construir marcos mentales en los que encerrarnos a todos bajo apariencia de paraíso. Las palabras nacionalistas no surgen espontáneamente: son diseñadas por expertos en comunicación, publicidad y seducción de masas, pagats per tots els pepets i maries de Catalunya però al servei d’un projecte ideològic; testadas en grupos de consumidores y lanzadas al ruedo político a través de todos los medios del Règim. Esa es la tarea estratégica de Vilajoana (ex-Tiempo BBDO), en la que también colaboró Leopoldo Rodés (ex-Tiempo BBDO y creador de Media Planning).

De los laboratorios lingüísticos nacionalistas surgieron palabras como “dretadecidir” (“la chorrada que nos inventamos para no decir derecho de autodeterminación”, según confiesa su inventor en este vídeo), “espanyansroba”, “espanya i catalunya”, “ensvolenaixafar”, “mandatdemocràtic”, “volemvotar”, “unionista”, “sobiranista”, etc. Su éxito es tan espectacular que hasta los medios libres de nacionalismo repiten estas palabras sacramentales, aceptando jugar en el marco semántico que establece el nacionalismo.

Ahora, por despiste de Neus Munté, ha salido a la luz la última manipulación léxica referida a “Declaració Unilateral de Independència” (DUI):

La diversidad de léxico de JxSí apunta siempre a una misma dirección: evitar el término tabú. La palabra maldita. Unilateral. La coalición tiene claro que esa es el vocablo impronunciable ocurra lo que ocurra dentro de 18 meses y así lo ha ordenado a todos sus miembros. (…). La razón de evitar el término responde a dos motivos: la palabra asusta a unos eventuales aliados en el proceso, la comunidad internacional -la declaración del 9N ya recibió algunos avisos-, pero tampoco gusta a algunos votantes, que asocian unilateralidad con conflicto e inseguridad. (…) Además, el concepto de unilateralidad siempre remite al caso kosovar”.

En el nacionalismo, como en cualquier ideología, las palabras se ponen al servicio de un proyecto deshumanizador con el fin de falsear y esconder la realidad, y hacer pasar por bueno lo que es perverso y artificial. ¿Dejamos de hablar como los nacionalistas y empezamos a hacerlo como personas normales?

Dolça i neolingüista Catalunya…

bastoncillo

 



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

6 comentarios

  1. DC. siempre acertando en desenmascarar las manipulaciones secesionistas.
    Lo sorprendente no es que un grupo totalitario manipule el lenguaje y falsee los conceptos; eso es lo esperable. Lo asombroso es que los no-secesionistas les sigan el juego y entren en la trampa. Totalmente de acuerdo.

  2. Como el partido nazi con Hitler, la misma técnica

  3. POBRES HORDAS DE CATALAZOMBIS CÓMO LES LAVAN EL CEREBRO

  4. Denuncia, denuncia,denuncia… Por cierto; ¡que bonito lo de “seducción de masas”..! A eso hasta ahora se le llamaba “MANIPULACIÓN DE MASAS”. ¿Acaso no hemos llegado a esta situación a través de la MENTIRA, LA TERGIVERSACIÓN Y LA MANIPULACIÓN?

  5. Magníficamente bien explicados la trampa y sus objetivos.

  6. Esto me recuerda cómo, hace unos años, hablaban de “hechos diferenciales” que pasaron a ser “derechos históricos” (como en el nacionalismo vasco) y luego no recuerdo en qué se transfomaron.

Deja un comentario